joomla visitor
Auditoría
Misión: Envenenamiento
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 260

{vozmestart}

voz critica

 

 

Misión: Envenenamiento

 

Por ahí surgió una comisión de ex presidentes latinoamericanos, en la que hay un mexicano, Ernesto Zedillo. Pretenden legalizar la droga. Se ignora quién los nombró, cuándo y por qué; sólo que ellos se apuntan para envenenar a la niñez y la juventud de todo el continente y, de paso, envenenar al mundo.

 

Zedillo Ponce de León, con los antecedentes que tiene, nos hace pensar lo peor, después de que alcanzó el poder tras el artero asesinato de Luis Donaldo Colosio, fruto del complot del también ex presidente Carlos Salinas de Gortari, complot que eliminó a José Francisco Ruiz Massieu, en aquel entonces secretario general del PRI.

 

Zedillo, hoy incorporado a los magnates financieros, busca hacer más daño a México, del que ya le hizo. De Salinas de Gortari debemos decir que, además de asesino, firmó el Tratado de Libre Comercio que nos hizo “socios” de los Estados Unidos y cobijó el tráfico de enervantes muy por debajo de la visión nacional.

 

Las drogas, señores ex presidentes Zedillo, César Gaviria y Fernando Henrique Cardoso, son un arma sucia, inhumana, lo que los hace aparecer a ustedes como exterminadores de la humanidad y hombres sin conciencia.

 

Ninguna autoridad legítima permitiría, según se ve, otorgarles suficientes motivos para que una simple ley convierta en legal la venta de lo que sabemos ha corrompido a naciones enteras y ha atacado, implacable, a la familia.

 

Los ex presidentes mexicanos, de Echeverría a la fecha, han contribuido a que creciera el fenómeno, sea porque ellos mismos propiciaron la droga, como Salinas y Zedillo, o porque sus antecesores atacaron la moral social y propiciaron el ambiente para que los criminales actuaran. En el período de Echeverría, esta reportera descubrió que en las afueras de una escuela primaria muy prestigiada de la colonia Sinatel, se les vendían a los niños, a través de las rejas que los separaban del exterior, jícamas y gajos de naranja espolvoreados con cocaína. La nota se publicó en El Sol de México y la reacción de las autoridades de la Secretaría de Educación Pública, a las que correspondía el asunto, fue decir  que “todo era mentira”.

 

El ex presidente Fox, de tan mala memoria, hizo cuanto pudo por manchar su período y, entre otras muchas lindezas, propuso que se despenalizara la portación y consumo de ciertas cantidades de droga, lo cual fue rechazado, en su momento, por el Congreso de la Unión. ¿Se imaginan ustedes las superficies del campo mexicano que hoy los traficantes obligan a sembrar con amapola y marihuana, a los campesinos, valiéndose de su miseria y desamparo y amenazándolos constantemente? Bien, pues si se despenalizara la droga, serían millones y millones de hectáreas de lo poco que disponemos después de tanta inundación y tantos incendios, para cubrirlas con la maligna yerba y con la amapola. Entonces, de dónde o en dónde vamos a cultivar maíz, frijol, sorgo y etcétera, etcétera. Tendríamos que importarlos y ahora ya no tenemos soberanía alimentaria. La Unión Americana también ha perdido cosechas por el temporal, los tornados y las inundaciones. ¿Tendrá lo suficiente “para exportar”? ¿Y a qué precio?

 

Creemos que estas reflexiones no se las han hecho los partidarios de que la gente consuma droga sin mayor problema, y que los distribuidores gocen de libertad para seguir matando a víctimas inocentes, a costa de lucrar, porque ellos nunca pierden.

 

Además, si por ahora hay campañas para disminuir la ingestión de alcohol y de tabaco, por ser tan perjudiciales, no queda un trecho muy largo para que se racionalicen. La lista de sustancias  ilegales y tóxicas es terrible.

 

Ahora analicemos que los 20 mil millones de dólares que gana el crimen organizado al año son una parte de lo que les producen sus negocios ilícitos. Pensemos que, aparte de los enervantes, cometen trata de blancas, secuestro, tráfico de indocumentados, cobro de derecho de piso; a los niños los obligan a prostituirse y tienen redes universales de degradación moral.

 

Preguntamos señores ex presidentes, amigos del libertinaje: ¿cómo le van a hacer para acabar con todos estos vicios?, ¿los van a despenalizar? Sería muy difícil. A ustedes los mandarían de paseo todas las autoridades cuerdas, porque la sociedad para eso tiene gobiernos (no como los de ustedes), sino que, en verdad, la protegen, eliminan el mal y cuiden –más que nada- de los niños y de los adolescentes.

 

Acabamos de presenciar la detención y encarcelamiento de Jorge Hank Rohn. No es más que un ejemplo de los políticos poderosos por la mafia, que hacen lo que quieren, pero, algún día, rendirán cuentas. Hank es un presunto asesino, es un presunto traficante, es propietario de casinos y un galgódromo, en el que se cometieron muchas crueldades. Es un indeseable. ¿Vamos a esperar que los principales cabecillas del crimen organizado sean puestos en la cárcel? Felipe de Jesús Calderón Hinojosa tiene muchísimos errores y defectos, pero por lo menos se metió a combatir la maquinaria infernal que destruye pueblos enteros.

 

guadalupe

{vozmeend}



More articles by this author

VOZ CRÍTICAVOZ CRÍTICA
VOZ CRÍTICAMA. GUADALUPE SANTA CRUZ DE LA MORA(Exclusivo para Voces...
¿Cuánto vale México? ¿Cuánto vale México?
VOZ CRÍTICAMA. GUADALUPE SANTA CRUZ DE LA MORA ¿Cuánto vale México?...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 529 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner