joomla visitor
AuditorŪa
OTREDADES Enfermos sanos, medicina enferma
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
Edición 375

 37518

OTREDADES

Enfermos sanos, medicina enferma

José Sobrevilla

NO HAN SIDO SECRETO EN LA WEB los v√≠nculos que la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, OMS, ha tenido con los laboratorios GlaxoSmithKline (GSK) o Sanofi-Aventis por la venta de vacunas contra la gripe A/H1N1 y que, ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, la eurodiputada Mich√©le Rivasi, representante del sureste de Francia para la Europa √Čcologie-The Greens, ha asegurado que detr√°s de esta gripe se escond√≠a el inter√©s econ√≥mico de la industria farmac√©utica.

J√ĖRG BLECH, redactor de la revista alemana Spiegel (Espejo), ha documentado con irrebatibles argumentos qu√© con los nuevos m√©todos de diagn√≥stico, la medicina moderna lleva a que, cada vez m√°s personas sanas caigan en las redes de los medicamentos. En su obra ‚ÄúLa medicina enferma‚ÄĚ (Destino/2007) deja claro que, de un modo u otro, mientras m√°s se incrementa el alcance de lo que definen como ‚Äúenfermedad‚ÄĚ, todos somos candidatos a pacientes de cualquier cosa.

Costos desmesurados

Las razones las ubica en la ignorancia, tal vez la mala fe, pero muy a menudo al afán de lucro y que, con las millonarias cantidades que gastan los gobiernos en costos sanitarios, bien se podrían crear programas de educación para una vida más sana en poblaciones de alto riesgo o bien dar una mejor atención a quienes ya padecen alguna enfermedad.

La historia no es reciente; antes de la segunda Guerra Mundial (1939-1945) fueron creadas varias compa√Ī√≠as farmac√©uticas como Allen & Hambury y Wellcome en Londres; Merck en Darmstadt, Alemania; Parque Davis, Werner Lambert y Smithkline & French establecidas por farmac√©uticos norteamericanos; luego vino el auge de la industria qu√≠mica y surge Z√©neca en Reino Unido, que en 1999 Astra AB y Z√©neca Group se fusionan y crean AstraZ√©neca. Nace tambi√©n Rhone-Poulenc en Francia; Bayer y Hoechst en Alemania o Ciba-Geigy y Hoffmann-La Roche en Suiza. Janssen en B√©lgica, Squibb en Estados Unidos y Roussell en Francia, creadas por profesionales m√©dicos.

Resulta incierto hablar de los n√ļmeros que genera esta industria; baste saber que, en 2005, veinticinco de estas empresas controlaban m√°s del 50% del mercado mundial de medicamentos; y de las diez farmac√©uticas y biotecnol√≥gicas m√°s importantes, seis eran norteamericanas.

Tampoco es novedad que hoy, las farmacéuticas hayan enfocado su producción de medicamentos en sectores que pueden pagarlos, y los más pobres sufren la carencia de estos, lo que hace más fuertes a los laboratorios de genéricos con todas sus deficiencias resultantes del desinterés de las autoridades sanitarias.

¬ŅCulpa de la medicina?

Así, la industria farmacéutica enfoca su I+D (investigación y desarrollo) a enfermedades globales como cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades mentales y disturbios neurológicos que afectan tanto a países desarrollados como subdesarrollados. La malaria y tuberculosis. Enfermedades olvidadas, pasan a segundo lugar en materia de investigación.

En una b√ļsqueda por internet, podemos constatar que la medicina no es ciencia exacta pero que sus errores se hacen evidentes. Artroscopias in√ļtiles, peligrosas intervenciones card√≠acas, problemas de colon irritable que terminan con la extirpaci√≥n de la ves√≠cula biliar, diagn√≥sticos diametralmente distintos para un mismo dolor de espalda; terapias arriesgadas para s√≠ntomas que acaban desapareciendo solos. Los especialistas dicen que de 20 a 40% de los pacientes que son sometidos a procedimientos m√©dicos, al final no reportan ning√ļn beneficio digno de menci√≥n con ellas.

Pese a reportar 2.500 millones de d√≥lares al a√Īo, laboratorios Merck tuvo que retirar del mercado en 2004 el antiinflamatorio Vioxx (Rofecoxib)porque fue responsable de serios problemas cardiovasculares y donde la FDA norteamericana era corresponsable.

Si es Bayer, es bueno

Bayer, la empresa químico-farmacéutica nacida en Barmen, Alemania (1863), conocida básicamente por su patente de la aspirina, se documenta que tempranamente fue quien patentó la heroína antes de conocerse sus efectos adversos. En tiempos de Hitler fue fabricante del gas Zyklon B, utilizado para exterminar judíos en Auschwitz y otros campos.

En 2003 un equipo de abogados de California demand√≥ en nombre de enfermos hemof√≠licos afectados por la venta de coagulantes infectados con los virus de la Hepatitis C y el HIV circulados en los ochenta. Aqu√≠ tambi√©n se√Īalan contubernio con la FDA.

Despu√©s de ocasionar miles de muertes por infartos y otras dolencias card√≠acas, esta empresa fue obligada a retirar del mercado (2001) el Lipobay (Cerivastatina), medicamento para combatir el colesterol que no hab√≠a sido debidamente comprobado (El Pa√≠s/9 de agosto/2001). ‚ÄúPese a ello, el consumo combinado de cerivastatina y gemfibrocilo ha seguido en el mundo y Bayer sigue recibiendo informes relativos a casos de miopat√≠a y rabdomi√≥lisis asociadas al uso concomitante de cerivastatina y gemfibrocilo‚ÄĚ.

Como sostiene Ray Moynihan, todo cuanto ocurre en la asistencia médica, las ideas de enfermedad las han moldeado las grandes farmacéuticas mundiales, porque ellas patrocinan las reuniones de médicos donde se debate y actualiza la definición de las enfermedades.

Del club de los pre enfermos

A usted ¬ŅNo le han dicho que es pre diab√©tico? A este reportero si, en 2016. Es impresionante como una definici√≥n determina la cantidad de enfermos y consumidores de medicamentos. Cuando llegaban los medicamentos al ISSSTE, se ve√≠an enormes cantidades de Metformina, Glibenclamida, etc. como si todos estuvi√©ramos enfermos de lo mismo.

Hasta 1997 la l√≠nea que define a un diab√©tico fue trazada en 140 miligramos de glucosa por decilitro de sangre en ayunas, pero ese a√Īo, con los nuevos datos epidemiol√≥gicos, la Asociaci√≥n Americana de Diabetes (ADA) decidi√≥ rebajarla a 126. Por debajo de este l√≠mite quedaba una franja de personas con la glucemia (glucosa en sangre) basal (en ayunas) alterada, con m√°s riesgo a ser diab√©ticos.

Hasta 2003, la franja de la glucemia basal alterada era de 110 a 126, pero ese a√Īo la ADA rebaj√≥ el l√≠mite inferior a 100. A partir de entonces se habla ya de pre diab√©ticos, ha afirmado Alberto L√≥pez Garc√≠a-Franco, m√©dico de familia del centro de salud Doctor Mendiguchia Carriche de Legan√©s (Madrid).

Esta definici√≥n aument√≥ el n√ļmero de pre diab√©ticos, pero su base cient√≠fica ha sido puesta en entredicho porque ‚Äėse basa en datos de un estudio realizado con una poblaci√≥n de indios Pima, que tienen mayor predisposici√≥n gen√©tica a la diabetes‚Äô, considera Gonzalo Casino/El Pa√≠s/08/09/2009, citando a Alberto L√≥pez. Sin embargo, ‚Äėla pre diabetes, seg√ļn el estudio europeo Decode, realizado con varios cientos de miles personas, no es en s√≠ misma una enfermedad, pues no se relaciona con un aumento del riesgo cardiovascular, sino tan s√≥lo con un incremento del riesgo de desarrollar diabetes‚Äô.

As√≠, como esta enfermedad se habla de la hipertensi√≥n y la osteoporosis, entre varias, sin embargo, la industria farmac√©utica considera que ellos no inventan enfermedades, lo que hacen es ‚Äúponer en marcha soluciones para tratarlas‚ÄĚ, adem√°s, no hay que llamar enfermos a todos los que toman medicinas, han afirmado.



¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 346 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner