joomla visitor
AuditorŪa
El enemigo en casa ¡Qué no caigan las tinieblas! El islam en México
Voces Diario
Banner
Cert√°men XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 326

Así se ven las musulmanas

 


En d√≠as pasados (el domingo 31 de agosto de 2014), el peri√≥dico MILENIO public√≥ un art√≠culo titulado ‚ÄúHuir hacia tierras mexicanas, una esperanza en Siria‚ÄĚ en √©l se narra la huida de un sirio llamado Said Taleb hasta alcanzar refugio junto con su familia en M√©xico (v√≠a L√≠bano y Brasil), donde radica su hermano dedicado al comercio‚Ķ hasta ah√≠ ser√≠a una de tantas historias sobre el escape de una guerra de agresi√≥n, con tintes internacionalistas y religiosos fan√°ticos, en la cual se han cometido atrocidades sin nombre.


Infiltración islamista


El islam en M√©xicoPero esta historia de asilo tiene una faceta que la vuelve alarmante pues a partir de la llegada de refugiados se pretende crear un centro de apoyo a otros sirios sunitas, para que arriben al pa√≠s y difundan aqu√≠ su ‚Äúcultura‚ÄĚ (ojo; los sunitas son los musulmanes creadores del conflicto) y sabemos muy bien que s√≥lo en la ciudad de M√©xico hay ya 22 centros de esta religi√≥n o sea; mezquitas clandestinas.

Estas mezquitas clandestinas, en los sitios donde se encuentren, los centros de adoctrinamiento favoritos de los yihadistas. ¬°Cuidado!, as√≠ se inicia la infiltraci√≥n. Hice llegar en persona al peri√≥dico, una carta advirtiendo sobre el peligro, pero al parecer fue ignorada luego de ser recibida. En estos sitios y bajo la fachada de un culto religioso se crean las c√©lulas de terroristas isl√°micos, sabemos por fuentes propias de labores profesionales que ya hay mexicanos convertidos al islam peleando y asesinando junto con los terroristas mercenarios que buscan crear un califato fundamentalista en la regi√≥n; se sabe que j√≥venes mexicanas convertidas al islam han ido a Siria e Iraq a llevar la ‚Äúyihad femenina‚ÄĚ, esto es para servir de objetos sexuales a los muyahidines, por supuesto bajo la autorizaci√≥n-orden de sus l√≠deres religiosos (no hay que olvidar que las mujeres musulmanas son poco m√°s que objetos) ya que su √ļnica funci√≥n en la vida es estar al servicio de los hombres.

Infiltraci√≥n solapadaEs el caso de una de tantas j√≥venes, del Reino Unido, en noviembre de 2013, Aqsa Mahmood, de 19 a√Īos, dio a su padre un largo abrazo de despedida. √Čl lo recuerda porque luc√≠a particularmente bella, seg√ļn cont√≥. Se lo hizo notar a su esposa y dijo que hab√≠a algo distinto en su hija. Ella se fue de su casa para unirse a la yihad. El abogado de su familia, Aamer Anwar, habl√≥ sobre la desolaci√≥n de los familiares y expres√≥: ‚ÄúNo hay algo que ellos (los padres de Aqsa) pudieran haber hecho por su hija‚ÄĚ. Ella era una radical de alcoba, al parecer ya casada con un yihadista y con aspiraciones de m√°rtir. Si esto pudo ocurrirle a Aqsa, quien ten√≠a todas las oportunidades en la vida, la mejor educaci√≥n que el dinero puede comprar, una familia moderada, liberal‚Ķ si pudo ocurrirle a ella, a alguien tan aparentemente inteligente, entonces puede ocurrirle a cualquier familia, dijo Anwar. Se dice que Aqsa recibi√≥ la influencia de los sermones islamistas en internet y de su relaci√≥n en las redes sociales con personas que le ayudaron a hacer la traves√≠a de Glasgow a Siria. Ahora esta herramienta est√° siendo usada por los extremistas.


La fachada religiosa


So pretexto de que M√©xico es un pa√≠s hospitalario que ha recibido refugiados a lo largo de la historia: espa√Īoles, chilenos, argentinos, entre otros‚Ķ estos sospechosos del islam pretenden obtener ayuda del gobierno mexicano y que √©ste les proporcione todas las facilidades para emigrar y permanecer legalmente en el pa√≠s, difundiendo obvio sus creencias y ‚Äúcultura‚ÄĚ.


Gilberto Garcia asesin√≥ a sus padres por no ser musulmanesYa sabemos en qu√© consisten estas costumbres del islam fundamentalista; degollar personas, masacrar prisioneros, vender a mujeres cristianas en los mercados p√ļblicos, convertir a la fuerza a cuanta persona no siga su religi√≥n, negarse equivale a la muerte al grito de allahu akbar!; ‚Äúdios es grande‚ÄĚ. Ya se han visto los primeros casos de violencia; un comerciante de M√©xico, de origen √°rabe ha ‚Äúimportado‚ÄĚ grupos de j√≥venes de procedencia extremista‚Ķ les ha costeado como empleados suyos locales comerciales en diversos mercados y desde estos ellos se dedican a difundir el zalat (los rezos), la m√ļsica y otras peculiaridades suyas. Cuando otros locatarios protestaron por la m√ļsica a todo volumen, fueron agredidos en defensa del ‚Äúsagrado‚ÄĚ islam. ¬ŅDeber√≠amos recordar a Ju√°rez? En Chiapas un enloquecido fan√°tico islamista degoll√≥ a sus padres por no ser ellos musulmanes. Y, estas son s√≥lo la parte visible del iceberg.


Desde las ense√Īanzas de su profeta Mahoma (al cual mediante el ‚Äúwali‚ÄĚ ‚ÄĒamigo de dios‚ÄĒ, han convertido en una especie de deidad) se insta a los islamistas a imponer su religi√≥n a todos (quieran o no) para acabar de manera especial, con las religiones que sirvieron de base al islam: el juda√≠smo y el cristianismo, aunque las otras tampoco est√°n a salvo de estos terroristas.


Miles de cristianos han sido asesinados u obligados a huir, otros miles de musulmanes no sunitas han sido masacrados, budistas e indios han sido perseguidos; asistimos a un fenómeno de regresión a la edad media. Lo que ocurre en Siria no es una revolución; es una intervención extranjera patrocinada por Arabia Saudita, Quatar, Turquía entre otros países musulmanes interesados en crear un califato fundamentalista. Los objetivos, bajo la pantalla religiosa cantada por sus jilgueros nada tienen de piadosos y todo de avasallamiento, esclavitud e ignorancia.


Ya tenemos bastantes problemas propios


Chamula musulm√°nNo necesitamos ni queremos a esa clase de personas en M√©xico, tenemos ya bastantes problemas propios sin ellos. Si bien es cierto que M√©xico nunca ha negado el asilo a los perseguidos, la mayor√≠a de quienes se han refugiado aqu√≠ han tenido en com√ļn idioma e idiosincrasia; los fundamentalistas que quieren venir no se integran al pa√≠s anfitri√≥n, ellos se infiltran y buscan obligar a los dem√°s a seguir sus creencias, en los pa√≠ses donde hay n√ļcleos crecientes de fundamentalistas, pa√≠ses democr√°ticos donde se lograron cambios sociales as√≠ como pensamiento liberal y tolerante, esos n√ļcleos fundamentalistas generosa e ingenuamente aceptados, se han convertido en trampas para todos aquellos que no sigan las creencias isl√°micas fan√°ticas; se apalea a homosexuales, a mujeres que no vistan al estilo musulm√°n, en sus propios pa√≠ses‚Ķ y esto no est√° pasando en el √°rea isl√°mica o en sitios en desarrollo, est√° ocurriendo en Europa, en Holanda, Alemania, Francia.


En los pa√≠ses en desarrollo los musulmanes buscan a los descontentos, a los pobres y marginados y en especial a los m√°s ignorantes. Tal es el caso chiapaneco. Chiapas se ha convertido en un semillero de yihadistas‚Ķ en este caso el islam hizo uso de la marginaci√≥n a la poblaci√≥n aborigen y buscaron infiltrarse en los grupos de lucha de aparente corte socialista. Hace 20 a√Īos, cuando se dio a conocer el EZLN, los incipientes grupos ‚Äúmisioneros‚ÄĚ isl√°micos (encabezados por musulmanes espa√Īoles) trataron de meter su cuchara en esa sopa en fermentaci√≥n, no tomaron en cuenta que el EZ era auspiciado por el obispo Samuel Ruiz y que por lo tanto era un movimiento de la corriente ‚Äúrevolucionaria‚ÄĚ de la ICAR, conocida como ‚Äúteolog√≠a de la liberaci√≥n‚Ä̂Ķ los islamistas fueron rechazados. Pero como llevan m√°s de 20 a√Īos ‚Äúpredicando‚ÄĚ en Chiapas, se ignora que tanto hayan logrado infiltrarse luego de la muerte de Samuel Ruiz y las payasadas de Marcos (que hasta se cambi√≥ de nombre), pero se sabe que los musulmanes chiapanecos son un grupo creciente y por motivos religiosos ya se han cometido cr√≠menes. Estos grupos de marginados y descontentos reciben ayuda econ√≥mica y de varios rubros por pertenecer al islam. La ignorancia ya reinante entre ellos es acentuada por la educaci√≥n religiosa a sus ni√Īos, la √ļnica aceptada sin que importe lo que pudiera decir la SEP.


pix gal1En donde s√≠ se han infiltrado descaradamente es en la ex APPO ahora llamada FULUS, nombre de una monedita √°rabe (VOCES 324). Estos radicales han sido apoyados por el EPR, ese movimiento radical de supuesta ra√≠z mao√≠sta que se dio a conocer el mismo a√Īo que el EZ‚Ķ y que m√°s que mostrar el Libro Rojo de Mao, se han dedicado a apoyar a grupos de narcos y de la delincuencia organizada. Esta conducta se ajusta por completo a la forma de operar de los grupos subversivos islamistas.


En M√©xico ya tenemos bastantes problemas propios, incluidos los religiosos; todas las religiones de corriente principal han cometido cr√≠menes en alg√ļn momento de su historia, y luego, en la mayor√≠a de los casos, han recapacitado e incluso se han disculpado aunque casi siempre bastante tarde‚Ķ pero los islamistas no conocen esa postura, la sumisi√≥n debe ser total, s√≥lo hay una opci√≥n a la conversi√≥n: la muerte.


En el inter los musulmanes se ponen como v√≠ctimas y se dicen perseguidos y vigilados por las autoridades (ser√≠a muy bueno que esto √ļltimo fuera cierto) no nos enga√Īemos, a pesar de todos los clamores islamistas de ‚Äúpaz y amor‚ÄĚ, las ense√Īanzas de su profeta son de odio, dominaci√≥n y muerte.


Ayuno de Ramad√°n

 

Busquen asilo en países musulmanes


EPREn opinión personal, los musulmanes que huyen de Siria deberían refugiarse en otros países musulmanes, en especial en aquellos que crearon toda esta violencia entre congéneres y la siguen apoyando con armas y dinero. Pero claro, éstos se niegan a recibirlos a pesar de ser sunitas. Los sirios cristianos, una minoría en aquel país, han sido acogidos en México sin reservas.


Pero es necesario tener cuidado con los sunitas, alertar a la gente sobre esta amenaza los terroristas sólo buscan infiltrarse y acabar con la cultura y las ideas de libertad, hacer retroceder al mundo hasta el S. XI…


M√©xico es un pa√≠s pacifista y hospitalario, respetuoso de la dignidad y los derechos humanos, pero debemos estar alertas para evitar que sobre nosotros caigan las tinieblas que oscurecen la vida en m√ļltiples pa√≠ses.

 



 

El islam crece en Chiapas

 

San Cristóbal de las Casas saltó a las primeras planas de la prensa internacional cuando los rebeldes indígenas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) tomaron la ciudad y declararon la guerra al gobierno mexicano.

 

Chiapa de Corzo Fuente Colonial de inspiración islámica

 

También alcanzó fama fuera de México el entonces obispo de San Cristóbal, Samuel Ruiz, quien reunió en su catedral a zapatistas y emisarios del gobierno para que negociaran una solución al conflicto. Mientras, un poco alejado de las bonitas iglesias católicas de San Cristóbal, en la periferia de la ciudad, el Islam ha echado raíces. Unos 300 integrantes de la etnia maya tzotzil dirigen todos los días la mirada hacia La Meca y ruegan a Allah en vez de a Jesucristo.


En la "Madrasa", una escuela isl√°mica, los ni√Īos aprender a leer el Cor√°n en √°rabe. All√≠ tambi√©n se los cuida, muchas veces mejor que en sus casas paternas.

+
Algunos tzotziles incluso han ido en peregrinación a La Meca.


Desde la conquista espa√Īola, en 1524, Chiapas hab√≠a sido una regi√≥n marcadamente cat√≥lica. Los misioneros espa√Īoles ense√Īaban su religi√≥n a los habitantes primitivos. Fue una suerte de iron√≠a de la historia que en 1995 lleg√≥ a Chiapas justamente un espa√Īol para pregonar que la verdadera revelaci√≥n de Dios la constituye el Cor√°n. El espa√Īol, oriundo de Granada, se llamaba Aureliano P√©rez Yruela, miembro de una secta sunita, que r√°pidamente encontr√≥ adeptos entre los tzotziles. La mayor√≠a de los convertidos al islam eran originarios del distrito rural de San Juan Chamula, cercano a San Crist√≥bal de las Casas y que ha sido desde hace alg√ļn tiempo escenario de conflictos religiosos. Influidas por misioneros norteamericanos, muchas familias de San Juan Chamula se hab√≠an pasado desde la d√©cada de los 60 a iglesias evang√©licas. Por esta raz√≥n fueron expulsados por los cat√≥licos de su propia etnia y se asentaron en la periferia de San Crist√≥bal.


En opinión del antropólogo Gaspar Morquecho, la comunidad musulmana en Chiapas recibe apoyo financiero de países islámicos para que pueda ofrecer a sus miembros trabajo, educación (islámica), alimentos y ropa. Sin embargo, no sólo los incentivos materiales hicieron que los indígenas se sintieran atraídos hacia Allah, sino también la curiosidad.


La llegada de P√©rez Yruelas a Chiapas ocurri√≥ en un momento de gran agitaci√≥n pol√≠tica a causa del EZLN. Los reci√©n convertidos al islam intentaron sin √©xito establecer contacto con los ‚Äúzapatistas‚ÄĚ. En estos tiempos de terrorismo, tambi√©n los servicios de inteligencia mexicanos, han comenzado a interesarse por estos mayas musulmanes.

 

Algunas masjids (mezquitas) y centros islámicos en México


1. Al Markaz Assalafi al Mexik, Distrito Federal.
2. Bay tul Islam , Guadalajara, Jalisco (sunnita).
3. Centro Cultural Islámico de México, Hermosillo, Sonora.
4. Centro Cultural Islámico de Monterrey, AC, Monterrey, Nuevo León.
5. Centro Educativo de la Comunidad Musulmana AC, Ciudad de México.
6. Centro Educativo de la Comunidad Musulmana AC, Ciudad de México
7. Centro Isl√°mico, Morelia, Michoac√°n.
8. Centro Islámico de Norte AC, Monterrey, Nuevo León.
9. Comunidad Islámica de la Laguna A.R., Torreón, Coahuila (chiíta).
10. Centro Educativo de la Comunidad Islámica, Ciudad de México.
11. Frente de Unidad Isl√°mica Al-Ansari, Puebla, Puebla.
12. Centro Islámico Mezquita de Soraya, Torreón, Coahuila.
13. Centro Isl√°mico, Tijuana, Baja California.
14. Centro Cultural Islámico, Ciudad de México.
15. Masjid Al-Kauthar, San Cristóbal de las Casas, Chiapas.
16. Masjid Dar As Salaam, Tequesquitengo, Morelos.
17. Masyid Al Karim, Puebla, Puebla.
18. Musala Morelia, Morelia, Michoac√°n.
19. Musalah Muhammad ibn Abdul Wahab, Ciudad de México.
20. Centro Musulmán de México, Distrito Federal.

 


Nota: Estos son los centros conocidos, digamos ‚Äúlegales‚ÄĚ
pero se sabe que existen muchos m√°s que funcionan de manera m√°s o menos clandestina
y sin control gubernamental o de las autoridades. ¬°Cuidado!

 

 



More articles by this author

Las brujas de la noche: Mujeres piloto soviéticas de la II Guerra MundialLas brujas de la noche: Mujeres piloto soviéticas de la II Guerra Mundial
De manera silenciosa, por las noches las Nachthexten, brujas de la noche,...
A través de mis cristalesA través de mis cristales
El Ni√Īo H√©roe desconocido Miguel era un joven militar miembro del...
Comentarios (4)Add Comment
0
JACINTO Jaramillo
octubre 21, 2015
187.179.242.92
Votos: +0
qu mas puedo agregar si ya todo fue dicho

Estos discipulos de Abdul Wahhab creen que nos bamos a tragar esa propaganda del maometano pacifico y bondadoso. Pero como? Si no solo los reporteros ,tambien el mundo entero reporta la classe de cala√Īa que son!

0
Sarey Mejia
agosto 22, 2015
189.144.124.105
Votos: +0
Que mediocre periodista

Es una pena que quien se dice ser periodista y se supone tenga que investigar sobre cualquier art√≠culo que publique, diga semejantes disparates sobre el Islam. Soy musulmana reci√©n convertida al Islam, agradecida a Allha (Dios) de haberme dado la gu√≠a y conocer su religi√≥n y orgullosa de renunciar al catolicismo de porquer√≠a, religi√≥n tan m√°s hip√≥crita y adoradora de cuanto santo falso les pongan. Los musulmanes SUNITAS ESCUCHALO BIEN CUASI PERIODISTA, profesamos la paz y respeto hacia las personas, PROFESAMOS EL VERDADERO ISLAM, NO COMO LOS GRUPOS RADICALES QUE SE DICEN SER MUSULMANES Y EN REALIDAD NO LO SON, matan seg√ļn ellos en nombre de Allha (Dios) y Dios no pide que vayamos por la vida matando personas en su nombre, somos pac√≠ficos y las mujeres nos sometemos a Allha no al hombre, no te equivoques y para la otra has bien tu tarea.

0
Alejo Carpentier
mayo 15, 2015
201.137.183.161
Votos: +0
Que articulo m√°s desafortunado y fascista

Que tristeza que "Voces del Periodismo" del Club de Periodistas de M√©xico publique este tipo de art√≠culos mediocres, malintencionados y racistas. Que horror que este badulaque mediocre y mal informado de Hector Chavarria tenga tribuna en los medios, pues este tipo de periodistas (titulo que le queda grande) denigran al gremio y fomentan el odio. Su nota, adem√°s de estar mal documentada respecto al Islam, demuestra un profundo desconocimiento pol√≠tico y social de lo ocurrido en M√©xico en el estado de Chiapas en el a√Īo 1994.
Mientras se sigan publicando este tipo de art√≠culos que fomentan el odio en la opini√≥n p√ļblica, no podremos caminar hacia una sociedad plural y respetuosa. Este tipo de periodismo, solo es comparable con el Nazismo.



0
Alejo Carpentier
mayo 15, 2015
201.137.183.161
Votos: +0
Que articulo m√°s desafortunado y fascista

Que tristeza que "Voces del Periodismo" del Club de Periodistas de M√©xico publique este tipo de art√≠culos mediocres, malintencionados y racistas. Que horror que este badulaque mediocre y mal informado de Hector Chavarria tenga tribuna en los medios, pues este tipo de periodistas (titulo que le queda grande) denigran al gremio y fomentan el odio. Su nota, adem√°s de estar mal documentada respecto al Islam, demuestra un profundo desconocimiento pol√≠tico y social de lo ocurrido en M√©xico en el estado de Chiapas en el a√Īo 1994.
Mientras se sigan publicando este tipo de art√≠culos que fomentan el odio en la opini√≥n p√ļblica, no podremos caminar hacia una sociedad plural y respetuosa. Este tipo de periodismo, solo es comparable con el Nazismo.



Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 294 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner
347
Banner