joomla visitor
Auditoría
Cuba después de los Castro
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 352

30 Cuba Ronldan
 
 Cuba, con la muerte de Fidel Castro, termina la primera etapa de transición, iniciada en 2006 por sus enfermedades y ratificada en el 2008, cuando entrega el poder formal a su hermano Raúl Castro. Este último inició la segunda etapa de transicióncon adaptaciones de cambio, más pragmáticas y menos ideológicas, hacia el capitalismo de la globalización.
  
30 Caravana Fidel Castro-16
La desaparición de Fidel no será un factor desestabilizador ni afectará a la sucesión. En Cuba existen instituciones y estructuras políticas sólidas y valores nacionales que integran a la sociedad en su conjunto. Los cubanos tienen orgullo y sentido de pertenencia social y nacional. Cuba no es un Estado fallido, ni débil ni mediocre con valores nacionalistas bien cimentados. Tiene cuadros sociales y políticos sólidos bien formados. Se equivocan aquellos que ven a Cuba sumisa y frágil. Hay rumbo y estrategia para afrontar los problemas y desafíos a los que Cuba enfrenta y enfrentará. Raúl Castro seguirá como presidente hasta 2018 y en ese año dejará sus cargos, aunque seguirá siendo secretario general del Partido Comunista de Cuba hasta 2021.
 
 Transiciones
30 4 1Lo anterior tiene fundamento pues la llegada al poder de Raúl Castro cambió el panorama político y el perfil de la segunda transición con implicaciones que se reflejarán en lo que denomino la tercera y verdadera transición o sucesión de cambio. Vale la pena resaltar que desde 2008, en esa segunda transición, Raúl Castro renovó en un 80% a los integrantes del Consejo de Ministros y del Gobierno, en ellos colocó al frente de muchos organismos a gente de su confianza y a altos oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, cuyas industrias empresariales controlan y contribuyen con un 60% de la economía. Al respecto, diferentes especialistas, escritores y periodistas tales como Silvia Ayuso, Pablo del Llano, Saúl Ruiz, etc. dedicados al análisis de la estructura militar cubana resaltan que “el Grupo de Administración de Empresas, S.A. que instrumenta los principales negocios del Cuba está dirigido por Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, hijo del general de División Guillermo Rodríguez del Pozo, un empresario casado con una hija de Raúl Castro. La solidez del Estado cubano se da en el hecho que muchos generales y altos cargos militares ocupan posiciones relevantes tanto en el Ejército como en el Partido Comunista y el Consejo de Estado. Un ejemplo es el caso del general Álvaro López Miera, experimentado en las guerras de Etiopía y en la Operación Carlota de Angola, y parte integrante de los alzados en la Sierra Maestra a la edad de 14 años. Es viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y jefe del Estado Mayor, además es miembro del Buró Político y del Consejo de Estado y es uno de los hombres de confianza de Raúl Castro. Otro destacado militar es Leopoldo Cintra Frías, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias e integrante del Buró Político y del Consejo de Estado. También destaca Marino Murillo, ministro de Economía y Planificación entre 2009 y julio de 2016, hoy es vicepresidente del Consejo de Ministros, miembro joven del Buró Político y responsable de implementar el proceso de reformas y de la apertura económica instrumentada por Raúl Castro”.
 
La muerte de Raúl Castro dará término a esa segunda transición e iniciará la consolidación de la transición a un capitalismo, pero con la conservación del poder en manos del Partido Comunista en el poder, con el apparatchik político existente, con un modelo muy similar al seguido por la China contemporánea con profundos cambios en la economía del país. Para la tercera transición aparece la figura del actual vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 56 años, ex ministro de Educación, y ex secretario del Partido Comunista en las provincias de Villa Clara y Holguín. quien tiene una reputación de ser moderado y equilibrado en la estructura del poder del Partido Comunista Cubano.
 
30 777¿Camino a seguir?
Sin duda, se sentirán los cambios desde Pinar del Río, pasando por la Habana, hasta Santiago de Cuba. Pablo del Llano de El País diría “La ruta que viene, capitalismo rojo de partido único, pluralismo de partido hegemónico o transición a la democracia, es todavía muy incierta”. Yo estoy convencido, como lo he dicho desde 1994, que Cuba tomará un camino similar al modelo que China emprendió con las reformas de Den Xiao Ping. Otros creen que el modelo a seguir será el vietnamita o mejor conocido como el modelo “Doi Moi” (transformación multifacética) que incluye cambios lentos en lo económico, pero con un rígido control interno de partido único, yo insisto en que los cambios serán más profundos en lo económico, pero con un control político del Partido Comunista Cubano al estilo China. Cuba entra de lleno al siglo XXI y este último acontecimiento es el último destello de lo que fue el conflicto ideológico entre capitalismo y socialismo denominado como la Guerra Fría. Así termina de manera definitiva esa etapa del mundo contemporáneo.
 
La caída del muro de Berlín y la desaparición de la URSS no fueron del agrado de Fidel Castro y menos del liderazgo ejercido por Gorbachov, pero las desintegraciones del bloque de los países socialistas le hicieron reflexionar sobre la necesidad de hacer algunos cambios al modelo socialista seguido por Cuba. Mismo que fue exitoso en el sector educativo y de salud, pero a un costo donde se limitó la libertad de expresión, con carestías y restricciones económicas. Fue la Isla de lautopías en los años de la generosidad soviética, pero con su desintegración llevaron a Cuba a los difíciles momentos del Periodo Especial de la década de los años 90.
Ese período conllevó la fase más difícil de la Revolución socialista cubana. Este fue el “periodo especial” y el desencanto de la revolución para muchos de los más de 10 millones de cubanos y la carestía que aún prevalece. El fervor revolucionario existente en los años de la década de los años 60 y 80 quedó atrás y ese periodo especial hizo que cambiara la mentalidad de muchos jóvenes y adultos cubanos se salieran del país con los movimientos sociales denominados marielitos 1, 2, y 3 y que aún  hoy provoca que otros quieran salir de la isla y otros quedarse. 
 
Preocupación y participación
30 14Hoy en día, después del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EUA en 2014 y con el relajamiento del embargo estadounidense se perciben cambios con mayor claridad y considero que son irreversibles. Durante el reciente viaje que realicé a La Habana, del 14 al 17 de noviembre de 2016, para participar en un evento internacional organizado por el Centro de Administración Pública de la Universidad de la Habana, pude constatar la preocupación y participación de los académicos e intelectuales cubanos por avanzar hacia una nueva Cuba, proponiendo ideas y respuestas a problemas para perfeccionar el modelo económico.
 
Se plantearon propuestas sobre las reformas del Estado y la separación de  sus funciones, sobre la democracia y la participación ciudadana, la administración pública, la educación y el desarrollo local, el perfeccionamiento de los servicios públicos en Cuba, la empresa pública y no pública (privada) en su relación con la administración central, los trabajadores cubanos ante los nuevos retos del régimen laboral y de seguridad  social, los retos de la gestión administrativa en el nuevo modelo económico, la gestión de la administración pública en las instituciones educativas, la gobernanza y gobernabilidad en Cuba, el perfeccionamiento del modelo cubano y sus posibilidades en la elevación de la calidad en las instituciones del sistema nacional de salud cubano y sobre las experiencias de proyectos de administración pública sobre la gestión ambiental y el desarrollo sostenible. No se habló y discutió del pasado sólo del futuro. De todo esto me quedó claro que “la apertura económica cubana replanteará todo el sistema de derechos y obligaciones del ciudadano, pero también en su derivación como contribuyente en un nuevo sistema fiscal que sea capaz de proveer recursos al Estado”.
FOTO 9 Y FOTO 10
 
30 13Trabajadores por cuenta propia
También percibí que abundan emprendedores privados, que más cubanos están viajando al extranjero y muchas personas están conectadas a internet en las calles o en las oficinas con una exposición permanente al mundo global y deseosos de un cambio real y profundo para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.
 
Actualmente los cubanos alquilan habitaciones o sus casas a turistas, abren restaurantes, tienen acceso a los hoteles y restaurantes antes exclusivos para los turistas, compran y portan libremente teléfonos móviles, tienen mayor libertad religiosa y conducen sus propios taxis particulares, y con una enorme sed de estar mejor informados, etc. De acuerdo al Consejo de Administración de Cuba, existe medio millón de trabajadores por cuenta propia en la isla. El año 2012 fue determinante en esos cambios y el descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos, que empezó formalmente en 2014, fue un fuerte precursor de apoyo a ese impulso emprendedor. “Cuba vive un cambio sustancial porque el aparato estatal ya no respondía a la realidad de la sociedad cubana”.
 
 
El turismo americano es evidente sobre todo se ve a adultos de la tercera edad que en sus años juveniles fueron testigos de los inicios de la Revolución cubana y que, por cuestión cronológica o ideológica de esos años, añoraban visitar y ver ante la nueva apertura a la Cuba de hoy. También se ven a jóvenes estadounidenses, latinoamericanos, asiáticos y europeos. Traen dinero y gastan prodigiosamente en restaurantes privados, incluso se alojan en los hoteles más caros como el Saratoga, nombrado así en alusión a una de las famosas batallas de la independencia de los EUA, donde son alojados las luminarias del mundo artístico internacional, como Madonna, y donde una habitación puede costar alrededor de 6 mil dólares. Además, Cuba está teniendo ingresos por conceptos de remesas enviadas por cubanos exiliados en EUA por más de 1,400 millones de USD.
 
 
Arquitectos del deshielo
30 15El Papa Francisco, el presidente Barack Obama y Raúl Castro fueron los arquitectos intelectuales del deshielo con la isla y como consecuencia, el día 28 de noviembre de 2016, será histórico pues se realizó el primer vuelo comercial de American Airlines entre Miami y La Habana, irónicamente tres días después del fallecimiento de Fidel Castro. Pero en esta tesitura, existe una gran pregunta en cómo evolucionará la relación entre ambos países a partir del 20 de enero del 2017, una vez que Donald Trump asuma el poder de la Casa Blanca.
FOTO 15 Y 16
 
En la campaña presidencial Donald Trump y Hillary Clinton coincidían sobre Cuba en la necesidad de normalizar la relación con la isla, levantar el embargo comercial y la inversión estadounidense en Cuba. Esto considerando los intereses empresariales de compañías estadounidenses y una opinión pública más abierta a la normalización de las relaciones.
 
Clinton agregaba el promover el crecimiento del sector privado cubano y empoderar a la sociedad civil del país por medio de la comunidad cubana-americana. Finalmente, con los cambios que pretende hacer Trump, ya como presidente ungido, básicamente integra los otros temas de campaña que Clinton tenía sobre Cuba y agrega explícitamente lo de lograr que Cuba se comprometa a abrirse a una democracia y a dar libertades al pueblo cubano, para así congraciarse con los votantes de la comunidad cubano-americana que vive en Miami y que le favorecieron en la elección presidencial.
 
30 777
 
En un reportaje publicado por El País, Andrew Otazo, director ejecutivo del Cuba Study  Group, señala que la animadversión a la normalización de relaciones no es un sentimiento mayoritario, pues agrega que “revertir el proceso de normalización iría en contra de la voluntad del 52% de los estadounidenses, así como del 64% de los cubanoamericanos, incluido el 53% de los votantes cubanoamericanos”. Lo que es cierto es que las nuevas realidades requieren ponen fin al bloqueo económico, comercial y financiero que EUA mantiene contra Cuba, pues es contrario al Derecho Internacional, causa daños cuantiosos e injustificables al bienestar del pueblo cubano y afecta la paz y la convivencia entre las naciones americanas.
 
 
En caso de  que Trump y su equipo político ultra conservador cercano, tales como el vice presidente Mike Pence, el consejero de Seguridad Nacional General Michael Flynn, la vice consejera de Seguridad Nacional Kathleen Troia McFarland, Kris Kobach, Donald F. McGahn y su próximo Secretario de  Estado, decidan regresar ahistóricamente a endurecer  la política hacia Cuba, política probada por su fracaso, y desconocer el acuerdo ejecutivo firmado por Barak Obama en relación al reconocimiento diplomático y relajamiento económico con Cuba, sólo lograrán recrudecer una respuesta cubana firme y determinante y fortalecerán a la línea dura aún fuerte en el seno del Partido Comunista Cubano.
 
30 12
 
Además, ello podría llevar a Trump a enfrentarse políticamente o en tribunales judiciales con empresas de la  talla como American Airlines, Airbnb y JetBlue que han lanzado vuelos directos a Cuba, o con la compañía de cruceros Royal Caribbean.
 
También los aliados tradicionales de EUA como Canadá, de la OTAN, de  la Unión Europea, Brasil, México, Singapur o de misma China serían reacios pues varios de esos países ya están haciendo negocios en Cuba. Y China seguiría fortaleciendo su presencia económica en la isla. No sería la mejor manera para regresar a Cuba a una democracia capitalista. Es decir, la administración Trump estaría perdiendo la oportunidad histórica para generar un profundo cambio en la isla caribeña. Y finalmente generaría un nuevo sentimiento antiestadounidense en América Latina y en el mundo.
 
 
La fuerza anti yanqui
Pero lo que es peor, insisto, se fortalecería a la línea dura y conservadora aún fuerte en el seno del Partido Comunista Cubano. Entre las élites conservadoras del poder cubano volvería la fuerza anti yanqui y regresaría o se despertaría la ideología a ultranza de Fidel Castro y en ese escenario entonces sería retrograda la tercera etapa de transición pues el comandante Ramiro Valdés o el segundo secretario del Partido Comunista cubano, José Ramón Machado Ventura, se podrían fortalecer en la cúpula del Gobierno y del partido.
  
30 2Se debe tener bien en la mente  que atrás quedó el ataque dirigido por Fidel Castro al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953, su exilio en México, la hazaña del Granma partiendo de Tuxpan México el 25 de noviembre de 1956, su internación con el nombre guerrillero de “ALEJANDRO en la Sierra Maestra  y el uso extensivo de Radio Rebelde a partir de 1956, sus entrevistas a Herbert H. Matthews en 1957, su entrada triunfal a La Habana el 8 de enero de 1959 y el derrocamiento de Fulgencio Batista, las nacionalizaciones de las refinerías en 1960, las campañas de alfabetización en 1961, el rompimiento de relaciones diplomáticas EUA-Cuba el 3 de enero de 1961, la declaración  de la Revolución socialista de Cuba en 1961, el incidente del avión espía estadounidense U2 en 1961, la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, el embargo económico y financiero en 1962, la crisis de los cohetes en 1962, las producciones desastrosas de azúcar en 1963, el inicio del Hombre Nuevo y la economía moral en 1966, las incursiones del Che Guevara en Bolivia y su muerte en 1967, las expropiaciones de los negocios privados en 1968, la implementación del Acta contra los holgazanes y el aumento del “amiguismo” y el “sociolismo” en 1971, la participación de tropas cubanas con la famosa “Operación Carlota” en Angola en 1975, el inicio del éxodo de Mariel en 1980, las crisis migratorias hacia EUA en esos años de la década de los 80, el incidente Guillot-Lara que involucró a militares cubanos con el Cártel de Medellín y el juicio y ejecución del General Arnaldo Ochoa por su vínculo con el tráfico de drogas en 1989, la caída del Muro de Berlín 1989, el inicio de la gran crisis económica de  Cuba y el fin de la  URSS en 1991, el “período especial” y el incremento de la crisis económica en 1993, la gran manifestación social de descontento contra el régimen en el malecón de La Habana y el caso del fenómeno llamado de los marielitos en 1994, el derribamiento por parte de cazas cubanos de dos avionetas pertenecientes a un grupo de exiliados cubanos en EUA en 1996, la visita de  Juan Pablo II en 1998, el caso del balserito Elián González en 1999, el desmayo de Castro durante un discurso público en 2001, la campaña represiva en contra de disidentes que apelan a favor del respeto a los derechos humanos en 2003, la caída física estrepitosa de  Fidel Castro en 2004, el discurso de Castro contra la corrupción imperante en 2005, el reconocimiento de sus enfermedades y la cesión temporal del poder a Raúl Castro en 2006, el inicio formal de la primera transición del poder a Raúl Castro y su nombramiento como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y como Comandante en Jefe en 2008,  el anuncio de EUA  y Cuba para restablecer relaciones diplomáticas en diciembre de 2014, el restablecimiento formal de relaciones diplomáticas entre Cuba y EUA en julio de 2015, la visita oficial del presidente Barak Obama  a  Cuba en 2016, la aprobación por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por 191 votos a favor y dos abstenciones la de EUA e Israel, para que se ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba en 2016, y la muerte de Fidel Castro el 25 de noviembre de  2016.
 
“La Historia me absolverá”
En fin, Fidel Castro dijo, “La Historia me absolverá”, en el proceso que le fuera seguido con motivo del asalto al Cuartel Moncada acaecido el 26 de julio de 1953. Sin duda alguna, Castro definitivamente se inscribe en la posteridad. Por resistir y combatir, en defensa de su modelo socialista, a once presidentes estadounidenses: Dwight D. Eisenhower, John F. Kennedy, Lyndon B. Johnson, Richard Nixon, Gerald Ford, Jimmy Carter, Ronald Reagan, George H. W. Bush, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama. Los cubanos están sanos y educados hoy, gracias a ese modelo castrista sin depender de la industria global farmacéutica que cura todo lo que la industria enferma, pero con grandes carencias debido al bloqueo económico impuesto a Cuba por EUA.
 
30 5. RAUìL CASTRO Y MANUEL DIAZ CANELEn este tenor, hay que resaltar que la educación, el comercio, la salud y la innovación tecnológica han sido, a través de la historia, los pilares del desarrollo de las naciones. Cuba ha avanzado en la educación y la salud, pero con el nuevo cambio tendrá que integrarse al mundo del siglo XXI, a través del comercio de bienes y servicios y sobre todo de su turismo que es una veta con enormes potencialidades, pero en un nuevo mundo de libertades y de respeto a los derechos humanos.
 
También tendrá que insertarse en la cuarta revolución industrial de la innovación tecnológica y tendrá que  poner al día sus metodologías de la enseñanza para educar a la nueva juventud en especialidades como la usabilidad, la nanotecnología, las neurociencias, las neurotecnologías, la administración de recursos hídricos, el turismo sustentable, la propiedad industrial, los negocios digitales, las nuevas tecnologías de la información, la administración horizontal, la movilidad académica y estudiantil, etc.Todo ello con el fin de estar preparados para la tarea  que se avecina “con las patentes de la medicina cubana, los litigios judiciales del ron Havana Club contra Bacardí para el uso de la marca en el mercado estadounidense y de la comercialización de los puros Montecristo, Cohiba, Romeo y Julieta, ante una apertura profunda y en serio que llegará mas temprano que tarde. Además, Cuba tendrá que esta preparada para dar el impulso profesional y legal de la nueva Ley de Inversión Extranjera aprobada por la Asamblea Nacional, y el enfrentamiento legal de la Ley Helms-Burton, y la necesidad de blindarse ante el capital que llega y seguirá fluyendo y algunos de ellos vinculados al lavado de dinero”. Son, entre otros, los nuevos desafíos de Cuba.
 
30 10
 
Finalmente, es fundamental remarcar que Cuba cambiará por necesidad histórica y no necesariamente, como dicen algunos comentaristas, por las presiones de Trump. Si éstas se dan, sin tomar en cuenta la historia y el fracaso del bloqueo, sólo reafirmarán a la élite burocrática en el poder, a los duros, al estado socialista demodé. Pues como dijera Albert Einstein “no podemos seguir resolviendo los problemas actuales con la misma forma de trabajo que nos ha traído hasta aquí”. O dicho de otra manera, como dijera el gran filósofo chino Lao Tzu: “Si no cambias de rumbo puede que termines exactamente donde te encuentras ahora”. Pero lo que nunca desaparecerá de los cubanos será su inteligencia, su talento, su vivacidad, su humor, la alegría que tienen para vivir la vida, la música, la cultura, el valor y calor que dan a la amistad.
 
En Cuba, reitero, existen instituciones y estructuras políticas sólidas y valores nacionales que integran a la sociedad en su conjunto. Cuba no es un Estado fallido, ni débil ni mediocre y con valores nacionalistas bien cimentados. Tiene cuadros sociales y políticos sólidos bien formados. Se equivocan aquellos que ven a Cuba sumisa y frágil. Hay rumbo y estrategia para afrontar los problemas y desafíos a los que Cuba enfrenta y enfrentará.
 
 
30 21
*(Diplomático, analista político y escritor)

 



More articles by this author

Cambio climático y la irresponsabilidad de EEUU en la era de Trump Cambio climático y la irresponsabilidad de EEUU en la era de Trump
CAMBIO CLIMÁTICO Y LA IRRESPONSABILIDAD DE EE.UU. EN LA ERA...
La negociación que se avecina con EE.UU. y CanadáLa negociación que se avecina con EE.UU. y Canadá
  La negociación de  cualquier  asunto busca  acercar posiciones y poder...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 180 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner