joomla visitor
Auditoría
MÉXICO SA
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 279

MÉXICO SA
CARLOS FERNÁNDEZ-VEGA


■ Desocupación: otros 410 mil
■
FC: ¿“Recuperamos el paso”?
■
¡Benedicto XVI… un favorcito!

 

PUES NADA, QUE LAS CIFRAS históricas del pasado mes de febrero en materia de empleo formal, presumidas con bombo y platillo por el inquilino de Los Pinos, ni de lejos alcanzaron para contener, ya no se diga hacer retroceder, la tasa oficial de desocupación abierta en el país.

POR EL CONTRARIO, con todo y los 130 mil empleos formales presumidos por el susodicho, en el segundo mes del presente año 215 mil mexicanos engrosaron las filas de la desocupación abierta y alrededor de 60 mil más a duras penas lograron colarse al mercado laboral por la puerta de atrás, es decir, por el creciente y vigoroso sector informal de la economía.

CarlosFdezVega

Si el comparativo se anualiza (febrero de 2011 contra igual mes de 2012), se constata que el sector formal de la economía de plano está paralizado en materia de empleo, de tal suerte que en los últimos 12 meses la tasa oficial de desocupación abierta se mantuvo sin mayor alteración: 5.38 contra 5.33 por ciento entre una fecha y otra. Lo que sí aumentó en el periodo fue la ocupación en el sector informal (0.79 puntos porcentuales), para llevar este indicador a 29.14 por ciento de la población ocupada, contra 28.35 de un año atrás, de acuerdo con el más reciente informe que sobre el particular divulgó el Inegi. Así, alrededor de 14.6 millones de mexicanos sobreviven en la informalidad, contra 13.4 millones que laboran permanentemente en el sector formal.

Así, en febrero pasado las urgencias laborales de 215 mil mexicanos de plano terminaron en la desocupación abierta, a razón de 7 mil 414 por día. Si se incluye el resultado de enero del presente año, entonces la producción de desocupados en el primer bimestre de 2012 aumenta a 410 mil compatriotas, para un acumulado histórico cercano a 2 millones 700 paisanos en tan severa circunstancia. A saber en qué país vive, o cree hacerlo, pero el inquilino de Los Pinos recientemente aseguró que en materia de empleo estamos recuperando el paso.

Días atrás, el citado individuo presumió que en febrero de 2012 (se respeta sintaxis) el empleo formal neto creado, es decir, de todos los empleos nuevos que se registran en el Seguro Social, con su cuota obrero-patronal pagada y ya descontándole las bajas, las renuncias o las liquidaciones del propio mes, eso es lo que se llama empleo neto nuevo o nuevos empleos formales netos, el Seguro Social registra que en el mes de febrero se generaron en México 130 mil 416 nuevos empleos netos. Es la mayor generación de empleo para cualquier mes de febrero que se tenga registro en todo México. Y no sólo eso, de hecho, es el mes que a pesar de que sólo tiene 29 días, sólo es eso, 29 días, es el mes que más empleo se ha generado en México en los últimos cinco años. Con eso ya son 181 mil nuevos empleos, en tan sólo dos meses. Qué bueno que sea feliz, pero la propia estadística oficial documenta que en el periodo enero-febrero del presente año por cada mexicano que milagrosamente obtuvo un empleo formal, otros dos terminaron en la desocupación abierta.

El Inegi reveló que entre los resultados de su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (correspondiente a febrero de 2012) destacan los siguientes: de la población ocupada por sector de actividad, el sector servicios concentró 42.3 por ciento del total; comercio, 19.8; industria manufacturera, 15.7; actividades agropecuarias, 13.2; construcción, 7.5; otras actividades económicas (que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas), 0.7; y el restante 0.8 por ciento no especificó su actividad.

La población ocupada alcanzó 94.67 por ciento de la población económicamente activa (PEA) en el segundo mes de 2012. Del total de ocupados, 67 por ciento opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, 4.3 por ciento son patrones o empleadores, 22.9 por ciento trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados, y 5.8 por ciento se desempeña en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos pero sin un acuerdo de remuneración monetaria (no obtiene ingreso). En el ámbito urbano de alta densidad de población, conformado por 32 ciudades de más de 100 mil habitantes, el trabajo subordinado y remunerado representa 73.3 por ciento de la ocupación total, es decir 6.3 puntos porcentuales más que a nivel nacional.

A nivel nacional la tasa oficial de desocupación fue de 5.33 por ciento de la PEA en febrero de 2012, porcentaje ligeramente menor al que se presentó en el mismo mes de 2011, cuando se situó en 5.38 por ciento. La tasa de desocupación entre los hombres aumentó de 5.52 por ciento en febrero de 2011 a 5.62 en igual mes de 2012, y la de las mujeres descendió de 5.14 a 4.85 en el mismo lapso. En el mes que se reporta, 28.3 por ciento de los desocupados no completó los estudios de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron 71.7 por ciento. Las cifras para la situación de subocupación son de 44.2 y 55.8 por ciento, respectivamente. Los datos desestacionalizados muestran que en el segundo mes de 2012 la TD alcanzó 5.18 por ciento de la PEA, nivel superior al del mes previo (4.76). Al considerar solamente el conjunto de las 32 principales áreas urbanas del país, la desocupación en este ámbito significó 6.32 por ciento de la PEA, tasa mayor en 0.22 puntos porcentuales a la observada en el segundo mes de 2011. Con base en cifras desestacionalizadas, la TD fue superior a la de enero pasado en 0.18 puntos porcentuales.

Las entidades de la República con mayores tasas oficiales de desocupación abierta fueron Tamaulipas, con 7.69 por ciento; Chihuahua, 7.05; Aguascalientes, 6.61; Durango, 6.6 y el Distrito Federal, 6.34. Y en sentido contrario, Chiapas, 2.1 por ciento; Guerrero, 2.25; Campeche, 2.35; Oaxaca, 2.51; y Yucatán 2.85

Las rebanadas del pastel

Alegraos, mexicanos hambrientos, que si bien no tienen para comer, carecen de ingreso, su bienestar cae a plomo y la inseguridad los carcome, pues ¡ya llegó Benedicto XVI! y echó a caminar el show de maraqueros fanático-electoreros, con el emocionadísimo inquilino de Los Pinos en primer plano. El siglo XVI se congregó en Guanajuato, y si el papa Joseph Nazinger realmente quiere el bien de México, entonces que a los habitantes de este país les haga un favorcito: que a la brevedad se lleve a Felipe Calderón y a su orquesta, que les dé chamba de acólitos en el Vaticano y que allá los mantenga.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 



More articles by this author

MÉXICO SAMÉXICO SA
Salario mínimo, cadáver¿Quién revive al muerto?Arrasado por seis gobiernos   Carlos Fernández-Vega   ¿Cómo...
MEXICO S.A.MEXICO S.A.
Zedillo y algunos más          No sólo el...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 1231 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner