joomla visitor
Auditor韆
La pol铆tica de la sin raz贸n
Buscar Autor o Art铆culo
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edici贸n 247

{vozmestart}

editorial

A distancia del control centralista y centralizado de los mandos metropolitanos, la filial de Televisa Monterrey present贸 el pasado 18 de noviembre un video del en茅simo episodio de la guerra narca. En el pie de pantalla se anunci贸 el material como ataque al refugio de guerra de exiliados en Ciudad Mier, en Ciudad Alem谩n, Tamaulipas. El c贸digo de comunicaci贸n sobre el tema, pues, se est谩 asimilando al de los reportes de los聽 conflictos 聽b茅licos m谩s enervados en el mundo.

Por inevitable asociaci贸n de ideas, la expresi贸n trascrita nos remite a los d铆as en que el neoliberalismo empez贸 a implantarse a rajatabla en nuestro pa铆s. En la primera semana del gobierno de Miguel de la Madrid, secretarios de su gabinete anunciaron que su gobierno asumir铆a medidas, dolorosas pero necesarias, de una econom铆a de guerra.

En 2010, las atroces consecuencias sociales del viraje en la concepci贸n, conceptualizaci贸n e instrumentaci贸n de las pol铆ticas econ贸micas neoliberales se puede condensar en los t茅rminos del m谩s reciente reporte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo: En el 煤ltimo a帽o, M茅xico cay贸 del lugar 54 al 56 en materia de Desarrollo Humano, cuyos indicadores son Educaci贸n y Conocimiento, nivel de vida digno y vida larga y saludable. En el rubro de desigualdad socioecon贸mica, M茅xico ocupa el 49 sitio en la tabla mundial. 驴Cu谩nto hace que se afirmaba que nuestro pa铆s jugaba ya en las grandes ligas; que ten铆a ya su lugar en el Primer Mundo?

Otro enfoque de esas funestas consecuencias est谩 expuesto en otro reporte de la propia ONU. La violencia en M茅xico se sintetiza en el siguiente cuadro: En el pa铆s, el n煤mero de homicidios alcanza ahora 14 por cada 100 mil habitantes (en la misma proporci贸n, Canad谩 tiene uno y Argentina cinco); violaciones, 28 (Jap贸n 1.8); asaltos a transe煤ntes 20.2 (Qatar 0.4) y robo de autom贸viles 149 (Qatar 0.2). A qu茅 seguir.

En 聽reportaje publicado recientemente en Proceso, especialitas entrevistados sobre los horrores del combate al crimen organizado concluyeron que el n煤mero de ejecuciones entre 2006 y 2010 supera las muertes en las guerras de Independencia y contra los Estados Unidos, 23 mil en cada casos; en la de Reforma, ocho mil, y en la聽 guerra sucia 436. En ese corto periodo, el 铆ndice de muertes por cada 100 mil habitantes -s贸lo las relacionadas con el narco- se dispar贸 de dos a 8.4 (m谩s de 400 por ciento) y potencialmente puede llegar a 11 el pr贸ximo a帽o y a 14 hacia 2012. La estimaci贸n estad铆stica de esos estudiosos da para el periodo entre 18 y 20 mil viudas y 32 mil hu茅rfanos.

Toda vida humana tiene un valor incuantificable en cualquier sociedad que se precie de civilizada, pero hay muertes que, por atentar directamente contra las libertades civiles y los derechos pol铆ticos, se inscriben en otra dimensi贸n cualitativa. En los ataques a la Libertad de Expresi贸n y el Derecho a la Informaci贸n, durante los 煤ltimos 27 a帽os 119 periodistas han sido asesinados y 15 desaparecidos; hipot茅ticamente, 12聽 permanecer铆an secuestrados.

En un esquema simplista, tiempo atr谩s de las conmemoraciones del bicentenario del inicio de la Insurgencia y del centenario de la Revoluci贸n mexicana, se especul贸 sobre la fatalidad de un nuevo movimiento armado. Existe 茅ste, en efecto, con un est茅ril derramamiento de sangre. Est茅ril, porque, al menos los nuevos beligerantes -gobierno y jefes de los c谩rteles de la droga-, no aceptan la menor noci贸n de que, para cambiar el actual estado de cosas, lo que se requiere es una profunda revoluci贸n de las conciencias. Y lo primero que se necesita para esta revoluci贸n, es tener conciencia. No la hay, ah铆 donde no hay inteligencia para medir los alcances de la sinraz贸n.

editorial

{vozmeend}



More articles by this author

De adicto a ADICTO Mujeres de hoy: alcoh贸licas, drogadictasDe adicto a ADICTO Mujeres de hoy: alcoh贸licas, drogadictas
  De adicto a ADICTO Mujeres de hoy: alcoh贸licas, drogadictas Ernesto Salayand铆a Garc铆a...
Florence Nightingale, la dama de la l谩mparaFlorence Nightingale, la dama de la l谩mpara
  Florence Nightingale, la matriarca de la enfermer铆a tal y como...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
驴Qui茅n est谩 en l铆nea?
Tenemos 324 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner