Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 367

6

A FUEGO LENTO

 

Historias electorales recicladas

 

Enrique Pastor Cruz Carranza

 

EN TIEMPOS ELECTORALESes común ver que la ocurrencia y la genialidad, transitan juntos la misma vía, al grado de pretender convertir lo impensable en realidades virtuales y lo absurdo en verdades.

 

ESTE 2018 LAS CAMPAÑASserán de corte inédito por todas las características que confluyen y la diversidad de circunstancias, no solo en el ámbito nacional, sino también por la atención global, sin dejar de descartar el factor redes sociales, los cuales están y jugaran, un papel vital.

 

Muy remota y casi en la prehistoria aquellos tiempos donde los ritos de sucesión eran rígidos, marcando reglas inviolables de conducta y quedando al arbitrio del ánimo personal y político exclusivo del elegido por el denominado “Fiel de la Balanza” u dedo supremo.

 

Se acuñaron frases celebres como aquella de: “Quién se mueve no sale en la foto”, como también la gran disciplina de saber mantener una impar lealtad al régimen, con profunda discreción.

 

Tiempos pasados

 

Todo aquello ha quedado en la nostalgia de aquella peculiar forma de hacer política en nuestro país al grado de haber sido objeto de estudios sociológicos por parte de analistas políticos del orbe y descalificaciones al grado de un Premio Nobel de literatura calificada en “Dictadura Perfecta” —por Mario  Vargas Llosa— de nacimiento peruano renegado, pero adoptado por la monarquía Española, a la que sirve con lealtad y descalifica a quienes puedan representar algún impedimento de los Borbón en sus insaciables sueños de neo colonización de América.

 

Hoy en nuestro amado país, esta en juego no solamente el Poder Ejecutivo, Legislativo y la gubernatura de varios estados, sino también la credibilidad en lo que aun queda de vigencia en las instituciones pulverizada por una clase política-empresarial delincuencial inédita; la cual ha convertido el abuso del poder, corrupción e impunidad, en forma de vida y en esta encrucijada para intentar recuperar la vigencia del Estado de Derecho, Pacto Federal y Municipio Libre, habrá de superar las prácticas fraudulentas del quehacer político en los tres niveles de gobierno, haciendo respetar la voluntad popular expresada en las urnas, sin nuevas “Caídas del Sistema”, “Haiga sido como haiga sido” o compra masiva de votos con tarjetas para legitimar la indigna sobrevivencia del régimen y dar pie a los acuerdos por encima de la mayoría sufragante.

 

El menú de opciones será tan amplio como también muy avezado en sus estrategias de cooptación e intento de mantener los privilegios acumulados sin ningún cambio.

 

Catálogo de rusticidad abochornante

 

Las primeras señales del grado de confrontación, los niveles del debate de ideas con el aderezo de descalificaciones, filtraciones y maniqueísmos podrá constituir un catálogo de rusticidad abochornante.

 

En las previas, vemos a un inminente candidato a la presidencia surgido de la coalición del PRD-PAN y anexos, a Ricardo Anaya quien ha significado un importante aliado durante el sexenio de Enrique Peña Nieto para concretar junto con el “PRD moderno” sus Reformas Estructurales, pero fundamentalmente la correspondiente a la apertura y privatización del petróleo, el cual cumple su ciclo de involución planeado por aquellas petroleras globales desplazadas en la nacionalización de Lázaro Cárdenas del Río aquel 18 de marzo de 1938.

 

Ricardo Anaya Cortez   ha sido para Peña Nieto; lo que en su momento fue Diego Fernández de Cevallos para Carlos Salinas de Gortari, en la legitimación inescrupulosa de aquella elección cuestionada de 1988 y las posteriores “concertacesiones” a favor del PAN, dando inicio en Baja California con Ernesto Ruffo Appel.

 

Para mi análisis, es un activo vital en estos momentos para mantener vigente y sin sobresaltos el proyecto integral del modelo neo liberal y geopolítico disputando el botín en rapacería.

 

Los juegos de poder y traición deliberada se manifiestan en las señales que desde Chihuahua envía el gobernador Javier Corral y el frente de todos los surgidos de sus siglas , ante la crisis contra la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico  donde los tácticos del adoptado sin partido José Antonio Meade se tragaron la carnada con todo y la caña, más el pescador, al entrar en pugna con un gobernador en funciones, cuando se debieron tener respuestas directas de la propia SHCP y no de las oficinas del aspirante oficial  impuesto por el yerno de Donald Trump y el servil Canciller Luis Videgaray Caso.

 

¿Dónde lo hemos visto?

 

La lenta y sospechosa reacción gubernamental contra el reclamo de Javier Corral, casi nos recuerda el pasaje de aquel levantamiento en Chiapas del EZLN y el activismo que, desde Los Pinos se realiza para poner en la ruta de primeras planas y relevancia, el trabajo pacificador del comisionado Manuel Camacho Solís para la ruta de la infamia contra Luis Donaldo Colosio y el video destape de Ernesto Zedillo Ponce de León.

 

Desde la trinchera del otrora partido de la Revolución Mexicana (PRI), la pugna entre los advenedizos invasores del “Dream Team Meade-Reza” y los residentes con militancia, al día en sus cuotas, adoctrinados en la ruta de los méritos es de pronósticos reservados.

 

Los adoptados por dedazo de Videgaray, quieren todo el pastel de candidaturas en la Cámara de Diputados y Senadores haciendo a un lado a los sectores, gobernadores y grupos de poder aliados.

 

La forma de comportarse de estos chicos y chicas sin raíces ni compromisos partidistas es la misma de aquellos amigos de Luis Donaldo después de su nominación, que no habían logrado la elección constitucional, cuando ya peleaban las carteras del gabinete.

 

Indiscutiblemente el poder de gobernadores y sus intereses habrán de ubicar a estos afanosos sin límites, sin descartar que las sorpresas que da la vida, también jueguen su carta.

 

Las ocurrencias combinadas con soberbia y falta de oficio del “líder” Enrique Ochoa Reza no son ni siquiera copia.

 

La copia mal hecha

 

Anunciar la certeza de contar con el 40% de las votaciones cautivas en todo la geografía nacional, es la copia mal hecha, de aquel alarde después de la nominación de Carlos Salinas de Gortari, cuando desde el CEN del PRI, jugando a las ecuaciones en los listados del padrón electoral, los genios de Jorge de la Vega Domínguez anunciaron contar o tener cautivos 20 millones de votos para Salinas y de inmediato —siempre ladino y experto en el oportunismo para sus seguidores—, el líder de la C T M Fidel Velázquez Sánchez anuncio en conferencia de prensa, de esos 20 millones de votos “cautivos” el 60 % correspondía a su sector, ante lo cual el listado de candidatos obreros debía ser superior.

 

Cómico y dantesco fue ver a los integrantes de la CNOP, CNC, ANFER y jóvenes, esperar las migajas dejadas en este juego donde la mentira-audacia dio frutos con fueron a parasitarios líderes obreros, mientras la realidad, en la jornada de la elección, esfuma aquellos 20 millones de votos.

 

Para poner las cosas en su contexto, aquellos tiempos de amarrar los perros con longaniza o vaticinar triunfos demoledores por decreto, son hoy utopía.

 

No se puede despreciar a los millones de ciudadanos “cautivos” en una crisis profunda de iniquidad, agravio por las diferencias tan profundas, en crisis permanente y frente una estructura política empresarial insensible, depredadora y convertida en delincuencia institucionalizada. 

 

Las redes sociales distan de estar “cautivas” a ningún aspirante y el hartazgo social en viejas generaciones y los nuevos votantes en espera a entrar en acción, serán vitales para definir las cosas.

 

Hacer de cuenta que todo está definido, es desestimar los imponderables, acontecimientos y muchas cosas por venir.

 

A pesar de los esfuerzos de Andrés Manuel López Obrador por revertir su tradicional ventaja , que tantos buenos resultados le ha dado a el y seguidores “ganando perdiendo”, los mexicanos parecen estar dispuestos a volver a correr la ruta prevista en el 2000, cuando el régimen realiza su camuflaje para seguir vigente con la elección de Vicente Fox Quezada, cuando las verdaderas tendencias irreversibles de encuesta en el despacho de Ernesto Zedillo, mostraban la desventaja de Francisco Labastida Ochoa, minado con la deslealtad de Roberto Madrazo Pintado que, aliado con grupos económicos del sureste , apoyaban a los “mariscales de los amigos de Fox”, mientras en las candidaturas para diputados y senadores, la validación correspondía al profesor Carlos Hank González, dejando sin control de nada al posterior derrotado histórico, a cambio de mantener sin sobresaltos la impunidad, el modelo financiero, la nomenclatura en todos los estados y la impunidad para socios depredadores.

 

El primer domingo de junio parece nada lejano, como también muy remoto el desestimar la existencia de conflictos o actos reñidos con la ilegalidad.

 

Mienten quienes aseguran todo el camino será de orégano y sin sobresaltos.

 

Tenemos un presidente que no parece estar dispuesto a sacar las manos de las elecciones y sus discursos con efecto de bumerang, poco o nada abona a un periplo con muchas sorpresas.

 

¿Instituciones justas?

 

Esperemos que las instituciones responsables de regular y arbitrar estas elecciones puedan estar a la altura del reto, la probidad de las circunstancias y el costo de su faraónica operatividad.

 

Se juega la legalidad, viabilidad, unidad y vigencia de la República o lo que esta quedando de ella.

 

En la entrada antigua de mi querido Campeche esta el monumento en la “Avenida Resurgimiento” está una leyenda que dice: “Todo lo puede el esfuerzo de un pueblo”.

 

La verdadera fuerza de las cosas está en nuestra credencial de elector y nuestra conciencia y valor cívico.

 

Manos a la obra y no escribamos la historia de negligencia que muchos aspiran ponerle punto final.

 

                                       Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

                              

 

  

 

 

 

    

 

        

 

       

 

   

 

   

 

        

 



More articles by this author

A FUEGO LENTO Libertad de expresión y la cuarta trasformaciónA FUEGO LENTO Libertad de expresión y la cuarta trasformación
  A FUEGO LENTO Libertad de expresión y la cuarta trasformación Enrique Pastor...
A FUEGO LENTO Máscaras e intoleranciasA FUEGO LENTO Máscaras e intolerancias
  A FUEGO LENTO Con un grito de alerta de máxima tensión...