joomla visitor
Auditoría
Tito, tito, Robo…
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 341

ciencia 1

 

ciencia 2

 

¡Peligro!, ¡Peligro Will Róbinson!, esta frase, en la voz del inefable Jorge Arvizu - el Tata -, emitida desde mi televisor Blanco y Negro de cinco pulgadas, por un ente-artilugio cruza entre tinaco y lámpara súper desarrollada con base de acordeón, que batía un par de brazos de tubo corrugado terminados en pinzas… era una de las cosas más emocionantes que podía oír de niño, para mí ese era: EL robot.

 

ciencia 3Dado mi gusto y afición por estos mecanoides, si me propusiera hablar de los de ficción, enumeraría una docena de ellos con pelos y señales, sin consultar una nota. La fijación del hombre por máquinas que copien la figura y actividad humana es muy antigua, sus primeras manifestaciones registradas vienen desde los griegos, en la literatura, el cine y la TV ha habido toda clase de ellos, el concepto alcanzó su pináculo en la obra del buen Dr. Isaac Ásimov y algunas películas exploran estos conceptos: “El hombre bicentenario”, “Inteligencia artificial”, “Yo robot”, “Ex Machina”, “Chappie” y “Autómata” por mencionar algunas.

Los Robots reales han resultado ser bien diferentes, existiendo ya desde hace varias décadas, en el ámbito industrial, abarcan un enorme rango que va desde elaboración de alimentos, medicamentos, ropa y muebles, hasta fabricación de electrónicos, electrodomésticos, autos, partes y más; los robots parecidos a personas sólo han tenido auge como animatrónicos (Cine, TV, convenciones, ferias, etc.), tal vez por lo que el Dr. Ásimov describía como el “complejo de Frankenstein”, un temor humano subconsciente, a ser substituido por una versión mejor de uno mismo.

Están por todas partes

ciencia 4En lo cotidiano, los robots están por todas partes: Puertas de centros comerciales que se abren solas, autos que acuden al llamado o se estacionan por sí mismos, pequeñas aspiradoras que solitas limpian el piso y algunas otras aplicaciones hogareñas, maletas de viaje motorizadas que siguen al dueño, perritos de juguete que se portan como los vivos adaptándose al usuario y dicho sea de paso, miniaturas de robots de película a control remoto, que a ratos parecieran tener mente propia. Grandes corporaciones como Amazon tienen en sus enormes bodegas miles de robots montacargas en forma de gruesa charola con ruedas, programados para llevar y traer mercancía cargando anaqueles sobre su metálica espalda en un complejo ballet, y algunos corporativos tienen en sus oficinas repartidores de documentos o dispensadores de café que van hasta el escritorio del trabajador para servirle, muy cómodo.

Los científicos sin embargo, continúan mejorando las capacidades de automatización e independencia “mecanoide”, y se divierten con pequeños torneos de fútbol Robot, con su propio “mundial” y todo, o robots peleadores que inventan sobre la marcha su forma de atacar y defenderse, en ambos casos sin la intervención humana, existen también investigaciones donde los robots, alimentados por un motor a gasolina, pueden caminar y correr independientes como animales tanto bípedos, como cuadrúpedos, con envidiable equilibrio; la famosa línea de robots de Toyota que incluyen al Humanoid, diseñados todos para la asistencia del discapacitado, el enfermo y el apoyo familiar, algunos de los cuales parecen tener voluntad propia. Hasta aquí, la cosa se ve maravillosa.

Robocop rea

ciencia 5Pero en Silicon Valley, en fecha reciente comenzaron a funcionar “Robocops” de la vida real denominados “K5”, armatostes autónomos de seguridad con una talla de 1.5m y 150kg de peso, con forma de bala (recuerdan a los “Daleks” de “Dr Who”), aunque no arrestan a nadie, su función primordial es mantenerse alertas a ruidos altos o discordantes y actividad sospechosa, para desanimar a los infractores, ya que además de su presencia física y de poder dirigirse verbalmente a alguien si es necesario, transmiten señal de video y graban, comunicándose vía internet entre ellos y con su central, así pueden ser ubicados vía GPS de inmediato para recibir asistencia, al parecer hay compañías que están tomándolos muy en serio para su seguridad, ya que confían en que los ladrones son “inherentemente flojos” y que preferirán buscar algo más fácil (eso dicen). La combinación de inteligencia artificial y armamento es un terreno escabroso; tomemos el caso de una mina, es mortal, ahí la decisión de matar se diluye entre el fabricante y el que la coloca, ellos serían los responsables morales de lo que pase, pero ¿que un robot decida matar a un hombre? Esto dependería de la inteligencia artificial la cual es muy difícil de definir, se necesitaría determinar el alcance de la percepción, algún tipo de cálculo complejo durante el que se toma la decisión de matar y la reacción, todo autónomo

ciencia 6Los conocedores del tema como el Profesor Bernhard Schölkopf, del Instituto Max-Planck, dicen que “estamos muy lejos de que una inteligencia artificial pueda tomar una decisión así, sin embargo en otros aspectos, muy cerca de conseguir una inteligencia artificial similar a la del hombre”. Hoy los robots pueden cumplir algunas tareas tan bien como las personas, por ejemplo el reconocimiento facial, algunos sistemas como Facebook lo hacen muy bien y estos podrían satisfacer algunas exigencias militares, aunque por el momento, es más fácil enseñar a un robot a reconocer caras, que a subir una escalera sin tropezarse, “Terminator” está aún lejos; los actuales sistemas de armas inteligentes como las defensas anti-misiles, reaccionan más rápido que las personas, pero pueden provocar accidentes.

Los Drones militares armados (tanques pequeños y Raptors voladores), se conducen solos e informan de lo que encuentran, pero no deciden matar, eso lo hace un humano… todavía.

Los partidarios de la inteligencia artificial dicen que las personas toman malas decisiones provocando más accidentes y pérdidas que los sistemas automáticos, porque en cuanto a apuntar y disparar, la máquina es más precisa y distingue mejor entre soldados y civiles. Pero en la guerra un bando intenta provocar daños al otro, digamos, matando a determinadas personas, esa es una decisión moral que compete al soldado, dejarla en manos de un sistema automático… cuesta imaginarlo. También es difícil prever una guerra si algunos países tienen esos sistemas y otros no. ¿Robots contra humanos? ¿Nos daría menos repulsión iniciar guerras? Es jugar con fuego.

El placer de conducir

Todo indica que la inteligencia artificial nos quitará el placer de conducir, para eso el computador del coche autónomo deberá ser muy inteligente: digamos que reconoce a un niño en el camino y por esquivarlo colisiona de frente con otro coche, matará a muchos por salvar a uno. Situación difícil que si nos pasa, no estará bien pero lo entenderemos como error humano, si pasa a un sistema robótico… ¿Nos acostumbraremos al error mecánico?

 

ciencia 7



Aun así, los diseñadores insisten en que sólo es cuestión de tiempo para que existan sistemas autónomos más seguros que el mejor conductor de carne y hueso... En su momento las estadísticas tendrán la última palabra.

Otra vertiente más amena es la de los robots para recreación adulta, Japón es pionero en la creación de réplicas femeninas a la carta, con piel texturizada, anatómicamente correctas y respuesta electrónica a estímulos muy bien lograda, la imaginación es el límite, aunque no dejan de ser maniquíes sofisticados (eso sí, MUY bonitos).

ciencia 8En general los pocos robots muy antropomorfos que existen sufren rechazo inicial, quizás porque sus facciones de algún modo no son del todo correctas y caen en lo que algunos investigadores del ramo llaman “el valle misterioso”, porque al ser mucho más parecidos a las personas (piel, pelo, ojos, dientes, etc), ese “algo” que les falta, los vuelve repulsivos, para explicarlo se habla de una reacción humana innata, contra genes defectuosos…

¿Sabían que marte está poblado sólo por robots? Si, sé que es injusto no extenderme un poco más sobre los que exploran el espacio por nosotros, pero el robo-tema es muy extenso y sólo lo he rozado, es una lástima que no existan los robots humaniformes perfectos con cerebro positrónico, sería genial… Así que: Tito, tito, robotito y ¡Salud Mr. Data!



More articles by this author

Medicina para todos / De cristalMedicina para todos / De cristal
Siempre que recuerdo las caricaturas del correcaminos y el coyote,...
Medicina para todos / Úterus artificialisMedicina para todos / Úterus artificialis
Uno de tantos sueños añejos en la literatura de ciencia...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 340 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner
347
Banner
346
Banner
345
Banner