joomla visitor
AuditorŪa
¬°Las perreras de Donald Trump!
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
403
Banner
402
Banner
401
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 373

 3739

 

COMO UNA fecha emblem√°tica, se le denomin√≥ El D√≠a del Elba. Convergieron por primera vez en el teatro de la Segunda Guerra Mundial, tropas rusas y estadunidenses. Finales de abril de 1945. Para mayo del mismo a√Īo, Alemania capitulaba.

¬°Las

perreras

de Donald Trump!

Mouris Salloum George

EN MAYO PASADO y todav√≠a los primeros d√≠as de junio, particularmente cadenas de televisi√≥n europeas vistas en M√©xico -un canal no convencional espa√Īol nos ofrece un compendio documental permanente-, nos perturbaron la conciencia con la exposici√≥n de los horrores perpetrados por las hordas hitlerianas.

En el mismo tenor, algunas casas editoriales en M√©xico nos ofrecieron literatura desgarradora sobre aquellos episodios que, al fundarse la ONU meses despu√©s, se pens√≥ que no se repetir√≠an como un obsequio a la dolida Humanidad.

¬°Qu√© ingenuidad! Ahora mismo, apenas existe un enclave territorial en el mundo donde no se reproduzcan los cr√≠menes de guerra con cargo a las potencias occidentales, incluyendo a Francia, que en los a√Īos cuarenta form√≥ parte de las naciones v√≠ctimas de la barbarie.

Ahora mismo, también, la Unión Europea entra en crisis por las diferencias de criterio gubernamental en materia de política migratoria.

En √Āfrica no alcanzan ‚ÄúLas ollas de Egipto‚ÄĚ

NO SE REQUIEREN efem√©rides especiales: Las naciones africanas viven en incesante inestabilidad. Con independencia de las interminables pugnas por el poder, ataca un espectro subyacente, que desde la √©poca colonial lo representa la hambruna.

Ese crimen se ha visto acelerado exponencialmente por la globalizaci√≥n econ√≥mica. Como en los tiempos de los faraones, no alcanzan Las ollas de Egipto para alimentar tanto est√≥mago hambriento.

Las estrujantes im√°genes cotidianas procedentes especialmente de √Āfrica, nos exponen a fam√©licas madres ofreciendo como pingajos secos sus senos a sus √°vidos lactantes. Vemos caravanas astrosas cruzando los desiertos hacia el norte.

El Mediterráneo, monumental tumba líquida

Hacia el norte, est√° Europa: El Mediterr√°neo se convierte en l√≠quida tumba de muchos. Los que sobreviven no se sienten precisamente afortunados: Su aceptaci√≥n por los gobiernos europeos es un eterno viacrucis. Es el punto que ahora ocupa y divide a los gobiernos europeos.

Una acotaci√≥n: Uno de los primeros derechos que legisl√≥ la Uni√≥n Europea fue el libre tr√°nsito de mano de obra.

M√©xico todav√≠a espera ‚Äúla enchilada completa‚ÄĚ

CUANDO en M√©xico se dieron por instaladas las negociaciones del Tratado de Libre Comercio a principios de los noventa, l√ļcidas cabezas de este lado insistieron en que, a la par de la libre circulaci√≥n de comercio e inversiones, se diera el libre intercambio laboral.

Desde Carlos Salinas de Gortari (salvo Vicente Fox que abog√≥ por la enchilada completa) hasta Enrique Pe√Īa Nieto, el gobierno mexicano ha dejado la suerte de los mexicanos transterrados, como si se tratara de da√Īos colaterales de la abundancia exportadora e importadora.

Desde las primarias presidenciales de 2016, los detractores de Donald Trump lo tipificaron como El Adolfo Hitler del siglo XXI.

Ya en la Casa Blanca, el republicano comprob√≥ el diagn√≥stico. La operaci√≥n que le quita el sue√Īo a los del gobierno pe√Īista, sin embargo, es que el col√©rico ocupante del Sal√≥n Oval, mand√≥ al diablo el TLCAN. En esto est√° concentrado todo su combate ‚Äúdiplom√°tico‚ÄĚ.

 

Los que cumplen labores ‚Äúque ni los negros quieren hacer‚ÄĚ

 

PARALELAMENTE, a cada nuevo bolet√≠n sobre la revisi√≥n del TLCAN, otro bolet√≠n del Banco de M√©xico reporta un nuevo ‚Äúm√°ximo hist√≥rico‚ÄĚ en la recepci√≥n de remesas desde los Estados Unidos, que sirven m√°s para pagar importaciones que para dar seguridad a las familias mexicanas que no logran satisfacer sus necesidades b√°sicas.

 

Siguen los r√≠os humanos del subcontinente en busca del sue√Īo americano. Los servicios que como gendarme del Coloso presta M√©xico para bloquearles el tr√°nsito, de poco sirven. La respuesta de Washington es el muro. La resistencia a pagarlo es la fascinaci√≥n de nuestros gobernantes.

 

Como en los tiempos de los campos de concentraci√≥n y exterminio europeos, Trump ha asestado una nueva bofetada al rostro de los tecn√≥cratas neoliberales mexicanos: Los medios le llaman ya La perrera.

 

Ah√≠ son aprisionados los ni√Īos separados de sus padres, s√≥lo porque sus familias pretenden ser acogidos por los Estados Unidos para desempe√Īar tareas que ni los negros quieren hacer (Fox dixit).

 

Los nuevos cruzados contra la crueldad gringa

 

EL CANCILLER ‚Äúmexicano‚ÄĚ Luis Videgaray est√° consternado. Expectora: Esa pol√≠tica es cruel e inhumana. Y se queda tan campante.

 

El ex canciller que no hizo en su hora lo que debi√≥ de hacer, Jos√© Antonio Kuribre√Īa, se erige como el gran cruzado en defensa de la Patria: ¬°Ser√© la voz fuerte contra acciones que violan los derechos humanos!

 

Estamos a punto del cierre de las campa√Īas presidenciales ¬°Todo se vale!

 



More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR M√°s all√° de la capital, est√°n nuestros litoralesVOCES DEL DIRECTOR M√°s all√° de la capital, est√°n nuestros litorales
  VOCES DEL DIRECTOR Mouris Salloum George M√°s all√° de la capital, est√°n...
VOCES DEL DIRECTOR Coronavirus: ¬ŅCrisis de Salud o sociol√≥gica?VOCES DEL DIRECTOR Coronavirus: ¬ŅCrisis de Salud o sociol√≥gica?
  VOCES DEL DIRECTOR Coronavirus: ¬ŅCrisis de Salud o sociol√≥gica? Mouris Salloum George PORQUE...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 1081 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
398
Banner
400
Banner
399
Banner
397
Banner
396
Banner
395
Banner
394
Banner
393
Banner