joomla visitor
AuditorŪa
Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 374

 37414

Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional

Abraham García Ibarra

 

CONSTA, en los archivos del peri√≥dico El D√≠a, durante la transici√≥n presidencial de Jos√© L√≥pez Portillo a Miguel de la Madrid, la publicaci√≥n de algunos comentarios en serie bajo el rubro: Cuando Friedman lleg√≥ a Palacio.

Por supuesto, nos refer√≠amos a Palacio Nacional. Con base en algunos an√°lisis consultados en la revista Contextos y documentos elaborados por el tanque pensante de la ahora extinta Secretar√≠a de Programaci√≥n y Presupuesto, oteamos el inicio de la era neoliberal.

La Casa Blanca era ocupada por el republicano Ronald Reagan y el gur√ļ del neoliberalismo era ya Milton Friedman. Reagan, con Margaret Thatcher, pon√≠an a caballo su Revoluci√≥n conservadora.

En los textos editoriales -la revista nombrada era auspiciada por la SPP- hallamos una cr√≠tica al especialismo (la nueva condici√≥n del reclutamiento de los tecn√≥cratas mexicanos para la gesti√≥n p√ļblica) y algunas tipolog√≠as: Se identificaba el neoliberalismo como un capitalismo degradado: Vil mercantilismo.

Aventuramos en 1982 el destino manifiesto de los mexicanos frente al eventual -consumado ahora-, cambio de r√©gimen.

Economía de guerra: Medidas dolorosas pero necesarias

En la misma semana de la toma de posesi√≥n de De la Madrid, miembros de su gabinete, en el mismo Palacio Nacional, en urgente conferencia de prensa, anunciaron que el sexenio arrancaba bajo el espectro de una econom√≠a de guerra. Pronto comenzaron a aplicarse las medidas dolorosas pero necesarias.

Ser√≠an, esas medidas, las pol√≠ticas de shock dictadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial e impuestas aqu√≠ a rajatablas por los tecn√≥cratas neoliberales debutantes, a quienes gustaba ser llamados Los j√≥venes turcos, aunque no pocos de ellos eran meros yupis.

Esos yupis se exhib√≠an a la hora del almuerzo en terrazas de tratorias de moda en Polanco o en plena Avenida de la Reforma, m√°s cercanas a Los Pinos. Vinillo tinto y pastas a la carta. La m√°s solicitada se llam√≥ La famiglia. As√≠ denominan algunos a la mafia italiana.

Ahora mismo, podemos sospechar que Friedman no ha abandonado Palacio.

 

El primer tramo del camino correcto

Cambio de p√°gina: Desde la d√©cada de los ochenta y hasta la fecha, la marca de la morada del poder se√Īaliz√≥ el rumbo de M√©xico: El camino correcto.

Retrocedamos a 1992-1993: Ubiqu√©monos en salones de sesiones de comisiones especializadas de El Capitolio, seg√ļn nos informan las bibliotecas del Congreso estadunidense.

Varias de esas sesiones se dedican expresamente a las negociaciones del original Tratado de Libre Comercio: EU-Canad√°-M√©xico.

Primera advertencia en voz de un ponente civil: El TLC propiciar√° el fomento del tr√°fico de drogas desde M√©xico hacia los Estados Unidos, cuyos excedentes se calculaban entonces entre 15 y 17 mil millones de d√≥lares al a√Īo.

El ponente le puso nombre a la ruta: Corredor Torreón, Coahuila-Ciudad Juárez, Chihuahua. Brujo. Aquello ocurrió al inicio de la negociación del TLC.

M√°s tarde, investigadores mexicanos, hacia principios del siglo XXI, hicieron un hallazgo en los diarios de debates sobre el TLC, en Washington: Secretamente, el gobierno mexicano, presidido por Carlos Salinas de Gortari, habr√≠a expuesto el tema de los hidrocarburos en las cl√°usulas del Tratado.

Alg√ļn legislador norteamericano expres√≥ sus reservas: Recu√©rdese, alert√≥, que los energ√©ticos en M√©xico, por mandato constitucional, est√°n catalogados como patrimonio de la Naci√≥n. No importa, replic√≥ un tercero: Los presidentes mexicanos son duchos en darle rodeos a su Constituci√≥n.

 

Un anticipo: Embargo de la factura petrolera

En 1994, estall√≥ el error de diciembre. Bill Clinton acudi√≥ presuroso al rescate financiero de la presidencia suplente de Ernesto Zedillo. El mandatario mexicano acept√≥ el embargo de la factura petrolera como garant√≠a de pago del formidable salvataje.

En la segunda parte de su sexenio, Zedillo promovi√≥ ante el Congreso de la Uni√≥n la primera tentativa para privatizar la Comisi√≥n Federal de Electricidad (CFE). Le sali√≥ al paso el Partido Acci√≥n Nacional (por m√≥viles electoreros, m√°s que por vocaci√≥n patri√≥tica).

A toro pasado, despu√©s 2000, el ex candidato presidencial por el Partido del Centro Democr√°tico, Manuel Camacho Sol√≠s revel√≥ que, en las campa√Īas, un grupo de petroleros tejanos emplaz√≥ a los presidenciables a definir su postura sobre el eventual ingreso de capital privado en la industria petrolera.

A tenor con lo dicho por Camacho (+), el √ļnico que se comprometi√≥ con los tejanos fue Vicente Fox.

 

Se inaugura el gran saqueo de la renta petrolera

El guanajuatense no pudo concretar su compromiso ya que el Congreso de la Uni√≥n estaba bajo control de las bancadas priistas. Opt√≥ por inaugurar el saqueo de la renta petrolera.

Felipe Calder√≥n, quien como jefe nacional del PAN hab√≠a bloqueado la privatizaci√≥n de la CFE, diez a√Īos despu√©s introdujo al Congreso la primera iniciativa de Reforma Energ√©tica. El PRI la allan√≥.

Calder√≥n termin√≥ su sexenio entreg√°ndole su firma presidencial a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en el acuerdo para para la Exploraci√≥n y explotaci√≥n de yacimientos de hidrocarburos transfronterizos. Un trato leonino.

De vuelta el PRI a Los Pinos en 2012, Enrique Pe√Īa Nieto se conchab√≥ al PAN y al PRD, los unci√≥ a la mancuerna PRI-Verde en el f√°ctico Pacto por M√©xico y sac√≥ su ‚Äútransformadora‚ÄĚ Reforma Energ√©tica.

 

El hundimiento de las empresas productivas del Estado

Por esa reforma constitucional, Pe√Īa Nieto ‚Äútransform√≥‚ÄĚ a Petr√≥leos Mexicanos (Pemex) y a la Comisi√≥n Federal de Electricidad en empresas productivas del Estado.

A finales de la semana pasada, se reconoci√≥ oficialmente lo que era ya un secreto a voces: En el primer trimestre de 2018, las dos empresas productivas del Estado sumaron p√©rdidas por 191 mil millones de pesos, que se acumulan sobre los descomunales d√©ficits de ambos entes en lo que va del sexenio.

De lo que se colige, que el camino correcto no tiene atajos insondables. Friedman permanece hospedado en Palacio Nacional. Es cuanto.

 

Asalto tumultuario al erario p√ļblico federal

Sin tremendismo, se puede tipificar como crimen de lesa Patria: S√≥lo en el primer semestre de 2018 la Tesorer√≠a de la Federaci√≥n liber√≥ recursos p√ļblicos por la friolera de 851 mil millones de pesos a la burocracia.

Considerando que al final del semestre pasado Hacienda se despach√≥ con la cuchara grande autorizando incrementos al pago de servicios personales (todo cae en las cuentas del gasto corriente), faltan d√≠gitos para la suma total en los cuatro meses que restan al mandato de Enrique Pe√Īa Nieto y el primer mes del nuevo sexenio, obviamente con aguinaldos y en algunos casos pagos de marcha.

No se trata de una locura: Todo es rigurosamente maquinado con las tres agravantes: Premeditación, alevosía y ventaja.

En el desorbitante desembolso del erario, hay dos partidas que justifican el irracional humor social. A la aristocracia de la burocracia, en ese semestre, se le obsequiaron cinco mil 500 millones de pesos, por conceptos de asistencia y puntualidad.

Entre otras prestaciones están los estímulos matrimoniales: ¡Ojo! 316 millones de pesos por fidelidad. Creativos, los hombres de Hacienda.

Profecía cumplida: México, país de cínicos

Lo relevante del asunto, es que hemos le√≠do algunos editoriales (uno escrito por una profesora del Instituto Tecnol√≥gico Aut√≥nomo de M√©xico) en que se denuncia el prop√≥sito de ajustar la n√≥mina p√ļblica federal. Dos millones de bur√≥cratas. Los m√°s caros, obviamente, los altos mandos.

La coartada: ¬ŅC√≥mo se pretende dejar a la Administraci√≥n P√ļblica sin cuadros de excelencia, que con tanto sacrificio y probada experiencia han entregado su talento y su vida en aras de un M√©xico mejor?

Otros alegan: No es posible que se deje a servidores del Estado al desamparo, cuando subsisten con base en los créditos para residencias, automóviles, educación de sus hijos, pago de servidumbre, viajes vacacionales al extranjero, etcétera. ¡Qué injusticia!

Ya lo dijo el cl√°sico hace cuatro d√©cadas: M√©xico se encamina a ser un pa√≠s de c√≠nicos. ¬ŅPodr√° con ellos la revoluci√≥n de las conciencias? La dejamos de este tama√Īo.

 



More articles by this author

ITINERARIO 2018 / Patológica lucha entre paralíticos y epilépticosITINERARIO 2018 / Patológica lucha entre paralíticos y epilépticos
En tratándose del tema de la sucesión presidencial México-2018, no...
ITINERARIO 2018 / Sucesión presidencial, fertilizada con sangreITINERARIO 2018 / Sucesión presidencial, fertilizada con sangre
Del manual para aprendices de cínico: No traicionar es perecer: Es...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 350 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner