joomla visitor
AuditorŪa
VOCES DEL DIRECTOR Rep√ļblica de un solo hombre
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 371

 1371

VOCES DEL DIRECTOR

Rep√ļblica

de un solo hombre

Mouris Salloum George

Planea sobre México el fantasma de Gatopardo

El c√≠rculo virtuoso del poder pol√≠tico en M√©xico, se abre y se cierra mediante esta contrase√Īa: El Presidente de la Rep√ļblica palomea a los candidatos a magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federaci√≥n. Los togados tienen la facultad de nombrar al sucesor de quien los palome√≥.

Los magistrados electorales federales, son siete: Con un voto de diferencia, cuatro hacen mayor√≠a contra tres. Dice la democracia que, en estos menesteres, un voto es el que cuenta para, en el caso y la causa, aprobar una sentencia que, por a√Īadidura, es definitiva e inatacable.

Lo que dice la doctrina política

de los pesos y contrapesos

En un r√©gimen de divisi√≥n de poderes -seg√ļn dice la doctrina de los pesos y contrapesos-, el Poder Judicial de la Federaci√≥n es te√≥ricamente independiente de los otros dos poderes. El ejercicio del Poder Judicial se deposita en la Suprema Corte de Justicia de la Naci√≥n, que tiene el rango de Tribunal Constitucional.

Al Poder Judicial de la Federaci√≥n est√° adscrito el Tribunal Electoral federal. Por una simple asociaci√≥n de ideas, los magistrados electorales, como los ministros de la Corte, deben gozar de buena reputaci√≥n. ¬ŅEs el caso?

El sue√Īo guajiro de un pa√≠s de instituciones y de leyes

Desde que, en 1929, se fund√≥ del Partido Nacional Revolucionario ‚ÄĒque en sus dos derivaciones, PRM y PRI, mantuvo hasta 2000 la presidencia de la Rep√ļblica en doce elecciones sucesivas‚ÄĒ, se dio por clausurada la era de los caudillos.

En su convocatoria a la fundación del PNR, Plutarco Elías Calles anunció que México pasaba a ser un país de instituciones y de leyes.

No se secaba la tinta en que se imprimieron esas palabras, y el caudillo sonorense era ya proclamado Jefe Máximo de la Revolución mexicana. Lázaro Cárdenas del Río acabó con el mito.

El propio Cárdenas, hacia 1940, tenía las condiciones políticas para un segundo mandato. Lo rehusó con una institucionalidad a toda prueba.

Vuelen las pretensiones de ‚Äúminimaximato‚ÄĚ

S√≥lo hasta despu√©s de cuatro d√©cadas, en la segunda mitad de los setenta, se denunciaron y atajaron pretensiones de ‚Äúminimaximatos‚ÄĚ sobre Palacio Nacional.

Como sea, las sucesiones presidenciales desde que se fund√≥ el PRI, fueron caracterizadas por la convicci√≥n de que el Presidente en turno gozaba ‚Äúdel derecho‚ÄĚ de nombrar a su delf√≠n.

Esa opci√≥n f√°ctica fue incluida en lo que un autorizado especialista en Derecho tipific√≥ como ‚Äúfacultades metaconstitucionales‚ÄĚ del jefe del Ejecutivo.

Entre esa suprafacultades, est√° el control del presidente sobre los poderes Legislativo y Judicial. Los ministros de la Suprema Corte son propuestos al Senado por el or√°culo pinolero. S√≥lo excepcionalmente su consigna es matizada y ‚Äúplanchada‚ÄĚ.

Cuando arribamos a la ‚Äútransici√≥n democr√°tica‚ÄĚ

Pas√≥ en 1977-1978, una gran Reforma Pol√≠tica. Diez a√Īos despu√©s, empez√≥ a hablarse jubilosamente en M√©xico de la transici√≥n democr√°tica.

El t√©rmino fue importado y aclimatado aqu√≠ despu√©s de que en Espa√Īa y Portugal cayeron las tiran√≠as, la Uni√≥n Sovi√©tica fue disuelta y en Am√©rica Latina las dictaduras militares fueron defenestradas a golpe de votos electorales.

Dos d√©cadas de ‚Äútransici√≥n democr√°tica‚ÄĚ: En 2000, al arribo de Vicente Fox a Los Pinos, este fue proclamado medi√°ticamente el adalid del cambio.

El cambio… también es reversa

Por aquellos d√≠as, en la C√°mara de Diputados federal, un legislador quiso hacer un obsequio navide√Īo a sus pares: El aguinaldo consisti√≥ en un reloj de pared con car√°tula azul y le leyenda: ‚ÄúEl cambio tambi√©n es reversa‚ÄĚ.

A un corte de 2018, se ha legislado y promulgado media docena de ‚Äúreformas pol√≠ticas‚ÄĚ, que no han sido m√°s que reformas electoreras para dar a los partidos pol√≠ticos m√°s obscenos privilegios a expensas del poder ciudadano.

Estamos en plena sucesi√≥n presidencial: La ‚Äútransici√≥n democr√°tica‚ÄĚ ha sido reducida a dos alternancias partidistas en Los Pinos. El establishment ahora pugna por impedir la tercera alternancia.

Por lo que escuchamos recientemente en Espa√Īa para consumo exterior, a eso le llaman ‚Äúnormalidad democr√°tica‚ÄĚ. No es otra cosa que la pretensi√≥n de un ‚Äúminimaximato‚ÄĚ con el fin de lograr el continuismo del partido en el poder y sus devastadoras pol√≠ticas.

Rep√ļblica de un solo hombre, pues, y cuatro escuderos revestidos de infalibilidad para que el imperio de Gatopardo se siga perpetuando: Que todo cambie, para que todo siga igual.  

  

                          

                          



More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR México, entre la libertad y el miedoVOCES DEL DIRECTOR México, entre la libertad y el miedo
    VOCES DEL DIRECTOR M√©xico, entre la libertad y el miedo Mouris Salloum...
Extra√Īa manera de defender la soberan√≠a nacionalExtra√Īa manera de defender la soberan√≠a nacional
  Lo que conmueve del fest√≠n ret√≥rico por la inminente disoluci√≥n...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 425 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner