joomla visitor
AuditorŪa
Hablando de mí
Voces Diario
Banner
Cert√°men XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 351

ADI 1

 

MUCHAS VECES, principalmente cuando amanec√≠a con una cruda f√≠sica y moral, espantosa, con la insoportable repugnancia al cigarro despu√©s de haber fumado como chacuaco, me dec√≠a una y otra vez, m√°s cuando estaba incado en el escusado vomitando. ‚ÄúJuro que no vuelvo a tomar‚ÄĚ.


LO JURO, no me vuelvo a emborrachar, yo no sab√≠a que el alcoholismo y la drogadicci√≥n, son progresivos, incurables, mortales, es decir, de por vida, que mi problema, no es solo las sustancias t√≥xicas, sino toda la complejidad de mi enfermedad, que es f√≠sica, mental, emocional, espiritual y de la personalidad, por ello, ten√≠a semanas de abstinencia, dejaba de consumir, incluso dur√© m√°s de ADI 2un a√Īo sin meterme nada de nada, pero mis d√≠as eran de humor negro, mal y de malas, mi ansiedad la llenaba con comida, dulces o con adrenalina en el juego, en el sexo, me ganaba la pereza, ca√≠ en depresi√≥n y tarde que temprano me daba por anestesiar mis sentimientos, por dormir mis emociones y de nueva cuenta empinaba el codo e inhalaba coca√≠na como si se fuera a acabar, no pod√≠a, no pude, a pesar de que un borracho como yo, tiene que tocar fondos y fondos, con altos riesgos, sufr√≠ mis consecuencias y mis p√©rdidas, el alcohol me rob√≥ mi vida, mi salud, dinero, tiempo, me rob√≥ mi familia, mi dignidad, imagen, trabajo, y perd√≠ la autoestima, las ganas de vivir, de producir, de convivir, siempre fui el llanero solitario, aislado, tipo raro lleno de pensamientos negativos, y me doy cuenta que por ello, regresaba a consumir, despu√©s de un corto o mediano periodo, no sal√≠a de la llamada borrachera seca que perfectamente describe el doctor Jos√© Antonio Elizondo L√≥pez.

 

Resbalón tras tropezón, avisos de caída son


Sufr√≠ todos los estragos amargos de un borracho, los pleitos interminables e insoportables con mi esposa, le di la espalda a mis hijos, me refugiaba en mi mundo egoc√©ntrico y reducido, mi mundito lleno de conmiseraci√≥n, no pod√≠a dejar de consumir, no sab√≠a c√≥mo, nadie me dijo y desde temprana edad tuve consecuencias por mis errores, accidentes de tr√°nsito, pleitos, p√©rdidas, me hice ‚Äúamigo‚ÄĚ ADI 3de gente negativa, que no deb√≠a de haber convivido con ellas, pero pagu√© a un costo muy alto la factura, comet√≠ errores garrafales en mi vida, me hund√≠ en la borrachera y perd√≠ grandes oportunidades de triunfo, de √©xito, de negocios, se me fueron de las manos como el agua y me comenz√≥ a ir mal, mal en todo, en mi relaci√≥n de pareja, en los negocios.


Mal en todo, hasta llegu√© a pensar que estaba embrujado, que alguien me hab√≠a hecho un ‚Äútrabajito‚ÄĚ para que todo me saliera mal, viv√≠a lleno de miedos y de complejos, el alcohol era un complemento para la toma de decisiones, era un aliciente para sentirme bien, ADI 4pero rebasaba el l√≠mite, borracho corr√≠a a m√°s de 160 kil√≥metros por hora en el Viaducto Miguel Alem√°n y el Perif√©rico de la ciudad der M√©xico, corr√≠ como loco mil veces la carretera M√©xico Toluca y gracias a Dios, jam√°s tuve un accidente que lamentar.

Dios me cuidó y me ha cuidado todo el tiempo, y ahora les pregunto a las personas que vienen conmigo al Tratamiento Ambulatorio. Cuánto dinero se te ha ido de las manos por consumir alcohol y drogas, cuánto en sustancias, cuánto en hoteles, cuánto en derroches, cuánto, cuánto tiempo se te fue en las borracheras, en esas parrandas de tres días, cuánto tiempo dormido, crudo, deprimido; en lo personal, no hago otra cosa más que hacer de nuevo mis cuentas y entender que esta enfermedad: La Saliva del Diablo, es una enfermedad maldita.

No soy monedita de oro y comprendo que lo que te choca, te checa.

 

No lo entendí


Comenc√© desde muy temprana edad, consumiendo cerveza y sintiendo, desde los 12, 13 a√Īos, el s√≠ntoma, la sensaci√≥n que provoca el alcohol en la mente, en el cuerpo, igual, en esa etapa de mi vida, me prend√≠ del cigarro y tard√© m√°s de 30 a√Īos en quitarme la adicci√≥n, ten√≠a mucha resistencia, entre mis cu√Īados, mi hermano y yo, pod√≠amos andar de parranda sin parar por tres d√≠as seguidos ADI 5o m√°s, no sab√≠a que esta enfermedad no es un vicio, es una enfermedad emocional, neur√≥tica, f√≠sica, mental y espiritual que viene de una generaci√≥n a otra, que est√° en los genes y que nac√≠ propenso a caer en las garras de La Saliva del Diablo y que ca√≠ sin darme cuenta, desde que inger√≠ alcohol, me convert√≠ en drogadicto, la cerveza es una droga, el alcohol es la droga que m√°s muertes causa en el mundo y hay un error garrafal de muchos alcoh√≥licos an√≥nimos que no aceptan que est√°n enfermos. otra tendencia de enfermos son los mariguanos, cocain√≥manos, heroin√≥manos, f√°rmacos, cristaleros y otros, muchos de esos alcoh√≥licos, se les olvida que tambi√©n son drogadictos debido a que cient√≠ficamente, todo lo que entra a tu cuerpo y altera tu sistema central nervioso, es droga, sea caf√©, cerveza o marihuana; yo tuve que vivir mi propia experiencia de muchos a√Īos, viviendo en el auto enga√Īo, resisti√©ndome a pedir ayuda, muchos a√Īos sin tener la humildad de reconocer, de aceptar y de rendirme a la enfermedad, me mantuve negado, con un pensamiento cuadrado respecto a mi condici√≥n de enfermo.

 

Garrafal error


Ac√° en Chihuahua M√©xico, he vivido la mayor√≠a de mis tiempos de sobriedad, voy a cumplir 18 a√Īos, con pruebas de √°cido, con mucho aprendizaje y aplicaciones, con grandes cambios y hechos, hechos que me permiten vivir en armon√≠a y en paz, feliz, con mi familia, disfrutando 24 a√Īos de novios y 23 a√Īos de matrimonio, igual, con altas, bajas, amargas y regulares, pero aqu√≠ estamos, mi mujer y yo, disfrutando el uno del otro, claro que hay d√≠as en que mutuamente queremos ahorcarnos o colgar la toalla, pero muchos de estos d√≠as, son de sobriedad y de amor, pero regresando a Chihuahua, desde que empec√© a escribir mi columna De Adicto a ADICTO, muchas familias, esposas y madres de enfermos me han hecho el favor de buscarme para una orientaci√≥n, informaci√≥n y canalizaci√≥n, me di a la tarea, en muchos casos, de recomendar un grupo de Alcoh√≥licos An√≥nimos, incluso iba con ellos, en la junta los compa√Īeros les daban la bienvenida tradicional y andaba de pastor un par de semanas, luego mi doceavo, as√≠ se le dice a quien le brindas ayuda, recordando el Paso Doce del Programa de AA que cita.

‚ÄúHabiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los alcoh√≥licos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.‚ÄĚ

 

ADI 7

 

Y todos los que llev√©, que en casi 18 a√Īos de estar limpio, son much√≠simos, todos no se quedaron en AA, se fueron a tocar m√°s fondos, a vivir sus propias experiencias.

 

De cada 10 internos de los anexos, 9 recaen


De igual manera, me he abocado a asesorar a la familia, a gestionarles becas y ayudas en los centros de rehabilitaci√≥n, y la misma historia comenz√≥ a repetirse, despu√©s de los tres meses de internamiento, saliendo vuelven a consumir, otros duran una semana, un mes, pero retomaban la adicci√≥n, solo hab√≠an ido por obligaci√≥n, conozco adictos que han acumulado hasta 25 procesos y no se han recuperado, he visto los fondos que han tocado, desde haber estado en la c√°rcel por m√°s de tres a√Īos, el haberse quedado sin familia, sin negocios, sin dientes, el estar muy da√Īados del h√≠gado y ah√≠ siguen, prendidos de la sustancia, y como ratas viejas en los anexos, centros de rehabilitaci√≥n.- Visito a la semana un promedio de seis anexos, de hombres y mujeres, menores de 18 a√Īos, me enfoco a la derrota, a derrotar el ser mediocre, a regalar mi propia experiencia y a motivar un verdadero cambio, me ha servido de experiencia el fracaso de AA y de anexar gente, ahora trato antes de internarlos, sugerirles un grupo de auto ayuda, a que trabajen la enfermedad, sus emociones y reduzcan sus niveles de ansiedad, hoy en d√≠a, gracias a Dios, hay muchos adictos limpios, quienes han recuperado su vida, sus trabajos, sus matrimonios, sus estudios, he aprendido que tapar la botella no es suficiente, que ir a doble AA, no es suficiente, esta enfermedad es muy compleja y el trabajo demanda compromiso, amor propio, entrega total y el manejo de m√°s de 350 temas, mis t√©cnicas de relajamiento, respiraci√≥n, meditaci√≥n, oraci√≥n (nada religioso), las herramientas para vivir la vida con seguridad, armon√≠a a trav√©s de mi estructura del Tratamiento Ambulatorio, tienen a infinidad de enfermos en sobriedad, libres de sustancias y relaciones t√≥xicas.

El proceso comprende dos meses intensos de lunes a s√°bado, en dos horarios y es para todos los enfermos emocionales, no tengo la varita m√°gica, ni me siento muy cuco, √ļnicamente trasmito mi experiencia ganada a pulso en casi 18 a√Īos, 10 libros publicados y 4 m√°s, por salir a la luz p√ļblica.

 

El síndrome de la borrachera seca


No es lo mismo abstinencia que sobriedad. (José Antonio Elizondo López).

Abstinencia significa simplemente dejar de consumir alcohol o la droga a la que se es adicto. Sobriedad significa aprender a vivir en abstinencia mediante un continuo crecimiento emocional que permita alcanzar la madurez. En otras palabras: la suma de la abstinencia y la madurez constituyen la sobriedad. Muchos alcohólicos dejan de beber pero no crecen emocionalmente.

ADI 6Aunque sean abstemios contin√ļan siendo unos beb√©s emocionales. Estas personas padecen lo que se llama "El s√≠ndrome de la borrachera seca". Este s√≠ndrome es una forma de neurosis que padece el alcoh√≥lico en recuperaci√≥n quien s√≥lo se conforma con dejar de beber.

Impide la plenitud de vida del alcoh√≥lico, provoca que persistan sus problemas familiares, laborales y sociales, y que contin√ļen la insatisfacci√≥n y la infelicidad. Asimismo, constituye una de las principales causas de reca√≠das de los alcoh√≥licos.

Sabiamente el Doctor Elizondo, se√Īala doce puntos contrarios a la sobriedad que son: Inmadurez, deshonestidad, amargura, culpa, ego, miedos, ingobernabilidad sexual, negaci√≥n, sustituciones de alcohol por otras sustancias, nula espiritualidad, comportamiento incongruente, yo le agregar√≠a, envidia, que en muchos Alcoh√≥licos An√≥nimos es un sello de distinci√≥n. Lograr la abstinencia es tan s√≥lo el fin del principio.

El verdadero camino hacia la recuperación comienza en el momento cuando se alcanza una absoluta convicción de la abstinencia, cimiento donde se construirá el edificio de la sobriedad.

 

Los obst√°culos que hay que trabajar y eliminar


Los defectos de car√°cter, los patrones de conducta, son un gran impedimento para vivir en sobriedad, para no recaer, no son los siete pecados capitales que se√Īala San Agust√≠n; envidia, ira, gula, pereza, soberbia, lujuria y avaricia, como me dijo un compa√Īero. Tu trabaja √ļnicamente los pecados, no los defectos.

ADI 8Encontr√© en m√≠, m√°s de 400 defectos de car√°cter de los cuales he estado trabajando en ellos y sigo. Los defectos no se eliminan, se controlan. Me dijo. Por ejemplo, dej√© de ser impuntual, yo era el campe√≥n de campeones en llegar tarde, he dejado la pereza, me levantaba diariamente despu√©s de las doce del d√≠a, he dejado las mentiras, los celos, la neurosis desbordada, y he podido cambiar en muchos sentidos, de repente, el cavern√≠cola emocional comienza a rugir, me ha costado mucho trabajo corregir mis patrones de conducta, mi honestidad, en 18 a√Īos, he vivido mi recuperaci√≥n dentro de grupos de auto ayuda, en los centros de rehabilitaci√≥n, dando el mensaje por infinidad de medios, en las escuelas, v√≠a internet y tel√©fono, la enfermedad es compleja, y por desgracia es un mal com√ļn, no es por la desigualdad social, es por una herencia gen√©tica, emocional que viene de una generaci√≥n a otra y cada vez, es m√°s aguda y cruel, no se me debe olvidar de d√≥nde vengo, y cada vez que escribo mi columna, hablo de m√≠ y recuerdo el d√≥nde y cu√°ndo fui secuestrado por esta perra enfermedad, maldita enfermedad, perversa del alma.


La Saliva del Diablo.

 

Gracias por leerme y m√°s por escribirme. Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . Sigue la huella en Twitter @teo_luna B√ļscame en Facebook.- Mis libros est√°n a tu disposici√≥n, crisiscreces.com 614-256-8520.

Te recomiendo la siguiente liga:
https://www.youtube.com/watch?v=ZhORWzhK0fw

 



More articles by this author

De adicto a Adicto: Lujuria DesbordadaDe adicto a Adicto: Lujuria Desbordada
Caras vemos, emociones no sabemos, ma√Īas menos Una de las caracter√≠sticas...
De adicto a ADICTO La danza de los EGOSDe adicto a ADICTO La danza de los EGOS
Se me dijo, esta es una enfermedad incurable, es de...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 426 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
N√ļmeros Anteriores
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner
347
Banner
346
Banner