Buscar Autor o Artículo


PULSE LA TECLA ENTER

Voces Diario

Banner

459

Banner

Posada del Periodista

Banner

460

Banner

458

Banner

457

Banner

456

Banner

455

Banner

PDF Imprimir E-mail

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 336
Escrito por Rodolfo Sánchez Mena   
Sábado, 29 de Agosto de 2015 07:37

Geopolitica1

Geopolitica



“Controla el petróleo y controlarás a las naciones;
controla el alimento y controlarás a la gente.”
Henry Kissinger
En memoria de Armando Villarreal Martha
líder campesino asesinado.

 

En México, la estrategia de la reforma del campo para la producción y la autosuficiencia agroalimentaria, responde fundamentalmente al gran cambio de la estructura geopolítica de la producción agroalimentaria global.


La estrategia agroalimentaria de nuestro país, es consecuente con esta gran transformación global del siglo XXI. Vivimos un proceso acelerado de transferencia en la producción agroalimentaria y pesquera, a las potencias emergentes y países del Sur. Las potencias del Norte y los Estados Unidos, auspician esta mudanza, al iniciar el declive de su liderazgo. Para los efectos de este trabajo, adopto tres ejemplos funcionales de potencias emergentes del Sur. 1) Me refiero a las potencias globales emergentes Rusia- China-India, ¿Brasil y Sudáfrica? 2) A las potencias emergentes, México, Argentina, Australia. 3) A potencias regionales, Irán-Turquía; Corea. La división funcional Norte, Sur, división geopolítica, capitalismo financiero potencias.

Los alimentos, el agua y los energéticos, forman parte de la estrategia de seguridad de Estados Unidos. La nueva Estrategia Nacional de Inteligencia, propone militarizar el control de los recursos vitales escasos en el mundo. Alimentos, agua, energéticos, así como el cambio climático internacional, son factores de seguridad internacional. A su vez el crecimiento de la población, otra vez las tesis neomaltusiana, junto con las guerras biológicas, ébola, polución, son factores desestabilizadores que pesan sobre la economía y de interés para la recolección de información, espionaje e inteligencia, para preparar intervenciones o guerra encubierta 4GW.

Nuevas tecnologías

La estrategia para el restablecimiento del poder hegemónico norteamericano, es la revolución energética; se basa en la producción de nuevas tecnologías y gigantescos volúmenes de inversión financiera, para la extracción de gas y petróleo, no convencionales, shale. El éxito de la estrategia se expresa en la reducción internacional del precio del petróleo y el programa para tirarlos aún más, para desplomar el crecimiento de Rusia y China. En la década pasada, el incremento en los precios de los alimentos, la disminución de las reservas y la producción de biocombustibles para alimentar máquinas, produjeron revueltas mundiales a causa de las hambrunas y miles de muertes por inanición.

 

chavezcelac-jpg

 

Las revoluciones del Magreb, Obama las suple con el proyecto de crear un Califato, recicla a Al Quaeda. Se crea el ISIS o la Yihad Islámica multinacional; la neobalcanización del Medio Oriente e inclusive de Europa, España-Italia, modifica fronteras y la geopolítica del dominio de los energéticos. La toma de Ucrania y las sanciones de la Comunidad Europea a Rusia, consistentes en no abastecer de alimentos a los rusos, plantea una nueva división mundial del trabajo.


El abasto agropecuario de Rusia bien lo pueden realizar los países latinoamericanos; cuentan con el potencial productivo para suplir lo que Estados Unidos impuso a Europa, a costa de la pérdida de empleos e ingresos, que Sudamérica puede suplir en el marco de los acuerdos de la CELAC con Eurasia, en la reciente visita de los líderes de Rusia y China a Brasil, con motivo del encuentro de los BRICS y UNANUR-CELAC. Ello alentará el incremento de la flota comercial para afianzar la integración geopolítica y la alianza supra regiones.

El ascenso de nuevas potencias globales, así como la construcción del mundo multipolar y multiplural, ejemplifican claramente la desaparición del mundo unipolar y, consecuentemente, el descenso de las potencias aliadas. Estamos hablando del cambio geopolítico en la estructura del poder mundial del siglo XXI.

La transformación profunda del poder mundial, es la causa estructural de la transferencia de la producción agroalimentaria a las potencias emergentes y países del Sur. Las potencias emergentes y las alianzas estratégicas del nuevo orden multipolar, desplazan a su vez la producción agroalimentaria, tanto para satisfacer sus necesidades de consumo como atender la creciente demanda de los países del Norte.

Este desplazamiento geopolítico de la producción alimentaria de las viejas potencias a las potencias emergentes y a los países del Sur, es consecuencia del cambio estructural de las antiguas potencias dominantes del Siglo XX. Las potencias del Norte, a la cabeza los Estados Unidos, dejan de ser los grandes productores de alimentos del mundo. Hasta la primera mitad del siglo XX “…los problemas dominantes en la agricultura (de las potencias del Norte y los Estados Unidos) eran la sobreproducción, los enormes excedentes de granos y el acceso a los mercados por parte de los exportadores de esos productos”. http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article47499

Factor geopolítico y estructural

El asunto del cambio climático, ponderado por los especialistas en este tema, como factor determinante de la transferencia de la producción de alimentos del Norte al Sur, es un tema que dejo en manos de expertos en la materia. Espacio que cubro con hipótesis que formulo del factor geopolítico y estructural. El cambio en las relaciones de poder mundial y la transferencia de la producción agroalimentaria a las potencias emergentes y países del sur, no implica necesariamente una trasferencia de poder. Implica, inclusive un mayor desafío para los productores medianos y la agricultura familiar campesina de las potencias emergentes y de estos países. La alianza entre los grupos de poder local con los instrumentos globales de producción agroalimentaria que se alojan en el sur, son la “competencia” entre el modelo de producción agroalimentario “energético” y el de la producción campesina familiar.

 

Sociedad campesina

 

En México, esta “competencia” o para ser más específico los intereses del modelo energético global industrial, pretenden supeditar y hasta desparecer al modo de producción campesina, representado por los ejidos, comunidades y pequeños propietarios. El debate por la reforma del campo, en los diferentes foros organizados por el gobierno Federal, el Congreso y la Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística. Sus dos propuestas, 1) desaparecer el régimen de tenencia de la tierra para elevar las exportaciones y financiar importaciones de alimentos. 2) elevar el potencial productivo de las regiones, climas, productos, en base a incrementar tecnología, de los productores campesinos.

Por su parte el gobierno del presidente Peña Nieto, ratifica la no privatización del ejido en la Reforma del Campo, ante rumores afines a intereses de transnacionales. “El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que en la Reforma al Campo mexicano, el Gobierno de la República no ha propuesto, ni propondrá iniciativa alguna que modifique el régimen de propiedad social de la tierra que existe en el país, esto ante las inquietudes de los sectores agroalimentarios de una eventual privatización de los ejidos.

Al sostener un encuentro con organizaciones nacionales de productores nacionales y en el marco de la firma de Convenios de Concurrencia entre la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y las entidades federativas, Peña Nieto aseguró que la Reforma al Campo tiene que ser una que contemple todas las opiniones y que recoja las experiencias de todas las organizaciones agroalimentarias y campesinas” http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n3313896.htm#sthash.z8lQIXLs.dpuf

El financiamiento

A la ratificación del marco constitucional que otorga al sector productor de alimentos, el presidente Peña Nieto le agregó el factor estratégico de la producción el financiamiento.

Peña Nieto, sorteó el mito, obstáculo, de que los campesinos no son sujetos de crédito por carecer de garantías. Transforma la Financiera Rural, en Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero. Alía con el campo a la Reforma Financiera; crea el apartado de la Reforma Financiera del Campo.

La Financiera Nacional, apalanca el desarrollo de la producción alimentaria, forestal y pesquera de México. La tasa de interés será de 7% y de 6.5 para mujeres, sin exigir garantías. Para ello otorga créditos a la palabra, -la cosecha lo garantiza-, con intereses de un solo dígito “…lo que equivale hasta de 40 por ciento de ahorro en los intereses del financiamiento, pues en la actualidad la tasa promedio es de 14 por ciento, e informó del otorgamiento de créditos de largo plazo e inclusive los plazos serán hasta de 15 años.” http://www.jornada.unam.mx/2014/08/21/politica/007n1pol

Seis multinacionales dominan los alimentos 

La estrategia del dominio global de alimentos, tiene como punta de lanza La ingeniería genética. Es una tecnología reciente, empleada por los científicos para manipular el ADN de los organismos vivos. La modificación genética de las plantas y semillas, comenzó a desarrollarse en los laboratorios en los 80s con la promesa de alimentar al mundo y acabar con la desnutrición. Hoy, es el principal instrumento de la transferencia de la producción del Norte al Sur y de la apropiación del modo de producción familiar campesino.

 

agroquimicos-logos

En los últimos 19 años, la superficie cultivada con semillas modificadas ha pasado de 1,7 millones de hectáreas; en 1996 ha superado las 175 millones de hectáreas. Un total de 18 millones de agricultores sembraron estas semillas durante 2013. Más de 16,5 millones, 90%, fueron pequeños agricultores de países en vías de desarrollo. De los 27 países que sembraron en 2013, ocho fueron industrializados y 19 corresponden a países en vías de desarrollo. Es la segunda vez desde que se empezaran a sembrar semillas modificadas en 1996 y que la superficie cultivada en países en vías de desarrollo supera a los países industrializados. http://barometrointernacional.bligoo.com.ve/cientificos-piden-suspender-el-uso-de-transgenicos-en-todo-el-mundo

Semillas transgénicas

La producción alimentaria por las multinacionales productoras de semillas transgénicas en los países del sur supera la superficie de los países del norte. Esto significa que el proceso de mudanza avanza exitosamente. “Brasil es el país que ha incrementado más la siembra de cultivos biotecnológicos en 2013, desde hace cinco años lleva la delantera. Durante el pasado año Brasil incrementó en 3,7 millones de hectáreas la superficie cultivada con tales semillas. es el segundo mayor productor de estos cultivos del mundo representando el 23% del total sembrado a nivel global. El 54% del total de hectáreas sembradas en 2013 corresponde a los países de América Latina, Asia y África, con un incremento conjunto de 94 millones de hectáreas. Estados Unidos, Canadá y Europa representan el 46% del total sembrado. 

 

2

 

Las semillas están dominadas por el cartel de Monsanto, Syngenta, DuPont, Dow, Bayer, BASF. Monsanto es la corporación que despierta la mayor animadversión y rechazo. Pero su capacidad persuasiva, pago generoso y discreto ha penetrado en los contratos de investigación de la UNAM y acreditados “académicos” también del Poli, forman parte de la nómina ejecutiva de Monsanto.

La investigación que realiza la UNAM se encuentra comprometida; ha cedido de antemano a Monsanto, por contratos leoninos, los resultados de los investigadores en el campo, patenta el “conocimiento” del campo y lo convierte en negocios. El cártel de los gigantes transnacionales de los organismos modificados, controlan el 75% de toda la investigación del sector privado sobre agricultura; el 60% del mercado comercial de semillas (100% del mercado de semillas transgénicas) y 76% de las ventas globales de agroquímicos. http://www.foodwewant.org/por/Noticias/Quien-controlara-la-agricultura-del-futuro

El cartel de corporaciones de las semillas e insumos transgénicos, se imponen por medio del modelo agro energético industrial; su objetivo, asumir la producción de alimentos de la agricultura familiar tradicional. El modelo agro energético industrial, opuesto a la agricultura campesina, se expresa globalmente por: a) El proyecto de recolonización de África y Latinoamérica; el dominio de superficies, renta y compra de tierras. b) La superficie de la economía campesina, es afectada por el modelo agroindustrial. c) El modelo agro energético global, se sustenta en la propaganda de la teoría del cambio climático que aterriza en la propuesta de producir biocombustibles; alimenta la moda de los agrocombustibles, pero deja sin alimentos a los pobres de la ciudad y a sus familias indefensas, a la par que empobrece a las disminuidas clases medias; el campo produce biocombustibles para alimentar máquinas y vehículos, antes el campo producía alimentos para los humanos. d) Compañero de viaje del proyecto, es la teoría neomaltusiana que insiste en la solución del genocidio planetario. e) El modelo agro energético industrial se caracteriza por el elevado grado de violencia contra la población campesina e indígena y la mano de obra, migrantes, y de represión sindical. f) La violencia que ejerce el modelo agro energético industrial, tiene como propósito apoderarse de recursos estratégicos, energéticos-mineros y acuíferos de la población campesina e indígena, de los peones y la criminalización de sus organizaciones sociales y sindicales. g) El modelo agro energético industrial, consume petróleo en forma de fertilizantes. h) El incremento del consumo de fertilizantes, eleva el consumo de energía en la producción, además de pesticidas, máquinas agrícolas, sistemas de irrigación y transporte que acaban por desplazar a millones de campesinos que pierden sus tierras y migran, junto con los peones.

Vuelta a la producción de monocultivos

El modelo agroindustrial se impone para reemplazar a la agricultura campesina y tradicional, productora de alimentos básicos.

 

 

 JUL4960-2

 

Un ejemplo destacado es la vuelta a la producción de monocultivos, Brasil, (primer productor de soya del mundo), Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, son productores de soya transgenética. El caso de la reconversión de Argentina, desindustrialización y el fin del granero del mundo, ha conducido a la propagación de la soja que no vino sola; junto con su explosión desde 1994 hasta nuestros días, su avance vino acompañado de la destrucción de otras producciones de alimentos, como el tambo, la ganadería, la apicultura, montes frutales, cultivos de sorgo, batata, arveja, lenteja y los cinturones verdes hortícolas productores de frutas y verduras, expulsados de la producción por el doble proceso de la imposibilidad de competir económicamente con una soja subsidiada por todo el modelo económico y por las fumigaciones aéreas de herbicida y plaguicidas que destruyen los cultivos de los pequeños productores.

Como producto de esta situación la Argentina ya no produce alimentos, sino mayoritariamente forrajes de exportación, 'commodities' que generan divisas para pagar deuda externa. “Se llega a extremos claramente irracionales desde el punto de vista agronómico, como es el caso de desmontar montes frutales, forestales, incluso áreas de recreo para sembrar soja transgénica; también se llega a graves situaciones como en Santiago del Estero, donde las empresas sojeras y los terratenientes apelan a la violencia parapolicial y oficial para expulsar a los campesinos santiagueños que laboran y viven en sus tierras desde hace varias generaciones”.

 

new-visual-identity-annual-report



“Según el último censo agrario entre 1991 y 2001 han desaparecido alrededor de 150.000 productores pequeños, produciéndose la mayor concentración latifundista de la historia argentina: 6.200 propietarios poseen el 49.6% de la tierra productiva total de la nación y acompañando este proceso de concentración y manipulación productiva por parte de las empresas multinacionales, 16.000.000 de hectáreas se encuentran ya en manos extranjera”.

http://www.rebelion.org/hemeroteca/ecologia/040218lapolla.htm Revista Enfoques Alternativos. Alberto J. Lapolla. Argentina la República Sogera. Octubre 2013. El modelo agro energético industrial, es la estructura de los conglomerados agroindustriales-biotecnológicos y de nanotecnología. A su vez estos gigantes conglomerados se encuentran asociados a las corporaciones transnacionales petroleras: con una integración financiera que les permite dominar los mercados especulativos de alimentos, agua y energéticos, o sea los elementos fundamentales para la supervivencia de la humanidad. De este tamaño descomunal es el gigante al que se enfrenta la sociedad campesina, productora de alimentos.

Los conglomerados agroindustriales y biotecnológicos se presentan como los productores de alimentos de alto valor, toda vez que por la vía del despojo se han apoderado del patrimonio ancestral de la sociedad campesina. Los conglomerados agroindustriales-biotecnológicos y de nanotecnología han registrado como propiedad intelectual, métodos de producción y la herencia genética de animales y semillas, en manos de la agricultura campesina tradicional, sus legítimos depositarios.

Agrarismo mexicano del futuro

México tiene alternativas frente a estos conglomerados la posibilidad de desarrollar un modelo de agrarismo mexicano del futuro. El agrarismo mexicano de la Revolución Mexicana, alentó el modelo de producción campesina y a los movimientos rurales más significativos internacionales. Hizo factible la industrialización, así como contribuyó al crecimiento de la economía ha tasas que dieron lugar al milagro mexicano. Hoy, este modelo agrarista se encuentra agotado, pero los requerimientos de producción agroalimentaria y pesquera, plantean iniciar una nueva etapa del agrarismo, que permita reindustrializar a México y al campo.

 

alimento-mira-bayer

 

México, dotado de grandes riquezas, cuenta con los cuatro oros, el oro negro, el oro amarillo, el oro blanco y el oro verde de la producción alimentaria. Desarrollar su enorme potencial permitirá contener la violencia que se manifiesta en las regiones emergentes. La mejor estrategia de seguridad en el campo es impulsar la producción del oro verde entre los productores que bien inmersos en la violencia y el desplazamiento de sus comunidades. La violencia cede y desaparece con producción y alimentos.

La geopolítica del agrarismo global, requiere desplegarse en el horizonte de los productores de alimentos del Sur y del Norte, como una frontera civilizatoria que plantea desarrollar los métodos de producción, culturalmente valiosos para la integración del ser humano. México bien puede proponer y participar decisivamente en la integración de un Banco Global de Alimentos. El capital aportado por nuestro país a un Banco de Germoplasma, evitaría hambrunas y muertes por inanición. Esta es la herencia para el futuro de los antiguos pobladores de Mesoamérica y del Agrarismo del Futuro.

 



More articles by this author

Narcopolíticos asesinan a periodistasNarcopolíticos asesinan a periodistas
  Narcopolíticos asesinan a periodistas Rodolfo Sánchez Mena México ocupa el segundo...
JUEGOS DE PODER INTERREGNO 2018: ¡Al principio fue el caos! y después…JUEGOS DE PODER INTERREGNO 2018: ¡Al principio fue el caos! y después…
  JUEGOS DE PODER INTERREGNO 2018: ¡Al principio fue el caos! y después… Rodolfo...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
 

Compartir

 

¿Quién está en línea?

Tenemos 158 invitados conectado(s)

Noticias

273 Suplemento

Banner

454

Banner

453

Banner

452

Banner

451

Banner

450

Banner