joomla visitor
AuditorŪa
ESFERA HUMANA
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 422

 42220

ESFERA HUMANA

Enrique Castillo‚ÄĒPesado

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Alberto Weill, Laurent Houdebine y Jean Louis Tanc presentan en el France la Expo Newton, Chelli y Waks; Comida de Ingrid Yribarren

Una respuesta sincera es como un beso en los labios

LA PARISIENNE TRILOG√ćA es una exhibici√≥n que da a conocer la nostalgia de una √©poca, en la que tres fot√≥grafos intentan plasmar el imaginario colectivo de la mujer parisina. Me refiero a un estereotipo, un clich√©, un vestigio, una idea, sobre las mujeres de la Ciudad Luz y el savoir faire que las caracteriz√≥ ¬Ņo que las caracteriza ahora? O sea, hablo de una curadur√≠a ‚Äďcomo dice la curadora Delmari Romero Keith, que habl√≥ el d√≠a de la expo en el Club France-- que busca mirar la esencia de esa fascinaci√≥n que despliega la memoria de una mujer moderna, que fuma/bebe, cruza las piernas e utiliza stilettos; se columpia con gracia y transita entre la moda y el arte; abierta, sofisticada, desinhibida. De este tema saben mucho Odette de Anda, Beatriz Calles y Anna Fussoni, entre otros colegas. Muchos son los que las han colocado delante de su lente, ya sean vestidas o semi‚ÄĒdesnudas, posando o distra√≠das-. Desde Henri Cartier Bresson, Brassai, Robert Doisneau y Willy Ronis, todos ellos han profesado un embrujo por desentra√Īar el misterio de esas mujeres ¬Ņaudaces? Helmut Newton (sus fotograf√≠as en el Club France y Berl√≠n, etc√©tera, son las m√°s caras) fue un artista alem√°n considerado hoy en d√≠a un √≠cono de los siglos XX y XXI. Crea un nuevo estilo donde transita de la moda al arte. Sus im√°genes destilan ese erotismo y seducci√≥n, sutiles y sugerentes; mujeres er√≥ticas, deshinibidas en Par√≠s. Y Newton, enamorado de la belleza, la que obsesivamente lograba captar como nadie con su lente. Fotograf√≠as que logran ese punctum, as√≠ aparcen en las portadas de las m√°s prestigiadas revistas de moda como Elle, Vogue, Vanity Fair y Playboy.

Patrick Chelli y Daniel Waks son ante todo artistas que vienen del dise√Īo gr√°fico. Ahora, trabajan y residen en Par√≠s en el coraz√≥n de Saint Germain des Pr√©s, lugar especial de intelectuales que frecuentan los caf√©s literarioscomo Les Deux Magots y el Caf√© de Flore. Y para Beatriz Calles, Dominique Berthelot, Karen Weill, entre otras, ser parisina no es tanto una forma de vestir como una manera de ser, de comportarse, que representa a una mujer fuerte y segura de s√≠ misma, con una elegancia natural que no prescinde de impertinencia ni inteligencia. Finalmente, en este tema de la expo en el Club France, V√≠ctor Ju√°rez recomienda que no se la pierdan. ¬ŅPor qu√©?: si bien las im√°genes de esta exposici√≥n est√°n marcadas por las mismas obsesiones, tanto que Newton, Chelli y Waks han conseguido representar el paradigma de esta mujer que rebela y se revela as√≠ misma, en perfecta simbiosis con las calles de una hermosa ciudad que respira historia y modernidad.

La Bikina sorprende y una comida en el Club de los Industriales

Despu√©s de una exquisita comida mexicana en La Bikina (anfitriones, Anny Weber, Mariana Loria, Helios R. Montero) en que degustamos sopa de hongos Marquesa, alcachofa a las brasas, consom√© verde, Bikina Caprese, molcajete de arrachera, lonja de salm√≥n al esquite, parrillada de la milpa, el Favorito de Zapata; tacos de lengua flameda al mezcal, esquites verdes callejeros, churros mexicanos La Bikina, volc√°n de chocolate oaxaque√Īo, y un largo etc√©tera, me enter√© de que antes en este espacio existi√≥ el D.O., de Pablo San Rom√°n.

Tambi√©n Yngrid Iribarren de Salazar me ofreci√≥ una selecta comida (10 personas, en el Club de Industriales de Pepe Carral, quien en pr√≥ximos d√≠as cumple 99 o 100 a√Ī√≥s y espero que le hagan alg√ļn homenaje; en mi opini√≥n el s√≠ es un hombre singular e imprescindible en el club) en la que sostuve interesante charla con Luis Otero Pesado, Margarita Siqueiros, Dominique Berthelot, Aurora L√≥pez de Ortigosa, Lourdes Ascencio, Am√©rica Ortega Rayas, y Enrique y Martha S√°nchez, en la que todos hablaron de si mismos y tambi√©n me provocaron a hablar de mi mismo. Me emocion√©. Y hasta la pr√≥xima, ¬°abur!

Val¬īQuirico, en Tlaxcala, inspirado en la campi√Īa de La Toscana italiana

Un memorable viaje de 1 hora y 40 minutos por la carretera a Puebla, pero antes de llegar a la Angelopolis, da uno vuelta a la izquierda para llegar en 4 minutos a VAL¬īQUIRICO, una hermosura de pueblo en el que los inversionistas se inspiraron en La Toscana de Italia. En 7 a√Īos se ha convertido en leyenda para turistas plurales (mexicanos e internacionales). Quien no ha ido a este singular lugar, se pierde un ic√≥nico sitio que pronto ser√° hist√≥rico por su estilo arquitect√≥nico. Ustedes podr√°n gozar del arte en todos sus conceptos, comida de excelente calidad en sus variados feudos, Spa, visitas a tiendas peque√Īas de todo tipo, etc√©tera. Y claro, nuestros singulares anfitriones Alejandro Cayo Fern√°ndez Prieto y su esposa Jessica Velasco nos hospedaron en su bella Villla Toscana, uno de los hoteles ad‚ÄĒhoc de este sorpresivo lugar que es legalmente tlaxcalteca enclavado en el municipio de Nativitas. Hay que recordar que los l√≠deres tlaxcaltecas generan una econom√≠a sustentable, tanto en tema residencial como tur√≠stico.

Su √©xito se debe tanto a los que viven all√≠ como para los visitantes. Es vital acudir al barrio del Centro, que es la villa p√ļblica. Considero que hoy alrededor de casi 900.000 personas lo recorren anualmente, que viene a ser un promedio de unas 75.000 personas al mes. Hoy, calculo que los fines de semana m√°s de 4.000 personas recorren la bell√≠sima zona. Por ende, la gente se embelesa y piensa para que ‚Äútengo que ir tan lejos cuando aqu√≠ me siento en la Toscana y tambi√©n por qu√© uno en una a plaza que nos recuerda Pedraza, Espa√Īa‚ÄĚ.

Han sido cuidadosos con respecto a la contingencia y todo mundo debe llevar su tapabocas, as√≠ como empleados de hoteles, restaurantes, bares, tiendas, ch√≥feres de carritos de golf (abundan para los que desean realizar un recorrido r√°pido o por razones obvias), etc√©tera. Existen √°reas abiertas (ejemplo √°rea residencial u otros sitios que uno se pueden quitar el tapabocas). Eso si, en est√° √©poca del a√Īo, llueve mucho y por las noches, se siente el fr√≠o, pero las habitaciones de casas particulares, hostales, est√°n preparados para ello. En sus diversas plazas uno encuentra cultura a pasto, adem√°s de que uno encuentra diversos grupos musicales que tocan saxofones/violines, sumando que observamos tambi√©n que grupos bailan al son que les toquen.

Alejandro Cayo Fern√°ndez Prieto apunt√≥ que ‚Äúse puede invertir en terrenos desde van de los 9.000 o 10.000 pesos por metro. Algunos con mejor ubicaci√≥n pueden llegar a 25.000 pesos por metro. Y claro, las propiedades se han revaluado r√°pidamente. Muchos ya han logrado plusval√≠as importantes‚ÄĚ. Me enter√© que se puede adquirir un departamento en 4 millones de pesos, de dos a tres rec√°maras, a una casa de 3/4 rec√°maras que puede costar 6 millones. Es una excelente propuesta para invertir en un sitio esplendoroso ubicado a 90 minutos por carretera desde el Centro de la capital mexicana.

Val¬īQuirico est√° constituido por alrededor de 510 propiedades, muchas de ellas con sub--viviendas. Algunas de ellas son casonas con cuatro departamentos por lo que calculo el lugar tendr√° alrededor de 2.000 unidades divididas en servicios/viviendas. Hoy, el pueblo est√° des arrollado en un 47% y las √°reas residenciales en un 30%. Conozco algunas familias que ya viven all√≠ de forma permanente, por lo que lo considero como destino de fon de semana, pero si desea ir uno entre semana, estar√° m√°s tranquilo para pasear/escribir, etc√©tera. Of course, la poblaci√≥n la integran que llegaron a establecerse de M√©xico, Puebla o Tlaxcala y no dudo que pronto que hasta extranjeros deseen vivir en Val¬īQuirico (ejemplo: muchos de los que laboran en f√°bricas automotrices).

Yo subrayar√≠a que m√°s que pueblo es una comunidad. Lo fundaron en 2014, pues los pueblos se fundan ‚Äúno se inauguran‚ÄĚ (coment√≥ Adolfo Blanca). Los inversionistas lo consideran como concepto de barrio, porque es algo que lo identifica como filosof√≠a de pueblo. Y antes de referirme del por qu√© tambi√©n sus √°reas residenciales, es vital referirse al tema de los fundadores. Constituyeron un sobresaliente equipo de trabajo, de mentes con visi√≥n. En el grupo de los co--fundadores mencion√≥ a Jos√© Antonio Encinas, Joaqu√≠n Haces, Iv√°n Hidalgo, y Germ√°n y Adolfo Blanca, adem√°s de mi amigo Alejandro Ca√Īedo, experto en turismo en cualquier rama. Y hay que agradecer tambi√©n a todos los socios capitalistas. Vuelvo a mencionar a Alejandro Cayo Fern√°ndez Prieto, entre otros.

Por otro lado, el urbanismo que es en parte dis√≠mbolo (calles ‚Äúencontradas‚ÄĚ, fachadas, techos, pero lo peculiar es que se trata de arquitectura de campa√Īa, inspirada en la Toscana (Italia) y en la zona de Segovia (Espa√Īa). Los que visitan Madrid regularmente encuentran semejanza entre esa ciudad y Val¬®Quirico, pero si han ido a Pedraza, se comprende mejor el concepto. No edificaron nada de cart√≥n. Se podr√≠a decir que el resultado (por haber sido hecho con manos de artesanos mexicanos, y en algunos casos entrenados por constructores tanto de Toscana como de Segovia con t√©cnicas artesanales. Adolfo Blanca y Cayo dicen y tienen raz√≥n, que la arquitectura de Val¬®Quirico es castiza. Finalmente, all√≠ se encuentra establecimientos como restaurantes que me agradaron mucho (Otello, de Otello Casta; Casa Taurina, de mi amiga Josefina Rodr√≠guez Zamora, que vive all√≠; 33, Jos√© Andr√©s N√ļ√Īez, ‚Äúprimo de Mijares‚ÄĚ, y su PR Francisco Monsieur Villegas; Copelia, para desayunar), Casas/Tiendas de cosm√©ticos, antig√ľedades, jabones, y un largo etc√©tera. Recomiendo sus calles irregulares para luego encontrar esquinas donde est√° la Giulitta, otra plaza donde ubican el Carrusel, un campo para tiradores de flechas (‚Äútodos fallan, menos Charlize Theron‚ÄĚ), etc. Y hasta la pr√≥xima, ¬°abur!

 

 

 



More articles by this author

ESFERA HUMANAESFERA HUMANA
  ESFERA HUMANA Enrique Castillo‚ÄĒPesado Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Es de extranjeros 30% del tequila que...
ESFERA HUMANAESFERA HUMANA
  ESFERA HUMANA Enrique Castillo‚ÄĒPesado Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Carlos Fuentes, Sylvia Lemus, G√°lvez y y...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 461 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner