joomla visitor
AuditorŪa
La gran mafia
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 256

{vozmestart}

La gran mafia

MA. GUADALUPE SANTA CRUZ DE LA MORA

(Exclusivo para Voces del Periodista)

 

Terminado marzo conviene a aclarar paradas: No le creemos al presidente Calderón que los aviones no tripulados gringos vuelen en nuestros cielos y no violen la soberanía mexicana. Tampoco le creemos a la canciller Patricia Espinosa, que ignorara la introducción, de contrabando, de miles de armas de alto poder, de fabricación y envío estadounidenses.

 

Por lo pronto, una noticia buena entre tantas malas: Se fue el embajador Carlos Pascual. Comprendi√≥ que es in√ļtil su presencia en M√©xico, donde el presidente Felipe Calder√≥n no conf√≠a en √©l, y no puede el diplom√°tico cabildear entre el gabinete para hacer su labor de zapa y espionaje.

 

El s√°bado 20 de marzo, el se√Īor Pascual comunic√≥ su decisi√≥n de marcharse al Departamento de Estado de EE UU. Considere usted, amigo lector, la cantidad de informaci√≥n que los aviones no tripulados yanquis recoger√°n de lo que subyace en tierras mexicanas, y que es apetecible a los imperialistas de allende el Bravo; nos quedan oro, plata, uranio y muchas otras riquezas en nuestro territorio.

 

Con la marcha del embajador Pascual, el secretario de la Defensa Nacional, general Galv√°n, ya no escuchar√° que el Ej√©rcito mexicano sea lento, torpe y temeroso. Ojal√° que el nuevo embajador no sea especialista en ‚Äúpa√≠ses fallidos‚ÄĚ; que el Departamento de Estado norteamericano, el cual le dio la salida airosa a Pascual, de haber renunciado, no vaya a comisionar a alguien que venga a colapsar las relaciones tirantes entre los dos pa√≠ses. Tal vez la se√Īora Clinton reflexione.

 

MG

Patricia Espinosa.

 

La cuesti√≥n es: ¬ŅCu√°nto tiempo estaremos sin embajador? Esperemos que cuando llegue, el Senado de la Rep√ļblica sea muy cuidadoso en otorgar el placet a quien tome en sus manos la pol√≠tica de Norteam√©rica en nuestro gobierno. Parece imposible, pero los yanquis, a trav√©s de los sheriffs fronterizos, la DEA, las autoridades judiciales, y la Agencia para el control del Tabaco, el Alcohol y las Armas, se mandan solos.

 

Pascual se ha sentir muy satisfecho de su trabajo y, a su vez, la secretaria de Relaciones Exteriores deber√≠a de estar avergonzada por su ineptitud, m√°xime que enga√Ī√≥ a la C√°mara de Diputados, integrada por gente no muy versada en la¬† historia de M√©xico, pero s√≠ muy conocedora de los caminos electoreros.

 

¬°Qu√© verg√ľenza! M√©xico, otrora due√Īo de una diplomacia brillante, cuando tuvo a embajadores tan experimentados como don Manuel Tello y el recordado Hugo B. Marg√°in, embajador en Washington, hoy hace el rid√≠culo.

 

Pero tendremos que volver a ser lo que fuimos, con voluntad, con aplomo, cumplir bien nuestra misión para legar un futuro a nuestros hijos y nietos. Habremos de aceptar y afrontar aquí, las consecuencias del desastre en Japón y las revoluciones del mundo árabe, que repercutirán en el planeta.

 

Deberemos luchar porque Calderón (PAN) y el PRI no terminen de privatizar el petróleo,  el gas, y porque tampoco Marcelo Ebrard y José Luis Luege Tamargo, privaticen el agua.

 

Los japoneses se embarcaron con la energía nuclear, porque carecen de petróleo, y nosotros -que lo poseemos- se lo queremos regalar, vía Felipe Calderón, a los gringos, privatizando Pemex. No se entiende a un primer mandatario, el cual, con una mano dice defender la soberanía y, con la otra, la entrega.

 

Si usted siente un poco de curiosidad por saber de qu√© modo nos enteramos de lo que pasa entre bambalinas, sintonice la CBS, lea el New York Times o el Washington Post; El Pa√≠s, de Espa√Īa, o Le Monde, de Francia. El presidente Barack Obama, acort√≥ su gira por Brasil, Chile y El Salvador, por los requerimientos del conflicto con Muammar Kadafi. Se anunci√≥ que la OTAN asumir√° el mandato militar en la ofensiva contra Libia, denominada Odisea del Amanecer.

 

En efecto, estamos en un mundo de v√©rtigo,¬† pero el pasado incide en el presente. El 23 de marzo, se conmemor√≥ el 17 aniversario del asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato a la Presidencia de la Rep√ļblica por el PRI. A Donaldo lo recordamos bien. Le torpedearon su campa√Īa y le conf√≠o a Manuel Camacho Sol√≠s que estaba desanimado. Fue un complot. Escuchamos por la radio los detalles del atentado en los momentos de perpetrarse. Si Luis Donaldo Colosio hubiera llegado a Palacio Nacional, la realidad de M√©xico no ser√≠a la actual: corrupci√≥n, narcotr√°fico, grave da√Īo a la instituci√≥n de la familia, abandono del campo y p√©sima educaci√≥n.

 

Colosio fue sacrificado por una mafia del PRI, de la que sobrevive el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, Manuel Mu√Īoz Rocha, hoy desaparecido en las tinieblas de la impunidad; tambi√©n con la persona de Manlio Fabio Beltrones, hoy senador y aspirante a la presidencia de la Rep√ļblica. Beltrones -por lo que se ha investigado- cambi√≥ a Mario Aburto, el verdadero asesino material de Colosio, por un sujeto que hoy est√° en Almoloya de Ju√°rez.

 

Nos llam√≥ la atenci√≥n que apareciera el libro ‚ÄĚDe Madero a Colosiol. Cr√≠menes pol√≠ticos en M√©xico‚ÄĚ, del que es autor el escritor y periodista Francisco Moreno. Seg√ļn el autor, la muerte de¬† Colosio, en Lomas Taurinas, Baja California, fue fruto de la ambici√≥n de Carlos Salinas de Gortari, quien presuntamente quer√≠a desestabilizar al pa√≠s para eternizarse en el poder, con su sistema neoliberal.

 

Pocos meses despu√©s balacearon a¬† Jos√© Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI y, m√°s adelante, mataron al doctor Juan Pablo de Tavira, ilustre criminalista. Salinas de Gortari se exili√≥ y la Presidencia vino a ocuparla Ernesto Zedillo. Las apariencias se√Īalan al PRI como responsable de homicidio, con todas las agravantes de la ley. La partidocracia que padecemos nos hace poco probable aceptar a cualquiera de los pol√≠ticos que andan a la rebati√Īa para figurar en pr√≥ximas elecciones.

 

Nosotros somos culpables de la situación por soportar la política que hacen los que nos roban día a día. Políticos que nos hunden y, con mentiras, masacran a la patria. La elevación del México caído depende mucho de la buena prensa y de que la gran mafia enderece sus pasos con gente sana, con gente recta.

{vozmeend}



More articles by this author

VOZ CR√ćTICAVOZ CR√ćTICA
VOZ CR√ćTICAMA. GUADALUPE SANTA CRUZ DE LA MORA(Exclusivo para Voces...
¬ŅCu√°nto vale M√©xico? ¬ŅCu√°nto vale M√©xico?
VOZ CR√ćTICAMA. GUADALUPE SANTA CRUZ DE LA MORA ¬ŅCu√°nto vale M√©xico?...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 452 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner