joomla visitor
AuditorŪa
DE LA INICIATIVA M√ČRIDA A SEMBRANDO VIDA
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner
Edición 430

 4303

 

DE LA INICIATIVA M√ČRIDA

 

A SEMBRANDO VIDA

 

Norberto Hern√°ndez Montiel

 

Iniciativa Mérida, una de las más escandalosas renuncias a la soberanía nacional de la historia reciente de México.

 

En estas fechas memorables, previas a la Cumbre de las Am√©ricas, conviene recordar acontecimientos y comparar sexenios. Gerard Ungerman y Audrey Brohy, en su documental Plan Colombia, exponen los horrores de la intervenci√≥n estadounidense en ese pa√≠s.

 

LOS HECHOS que ensangrentaron suelo colombiano se dieron a partir de una solicitud de ayuda que le hizo al gobierno estadounidense el ex presidente Andrés Pastrana (gestión 1998-2002), debido a la severa crisis económica que empujaba a los agricultores colombianos a producir plantas de coca.

 

El acuerdo, suscrito por Pastrana y el ex presidente de Estados Unidos, William Clinton, se comenz√≥ a instrumentar en 1999. El entonces embajador de Estados Unidos en Colombia, James H. Williams, aseguraba que ambos gobiernos hab√≠an desarrollado ‚Äúlo que vemos como una estrategia integral para tratar de reducir la producci√≥n y el tr√°fico de coca√≠na‚ÄĚ.

 

Con base en ese planteamiento consideraban esencial ‚Äúel desarrollo alternativo, para darles a los peque√Īos cultivadores de coca una alternativa econ√≥mica genuina, viable a nivel econ√≥mico y ambiental‚ÄĚ. A pesar de esta declaraci√≥n, los estadounidenses tradujeron su asistencia en el env√≠o de armas, helic√≥pteros artillados y asesores castrenses.

 

WILLIAM HARTUNG, autor de Los profetas de la guerra, entrevistado en el documental, asegur√≥ que ‚Äúpara dar una idea de las prioridades en el Congreso (de Estados Unidos), cuando se debati√≥ el Plan Colombia, el mayor problema fue cu√°ntos helic√≥pteros deber√≠an ser construidos en Texas por Bell Helicopter Textron o Sikorsky, en Connecticut, en vez de discutir si era posible la intervenci√≥n militar o cu√°l ser√≠a su impacto en la poblaci√≥n colombiana (‚Ķ) fue uno de los momentos m√°s indignos en el debate de una pol√≠tica exterior‚ÄĚ.

El mismo escritor asegur√≥ que esta estrategia ‚Äúno es un plan de ayuda, sino de subsidio al complejo militar industrial de Estados Unidos‚ÄĚ.

¬ŅPor qu√© recordar el Plan Colombia y dedicarle tantas l√≠neas? Esto se debe a que en nuestro pa√≠s se replic√≥, con el nombre de Iniciativa M√©rida, e implic√≥ una de las m√°s escandalosas renuncias a la soberan√≠a nacional de la historia reciente.

En esta verg√ľenza estuvieron involucrados tanto Vicente Fox como Felipe Calder√≥n, desde 2006. Seg√ļn public√≥ el periodista Jos√© Reveles (Revista Z√≥calo, septiembre de 2011) hubo tambi√©n una reuni√≥n entre generales del Pent√°gono con empresarios y l√≠deres pol√≠ticos de Florida en mayo de 2009, en la cual se abord√≥ el involucramiento de boinas verdes en operaciones antinarc√≥ticos que se llevaron a cabo en 18 pa√≠ses, entre ellos M√©xico.

Plan Mérida

Las instituciones estadounidenses que participaron en la Iniciativa Mérida, puesta en marcha el 30 de junio de 2008, fueron, además del Pentágono, la CIA, la DEA, los departamentos de Estado y Justicia, el FBI y el Consejo Nacional de Seguridad. Con los panistas a cargo de la Presidencia de México, ya no había para qué enmascarar el carácter castrense del plan.

Es necesario que recordemos estos hechos, que enlutaron centenas de miles de hogares mexicanos, ante la perspectiva que planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su gira por Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y Cuba.

AMLO, frente al mandatario salvadore√Īo, Nayib Bukele, despu√©s de hablar del arduo proceso de pacificaci√≥n de El Salvador ‚ÄĒpasando por el periodo de la guerrilla, el reconocimiento del Frente Fabarundo Mart√≠ para la Liberaci√≥n Nacional y los acuerdos del Grupo de Contadora‚ÄĒ indic√≥ que ahora ‚Äútenemos desaf√≠os distintos a la guerra‚ÄĚ y est√°n relacionados con ‚Äúla lucha contra la pobreza, la desigualdad, el desempleo, la marginaci√≥n, que son las ra√≠ces profundas de la inseguridad, la migraci√≥n y otras desdichas‚ÄĚ.

Reconoci√≥ a Bukele que ‚ÄúEl Salvador sea la naci√≥n centroamericana en la que m√°s ha avanzado la aplicaci√≥n de los programas ‚ÄėSembrando Vida‚Äô y ‚ÄėJ√≥venes Construyendo el Futuro‚Äô‚ÄĚ. El primero, explic√≥, ofreci√≥ a diez mil agricultores de diez departamentos, 18 por ciento mujeres y 81 por ciento hombres, ‚Äúla posibilidad de mejorar su calidad de vida impulsando la producci√≥n en sus parcelas mediante ayudas monetarias mensuales de 250 d√≥lares, acompa√Īamiento t√©cnico para la siembra de milpas, hortalizas, √°rboles frutales y maderables, as√≠ como el establecimiento de 40 biof√°bricas y 300 sistemas de peque√Īos mecanismos o formas de riego‚ÄĚ.

Evalu√≥ esta acci√≥n: 99 por ciento de los beneficiarios increment√≥ su autoconsumo de productos agr√≠colas; 34 por ciento logr√≥ un impacto positivo en el cuidado del medio ambiente; 99.1 por ciento consider√≥ que el acompa√Īamiento t√©cnico le ayud√≥ a mejorar las pr√°cticas de cultivo; de 55 por ciento que hab√≠a pensado en migrar antes de afiliarse al programa, el porcentaje se redujo a 0.6 por ciento; 77 por ciento mejor√≥ su alimentaci√≥n; 75 por ciento increment√≥ sus ingresos y aparte de los 10 mil participantes directos, el programa gener√≥ 21 mil 256 empleos indirectos.

 


 

Respecto a ‚ÄúJ√≥venes Construyendo el Futuro‚ÄĚ, indic√≥ que en M√©xico hay dos millones 500 mil beneficiarios que trabajan como aprendices en empresas, comercios, o el campo y se alejan de las conductas antisociales; ‚Äúestamos quit√°ndoles el semillero a las bandas‚ÄĚ, y logrando que la juventud tenga posibilidad de estudiar y trabajar. En El Salvador 10 mil j√≥venes reciben este apoyo.

 

De ellos, 44 por ciento son mujeres y 56 por ciento hombres, con ingresos de 180 dólares mensuales para capacitación laboral en 427 centros laborales.

 

Con base en estos resultados, L√≥pez Obrador espera que el gobierno y el Congreso de Estados Unidos ‚Äúterminen por entregar los cuatro mil millones de d√≥lares que el presidente (Joe) Biden ofreci√≥ invertir en estos programas, de modo que puedan ampliarse en los tres pa√≠ses de Am√©rica Central‚ÄĚ.

 

No obstante, ni AMLO ni Bukele esperar√°n a que estos recursos lleguen de Estados Unidos, por lo cual anunci√≥ que, a propuesta del presidente salvadore√Īo, se incrementar√° al doble el monto de ambos programas ‚Äúy vamos a aportar la misma cantidad el gobierno de El Salvador y el gobierno de M√©xico‚ÄĚ.

 

Refiri√≥ que Estados Unidos es corresponsable del fen√≥meno migratorio, dado que es protagonista de √©ste, y propuso que modifique sus pol√≠ticas al respecto y ayude a combatir las condiciones que obligan a millones de centroamericanos a abandonar sus lugares de residencia, porque ‚Äútoda persona tiene derecho a permanecer en el pa√≠s en que naci√≥‚ÄĚ.

 

Todav√≠a falta hablar de otras √°reas, como los llamados que AMLO hizo desde Cuba, pero quedan pendientes. Es importante resaltar estas diferencias en la visi√≥n del ejercicio pol√≠tico entre L√≥pez Obrador y los √ļltimos presidentes del antiguo r√©gimen.

 


 

 

DE LA INICIATIVA M√ČRIDA

A SEMBRANDO VIDA

Norberto Hern√°ndez Montiel

Iniciativa Mérida, una de las más escandalosas renuncias a la soberanía nacional de la historia reciente de México.

En estas fechas memorables, previas a la Cumbre de las Am√©ricas, conviene recordar acontecimientos y comparar sexenios. Gerard Ungerman y Audrey Brohy, en su documental Plan Colombia, exponen los horrores de la intervenci√≥n estadounidense en ese pa√≠s.

LOS HECHOS que ensangrentaron suelo colombiano se dieron a partir de una solicitud de ayuda que le hizo al gobierno estadounidense el ex presidente Andrés Pastrana (gestión 1998-2002), debido a la severa crisis económica que empujaba a los agricultores colombianos a producir plantas de coca.

El acuerdo, suscrito por Pastrana y el ex presidente de Estados Unidos, William Clinton, se comenz√≥ a instrumentar en 1999. El entonces embajador de Estados Unidos en Colombia, James H. Williams, aseguraba que ambos gobiernos hab√≠an desarrollado ‚Äúlo que vemos como una estrategia integral para tratar de reducir la producci√≥n y el tr√°fico de coca√≠na‚ÄĚ.

Con base en ese planteamiento consideraban esencial ‚Äúel desarrollo alternativo, para darles a los peque√Īos cultivadores de coca una alternativa econ√≥mica genuina, viable a nivel econ√≥mico y ambiental‚ÄĚ. A pesar de esta declaraci√≥n, los estadounidenses tradujeron su asistencia en el env√≠o de armas, helic√≥pteros artillados y asesores castrenses.

WILLIAM HARTUNG, autor de Los profetas de la guerra, entrevistado en el documental, asegur√≥ que ‚Äúpara dar una idea de las prioridades en el Congreso (de Estados Unidos), cuando se debati√≥ el Plan Colombia, el mayor problema fue cu√°ntos helic√≥pteros deber√≠an ser construidos en Texas por Bell Helicopter Textron o Sikorsky, en Connecticut, en vez de discutir si era posible la intervenci√≥n militar o cu√°l ser√≠a su impacto en la poblaci√≥n colombiana (‚Ķ) fue uno de los momentos m√°s indignos en el debate de una pol√≠tica exterior‚ÄĚ.

El mismo escritor asegur√≥ que esta estrategia ‚Äúno es un plan de ayuda, sino de subsidio al complejo militar industrial de Estados Unidos‚ÄĚ.

¬ŅPor qu√© recordar el Plan Colombia y dedicarle tantas l√≠neas? Esto se debe a que en nuestro pa√≠s se replic√≥, con el nombre de Iniciativa M√©rida, e implic√≥ una de las m√°s escandalosas renuncias a la soberan√≠a nacional de la historia reciente.

En esta verg√ľenza estuvieron involucrados tanto Vicente Fox como Felipe Calder√≥n, desde 2006. Seg√ļn public√≥ el periodista Jos√© Reveles (Revista Z√≥calo, septiembre de 2011) hubo tambi√©n una reuni√≥n entre generales del Pent√°gono con empresarios y l√≠deres pol√≠ticos de Florida en mayo de 2009, en la cual se abord√≥ el involucramiento de boinas verdes en operaciones antinarc√≥ticos que se llevaron a cabo en 18 pa√≠ses, entre ellos M√©xico.

Plan Mérida

Las instituciones estadounidenses que participaron en la Iniciativa Mérida, puesta en marcha el 30 de junio de 2008, fueron, además del Pentágono, la CIA, la DEA, los departamentos de Estado y Justicia, el FBI y el Consejo Nacional de Seguridad. Con los panistas a cargo de la Presidencia de México, ya no había para qué enmascarar el carácter castrense del plan.

Es necesario que recordemos estos hechos, que enlutaron centenas de miles de hogares mexicanos, ante la perspectiva que planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su gira por Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y Cuba.

AMLO, frente al mandatario salvadore√Īo, Nayib Bukele, despu√©s de hablar del arduo proceso de pacificaci√≥n de El Salvador ‚ÄĒpasando por el periodo de la guerrilla, el reconocimiento del Frente Fabarundo Mart√≠ para la Liberaci√≥n Nacional y los acuerdos del Grupo de Contadora‚ÄĒ indic√≥ que ahora ‚Äútenemos desaf√≠os distintos a la guerra‚ÄĚ y est√°n relacionados con ‚Äúla lucha contra la pobreza, la desigualdad, el desempleo, la marginaci√≥n, que son las ra√≠ces profundas de la inseguridad, la migraci√≥n y otras desdichas‚ÄĚ.

Reconoci√≥ a Bukele que ‚ÄúEl Salvador sea la naci√≥n centroamericana en la que m√°s ha avanzado la aplicaci√≥n de los programas ‚ÄėSembrando Vida‚Äô y ‚ÄėJ√≥venes Construyendo el Futuro‚Äô‚ÄĚ. El primero, explic√≥, ofreci√≥ a diez mil agricultores de diez departamentos, 18 por ciento mujeres y 81 por ciento hombres, ‚Äúla posibilidad de mejorar su calidad de vida impulsando la producci√≥n en sus parcelas mediante ayudas monetarias mensuales de 250 d√≥lares, acompa√Īamiento t√©cnico para la siembra de milpas, hortalizas, √°rboles frutales y maderables, as√≠ como el establecimiento de 40 biof√°bricas y 300 sistemas de peque√Īos mecanismos o formas de riego‚ÄĚ.

Evalu√≥ esta acci√≥n: 99 por ciento de los beneficiarios increment√≥ su autoconsumo de productos agr√≠colas; 34 por ciento logr√≥ un impacto positivo en el cuidado del medio ambiente; 99.1 por ciento consider√≥ que el acompa√Īamiento t√©cnico le ayud√≥ a mejorar las pr√°cticas de cultivo; de 55 por ciento que hab√≠a pensado en migrar antes de afiliarse al programa, el porcentaje se redujo a 0.6 por ciento; 77 por ciento mejor√≥ su alimentaci√≥n; 75 por ciento increment√≥ sus ingresos y aparte de los 10 mil participantes directos, el programa gener√≥ 21 mil 256 empleos indirectos.


Respecto a ‚ÄúJ√≥venes Construyendo el Futuro‚ÄĚ, indic√≥ que en M√©xico hay dos millones 500 mil beneficiarios que trabajan como aprendices en empresas, comercios, o el campo y se alejan de las conductas antisociales; ‚Äúestamos quit√°ndoles el semillero a las bandas‚ÄĚ, y logrando que la juventud tenga posibilidad de estudiar y trabajar. En El Salvador 10 mil j√≥venes reciben este apoyo.

De ellos, 44 por ciento son mujeres y 56 por ciento hombres, con ingresos de 180 dólares mensuales para capacitación laboral en 427 centros laborales.

Con base en estos resultados, L√≥pez Obrador espera que el gobierno y el Congreso de Estados Unidos ‚Äúterminen por entregar los cuatro mil millones de d√≥lares que el presidente (Joe) Biden ofreci√≥ invertir en estos programas, de modo que puedan ampliarse en los tres pa√≠ses de Am√©rica Central‚ÄĚ.

No obstante, ni AMLO ni Bukele esperar√°n a que estos recursos lleguen de Estados Unidos, por lo cual anunci√≥ que, a propuesta del presidente salvadore√Īo, se incrementar√° al doble el monto de ambos programas ‚Äúy vamos a aportar la misma cantidad el gobierno de El Salvador y el gobierno de M√©xico‚ÄĚ.

Refiri√≥ que Estados Unidos es corresponsable del fen√≥meno migratorio, dado que es protagonista de √©ste, y propuso que modifique sus pol√≠ticas al respecto y ayude a combatir las condiciones que obligan a millones de centroamericanos a abandonar sus lugares de residencia, porque ‚Äútoda persona tiene derecho a permanecer en el pa√≠s en que naci√≥‚ÄĚ.

Todav√≠a falta hablar de otras √°reas, como los llamados que AMLO hizo desde Cuba, pero quedan pendientes. Es importante resaltar estas diferencias en la visi√≥n del ejercicio pol√≠tico entre L√≥pez Obrador y los √ļltimos presidentes del antiguo r√©gimen.




¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 1596 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner