joomla visitor
AuditorŪa
Las plataformas petroleras ,sobre la estela de Macondo
Voces Diario
Banner
Noticias
Cert√°men XLVII
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 321

Los accidentes en las plataformas petroleras cada d√≠a son mas dram√°ticos. Hay dos indicadores preocupantes; Suceden globalmente y su frecuencia no est√° declinando. Y es que cada vez las condiciones f√≠sicas, geol√≥gicas o tecnol√≥gicas  mezcladas con el desmesurado af√°n de lucro, lleva a las empresas a rebasar los linderos de la seguridad.

El otro polo, Noruega, un ejemplo a seguir.

El otro polo, Noruega, un ejemplo a seguir.

O bien hay condiciones no estudiadas a priori lo suficiente para prever las posibles fallas que bien pueden radicar en la Organizaci√≥n ; la Tecnolog√≠a que se utiliza si es que est√° es obsoleta  o en los recursos humanos a veces expuestos a condiciones de trabajo extenuantes o extremadamente peligrosas, sin los medios de protecci√≥n adecuados. De ah√≠ que las metodolog√≠as empresariales para detectar el factor causal, muchas veces deban desecharse por  la manipulaci√≥n que oculta las verdaderas causas  de los siniestros debidos a la falta de inversi√≥n en ese rubro:  Muchos malos empresarios  ven mas bien como un gasto este tema. O bien la  tolerancia comprada con el bono del amiguismo. Hay sin duda una necesidad apremiante de regular la industria Offshore o Costa afuera mas all√° del √°mbito de la operaci√≥n o el contratismo.

Tema candente 

Es preocupante el tema debido a que el pa√≠s est√° inmerso en un debate por la regulaci√≥n secundaria de la Reforma Energ√©tica que nos puede mover entre dos polos. O bien adoptamos el modelo de Noruega en a todas luces es exitoso al menos en la distribuci√≥n de los ingresos hacia los ciudadanos o la desgracia de unas malas leyes protectores y amistosas con el / los inversionistas nos puede mover hacia el modelo de Nigeria. El pa√≠s petrolero m√°s corrupto de √Āfrica. Hoy inmerso en una guerra fraticida de car√°cter religioso. Y en eso est√° involucrada  la voluntad de los legisladores y la Comisi√≥n de Hidrocarburos para regular los indicadores del desempe√Īo de la seguridad  mediante reglas estrictas que protejan al sector laboral . De evitar la tolerancia hacia las medidas de seguridad light  e imponer a  aquellos que tomen la responsabilidad de la concesi√≥n para explotar una zona petrolera de aplicar medidas equiparables a las de su pa√≠s en la  materia. El caso de Oceanograf√≠a es emblem√°tico de esa tipolog√≠a de empresas cuyas irregularidades toleradas son el caldo de cultivo de los grandes accidentes.

Uno de los Polos es Nigeria, inmersa en una guerra religiosa y siendo el país petrolero más corrupto.

Uno de los Polos es Nigeria, inmersa en una guerra religiosa y siendo el país petrolero más corrupto.

Y es que mire Usted, estamos en el siglo m√°s complicado de la historia. Uno de las principales preocupaciones es la

administraci√≥n de los recursos naturales cada vez mas escasos  sobre la tierra. Asistimos al advenimiento  de una era  en la que se ver√°n descarnadas guerras  por el petr√≥leo donde prolifera la corrupci√≥n como en Rusia o le denostada Nigeria. O la generosidad del populismo como en Venezuela  Hay demasiado dinero en medio. Vemos cada d√≠a  nuevas tecnolog√≠as en marcha  que buscan de exprimir a la tierra la √ļltima gota de petr√≥leo: Sin tocar la compleja relaci√≥n entre mundo √°rabe y Occidente, en horizontes m√°s cercanos de Am√©rica, se vive ya  una avidez desmesurada   por incrementar las reservas de hidrocarburos  de todos los pa√≠ses que han visto declinar su potencial. Brasil , M√©xico , Colombia y Venezuela lideran al grupo de petroleros que modifican leyes obligados casi por un √°vido sector petrolero de los Estadounidense que ya proclama su autosuficiencia apoyando la estrategia especulativa de Wall Street: Puros cuentos para impulsar la apertura desmedida. En realidad el petr√≥leo se agota mas r√°pido que los nuevos hallazgos.

M√°s all√° de la supuesta abundancia est√°n las estad√≠sticas de la Organizaci√≥n de Pa√≠ses Exportadores de Petr√≥leo (OPEP) que en  su informe publicado en 17 de julio de 2011, indican que el petr√≥leo del mundo est√° dando se√Īales de agotamiento. Hay un amplio desequilibrio entre las nuevas reservas descubiertas  y el ritmo productivo .Mire los datos: Seg√ļn este organismo, para el 2020 la demanda se incrementar√° en 115 millones de barriles diarios mientras  que la tasa de la ca√≠da anual de la producci√≥n es del 5%. Esto indica, seg√ļn este organismo, que en diez a√Īos la producci√≥n mundial se habr√° desplomado en un d√©ficit cercano a los sesenta millones de barriles diarios. Mientras que el consumo crece desmesuradamente

Macondo, sin García Marquez

Macondo, sin García Marquez

De aqu√≠ que los m√°s preocupados por el tema sean los importadores con alto grado de industrializaci√≥n y utilizaci√≥n del autom√≥vil. Sepa Usted  que del total de petr√≥leo del mundo, Estados Unidos consume el 25% y su demanda ha aumentado a un ritmo de 17% anual. Si vamos a la relaci√≥n  per capital de consumo, ver√° que  la energ√≠a consumida por cada estadounidense es de 334.6 Unidades t√©rmicas Brit√°nicas (BTU), la cual se va en sus aires acondicionados y calefacci√≥n, , grandes n√ļcleos industriales y su disipado modo de vida,   mientras que el de los chinos es de un nivel medio de  56.2 y el de los Hind√ļes s√≥lo 15.9.Esto quiz√° al profano lector en temas de termodin√°mica no le diga nada: pero con estos n√ļmeros podemos establecer  la relaci√≥n que existe entre el modo de vida un hind√ļ y el norteamericano que consume 20 veces m√°s energ√≠a  y  casi seis veces m√°s que un chino. De ah√≠ su insaciable voracidad por los energ√©ticos.  

Macondo , una experiencia fatal 

El tema nos lleva a Macondo, que fue en una novela del realismo m√°gico concebida por la mente prodigiosa de Gabriel Garc√≠a M√°rquez, un pueblo legendario habitado por personajes de  ficci√≥n que avizoraban cien a√Īos de soledad; pero en el realismo cotidiano es el nombre de un pozo petrolero perforado  a ochenta kil√≥metros de las costas de Estados Unidos por la plataforma Deepwater Horizon  de la British Petrolum (BP) a mas de 1500 metros  del lecho marino que durante 87 d√≠as atorment√≥ con su negra estela las aguas del Golfo de M√©xico,  un  siniestro que inicio  con una explosi√≥n que mat√≥ a once personas el 20 de abril  de 2010 y fue considerado el  m√°s impactante en la historia de la industria petrolera mundial. Datos aterradores  revelan   que emano del un  negro efluvio que verti√≥  al mar casi cinco millones de barriles de  petr√≥leo del cual  gran parte permanecer√°  en el lecho marino  por d√©cadas, degradando el ambiente quiz√° por m√°s tiempo que los  de cien a√Īos de fantas√≠a   del escritor de Aracataca.

Buzo en plataforma.

Buzo en plataforma.

El accidente del pozo petrolero Macondo y su correlaci√≥n con la plataforma petrolera Deepwater Horizon ha sido sin duda el accidente petrolero mas estudiado de la historia de esta industria. Intervinieron entidades de todos los √°mbitos de Estados Unidos e Inglaterra. La Guardia Costera. La misma BP am√©n de las agencias ambientales y muchas otras entidades. Los hallazgos fueron contundentes La Empresa ten√≠a un plan de contingencias ambiental ficticio. Hab√≠a medidas en contra de focas, leones marinos y otras especies que no habitan en esta zona. Dentro de su personal de respuesta ten√≠an a un bi√≥logo que hab√≠a muerto hac√≠a cuatro anos. Y hay m√°s. Al corroborar en Jap√≥n un sitio  donde se comprar√≠an el dispersante. La direcci√≥n correspond√≠a a una tienda de entretenimiento.: De ah√≠ que tambi√©n los procedimientos de seguridad andabam por las mismas. La conclusi√≥n fue contundente Los hacedores de los planes ambientales y seguridad del pozo Macondo,  se contagiaron de la fantas√≠a de  los Cien A√Īos de Soledad de Gabo: nada m√°s que del pozo Macondo no podr√° surgir el brujo Melquiades que libre al ingeniero que borr√≥ informaci√≥n clave del soniestro de dos a√Īos de c√°rcel que le impusieron los tribunales estadounidenses. Ni los 4200 millones de d√≥lares de multa a la empresa por recurrir a estas pr√°cticas ¬ŅCu√°ndo veremos una de estas acciones en M√©xico?

M√©xico,  sobre la estela de Macondo 

Trabajando con malas condiciones de seguridad.

P

Trabajando con malas condiciones de seguridad.

ero, ah√≠ esta el detalle como dec√≠a el c√©lebre Cantinflas. De los hallazgos  de este gran accidente se han cimentado las bases de una nueva industria de explotaci√≥n petrolera. Mire nada m√°s hacia adonde apunta. Seg√ļn el reciente encuentro que sostuve  en Washington DC el mes pasado, el Doctor Pitbaldo de Det Norke Veritas  quien intervino como parte del equipo que estudi√≥ el accidente present√≥ los avances: Llev√≥ al gobierno  a regular el desempe√Īo de las barreras de seguridad en las plataformas petroleras. A la prescripci√≥n de nuevos requerimientos, a establecer una serie de cooperaci√≥nes basada en compartir recursos e informaci√≥n entre las empresas, a formar un nuevo centro de investigaci√≥n de la seguridad offsore del instituto americano del petr√≥leo. A la aplicaci√≥n de tecnolog√≠as avanzadas en la estimaci√≥n de consecuencias de un accidente; se estableci√≥ un nuevo centro de estudios de energ√≠a oce√°nica  en Texas. Am√©n de que en Estados Unidos cuando hay muertos en un accidente o un gran derrame que impacte el ambiente el asunto pasa a un tribunal donde se persigue una causa criminal. De aqu√≠ que, seg√ļn Adri√°n Lajous, exdirector de Pemex,  posteriormente la Plataforma de Pemex Bicentenario fue literalmente corrida de los limites de Estados Unidos por carecer de planes de seguridad confiables.

Le cuento que aqu√≠ en M√©xico de los pocas acciones que se vieron  reflajadas pos accidente Macondo,  fue dotar al centro de investigaci√≥n de ingener√≠a de la Universidad Autonoma de Tamaulipas, de un viejo buque oceanogr√°fico  comprado a la Agencia de Oc√©anos y Atm√≥sferas de los Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en ingl√©s), que cuenta con 57 metros de eslora, cinco metros de calado, 10 metros de manga y cuatro laboratorios. Pomposamente abanderado como CIDIPORT, UAT-I.  Hay un poco de diferencia.

Petroleo noruego.

Petroleo noruego.

Sin duda aun la verdadera problem√°ctica en el Golfo de M√©xico en el tema petrolero no est√° presente. Una vez abierta la puerta de Pemex con las Leyes secundarias, la llegada de  nuevos actores ser√° avasallante No se ven reglas claras en este rubro. La respuesta a las emergencias no est√°n suficientemente desarroladas mediante pr√°cticas y simulacros como el plan MEXUS GULF u otros escenarios de m√°s alto riesgo. Dentro de los temas de la dichosa reforma energ√©tica se habla de formar una agencia de seguridad ambiental como un proyecto, mientras el transporte de las gigantescas estructuras v√≠a mar√≠tima  con miras  la exploraci√≥n de aguas profundas ; enormes buques para trasiegos en altamar que sirven se cisterna evolucionan a un ritmo acelerado  ya est√°n en las costas de M√©xico. Los escenarios de alto riesgo se incrementan al ritmo de la complejidad. Preocupa que no se tengan c√≥digos especializados para estudiar accidentes caso por caso. En utilizar los hallazgos de accidentes ya estudiados como Macondo para implementar mejoras. La postura c√≥moda de estudiar a todos por igual es un vicio deplorable que debe evitarse. Los muertos por omisi√≥n reclaman justicia.



More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR Una potencial Operación AztecaVOCES DEL DIRECTOR Una potencial Operación Azteca
VOCES DEL DIRECTOR   Una potencial Operaci√≥n Azteca El globalismo mesi√°nico Mouris Salloum George El t√©rmino...
Washington: ‚ÄúEl D√≠a del Presidente‚ÄĚWashington: ‚ÄúEl D√≠a del Presidente‚ÄĚ
  Washington: ‚ÄúEl D√≠a del Presidente‚ÄĚ   Mouris Salloum George   PARA EFECTOS pr√°cticos, Donald Trump...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 282 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner