joomla visitor
Auditoría
Palabras de Don Enrique Montero Ponce, Decano de la Prensa Poblana
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 321

 

Palabras de Don Enrique Montero Ponce, Decano de la Prensa Poblana

Amigas y amigos:

Luis Maldonado, político, escritor, intelectual estimado y con quien me liga amistad que va más allá de los avatares de nuestras respectivas profesiones, me llamo una mañana para anunciarme que se develaría el busto de un periodista poblano que dejó gran historia Antonio Saenz de Miera y la petición de que yo fuera el orador. Acepte con gusto, porque me permitía tomar parte en el homenaje a un colega tan estimado y querido como Toño y porque me daría la oportunidad de sumirme en recuerdos, imaginando diálogos sobre nuestra única pasión, el periodismo.

Hoy rendimos homenaje a un poblano, Antonio Saenz de Miera, periodista, humano, que se tomó de la mano de periodistas de su generación y de las que siguen luchando para levantar el Club de Periodistas de México, en Filomeno Mata No 8 y para crear el Certamen Nacional del Periodismo.

Vivo este dialogo con Toño ante su busto. ¿Recuerdas la época dorada del periodismo mexicano, de aquellas redacciones, escenarios de polémicas para decidir la nota principal del día y encabezado? En esos años encontrar la cabeza era un arte. ¿Recuerdas el Excélsior de Rodrigo de Llano y luego de Julio Scheler. De El Universal que fundó el Maestro Felix F.Palavicine. La Prensa, pintada de amarillismo que también es periodismo con su lema: el periódico que dice lo que otros callan?

Sáenz de Miera cumplió con la definición: El periodista nace y luego se hace. Vivió los años de la crónica, hoy casi pérdida, como lo lamenta Juan Villoro. ¿Te acuerdas Toño, de los reportajes y reseñas de Carlos de Negri, reportero que fue el vivo retrato del cielo y el infierno.
En 1987, siete años después de que obtuve el premio nacional del periodismo del Gobierno de la Republica, Toño me llamó para retarme a competir por el premio Nacional del Club de Periodistas de México, que el fundo en 1969. – Tú ya tienes uno, te falta el otro, pero este es de periodismo puro. Escribí el reportaje de los ambulantes, grabadas las manifestaciones en mi contra, con el grito que se hizo famoso: el 11… 11… 11… pelos y señas de un movimiento social que estalló cuando ya no cabía la paciencia. Cuando terminé de escribirlo, sentí que algo le faltaba. ¿Cómo probar la pluralidad del noticiario?

La voz autorizada era Simitrio, el líder social. Grabó el reconocimiento al único programa que no le negó los micrófonos. Se lo envíe al presidente del Club de Periodistas de México. – Me gusta, me dijo, pero compiten otros excelentes trabajos. Poco después el mismo Toño me dio la noticia. –Ganaste el premio, pero por única concedimos dos primeros lugares, el tuyo y el del reportero que logró la primera entrevista con el primer astronauta mexicano, Rodolfo Neri Vela.

El periodismo es el mejor puente para conocer el mundo intelectual. A los que conocí los mantengo en la memoria. Así conocí a un poblano que, mi querido Luis Maldonado, también merece un homenaje especial, Héctor Azar, escritor, novelista, dramaturgo, secretario de cultura de lujo que rescató barrios y calles olvidadas y que se refugiaba en su Atlixco amado. Héctor me brindó amistad y solidaridad en momentos difíciles que vivimos juntos.

Recuerdo una reflexión de Toño Saenz de Miera: “Los periodistas nos abrazamos a la más hermosa de las profesiones. Nuestro tesoro no es el dinero. Nuestra riqueza ni quema ni lastima, como el dinero, que sangra a quienes abusan de su poder efímero”.

Antonio nació en Puebla en 1913 y falleció en 1999. Fundó el Club de Periodistas de México en 1961. En una reunión con el entonces presidente Adolfo López Mateos, éste pidió a los periodistas reunidos en torno suyo que hicieran peticiones. Escuchó varias. Toño en silencio escuchaba. López Mateos le preguntó: – Don Antonio, ¿Usted no pide nada? El poblano respondió: – Señor presidente, para mí no le pediría nada, pero si para mis compañeros. Mi respetuosa petición consistiría en solicitarle el inmueble ubicado en Filomeno Mata No. 8, actualmente abandonado, para que los periodistas tengan un lugar propio para su convivencia y desarrollo. El 8 de Diciembre se publicó el Decreto ordenado por el Presidente López Mateos.

La bondad de Antonio no tuvo límites. Lograda la propiedad del edificio. Creado el Club, estimulo el trabajo de los periodistas con el certamen nacional. En Filomeno Mata No. 8 está viva y ejemplar la obra de este poblano. Cuando lo conocí y lo traté me dije: – Este hombre no quiere nada para él y se entrega a sus semejantes, y emociona su reconocimiento al trabajo de los periodistas.

La Fundación Que lleva su nombre culmina la obra del ser humano. Toño repartió cariño y el día de su final hubo más signos de amistad que flores. Me congratulo que Celeste Sáenz de Miera haya tomado la estafeta para continuar una agotadora carrera que no tiene fin.

He traído el recuerdo de episodios y anécdotas vividas en lo que califico el mejor periodismo mexicano de todos los tiempos. La comunicación moderna avanza y avasalla. Las redes sociales se extienden en el país. Hoy la gente tiene donde manifestarse. Hasta en los teléfonos celulares se hace periodismo. Sin embargo, el viejo periodismo es como las viejas películas con sus inolvidables actrices actores y directores. Se fueron pero regresaron.

Antonio Saenz de Miera vivió y se hizo periodista en una época dorada. Toño no necesita una alfombra roja para caminar con firmeza y recoger lo que se merece. Siempre con su cálida sonrisa.



More articles by this author

Imperativo: La inteligencia al poder Imperativo: La inteligencia al poder
DESDE FILOMENO MATA 8 Imperativo: La inteligencia al poder Mouris Salloum George (*) SIN...
VOCES DEL DIRECTOR: Las mafias del tabique y la varilla VOCES DEL DIRECTOR: Las mafias del tabique y la varilla
VOCES DEL DIRECTOR Las mafias del tabique y la varilla Mouris Salloum George...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 201 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner