joomla visitor
AuditorŪa
BRICS plantan cara a la guerra financiera de Estados Unidos
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 351

BRI


PARA HACER frente a la guerra financiera de Estados Unidos, es urgente que los BRICS fortalezcan sus v√≠nculos de cooperaci√≥n en los √°mbitos de la econom√≠a y las finanzas. El nuevo banco de desarrollo de los BRICS debe aumentar su volumen de cr√©ditos, lo mismo el Acuerdo Contingente de Reservas.

 

ADICIONALMENTE, los BRICS deben poner en marcha lo más pronto posible su propia agencia de calificación. Para intensificar su cohesión económica, la implementación de un área de libre comercio echaría abajo las barreras arancelarias y, con ello, incrementaría sustancialmente los intercambios comerciales entre ellos.

En definitiva, si no se toman cuanto antes las medidas pertinentes, los BRICS corren el riesgo de naufragar durante el próximo huracán financiero.

El 15 y 16 de octubre se llevó a cabo en el estado de Goa (India) la octava cumbre de los BRICS, acrónimo de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Hay que reconocer que el encuentro se desarrolló en medio de una situación profundamente crítica para la economía mundial. Sin embargo, los BRICS pusieron de manifiesto, una vez más, su extraordinaria capacidad para transformar un mal momento en una oportunidad para profundizar los vínculos entre ellos desde una perspectiva estratégica.

Despu√©s de que las econom√≠as de los BRICS gozaran de una ‚Äė√©poca dorada‚Äô, en los √ļltimos a√Īos sus tasas de crecimiento han sufrido una dr√°stica desaceleraci√≥n. Frente a esta dif√≠cil coyuntura, hoy m√°s que nunca los BRICS necesitan echar mano de las instituciones financieras que presentaron ante el mundo hace un par de a√Īos en Fortaleza (Brasil) durante su sexta cumbre.

En abril pasado, su nuevo banco de desarrollo realiz√≥ sus primeros pr√©stamos por m√°s de 800 millones de d√≥lares y para 2017 se calcula que los cr√©ditos otorgados podr√≠an alcanzar los 2,500 millones de d√≥lares. Asimismo, esta entidad financiera llev√≥ a cabo en julio de este a√Īo una hist√≥rica emisi√≥n de ‚Äėbonos verdes‚Äô (‚Äėgreen bonds‚Äô) en yuanes por un monto equivalente a 450 millones de d√≥lares. Estos t√≠tulos financieros, a la vez que incrementan la influencia de la moneda china a escala mundial, sirven para el financiamiento de grandes proyectos de inversi√≥n.

 

BRI 2

 

Por su parte, el Acuerdo Contingente de Reservas (CRA, por sus siglas en ingl√©s), dotado de 100,000 millones de d√≥lares, ya est√° listo para otorgar sus primeras l√≠neas de cr√©dito con el objetivo de estabilizar las balanzas de pagos de los BRICS, seg√ļn anunci√≥ el ministro de Finanzas de la India, Arun Jaitley. Toda vez que la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos amaga permanentemente con subir la tasa de inter√©s de los fondos federales (‚Äėfederal funds rate‚Äô) y, con ello, detonar una nueva turbulencia financiera mundial, urge que los BRICS incrementen cuanto antes los recursos monetarios de su fondo de estabilizaci√≥n pues, de lo contrario, corren el riesgo de padecer serios estragos por las apuestas especulativas de los grandes bancos de inversiones.

De forma simult√°nea, los BRICS necesitan abrir nuevos frentes de batalla que desaf√≠en de modo abierto la hegemon√≠a de Estados Unidos y el d√≥lar en el sistema financiero mundial, no solamente a trav√©s de los intercambios comerciales en monedas locales sino, por ejemplo, a trav√©s de la acumulaci√≥n de reservas en yuanes entre sus bancos centrales, m√°s todav√≠a luego de que ‚Äėla moneda del pueblo‚Äô (‚Äėrenminbi‚Äô, en chino) ingres√≥ oficialmente el pasado 1¬ļ de octubre en los Derechos Especiales de Giro (‚ÄėSpecial Drawing Rights‚Äô), la canasta de divisas de √©lite creada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a finales de la d√©cada de los 60.

Por a√Īadidura, los BRICS tienen la capacidad de articular una gran alianza financiera con poderosos eslabonamientos geopol√≠ticos entre Am√©rica Latina, Asia, √Āfrica y el Medio Oriente. Los bancos regionales de desarrollo, que est√°n conformados en su mayor√≠a por los pa√≠ses perif√©ricos, bien pueden servir a este objetivo: el Banco Asi√°tico de Inversiones en Infraestructura (AIIB, por sus siglas en ingl√©s), el banco del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Am√©rica) e incluso el Banco del Sur que, finalmente, arrancar√° antes de que termine este a√Īo.

Asimismo, se ha vuelto una imperiosa exigencia para los BRICS la puesta en marcha de una agencia de calificaci√≥n propia que rompa con el predominio aplastante que Estados Unidos mantiene a trav√©s de Fitch, Moody‚Äôs y Standard & Poor‚Äôs. Estas tres agencias de calificaci√≥n, m√°s que realizar evaluaciones que se gu√≠en por criterios de tipo t√©cnico, act√ļan fundamentalmente bajo impulsos de BRI 3car√°cter pol√≠tico; esto es, como aut√©nticas m√°quinas de guerra: degradan las notas de los bonos de deuda soberana y, con ello, elevan dram√°ticamente los costos de financiamiento de pa√≠ses como Grecia, Rusia o Venezuela.

La cohesi√≥n econ√≥mica es otro de los grandes retos, si bien es indudable que se ha venido intensificando de forma sustantiva durante los a√Īos recientes: entre 2001 y 2015, el comercio entre los BRICS como proporci√≥n de sus intercambios totales se duplic√≥ del 6 al 12%. China es, por mucho, la econom√≠a que est√° m√°s integrada con los dem√°s BRICS. En contraste, los v√≠nculos entre pa√≠ses como la India y Sud√°frica son marginales. Lo mismo sucede entre Brasil y Rusia. Por eso es muy pertinente la pr√≥xima implementaci√≥n de un √°rea de libre comercio entre los BRICS. Sin embargo, adem√°s de echar abajo las barreras arancelarias entre ellos, los BRICS necesitan promover la construcci√≥n de cadenas de valor de forma conjunta; esto es, integrar sus aparatos productivos para incentivar la industrializaci√≥n de las econom√≠as menos aventajadas.

En conclusión, son muchos los desafíos en el horizonte para estas cinco potencias emergentes. Estoy convencido de que, en lo sucesivo, el éxito de los BRICS dependerá de la capacidad que tengan para reinventarse, de su creatividad para articular nuevas dimensiones de cooperación con vistas a cumplir metas de más largo alcance. Frente a la nueva guerra financiera que prepara Estados Unidos, es momento de que los BRICS vuelvan a la carga…

Economista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).



More articles by this author

La guerra energética  entre EE.UU. y Venezuela por el CaribeLa guerra energética entre EE.UU. y Venezuela por el Caribe
SUMINISTRO DE PETR√ďLEO: La guerra energ√©tica entre EE.UU. y Venezuela por el...
La integración latinoamericana en la encrucijada globalLa integración latinoamericana en la encrucijada global
Las iniciativas de integración regional, esas que fueron impulsadas en...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 339 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner