Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 366

9VP

Los municipios, bañados de sangre

110 alcaldes asesinados

Jorge Santa Cruz

EL 16 DE NOVIEMBRE DE 2006, el país se enteró de que el presidente municipal de Huimanguillo, Tabasco, Walter Herrera Ramírez, de filiación perredista, había sido asesinado. La atención, sin embargo, estaba concentrada -en ese momento- en el cambio de gobierno federal, por lo que la noticia pasó a un segundo término.

EL 1 DE DICIEMBRE DE 2016, Felipe Calderón Hinojosa asumió la Presidencia de la República y de entonces a la fecha, según la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), que agrupa a los ediles panistas, han sido privados de la vida, al menos, 50 alcaldes en funciones, 9 alcaldes electos y 49 ex alcaldes, es decir, 109 víctimas.

En el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012) fueron asesinados16 ex alcaldes, 4 alcaldes electos y 29 alcaldes en funciones, o sea, 49 personas. Y en los primeros cuatro años de gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2016), fueron asesinados 33 ex alcaldes, 5 alcaldes electos y 2 alcaldes en funciones.

Hoy se sabe que, desde que Peña Nieto tomó posesión el 1 de diciembre de 2012, han sido ultimados al menos 25 presidentes municipales.

Tan sólo en 2017, fueron asesinados nueve alcaldes:

24 DE ENERO:  Antolín Vital Martínez, presidente municipal de Tepexco, Puebla.

06 DE OCTUBRE:  Stalin Sánchez González, presidente municipal de Paracho, Michoacán.

11 DE OCTUBRE: Manuel Hernández Pasión, presidente municipal de Huitzilan de Serdán, Puebla.

20 DE OCTUBRE: Crispín Gutiérrez Moreno, presidente municipal de Ixtlahuacán, Colima.

20 DE NOVIEMBRE: Santana Cruz Bahena, presidente municipal electo de Hidalgotitlán, Veracruz.

24 DE NOVIEMBRE: Víctor Manuel Espinoza Tolentino, presidente municipal de Ixhuatlan de Madero, Veracruz.

08 DE DICIEMBRE: José Santos, presidente municipal de San Pedro El Alto, Oaxaca.

18 DE DICIEMBRE: Sergio Antonio Zenteno Albores, presidente municipal de Bochil, Chiapas.

29 DE DICIEMBRE: Arturo Gómez Pérez, presidente municipal de Petatlán, Guerrero

Los estados más peligrosos para desempeñarse como presidente municipal son -según la ANAC-, los siguientes: Durango, Michoacán, Oaxaca y Veracruz. Les siguen Estado de México, Guerrero, Puebla y Tamaulipas.

La vulnerabilidad de los funcionarios municipales tiene que ver, a decir de la misma fuente, con el bajo desarrollo institucional, la falta de recursos para la seguridad pública y la presencia del crimen organizado.

El PRI es el partido más afectado, con 24 presidentes municipales en funciones, asesinados; le siguen el PRD, con 10, y el PAN, con 9.

La violencia, sin embargo, no afecta únicamente a los presidentes municipales. La Asociación de Autoridades Locales de México, A.C. (AALMAC), que atiende a ayuntamientos gobernados por partidos de izquierda, informó a Voces del Periodista que del día en que fue asesinado el alcalde de Huimanguillo, Tabasco, Walter Herrera Ramírez (16 de noviembre de 2006) a la fecha, han sido agredidas también otras autoridades municipales como alcaldes suplentes, regidores, regidores suplentes, síndicos, presidentas de DIF municipales y presidentes de comunidades.

La AALMAC tiene documentados 111 homicidios y un atentado que dejó herido de gravedad a un ex alcalde poblano. A esta lista, se deben agregar los asesinatos de Sergio Antonio Zenteno Albores, presidente municipal de Bochil, Chiapas, y Arturo Gómez Pérez, presidente municipal de Petatlán, Guerrero, de filiación perredista.

2017, año letal

El 21 de agosto de 2017, circuló un video en redes sociales en el que se vio la manera como presuntos integrantes del Cártel de Los Rojos amedrentaron y extorsionaron al presidente municipal de Mazatepec, Morelos, Jorge Toledo Bustamante, con el fin de que se comprometiera a entregarles 5 millones de pesos por concepto de “derecho de piso”.

También le exigieron que contratara a una persona “con estudios” para que sirviera de enlace entre la administración municipal y dicho grupo criminal. Se trata de, apenas, un botón de muestra del drama que se vive a nivel nacional.

El 2017 cerró, sin embargo, con mayor violencia.

El 28 de diciembre, fue asesinado el diputado local con licencia al Congreso de Jalisco, Saúl Galindo Plazola, quien era precandidato del PRD a la Presidencia Municipal de Tomatlán.

El 29 de diciembre, como se apuntó líneas arriba, fue acribillado el presidente municipal de Petatlán, Guerrero, Arturo Gómez Pérez.

Ese mismo día, fue muerto el ex candidato a presidente municipal de Tenochtltlán, Veracruz, Marco Antonio Muñoz, del PRI.

De manera paralela, el Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática denunció que, en lo que va del gobierno de Peña Nieto, han sido ultimados 22 alcaldes perredistas.



More articles by this author

Reconciliación y refundación de MéxicoReconciliación y refundación de México
  Reconciliación y refundación de México Jorge Santa Cruz (*) LA RECONCILIACIÓN NACIONAL debe...
EXPEDIENTES DEL PODER Los crímenes económicos del neoliberalismo “mexicano”EXPEDIENTES DEL PODER Los crímenes económicos del neoliberalismo “mexicano”
  EXPEDIENTES DEL PODER LA NACIÓN ESTÁ HERIDA no sólo por la...