joomla visitor
AuditorŪa
Maestros a futuro; en presente muertos
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 274

{vozmestart}

Maestros a futuro; en presente muertos

ROGELIO G√ďMEZ MEJ√ćA

‚ÄúLa vida de los muertos consiste en estar presente en el esp√≠ritu de los vivos‚ÄĚ.

Cicerón

Como si se tratara de una diab√≥lica estrategia para acallar las tan confusas como mediocres pol√≠ticas que atolondran la vida c√≠vica de la sociedad en v√≠speras de trascendentes cambios de gobierno en el pa√≠s que apuntan por desbarrar en los mismos disparates que han hecho caer al pa√≠s en las √ļltimas tres d√©cadas destacadamente, en diversos puntos del pa√≠s se alternan escenas macabras de acciones violentas imputadas a polic√≠as, agentes ministeriales, polic√≠as federales o militares con sospecha de actuar manipulados por poderes f√°cticos o fuerzas tenebrosas azuzadas en perverso r√≠o revuelto a ganancia de pescadores del poder, que a la fecha les ha servido para enriquecerse ilimitadamente engullendo el esfuerzo productivo de m√°s de 50 millones de pobres y trabajadores mantenidos con salarios de hambre y sin opciones de ninguna esperanza para el futuro.

 

As√≠, mientras la poblaci√≥n nos hacemos cruces por la aparentemente inexplicable y est√ļpida acci√≥n de militares en inconstitucionales retenes en c√©ntricas avenidas de Monterrey que ejecutan a bocajarro al m√©dico Jorge Otilio Cant√ļ Cant√ļ sin que el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, obnubilado por el conflicto de la masacre en el Casino Royale, atine a aplicar con la premura del caso la recomendaci√≥n 73/01 de la CNDH para proceder en justicia y apremie a la SCJN a poner a los militares responsables en manos de la justicia civil.,

 

Nos quedamos at√≥nitos ante la sandez de una turba de polic√≠as federales, ministeriales y uniformados del estado de Guerrero quienes para disuadir una protesta de los aguerridos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa asesinan a los prometedores maestros, Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverr√≠a de Jes√ļs con disparos de francotiradores que hacen sospechosos a todos de una conspiraci√≥n pol√≠tica incluyente de secuestros de otros j√≥venes preparados para inculparlos del atentado como a Gerardo Pe√Īa Santiago y que de revertirse, dar√° brillante oportunidad al gobernador √Āngel Heladio Aguirre Rivero de encarcelar a altos funcionarios de su gabinete confabulados para tramar su ocaso pol√≠tico y entre los que podr√≠an estar el procurador Alberto L√≥pez Rosas, el general Ram√≥n Arreola Ibarr√≠a, subsecretario de Seguridad P√ļblica; el secretario de √©sta, Ram√≥n Almonte Borja, el director de la polic√≠a Ministerial Antonio Valenzuela Valdez ya cesados y sujetos a investigaci√≥n, aunque no exento el secretario de gobierno Humberto Salgado G√≥mez por omisi√≥n o encubrimiento de una intriga ligada hasta el secretario de Seguridad P√ļblica Federal, Genaro Garc√≠a Luna, o a cerebros infernales de la desestabilizaci√≥n nacional como el mism√≠simo Carlos Salinas de Gortari.

 

Por eso quizá el Consejo de Rectores Universitarios de Guadalajara demandó el presidente designado de México, Felipe Calderón Hinojosa, al secretario de Gobernación Alejandro Poiré y el gobernador   de Jalisco, Emilio González Márquez su inmediata intervención para acabar con la zozobra y preocupación que amedrenta a la sociedad por el macabro hallazgo de los cuerpos sacrificados de los estudiantes de bachillerato, Francisco Javier Carrillo García, Gabriel Morán Cervantes, Juan Pablo Valentín Guerrero, Francisco Ismael Gómez Saucedo y su padre Armando Gómez secuestrados después de acudir al edificio de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), al lado de cuya cancha de futbol fueron sepultados en sendas fosas clandestinas, sin que al momento se tenga una hipótesis confiable que permita determinar un móvil de tan brutal violencia que parece ser el perfil de un gobierno que inició con el discurso de perseguir al crimen y termina como un indefenso e incapaz perseguido de la criminalidad.

 

Bala perdida

Y mientras el pa√≠s se deshace aplastado por el terror en medio de sangrientos e inexplicables sucesos, nuestros ilustres padres conscriptos -seguramente para justificar su irresponsabilidad-, se trenzan en discusiones bizantinas provocados por aviesos adversarios en piezas distractoras y hasta toman la tribuna los de la trasnochada ‚Äúizquierda‚ÄĚ para enfrentar la consigna reaccionaria de reformar el art√≠culo 24 constitucional ¬Ņotra vez? Y permitir que los religiosos salgan a las calles, c√≥mo si ya no lo hicieran desde cuando, Bah, bah, bah‚Ķ

1

{vozmeend}



More articles by this author

Oligarcas petrolíferos hacen tangoOligarcas petrolíferos hacen tango
Oligarcas petrol√≠feros hacen tangoROGELIO G√ďMEZ MEJ√ćA ¬† Los que se atragantan lloran...
ISSSTE: martirologio de pacientesISSSTE: martirologio de pacientes
ISSSTE: martirologio de pacientes ROGELIO G√ďMEZ MEJ√ćA ¬† ‚ÄúCome camote y...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 569 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner