joomla visitor
AuditorŪa
El petroyuan es la gran apuesta de Rusia y China
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 346

PET 1 

Tras las sanciones econ√≥micas que Estados Unidos y la Uni√≥n Europea impusieron en contra de Rusia, Mosc√ļ y Pek√≠n tejieron una poderosa mancuerna energ√©tica que ha transformado radicalmente el mercado mundial del petr√≥leo.

 

Además de incrementar sus intercambios de hidrocarburos de forma exponencial, ambas potencias orientales han decidido poner fin a la dominación del dólar en la fijación de precios del oro negro. El petroyuan es el instrumento de pagos de carácter estratégico que promete facilitar la transición a un sistema monetario multipolar, un sistema que tome en cuenta a varias divisas y que refleje la correlación de fuerzas del orden mundial actual.

En lugar de humillar a Rusia, la ‚Äėguerra econ√≥mica‚Äô que Washington y Bruselas han promovido les result√≥ contraproducente, pues solamente contribuy√≥ a fortalecer la mancuerna energ√©tica entre Mosc√ļ y Pek√≠n. Recordemos que en mayo de 2014 la empresa rusa Gazprom se comprometi√≥ a garantizar el suministro de gas a China por hasta 38,000 millones de metros c√ļbicos anuales durante las pr√≥ximas tres d√©cadas (a partir de 2018) mediante la firma de un contrato por 400,000 millones de d√≥lares con la Corporaci√≥n Nacional de Petr√≥leo de China (CNPC).

Proyectos estratégicos

En la actualidad ambas potencias coordinan los trabajos de un ambicioso plan de proyectos estrat√©gicos que lo mismo incluye la construcci√≥n de gasoductos y oleoductos, que la operaci√≥n conjunta de refiner√≠as y complejos petroqu√≠micos de gran envergadura. Sin PET 3propon√©rselo, el acercamiento de Mosc√ļ con Pek√≠n produjo profundas transformaciones en el mercado petrolero mundial a favor de Oriente, socavando dram√°ticamente la influencia de las petroleras occidentales.

Incluso Arabia Saudita, que hasta hace poco tiempo se manten√≠a como el principal abastecedor de petr√≥leo del gigante asi√°tico, ha sido vapuleada por la diplomacia del Kremlin. Mientras que desde el a√Īo 2011 las exportaciones petroleras de Arabia Saudita a China ven√≠an creciendo a un ritmo de 120,000 barriles por d√≠a, las de Rusia lo hicieron a una velocidad de 550,000 barriles diarios, es decir, casi cinco veces m√°s r√°pido. De hecho, en 2015 las empresas rusas llegaron a superar en cuatro ocasiones las ventas de petr√≥leo de sus hom√≥logas sauditas a China: Riad se tuvo que conformar con ser el segundo proveedor de crudo de Pek√≠n en mayo, septiembre, noviembre y diciembre.

Cuotas disminuidas

Cabe destacar que los pa√≠ses que integran el n√ļcleo europeo tambi√©n han visto disminuida su cuota de mercado frente a la regi√≥n asi√°tica: Alemania por ejemplo, fue suplantada por China a finales de 2015 como la mayor compradora de petr√≥leo ruso. De este modo, los grandes inversionistas que operan en el mercado petrolero mundial apenas pueden dar cr√©dito de c√≥mo, en unos cuantos meses, el principal demandante (China) se convirti√≥ en el cliente favorito del tercer mayor productor (Rusia). De acuerdo con el vicepresidente de Transneft (la empresa rusa encargada de la implementaci√≥n de los oleoductos nacionales), Sergu√©i Andr√≥nov, China est√° dispuesta a importar un volumen total de 27 millones de toneladas de petr√≥leo de Rusia a lo largo de 2016.

La alianza energ√©tica ruso-china se ha propuesto ir m√°s lejos. Mosc√ļ y Pek√≠n han hecho de sus intercambios de petr√≥leo un canal de transici√≥n hacia un sistema monetario multipolar, esto es, uno que no est√© basado √ļnicamente en el d√≥lar, sino que tome en cuenta a varias divisas y sobre todo, que refleje la correlaci√≥n de fuerzas del orden mundial actual.

Es que las sanciones económicas impuestas por Washington y Bruselas incentivaron a los rusos a eliminar el dólar y el euro de sus transacciones comerciales y financieras, pues de lo contrario, estarían demasiado expuestos a sufrir sabotajes en el momento de realizar operaciones de compra-venta con sus principales socios.


Por esa raz√≥n desde mediados de 2015 los hidrocarburos que China compra a Rusia se pagan en yuanes, ya no en d√≥lares, informaci√≥n que ha sido confirmada por altos ejecutivos de Gazprom Neft, el brazo petrolero de Gazprom. Esto incentiva el uso de la ‚Äúmoneda del pueblo‚ÄĚ (‚Äėrenminbi‚Äô) en el mercado petrolero mundial a la vez que permite a Rusia neutralizar la ofensiva econ√≥mica lanzada por Estados Unidos y la Uni√≥n Europea.
Los cimientos de un nuevo orden financiero sustentado en el petroyuan están emergiendo: la moneda china se prepara para convertirse en el eje de los intercambios comerciales de Asia-Pacífico con las principales potencias petroleras.

Hoy en d√≠a Rusia realiza sus intercambios de petr√≥leo con China en yuanes, en un futuro igual lo har√° la Organizaci√≥n de Pa√≠ses Exportadores de Petr√≥leo (OPEP) una vez que China lo exija ¬ŅO acaso el culto de Arabia Saudita por el d√≥lar le har√° perder a uno de PET 4sus principales clientes? Otras potencias geoecon√≥micas ya han seguido los pasos de Rusia y China, pues han comprendido que para construir un sistema monetario m√°s equilibrado, la ‚Äėdesdolarizaci√≥n‚Äô de la econom√≠a mundial es una prioridad.

No menos importante es que tras el desplome de los precios del petr√≥leo en m√°s de 60 por ciento (desde mediados de 2014) los bancos chinos se han convertido en un soporte de financiamiento decisivo para las obras conjuntas de infraestructura energ√©tica. Por ejemplo, para poner en marcha cuanto antes el gasoducto ruso-chino ‚ÄėFuerza de Siberia‚Äô, Gazprom solicit√≥ a Bank of China un pr√©stamo a cinco a√Īos por un monto equivalente a 2,000 millones de euros el pasado mes de marzo. Es el cr√©dito bilateral m√°s grande que Gazprom ha contra√≠do con una entidad financiera hasta la fecha. Otro ejemplo es el pr√©stamo que China otorg√≥ a Rusia hace unas semanas por un total de 12,000 millones de d√≥lares para el proyecto Yamal GNL (de gas natural licuado) en la regi√≥n del √Ārtico. Evidentemente, la pol√≠tica exterior de Rusia en el rubro energ√©tico no padece aislamiento alguno, por el contrario, vive uno de sus mejores momentos gracias a China.

Acabar con el dominio del dólar

En conclusión, la hostilidad de los dirigentes de Estados Unidos y la Unión Europea contra el Gobierno de Vladímir Putin precipitó el fortalecimiento de la mancuerna energética ruso-china que a su vez, no hizo sino incrementar la preponderancia de Oriente en el mercado mundial de hidrocarburos.

 

PET 5

 

La gran apuesta de Mosc√ļ y Pek√≠n es el petroyuan, el instrumento de pagos de car√°cter estrat√©gico que tiene por delante el desaf√≠o de acabar con el dominio del d√≥lar en la fijaci√≥n de los precios del oro negro.

 

*Ariel Noyola Rodríguez :
Economista egresado de la
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).



More articles by this author

La guerra energética  entre EE.UU. y Venezuela por el CaribeLa guerra energética entre EE.UU. y Venezuela por el Caribe
SUMINISTRO DE PETR√ďLEO: La guerra energ√©tica entre EE.UU. y Venezuela por el...
La integración latinoamericana en la encrucijada globalLa integración latinoamericana en la encrucijada global
Las iniciativas de integración regional, esas que fueron impulsadas en...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 358 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner