Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 424

 4242

VOCES DEL DIRECTOR


IMPUNIDAD

!Ya basta!: La libertad

de expresión puesta en jaque

Mouris Salloum George

CUANDO SE LE HAN DADO más de 35 vueltas al sol ejerciendo el oficio periodístico en México, todo acontecimiento relacionado con el derecho a la información y a la libertad de expresión resultan familiares, lo mismo si nos producen satisfacciones que si nos envuelven en el luto.

Sucumbe el fiambre, la palabra, con el que se construye la idea que permanece combatiente, antes como ahora y la historia da cuenta de ello.

A unos días de que concluya este año 2021, México sigue encabezando el primer lugar mundial en asesinatos de periodistas, gregarios por temperamento propio, en nuestra comunidad gremial estuvimos cercanos a víctimas fallecidas con lujo de violencia.

Documentamos la caída a plomo de algunos de ellos, quienes abrieron la lista funeral que no acaba de sellarse en el oficio de la muerte.

Periodistas asesinados en el país por el alto y reprobable alcance de la impunidad, o lo que es lo mismo: la ausencia de justicia. La tónica de las últimas tres décadas repite la misma trastada: rampante impunidad.

A su hora y sin vacilaciones cobardes, ha sido el Club de Periodistas de México la instancia que no ha quitado el dedo del renglón en la denuncia de esos crímenes de lesa humanidad que castiga lastimosamente nuestra cultura democrática.

La lógica es: cambiaron los métodos y las formas, pero no los propósitos. La demencial pretensión de implantar el pensamiento único, propia de los regímenes totalitarios.

Y el gremio ha pagado muy caro el ser testigo de esos fines, porque nunca ha renunciado a ponerlo en la palestra para que la sociedad se entere informándose.

Pagando incluso con la vida, como periodistas insistimos y continuamos con un ciclo vital, personal y colectivo, donde la defensa de la libertad de expresión es la prioridad, como principio constitucional, pero sobre todo social.

Podrá agotarse el momento fatal, pero nunca la lucha por la Libertad como tampoco de la Justicia que renacen cada primavera.

Y porque la noche de los tiempos no se hizo para quienes tienen el compromiso irrenunciable de atender a la verdad.

La marcha sigue, la lucha igual. Por ello, el grito es: ¡basta de Impunidad!

 



More articles by this author

Sálvense los principios, aunque se hunda el mundo. Sálvense los principios, aunque se hunda el mundo.
    VOCES DEL DIRECTOR Sálvense los principios, aunque se hunda el mundo Mouris...
Colombia da el giro a la izquierda Colombia da el giro a la izquierda
  Colombia da el giro a la izquierda Mouris Salloum George...