joomla visitor
AuditorŪa
De adicto a ADICTO, La Saliva del Diablo, una maldición
Voces Diario
Banner
Noticias
Cert√°men XLVII
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 350

SALA 1


AND√ĀBAMOS mi mujer y yo de luna de miel en Acapulco, har√° cosa de unos 23 a√Īos y meses, yo ten√≠a mucha resistencia, beb√≠a como esponja, me met√≠a las conocidas ampolletas, las Coronitas acompa√Īadas de mi tequilita hornitos, pa que amarre, le dec√≠a al mesero, y desde temprana hora, comenzaba a empinar el codo.


Tengo que acordarme


SALA 2No era un mala copa, no lo era, al menos que apareciera mi celotipia infernal, esa tarde, en un atardecer precioso, fuera de serie, unas coste√Īas comenzaron a hacerle trencitas a mi esposa y entre trenza y trenza, yo me atascaba de cerveza y tequila, hasta que lleg√≥ el momento en que el alcohol comenz√≥ a da√Īarme el sano juicio, si es que lo ten√≠a, comenc√© a hablar puras estupideces, a desvirtuar la realidad, haci√©ndome el chistosito, me acuerdo que a las dos chamaquitas, les ofrec√≠ ponerles un negocio en Chihuahua.
Yo, en mi borrachera, ya me hac√≠a lleno de franquicias con negocios para hacer trencitas, tipo Bo Derek, mi mujer, a sus 21 a√Īos, nom√°s se re√≠a de la serie de estupideces que yo dec√≠a y m√°s a√ļn, que yo me las cre√≠a; en esos a√Īos, yo ya ten√≠a un serio problema por mi manera de beber y por mi fuerte dependencia a la coca√≠na.

 

Atrofiado por el exagerado consumo de alcohol


SALA 3Mi dependencia, era por inercia, apenas si me sentaba en la mesa de un restaurante, dejaba que mi esposa, pidiera y despu√©s ped√≠a yo, comenzaba con mi Coronita y mi copa co√Īaquera de tequila, uno tras otro, luego, para acompa√Īar la carne, el corte de carne que ni lo probaba, ped√≠a vino tinto, Del Casillero del Diablo, de la Alta Rioja, a veces chilenos, argentinos y mexicanos, luego, ya a medios tonos, me luc√≠a pidiendo un Sol y Sombra, que es co√Īac y chinch√≥n, acompa√Īado de un puro Montecristo, de ah√≠, iba directito al ba√Īo a vomitar, muchas veces, vomitaba hasta sangre.

De regreso ped√≠a mi vodka tonic, ya habr√°s de imaginarte mis di√°logos, mis panchos y mis actitudes contra mi esposa, as√≠ eran los lunes y todos los d√≠as de la semana; una noche, ya borracho, entramos a una discoteca, la de moda en Acapulco, una de las especialidades, eran las llamadas cucarachas, era co√Īac ahumado, es decir, le prenden fuego a la copa co√Īaquera grande y esperas a que se enfri√© y te la tomas, no s√© cu√°ntas cucarachas me tom√©, lo que s√≠ s√©, es que me puse como loco, me llen√© de celos y dej√© a mi esposa sola, la humill√©, la ofend√≠, la denigr√©, y me sal√≠ del lugar, borracho y loco.

 

Un trato que no cumplí


Mi esposa harta de mis borracheras, de mis ataques de celos, me dijo que hiciera algo con mi alcoholismo, ella comenz√≥ a ir a un SALA 4grupo de Alanon, yo aparent√© entrarle y tambi√©n fui a un grupo de AA, muchas veces me met√≠ al ba√Īo a drogarme inhalando coca√≠na mientras se desarrollaba la junta, el alcohol, me rob√≥ la vida, me arrebat√≥ un c√ļmulo de oportunidades, me secuestr√≥, entr√© en depresi√≥n, me qued√© solo, mi mujer me abandon√≥.


Infinidad de veces, me corrieron de mi trabajo, perd√≠ una fortuna, dej√© de producir, de ser, si as√≠ se le puede llamar un alcoh√≥lico funcional y me convert√≠ en un drogadicto disfuncional, no quer√≠a rehabilitarme, no aceptaba la SALA 5ayuda de nadie, me ofrec√≠ ir a un grupo de Alcoh√≥licos an√≥nimos, ten√≠a un concepto equivocado de la fraternidad donde nac√≠, entonces despu√©s de tantas promesas, me intern√© en Oce√°nica, la cl√≠nica m√°s cara en el mundo para rehabilitaci√≥n y tratamiento de las adicciones, dur√© 35 d√≠as en el proceso, m√°s una semana en el rancho Las Moras y otros tantos en Mazatl√°n, con grandes planes, grandes prop√≥sitos, el primer d√≠a que llegamos a la ciudad de M√©xico, fuimos a visitar a mi cu√Īado y de entrada me regal√≥ un pasesote de coca√≠na, me dijo, eso de alcoh√≥licos an√≥nimos, son puras jaladas, y as√≠ fue, tap√© la botella, pero me prend√≠ de la coca√≠na y comenc√© a tocar fondo tras fondo, me volv√≠ loco, mis delirios de persecuci√≥n, mis delirios auditivos, visuales, me robaron el sano juicio, era el puro huesito, ojeroso, amarillo, cansado y sin ilusiones, como dice la canci√≥n, y por supuesto, a escondidas de mi esposa, me atascaba de vodka.
No quería, no podía dejar de consumir, yo era el más claro prototipo del mediocre.

 

La Saliva del Diablo


De joven, podía durar hasta tres días seguidos de borrachera, no había truco en aquel entonces, no usaba cocaína, aguantaba un piano, pero era demasiado alcohol, demasiada enfermedad y tarde que temprano, mi hermano y yo comenzábamos a pelear, a SALA 6intranquilizar a mi madre, yo era oídos sordos, no escuchaba sus suplicas, continuaba peleando, no me importaba el derrame de sus lágrimas, no veía su dolor y preocupación.

Ya por favor, ya por favor, c√°lmense. Muchas veces llegamos a los golpes, a romper vasos, l√°mparas, ceniceros, cada convivencia familiar la convert√≠amos en un desastre, ya fuera el 10 de mayo, la cena de navidad o de a√Īo nuevo, el maldito alcohol irrump√≠a el bienestar familiar, la paz entre nosotros, la extern√°bamos a golpes e insultos, ahora comprendo la magnitud de mi enfermedad, que no es solo alcohol y drogas, es mucho m√°s complejo que eso, hoy veo mi cruda realidad y solo por la gracia de Dios, he podido ser libre, al menos solo por hoy, de los estragos amargos de La Saliva del Diablo.

Hice mucho da√Īo y me da√Ī√© en demas√≠a, me hund√≠ en el alcohol y las drogas, perd√≠ infinidad de cosas, como calidad de vida, salud, dinero, tiempo y todo lo que un drogadicto pierde, dignidad, respeto hacia uno mismo, amor propio y fe en Dios, todo se me fue de las manos en un abrir y cerrar de ojos.

 

Del infierno a la gloria, el ayer y el hoy


Viví un verdadero infierno a consecuencia de mis delirios de persecución, mis delirios visuales y auditivos, mi mente enferma, intoxicada, anestesiada, que me robó el sano juicio, lo perdí todo, la droga me robó absolutamente todo y a la fecha, no he visto a SALA 9nadie que le gane.

Muchas ma√Īanas, ma√Īanas enteras, las perd√≠a recorriendo toda la ciudad en busca de la morfina sint√©tica, un medicamento controlado que escasea mucho y tiene una gran demanda, por las noches, a cualquier hora iba a la casa del pucher o diler, a comprar el polvo, la maldita coca√≠na que generaba mis loqueras, visiones y me hac√≠a o√≠r voces y m√ļsica diab√≥lica, mi rec√°mara completamente desordenada, con vasos medios llenos, medios vac√≠os, con los ceniceros atascados de colillas de cigarro, ropa sucia por todos lados, como papel de ba√Īo, platos sucios de comida y un olor a muerto, ah√≠ me refugiaba en mi mar de conmiseraci√≥n, perdiendo el tiempo tirando por la borda, salud, dinero y echando por el ca√Īo del excusado mi dignidad e imagen. Sangraba constantemente por la nariz y ensuciaba las fundas de las almohadas, ropa interior y camisas de vestir.

 

Un mar de incongruencias


En estas fechas de calor intenso de fuertes temperaturas, me sentaba frente a la chimenea y la prend√≠a a todo lo que daba, llena de troncos, colocaba a mi Bebo, un hermoso perro salchicha negro, a un lado, mi vodka y mi perico de coca√≠na, a veces me fumaba un SALA 7puro Montecristo, y mientras el fuego se consum√≠a, yo pasaba horas enteras echando le√Īos, y hasta ropa de mi mujer y cosas m√≠as; eran tardes, d√≠as y noches de loquera, de mucha soledad y de un intenso dolor en el pecho, un vac√≠o espiritual enorme, totalmente ausente de m√≠ y no pod√≠a parar, entre m√°s consum√≠a, m√°s quer√≠a, estaba en una zona de confort, en la rutina diaria, hundido en depresi√≥n, justificando mis tragedias, sin darme cuenta que la vida se estaba extinguiendo, yo estaba muerto en muchos sentidos y cada d√≠a mor√≠a m√°s en otras cosas, era una muerte lenta y segura, cruel, unas veces lloraba cada vez qu√© empezaba a inhalar coca√≠na, porque sab√≠a que en d√≠as enteros no iba a poder parar, que me ten√≠a que atascar hasta quedar como idiota, propiamente congelado sin poder moverme, sin poder hablar, claro, sin dormir, ni comer, anestesiado en todos los sentidos‚Ķ

 

Doy testimonio de fe, de vida y esperanza


S√© que no soy el √ļnico recuperado, ni el √ļnico que ha salido avante ante la adversidad y la lucha contra √©sta maldita, perversa enfermedad del alma.

 

SALA 10

 

A m√≠, me ha costado, con la ayuda de Dios, muchos d√≠as de lucha y esfuerzo, todos los d√≠as, de rodillas le doy gracias a √Čl por este regalo de vida, entro en mi templo, que es mi ba√Īo en oraci√≥n y meditaci√≥n, voy a grupos de auto ayuda, a dar testimonio o llevo a un doceavo, de igual manera, visito anexos haciendo servicios, dando terapia y guiando a otros a salir adelante, atiendo a un gran n√ļmero de personas cada semana que buscan ayuda, escribo tres cuartillas y media por semana, estoy presente en radio, televisi√≥n y peri√≥dicos, doy mensajes de vida y esperanza, ocupo espacios en internet, el mejor de mis servicios est√° en mi casa, recorro escuelas y colonias, trato de erradicar mis defectos de car√°cter y mis patrones de conducta equivocados, de repente mi enfermedad brinca y despierta al cavern√≠cola emocional, pero hoy no cambio ni un segundo de esta vida por la mejor borrachera, o por la mejor fiesta, hoy vivo la vida en plenitud, con humildad y gratitud; para celebrar este aniversario, escog√≠ este tema que publiqu√© hace muchos a√Īos y que forma parte de mi libro, Ayer y Hoy, Volver a Empezar, tambi√©n, como una muestra de gratitud a mi esposa, a mis hijos, mis hermanos y tantas personas que generosamente me han ayudado a crecer a salir adelante y a dar lo mejor de m√≠.

Mil gracias. Digo lo anterior, no para presumir o quedar bien, lo hago porque es verdad y para comprometerme a no olvidarme del 

 

Mensajes con tinta de sangre que se escurr√≠an frente a m√≠ y que nadie m√°s ve√≠a esos diab√≥licos textos.- Loco por completo. Muchas gracias por leerme y m√°s por escribirme. Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Como siempre a tus √≥rdenes 614-256-8520, sigue la huella en Twitter @teo_luna, b√ļscame en Facebook, mis libros est√°n a tus √≥rdenes en crisiscreces.com

Te recomiendo la siguiente liga:
https://www.youtube.com/watch?v=TRk7YIJT29g

 



More articles by this author

DE ADICTO A ADICTO: Parejas a colores, o en blanco y negroDE ADICTO A ADICTO: Parejas a colores, o en blanco y negro
DE ADICTO A ADICTO Parejas a colores, o en blanco y...
De adicto a ADICTO: Ser mediocre De adicto a ADICTO: Ser mediocre
De adicto a ADICTO  Ser mediocre Ernesto Salayand√≠a Garc√≠a     MEDIOCRE es mediano, tirando a malo...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 266 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner