joomla visitor
AuditorŪa
LA GEOESTRATEGIA TIENE VARIAS ARISTAS, TODAS HAN APUNTADO A RUSIA
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 431

 43111

 

DOSSIER: GEOPOL√ćTICA Y MULTIPOLARIDAD

LA GEOESTRATEGIA

TIENE VARIAS ARISTAS, TODAS HAN

APUNTADO A RUSIA

Salvador Gonz√°lez Brice√Īo

 

 

El caso es que el flamante asesor de Obama habría planteado que su país debía tomar el control de Ucrania, de Azerbaiyán, de Corea del Sur, Turquía e Irán. Cercar a Rusia y controlar sus fronteras. Hacia allá apunta la geopolítica moderna occidental. Por eso los avances de la OTAN hacia el Este, por eso la descalificación permanente de Rusia, por eso Rusia les madrugó, y Putin lo dijo: no nos confiaremos como en 1941.

Sobre Rusia, nuestro autor pone una l√°pida o se refiere a este pa√≠s como Eurasia, regi√≥n a la que EE.UU. debe afrontar por su ‚Äúvolatilidad‚ÄĚ, dice Brzezinski. No trata del resurgimiento ruso en el mundo de la geopol√≠tica con Vladimir Putin, en los √ļltimos a√Īos. ¬ŅCu√°l es la volatilidad que representa Rusia hoy? Mejor dicho: ¬ŅQu√© problemas les genera Rusia a sus vecinos, que demanda la intervenci√≥n occidental? ¬ŅLo qu√© sucede en Ucrania es amenaza rusa? ¬ŅQu√© pas√≥ en Croacia? ¬ŅQui√©n le genera problemas o volatilidad a qui√©n, Oriente a Occidente? ¬ŅLos incivilizados a los civilizados? A esto Brzezinski calla. √Čl dice lo que conviene como buen guardi√°n del decadente imperio. Artilugios de operaci√≥n encubierta para justificarse.

Sin embargo, EE.UU. va de guerra en guerra: cre√°ndolas, aliment√°ndolas o conduci√©ndolas, una y otra vez. Ah√≠ donde pone sus intereses igual siembra la muerte; pero desde la √ļltima d√©cada sin atinar a una estrategia diferente a la Guerra Fr√≠a: de confrontaci√≥n con un enemigo real: con Rusia. La guerra, negocio de fabricantes y exportadores de armas, que para eso est√°n el Pent√°gono y la OTAN.

Siempre fake news, EE.UU. intenta por todos los medios someter a Rusia ‚ÄĒprimero, y a China despu√©s‚ÄĒ, que no cede a sus caprichos imperiales como algunos pa√≠ses exsovi√©ticos que pronto corrieron a los brazos de la OTAN. Tan solo Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Ruman√≠a y Bulgaria se incorporaron en 2004. Luego vendr√≠an Croacia y Albania en 2009. Georgia, Macedonia y Ucrania est√°n en lista de espera, todav√≠a.

La OTAN carece de raz√≥n de ser (ni existe el peligro de la ‚Äúinvasi√≥n sovi√©tica‚ÄĚ, ni el Pacto de Varsovia, que dej√≥ de existir tras la retirada de Bulgaria en 1989), subsiste como brazo armado del Pent√°gono. Y √ļltimamente declarada ‚Äúguerra contra el mundo‚ÄĚ ‚ÄĒla de George Bush‚ÄĒ, desde los ataques a las Torres Gemelas de Nueva York.

Pretextos para el apoderamiento del control geopol√≠tico y geoecon√≥mico de la regi√≥n de Asia Central, Oriente Medio y Medio Oriente y √Āfrica.

Pero Rusia ha demostrado conducirse en un mundo contracorriente, de acoso permanente. Con una geopolítica imperialista que se opone permanentemente a las políticas de seguridad europea, por eso busca o construye pretextos para provocar la guerra.

Por cierto, EE.UU. y sus socios europeos desde la OTAN, gracias a sus temibles acciones han mostrado que requieren del enemigo real estilo Guerra Fr√≠a. Y como no lo tienen, lo fabrican artificialmente por varios frentes: campa√Īa antirrusa desde el gran aparato ideol√≥gico de Estado ‚ÄĒcomo se sabe de los medios de comunicaci√≥n‚ÄĒ, los bloqueos, los ataques terroristas que para eso han creado el Isis, la desestabilizaci√≥n de pa√≠ses con fines de encumbrar gobiernos t√≠teres, etc√©tera.

Rusia, qu√© mejor pa√≠s que busca la defensa de sus intereses, pero sobre todo en materia de seguridad. Como el Brexit para Gran Breta√Īa. Pero igual apoyo a otros, como apoyo a Siria, y otros como Osetia del Sur, Abjasia y en Crimea. No con atropellos imperiales v√≠a del terrorismo fabricado para desestabilizar pa√≠ses e invadir las principales fuentes de energ√≠a.

Del competidor internacional en materia econ√≥mica que es China, el drag√≥n de Oriente, se habla poco en el √°nimo de acallar la serie de artima√Īas generadas en su contra, atizadas todas por EE.UU. con vecinos como Jap√≥n, Corea del Sur o Taiw√°n. En otras palabras, vale decir que la estrategia contra los chinos avanza por otras v√≠as, pero con paso firme. La visita reciente del presidente Joe Biden lo pone m√°s que claro. Incluso amenazante con China, por Taiw√°n.

La contienda geopolítica, ideológica y militar entre los EE.UU. y la Unión Soviética, era la lucha por la dominación del territorio geoestratégico de Eurasia; hoy con Rusia sigue igual.

Geoestrategia fallida

Sin embargo, de momento la ofensiva es contra Rusia; la geopol√≠tica dirigida por Washington de la mano de los socios de los principales miembros de la OTAN: Alemania, B√©lgica, Francia, Italia, Pa√≠ses Bajos, Noruega, Espa√Īa, Turqu√≠a, Polonia, Hungr√≠a y Lituania, Letonia y Estonia; por decir los menos.

Eso explica las amenazas desde las fronteras europeas contra los rusos; conforme a los acuerdos permanentes de la OTAN para quien el ‚Äúenemigo‚ÄĚ es Rusia; as√≠ lo dijo Obama, y as√≠ lo adopt√≥ el organismo belicista; as√≠ lo sostiene Biden. S√≥lo con Donald Trump hubo tregua.

Esta era la tesis del Brzezinski de los tiempos de la Guerra Fría. Planteada en el sentido que la contienda geopolítica, ideológica y militar entre los EE.UU. y la Unión Soviética, era la lucha por la dominación del territorio geoestratégico de Eurasia.

As√≠ lo escribi√≥: ‚ÄúDe la misma manera que la Uni√≥n Sovi√©tica, los Estados Unidos afrontaron urgencias geopol√≠ticas. Cualquiera que controlara Eurasia, dominar√° el mundo. Si la Uni√≥n Sovi√©tica captura los confines de esa masa de tierra ‚ÄĒEuropa Occidental, el Lejano Oriente, y el sur de Asia‚ÄĒ, no s√≥lo ganar√≠a el control de grandes recursos humanos, econ√≥micos y militares, sino que se acercar√≠a tambi√©n de manera geoestrat√©gica al Hemisferio Occidental, a trav√©s del oc√©ano Atl√°ntico y el oc√©ano Pac√≠fico‚ÄĚ.

En referencia al geopol√≠tico Mackinder, ‚Äúuno de los m√°s destacados‚ÄĚ quien: ‚ÄúInici√≥ la discusi√≥n a principios del siglo XX, con sus conceptos sucesivos sobre el ‚Äú√°rea pivote‚ÄĚ euroasi√°tica (que inclu√≠a toda Siberia y gran parte de Asia Central) y, m√°s tarde, del Heartland (zona central) europeo centro-oriental como el trampol√≠n vital para la obtenci√≥n del dominio continental. Mackinder populariz√≥ su concepto de Heartland a trav√©s de una c√©lebre m√°xima:

‚ÄúQuien gobierne Europa Central dominar√° el Heartland; / quien gobierne el Heartland dominar√° la isla mundial; / quien gobierne la isla mundial dominar√° el mundo.‚ÄĚ Y quien se apodere de Eurasia controlar√° el mundo. Ah√≠ est√° el detalle. Agrega Brzezinski, en referencia a la geoestrategia estadounidense y para el largo plazo:

“En la actualidad, la principal cuestión geopolítica ya no es la de qué parte de la geografía de Eurasia es el punto de partida para el dominio continental, ni tampoco la cuestión de si el poder terrestre es más significativo que el poder marítimo. La geopolítica se ha desplazado desde la dimensión regional a la global, considerando que la preponderancia sobre todo el continente euroasiático es la base central de la primacía global.

‚ÄúLos Estados Unidos, una potencia no euroasi√°tica, disfrutan actualmente de la primac√≠a internacional, y su poder se despliega directamente sobre tres de las periferias del continente euroasi√°tico, a partir de las cuales ejerce una poderosa influencia sobre los Estados que ocupan el hinterland euroasi√°tico. Pero en el campo de juego m√°s importante del planeta ‚ÄĒEurasia‚ÄĒ es donde podr√≠a surgir, en un momento dado, un rival potencial de los Estados Unidos. Por lo tanto, el punto de partida para la formulaci√≥n de la geoestrategia estadounidense para la gesti√≥n a largo plazo de los intereses geopol√≠ticos en Eurasia, debe centrarse en los jugadores clave y en una adecuada evaluaci√≥n del terreno.‚ÄĚ (pp. 47-48). Fin de la cita.

Por lo anterior es que nuestro planteamiento apunta en el sentido que, a partir del desarrollo de Brzezinski en El gran tablero mundial, podemos entender ‚ÄĒsiempre al viejo estilo de la Guerra Fr√≠a‚ÄĒ, lo que estar√≠a operando EE.UU. por medio de la OTAN que despliega fuerzas y exhibe su arsenal, en la Europa reci√©n. La RAND Co. lo sabe tambi√©n ahora: El objetivo es Rusia; Ucrania, un simple trampol√≠n. ¬ŅQui√©n pagar√° las cuentas de la guerra?

geopolítica.com.

 

 

 



More articles by this author

DOSSIER: GEOPOL√ćTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOL√ćTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL SUPERASESOR BRZEZINSKIDOSSIER: GEOPOL√ćTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOL√ćTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL SUPERASESOR BRZEZINSKI
    DOSSIER: GEOPOL√ćTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOL√ćTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 442 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner