joomla visitor
AuditorŪa
Las brigadas anarquistas de la OTAN
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 363

16brigadas

Las brigadas anarquistas

de la OTAN

Thierry Meyssan

‚ÄúLa guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es fuerza.‚ÄĚ

George Orwell, 1984.

PRESENTADO EN OCCIDENTE como la realizaci√≥n de una simp√°tica utop√≠a, ¬ęRojava¬Ľ es en realidad un Estado colonial, fruto de la voluntad de Washington que lo impone sin importarle su costo en sangre. El objetivo es, en este caso, expulsar a las poblaciones originarias del norte de Siria y remplazarlas con gente que no naci√≥ all√≠.

Es una operaci√≥n de limpieza √©tnica en la que el Pent√°gono y la CIA utilizan combatientes de la extrema izquierda europea. Thierry Meyssan revela ese proyecto sin sentido que viene aplic√°ndose desde hace a√Īo y medio.

En el pasado, la sociedad kurda era extremadamente feudal y patriarcal. Se ve√≠a mantenida en un profundo subdesarrollo, lo cual llev√≥ a algunos kurdos a sublevarse contra las continuas dictaduras militares de Ankara.

El Partido de los Trabajadores del Kurdist√°n (PKK) era una organizaci√≥n marxista-leninista que contaba con respaldo de la Uni√≥n Sovi√©tica y luchaba contra las dictaduras de los generales turcos kemalistas, miembros de la OTAN. El PKK liber√≥ a las mujeres y se uni√≥ a las luchas progresistas. Con ayuda del presidente sirio Hafez al-Assad, instal√≥ un campo de formaci√≥n militar en la llanura libanesa de la Bekaa, bajo la protecci√≥n de la fuerza de paz siria desplegada entonces en L√≠bano. El campamento del PKK estaba al lado del campamento del FPLP palestino.

En aquellos tiempos el PKK no hallaba calificativos lo suficientemente duros contra el ¬ęimperialismo americano¬Ľ.

En el momento de la disoluci√≥n de la URSS, el PKK contaba con m√°s de 10 000 soldados, dedicados a la actividad militar a tiempo completo, y m√°s de 75 000 reservistas. Aquella guerra de liberaci√≥n destruy√≥ m√°s 3 000 localidades y dej√≥ m√°s de dos millones de desplazados. Pero fracas√≥, a pesar de aquel enorme sacrificio.

Arrestado en Kenia, en 1999, durante una operaci√≥n conjunta de los servicios de inteligencia de Turqu√≠a, Estados Unidos e Israel, el l√≠der hist√≥rico de la rebeli√≥n kurda, Abdullah Ocalan, fue entregado al gobierno turco y encarcelado en la isla de Imrali, en el Mar de M√°rmara. Se produjo entonces un derrumbe del PKK, dividido entre su jefe encarcelado ‚Äďfavorable a una negociaci√≥n de paz‚Äď y sus lugartenientes ‚Äďpara quienes la guerra se hab√≠a convertido en un modo de vida. Hubo a√ļn algunos atentados, de los que no se sabe cu√°les fueron obra de los combatientes del PKK que rechazaban el desarme o de una fracci√≥n de la gendarmer√≠a turca, el JITEM, igualmente contraria al cese de hostilidades.

Reconstrucción del PKK

Al inicio de la ‚Äúprimavera √°rabe‚ÄĚ, Abdullah Ocalan reconstruy√≥ el PKK desde su celda, alrededor de una nueva ideolog√≠a. A ra√≠z de sus negociaciones secretas con la OTAN, en la prisi√≥n de Imrali, Ocalan abandon√≥ el marxismo-leninismo para pasar al ‚Äúmunicipalismo libertario‚ÄĚ. El hombre que siempre hab√≠a luchado contra Turqu√≠a para crear su propio Estado, el Kurdist√°n, pas√≥ a considerar que todo Estado es en s√≠ una herramienta de opresi√≥n.

Los militantes del PKK obligados a huir de Turqu√≠a durante la guerra civil hab√≠an encontrado refugio en el norte de Siria. En nombre de su pueblo, Ocalan se hab√≠a comprometido por escrito a no reclamar nunca una porci√≥n de territorio sirio. En 2011, al inicio de la guerra que Occidente desat√≥ contra Siria, los kurdos constituyeron milicias para defender el pa√≠s que los hab√≠a acogido y les hab√≠a otorgado su nacionalidad.

Pero el 31 de octubre de 2014, Salih Muslin, uno de los dos copresidentes de las YPG, la rama siria del PKK, particip√≥ en una reuni√≥n secreta, en la sede de la presidencia de la Rep√ļblica Francesa, con el presidente franc√©s Francois Hollande y con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quienes le prometieron convertirlo en jefe de Estado si se compromet√≠a a crear un Estado kurdo‚Ķ en Siria.

De inmediato, la coalici√≥n internacional que Estados Unidos acababa de crear ‚Äďsupuestamente para combatir al Emirato Isl√°mico (Daesh)‚Äď aport√≥ su respaldo a las YPG, garantiz√°ndoles dinero, entrenamiento, armas y consejeros militares. Terminaron all√≠ las grandes declaraciones contra Washington, ahora convertido en un excelente alado. La organizaci√≥n kurda inici√≥ entonces la expulsi√≥n de los habitantes de las regiones que le interesaba controlar.

Como hasta entonces no se hab√≠a registrado ninguna batalla de las YPG contra Daesh, Estados Unidos orquest√≥ un terrible enfrentamiento en Ain el-Arab, localidad siria rebautizada para la propaganda con el nombre kurmanji de Kobane. Incluso se invit√≥ a la prensa extranjera para que cubriera el enfrentamiento sin peligro. Kobane est√° junto a la frontera que separa Siria de Turqu√≠a y los periodistas pod√≠an seguir los combates con prism√°ticos, desde el lado turco. Pero en realidad no se sabe lo que pas√≥ en Ain el-Arab porque la prensa nunca fue autorizada a entrar en esa localidad. S√≥lo hay im√°genes captadas con teleobjetivos que, desde lejos, parecen confirmar los comunicados que relataban encarnizados combates. Fue as√≠ como Occidente concluy√≥ un√°nimemente que los kurdos eran los aliados que necesitaba contra Daesh‚Ķ y contra Siria.

Rojava¬Ľ es en realidad un Estado colonial, fruto de la voluntad de Washington

Abundancia de mujeres combatientes

La prensa occidental asegura que la mitad de los combatientes kurdos son mujeres, al igual que la mitad de los responsables de las diferentes instancias del PKK y de las YPG, seg√ļn los estatutos de ambas organizaciones. Pero la presencia de mujeres en el terreno es extremadamente excepcional. Los periodistas afirman tambi√©n que esas mujeres son el terror de los yihadistas porque estos creen que si mueren a manos de una mujer no podr√°n ir al para√≠so. Curiosamente, esa misma prensa nunca menciona que el Ej√©rcito √Ārabe Sirio ‚Äďlas fuerzas regulares de la Rep√ļblica √Ārabe Siria‚Äď tambi√©n tiene batallones de mujeres.

A pesar de las apariencias, las YPG no tienen tantos combatientes como dicen. Muchos kurdos sirios ven a Estados Unidos como una potencia enemiga y a Siria como su nueva patria. Esos kurdos se niegan a apoyar las ambiciones de Salih Muslim. Por tanto, para ‚Äúinflar‚ÄĚ la cantidad de combatientes de ‚Äúsus‚ÄĚ kurdos, el Pent√°gono ha tenido que reforzarlos con mercenarios √°rabes y asirios, pero sobre todo con militantes de la extrema izquierda europea.

La CIA, que antes embauc√≥ y reclut√≥ decenas de miles de j√≥venes musulmanes occidentales para convertirlos en islamistas, ha reclutado ahora anarquistas europeos para crear ‚ÄúBrigadas Internacionales‚ÄĚ, explotando el recuerdo de las Brigadas Internacionales que lucharon contra los fascistas en Barcelona, en 1936. As√≠ encontramos en el papel de tropas de refuerzo de las YPG/OTAN al Batall√≥n antifascista Internacionalistas (Antifascist Internationalist Tab√Ľr, de Europa Central), la Brigada Bob Crow (que se compone de ingleses e irlandeses), la Brigada Henri Krasucki (franceses), las Fuerzas Internacionales Revolucionarias de Guerrilla del Pueblo (International Revolutionary People‚Äôs Guerrilla Forces, estadounidenses), la Uni√≥n Revolucionaria por la Solidaridad Internacional (griegos), la Unidad del Partido Marxista-Leninista (espa√Īoles), y todos los grup√ļsculos turcos pro-estadounidenses (DK, DKP, MLSPB-DC, PDK√Ė, SI, TDP, TKEP/L, TKPML), por citar s√≥lo los m√°s visibles.

La batalla de Ain el-Arab, en la que supuestamente j√≥venes sirios defensores del califato luchaban contra j√≥venes kurdos, en realidad cost√≥ la vida sobre todo a j√≥venes europeos que ‚Äďen ambos bandos‚Äď cre√≠an luchar por un mundo mejor. Los pa√≠ses de Europa se inquietan ahora ante el posible regreso de j√≥venes yihadistas, pero nadie habla del regreso de j√≥venes anarquistas, igualmente peligrosos. Si esto √ļltimo no se menciona es probablemente porque resulta m√°s f√°cil manipular a los j√≥venes anarquistas para volver a utilizarlos en las pr√≥ximas aventuras imperialistas.

En junio de 2015, el Partido Democr√°tico de los Pueblos (HDP), nueva rama pol√≠tica del PKK en Turqu√≠a, recibi√≥ abundante apoyo financiero y consejer√≠a de la CIA contra el AKP de Recep Tayyip Erdogan. Esa formaci√≥n pol√≠tica sobrepas√≥ inesperadamente el m√≠nimo de 10% de votos necesario para estar representado en la Gran Asamblea Nacional de Turqu√≠a y obtuvo 80 esca√Īos.

El 17 de marzo de 2016, las YPG proclamaron la autonom√≠a de ‚ÄúRojava‚ÄĚ, o sea de la franja de tierra que conectar√≠a el Kurdist√°n iraqu√≠ con el Mediterr√°neo, a lo largo de la frontera entre Siria y Turqu√≠a, pero s√≥lo del lado sirio. ‚ÄúRojava‚ÄĚ incluir√≠a entonces parte de la regi√≥n siria de Idlib, actualmente bajo control de al-Qaeda.

Por tratarse de un nuevo Estado proclamado por gente que no naci√≥ en esa tierra y en detrimento de la poblaci√≥n aut√≥ctona, esto no es otra cosa que un proyecto colonial, comparable al Estado de Israel proclamado en Palestina por los jud√≠os que hab√≠an comprado las tierras de los palestinos. La denominaci√≥n ‚ÄúRojava‚ÄĚ fue escogida para diferenciar ese territorio del ‚ÄúKurdist√°n‚ÄĚ, situado‚Ķ en Turqu√≠a, donde fue incluso proclamado en 1920 por la conferencia de Sevres.

En momentos en que el emirato de al-Qaeda en Idlib y el califato del Emirato Isl√°mico (Daesh) en Raqqa pierden terreno diariamente, la OTAN prosigue as√≠ su plan de destrucci√≥n contra la Rep√ļblica √Ārabe Siria y trata de crear ‚ÄúRojava‚ÄĚ en Qamishli.

La prensa occidental observa deslumbrada este ‚ÄúRojava‚ÄĚ, que parece reunir todas las virtudes de moda: pacifista, igualitario, feminista, ecologista, favorable a la construcci√≥n de g√©nero, etc.  Las YPG son un ej√©rcito, pero eso no importa. Tampoco importa que est√© desplazando por la fuerza a los habitantes hist√≥ricos del norte de Siria, que son los √°rabes y los asirios, porque ‚Äďen el papel‚Äď ese ej√©rcito ha constituido una alianza con elementos provenientes de esas poblaciones, con los que ha formado las llamadas Fuerzas Democr√°ticas Sirias (FDS).

 
Anarquistas europeos luchan en Siria bajo las √≥rdenes de Estados Unidos.

LOS PROGRAMAS de las YPG sirias y del HDP turco corresponden a la estrategia militar de Estados Unidos. Desde 2001, el Pent√°gono tiene previsto a mediano plazo el ‚Äúredise√Īo del Medio Oriente ampliado‚ÄĚ, o sea dividir los pa√≠ses grandes en peque√Īos Estados homog√©neos, incapaces de oponer resistencia ante los designios de Washington. A m√°s largo plazo, el Pent√°gono planea hacer que esos peque√Īos Estados luchen entre s√≠ para hacer retroceder toda la regi√≥n al caos inicial.

En ‚ÄúRojava‚ÄĚ no se ha proclamado un Estado independiente porque cualquier Estado-naci√≥n ya ser√≠a un mal en s√≠. Seg√ļn la OTAN, es s√≥lo un Estado aut√≥nomo que tendr√° que formar una confederaci√≥n con otros Estados aut√≥nomos, como los que aparecer√≠an en lugar del actual Estado-naci√≥n sirio, si se logra el derrocamiento de la Rep√ļblica √Ārabe Siria. Seg√ļn el principal te√≥rico del ‚Äúmunicipalismo‚ÄĚ, el estadounidense Murray Bookchin, para funcionar de manera democr√°tica, las comunidades libertarias tienen que ser homog√©neas. Es por eso que las supuestamente pacifistas YPG realizan actualmente la limpieza √©tnica en ‚ÄúRojava‚ÄĚ.



More articles by this author

Nuevo arsenal nuclear ruso restaura la bipolaridad del mundoNuevo arsenal nuclear ruso restaura la bipolaridad del mundo
  Nuevo arsenal nuclear ruso restaura la bipolaridad del mundo Thierry Meyssan LOS EXPERTOS...
Infantería rusa en DamascoInfantería rusa en Damasco
Infanter√≠a rusa en Damasco Thierry Meyssan TODOS LOS comentaristas han resaltado durante...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 341 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner