joomla visitor
AuditorŪa
Nacidos para Perder. Nacidos para Sufrir. Nacidos para Morir
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 345

SALA 1

 

DE IGUAL FORMA EN QUE ACTUARON tus padres contigo, debes de actuar igual. No le hables de sexo. Cada vez que te pregunte algo relacionado al sexo, por favor trata de confundirlo, hazle creer que los ni√Īos vienen de Paris y si te cacha haciendo el amor con tu pareja, d√©jalo que se asuste, no tiene importancia, √©l debe de vivir su propia experiencia.

TIENES que darle libertad, perm√≠tele que se vaya a dormir a otras casas y si te dice que el pap√° o el hermano o la hermana de su amiguito lo oblig√≥ a tocar sus partes y le hizo da√Īo, no le creas, acu√©rdate que los ni√Īos son muy mentirosos y fantasiosos.

Descoyunte sexual

SALA 6Si una empleada dom√©stica, se masturb√≥ y se excit√≥ en su cuerpecito, reg√°√Īalo por estar ofendiendo el honor de la sirvienta. Permite que tenga roces y juegos sexuales con sus hermanitos y sus amiguitos.

Organiza fiestas en tu casa y logra que tus invitados se emborrachen y hazte de la vista gorda, cuando alguien entre borracho y drogado al cuarto de tu hijo, d√©jalo ser, y facilita el camino para que esa inocente criatura sea da√Īada sexual y mentalmente en su propia casa. Cuando se masturbe y est√© en edad, dale facilidades, v√≠stete provocativamente o semi desnuda, busca la forma de que tu hijo genere morosidad por verte a ti, a tus hijas o primas semi encueradas, dale permiso de usar revistas pornogr√°ficas o de ver pel√≠culas para adultos, por ning√ļn motivo permitas que viva acorde a sus etapas, accede a que se sienta adolecente y vaya al cine a confundirse m√°s con sexo y violencia.

SALA 2No lo rega√Īes, porque dice groser√≠as, al contrario, fest√©jaselas, al igual que sus chistes pelados y dale chance que contamine a sus hermanitos y primitos menores. Tr√°talo como un adulto y habla de cosas delicadas, aun cuando no est√© en edad, pero definitivamente no le hables nada de sexo. Si tu hijo fue violado, evita llevarlo a que reciba ayuda profesional, √©l merece vivir en el martirio de su descoyunte sexual, y que pague las consecuencias, no importa si se convierte en un degenerado, o tal vez en un violador, o si llega a sentirse sucio por el resto de sus d√≠as; a ti lo que te debe de importar, es el proceso de c√≥mo lograr que tu hijo sea un enfermo emocional, que se llene de dolor y encuentre alivio en el alcohol, las drogas, el sexo, el poder, el dinero o en cualquier otra obsesi√≥n, como la comida, internet o el juego.

Muéstrale el camino del alcohol y las drogas

Por si todo lo anterior te llegara a fallar.

SALA 3Tu hijo debe de aprender a relacionar a la sustancia con la sociedad, por ello, en tu cumplea√Īos o el diez de mayo, de igual suerte, en las fiestas de a√Īo nuevo, tambi√©n en las jugadas de baraja o domin√≥ en tu casa, o en cualquier otra fiesta, acu√©rdate, toma nota, es indispensable que siempre est√© el alcohol de por medio y sobre todo, que tus invitados, t√ļ y tu pareja, se deben de poner hasta las chanclas. Si hay pleitos de borrachos, qu√© mejor.

Si hay degenere sexual, qu√© mejor, pero que sea delante de tu hijo, para que √©l pueda comprender que est√° permitido embrutecerse y ese ejemplo le ser√° de mucha utilidad. Cada vez que puedas, usa el t√©rmino de Necesito. Necesito una cerveza, necesito cur√°rmela, de igual forma con las pastillas. Necesito un tafil para el dolor de cabeza. Necesito. Que no se te olvide, ah y debes de tener un s√ļper botiqu√≠n en tu casa, para que tu hijo crezca con ese concepto de que √©l tambi√©n llegar√° el d√≠a en que necesitar√° del medicamento para que se sienta bien y cuando le des algo para el resfriado o cualquier dolor, dale medicamento agradable a su paladar, para que cuando tenga ansiedad, se acuerde que meterse pastillas, es como meterse un dulce agradable.

No le des medicamentos amargos, acu√©rdate que est√°s en un proceso de creaci√≥n de un enfermito s√ļper adictivo. No se te olvide. Necesito un pase. Necesito meterme algo para carburar.

Malos h√°bitos y defectos de car√°cter

Los adictos y alcohólicos somos desorganizados, improvisados, impuntuales, informales y en sí irresponsables.

SALA 4En este campo, la tarea es muy sencilla, no le ense√Īes ning√ļn tipo de h√°bito, ni por equivocaci√≥n se te ocurra pedirle que tienda su cama, que recoja su ropa, que tape la pasta de dientes o limpie su cepillo. Hazlo todo por √©l, para que se le facilite depender de terceros y no tenga horarios, ni disciplina, ni orden, y sea un in√ļtil que no sepa coser ni un bot√≥n o bolear sus zapatos.

No le ayudes a hacer sus tareas, ignóralo, que batalle y si se equivoca, la recomendación es que lo agarres de los pelos y le embarres su carita en el cuaderno, así tendrá una letra pésima y no se aprenderá ni las cinco vocales, ni el abecedario, mucho menos las tablas de sumar y multiplicar. Muéstrale que te intolera que sea tan burro y grítaselo hasta el cansancio, compáralo insistentemente con sus hermanos, para que genere envidia y conozca lo que es este veneno para el alma.

SALA 5De ti depende. La envidia habr√° de frustrarle sus d√≠as de por vida. Con todos estos ingredientes, habr√° de llenarse de defectos de car√°cter y para todo buscar√° justificantes, y por si esta estrategia no te llegara a funcionar, compl√°celo en todo, entr√©gale diariamente importantes sumas de dinero para que se compre porquer√≠a y media, c√≥mprale cuanto juguete te pida, reg√°lale cosas in√ļtiles con las que juegue un ratito y despu√©s las mande al carajo.

Inc√ļlcale la gran importancia que tiene el dinero y hazle sentir, que √©l se merece todo, para que cuando crezca, con su ego inflado, se estrelle contra la realidad y le de por comprar amor y en s√≠ a las personas. Y cuando no tenga complacencias, se llene de frustraci√≥n y de auto conmiseraci√≥n.

Cr√©emelo que funciona. Finalmente, ya cuando tu hijo sea todo un adicto, es cuando realmente vas a empezar a disfrutar de tu trabajo, y sin duda podr√°s palpar el resultado de tu esfuerzo y gozar√°s de la vida viendo a tu hijo, muerto en vida, y aqu√≠ algunas sugerencias para que disfrutes de tu alcoholiquito. Debes de estar muy conciente de que fueron muchos a√Īos del proceso y que t√ļ te sientes muy satisfecha por la realizaci√≥n de tu obra.

Este es el encanto de tener un enfermito en casa

Si tu hijo llega a la c√°rcel por cualquier delito.

Si√©ntete abogada y pide dinero de donde sea. No lo dejes que sufra sus consecuencias de su vida ingobernable. El comprender√° que t√ļ siempre est√°s dispuesta a ayudarlo, y por ello, volver√° a cometer delitos. Si tu hijo, est√° lleno de deudas, √©sta es una gran oportunidad para que despierte en ti, el esp√≠ritu financiero y te sientas banquero.

P√°gale todas sus broncas de dinero, incluso las de drogas. Sino tienes y √©l empieza a robarte o a empe√Īar tus cosas, no pasa nada, reg√°√Īalo poquito, para que lo vuelva a hacer, incluso facil√≠tale el camino. No todos los d√≠as tendr√°s la oportunidad de sentirte instituci√≥n de beneficencia p√ļblica. Imag√≠nate, el Monte de Piedad te va a quedar chiquito. ¬ŅQu√© no? Si tu hijo se enferma de malilla, porque se le pas√≥ la mano con la droga y se atasc√≥, o tiene una cruda infernal, no te enojes, al contrario, dale las gracias, porque te est√° dando la oportunidad de que te sientas doctora o enfermera y dejar√°s de hacer otras cosas, por atender a tu enfermito.

SALA 7Te sugiero le cocines algo especial, como caldito de camarón, su chela bien fría y un clamatito, y si tu quieres, un pasecito y un par de tafiles, todo ello, es para que se aliviane y vea que fácil es salir de un fondito. Si tu hijo, hace sus necesidades en su cama o se orina en envases de refresco y su cuarto apesta.

Qu√© felicidad. Te har√° sentir muy bien, limpiar el cuchitril, sin duda, te sentir√°s √ļtil y feliz, recogiendo su ropa sucia, limpiando todo el tiradero. Ll√©vale los sagrados alimentos a su cuarto. Hay esposas y madres, que son muy felices haciendo el papel de botones de un hotel y realizando con elegancia el servicio. Resu√©lvele todos sus problemas y no permitas por ning√ļn motivo que se haga responsable.

El depender de ti, te har√° fuerte y tal vez, la s√ļper mam√° del a√Īo. Si tu hijo se atasca y est√° prendido de la marihuana, el alcohol, la coca√≠na, la hero√≠na o las pastillas, entr√©gale dinero semanalmente para que se siga drogando, y si llega tarde o no llega en d√≠as, no le digas nada, goza el placer de que se burlen de ti y del resto de la familia. No pongas ning√ļn tipo de l√≠mites, d√©jalo que disfrute de lo m√°s sagrado que tiene el ser humano. La libertad de ser.

Si tu hijo, est√° muerto en vida, deprimido, flaco, ojeroso y sin ilusiones, esp√©rate tantito, no lo metas a un anexo, no hagas nada por rehabilitarlo, ni que vaya a alg√ļn grupo de alcoh√≥licos an√≥nimos o neur√≥ticos an√≥nimos; tu hijo estar√° en el escudaron de la muerte, a un pie del manicomio, en la antesala de las c√°rceles y los hospitales y finalmente en la tumba, y solo as√≠, podr√°s comprender que la enfermedad de las emociones, es cosa seria. No es un maldito vicio. Es de vida o de muerte, tan sencillo como eso. T√ļ dices, c√≥mo, cu√°ndo y d√≥nde. El por qu√©, no importa, lo hecho, hecho est√° y punto.

Error, tras error

Esta enfermedad, no distingue a pobres o ricos, no distingue clases sociales, ideolog√≠as, credos, agarra a todos por parejo, el sufrimiento es igual para pobres que ricos, para mexicanos, como para ni√Īos ind√≠genas o menonitas adictos, drogadictos, es una SALA 8enfermedad cruel, progresiva, incurable, mortal, contagiosa, burlona y es un c√°ncer social.

Ni√Īos y ni√Īas, ricos o pobres, son v√≠ctimas de las adicciones, sufren desde peque√Īos de depresi√≥n y de trastornos de ansiedad, igual, trastornos alimenticios, muchos se drogan porque est√°n abandonados de s√≠ mismos, porque les gusta, porque se justifican, como Erika, una chavita de 15 a√Īos que sufri√≥ la muerte de su madre, quien fue brutalmente asesinada a las puertas de su casa, dolor, trauma que ella no ha podido superar y usa la mariguana, m√°s otras sustancias t√≥xicas para calmar su dolor; cuando no tiene dinero, ni a nadie a quien robar, Erika se prostituye, juega con las emociones y los deseos de los hombres, corre un alto riesgo, adicional a su enfermedad.

Ha estado internada en un centro de rehabilitación para mujeres, los 18 mil pesos que ha pagado su familia en cada internamiento, han sido en vano, Erika sigue prendida de las drogas, tocando fondos y hundiéndose más en el pantano de los parásitos sociales, hundiéndose más y más, en un callejón sin salida.

Sentenciados a sufrir

Esta herencia se viene transmitiéndose de una generación a otra, de abuelos a padres, de padres a hijos, de hijos a hijos, es sin duda, una maldición para miles, millones de familias de ser humanos que sufren por la adicción de un ser querido, muchos, que se enferman más que el adicto, muchos que igual que ellos, están muertos en vida, atrapados sin salida.

Son miles de mujeres, que por a√Īos han vivido al lado de un alcoh√≥lico, adicto, neur√≥tico, que han tenido que padecer esta triste enfermedad, ahora, estas mujeres sufren por sus hijos mariguanos, adictos a sustancias t√≥xicas, se prenden de los inhalantes, son tan adictos como cualquier ni√Īo rico o ni√Īo de clase baja o media, es exactamente lo mismo y tristemente, estos seres humanos se tornan impotentes ante la ausencia de un verdadero programa de rehabilitaci√≥n, sufren las consecuencias de una nula pol√≠tica de prevenci√≥n y un total abandono de la sociedad es un problema serio, de salud, delicado, de salud mental, emocional y espiritual. Ellos mueren de sobre dosis, como mueren en los llanos infinidad de heroin√≥manos, muertos en las lapidas, en las tapias, abandonados de s√≠ mismos, abandonados de sus familias, abandonados de la sociedad.

 

SALA 9

 

Indiferencia a todo lo que da

La sociedad est√° enferma, muy enferma de sus emociones, de la mente, vive la gran mayor√≠a en depresi√≥n, con ansiedad y con f√°rmacos, adictos a las pastillas, a los antidepresivos, es un serio y delicado problema el que tenemos, se vive hoy en d√≠a las adicciones de ni√Īos, j√≥venes, que est√°n prendidos de diversas drogas, ni√Īos y j√≥venes, que desde temprana edad se hacen dependientes a los f√°rmacos, despu√©s, adictos, drogadictos que son internados en centros de rehabilitaci√≥n, que m√°s que rehabilitar, en ocasiones salen peor, hay con un alto √≠ndice de reca√≠dos, el problema se torna may√ļsculo, por lo que esto genera, como violencia dom√©stica, por la ausencia de motivaci√≥n para trabajar, porque el drogadicto, se estanca en un estado depresivo y se niega a recibir ayuda, estos ni√Īos y j√≥venes, son sentenciados al fracaso, a fracasar como hijos, como estudiantes, como trabajadores, a fracasar como pareja, como padres, a ser, sin duda, par√°sitos de la sociedad.

Gracias por leerme y m√°s por escribirme. Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . B√ļscame en Facebook, S√≠gueme en twitter @teo_luna. Visita mi p√°gina crisiscreces.com Mis libros te pueden ser muy √ļtiles. Siempre a tus √≥rdenes 614-410-0158.

 

Te recomiendo la siguiente Liga:
https://www.youtube.com/watch?v=AUQGZJVRczs



More articles by this author

De adicto a ADICTO Alcoholismo, pensamientos, psicóticos, patológicos, obsesivosDe adicto a ADICTO Alcoholismo, pensamientos, psicóticos, patológicos, obsesivos
  De adicto a ADICTO Alcoholismo Pensamientos, psic√≥ticos, patol√≥gicos, obsesivos Ernesto Salayandia Garc√≠a Las caracter√≠sticas...
Los mil y un pretextos para ser un gran mediocreLos mil y un pretextos para ser un gran mediocre
  De adicto a ADICTO   Los mil y un pretextos para ser...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 257 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner