joomla visitor
AuditorŪa
VOCES DEL DIRECTOR Operación porcina
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
403
Banner
402
Banner
401
Banner
ÔĽŅ
Edición 210

VOCES DEL DIRECTOR
Mouris Sallum George

AUN ANTES DE SUMAR los saldos negativos generados por la psicosis porcina, la balanza comercial de M√©xico reportaba al mes de abril un d√©ficit de 18 mil millones de d√≥lares respecto de 2008 debido a la baja de los precios del crudo de exportaci√≥n, la ca√≠da de las remesas de los trabajadores mexicanos en el exterior y el deterioro del ingreso tur√≠stico, tres rubros erosionados desde el a√Īo pasado por la crisis econ√≥mica global. Para entonces, aleatoriamente, las reservas de divisas internacionales concentradas por el Banco de M√©xico hab√≠an registrado una merma de casi nueve mil millones de d√≥lares, si bien el descuento incluye los miles de millones de d√≥lares entregados a los especuladores. En contraparte, en el primer trimestre de 2009 se hab√≠a computado una fuga de capitales superior a los cuatro mil 200 millones de d√≥lares.

De acuerdo con c√°lculos conservadores de agencias financieras internacionales divulgados en M√©xico desde los Estados Unidos a fines de la semana pasada, por el impacto de la alerta sanitaria decretada por el gobierno de la Rep√ļblica, sin cuantificar a√ļn las p√©rdidas de otros sectores,¬† el pa√≠s perder√° aproximadamente unos nueve mil millones de d√≥lares √ļnicamente en los sectores tur√≠stico, m√°s de 40 por ciento en comparaci√≥n con el a√Īo anterior, y exportaci√≥n de c√°rnicos porcinos.¬† En este segundo rengl√≥n, a principios de mayo veinte pa√≠ses se hab√≠an sumado a la veda de la carne mexicana.

Un dato no deja de ser ir√≥nico: apenas el 22 de abril, un d√≠a antes de que se declarara la emergencia por la influenza, delegaciones empresariales mexicanas se hab√≠an presentado en Pek√≠n en la Feria de Turismo y Viajes al Extranjero de China (COTTM), movidos por la confianza de al menos duplicar √©ste a√Īo el n√ļmero de visitantes chinos a nuestro pa√≠s. Casualmente, China fue tambi√©n una de las primeras naciones en cerrar fronteras al cerdo mexicano, pero esto no obst√≥ para que su gobierno enviara auxilios en especie y met√°lico que fueron recibidos personalmente por el conmovido mandatario mexicano, quien luego le declarar√≠a la guerra diplom√°tica al donante por ‚Äúel secuestro‚ÄĚ -as√≠ lo presentaron algunos medios electr√≥nicos- de algunos compatriotas puestos en cuarentena en aquel pa√≠s.

M√©xico produce un mill√≥n 200 mil toneladas de carne de cerdo anuales, de las que en 2008 se enviaron al exterior (un mercado global de 26 mil millones de d√≥lares anuales), poco m√°s de 70 mil toneladas. En Michoac√°n, uno de los m√°s importantes¬† criaderos de cerdo de la Rep√ļblica es el municipio La Piedad, cuyos habitantes dependen casi totalmente de esa actividad. Es, pues, una de las plaza m√°s afectadas por la crisis porcina. Al reanudar su agenda fuera de Los Pinos, el presidente Felipe Calder√≥n quiso enviar una se√Īal de confianza a los consumidores desde su propia tierra: En Uruapan, acompa√Īado de un pasmado pero ladino secretario de Agricultura, Ganader√≠a, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentaci√≥n, Alberto C√°rdenas Jim√©nez, se retrat√≥ degustando unos tacos de carnitas de cerdo.

La aparente alegría mediática del Presidente no fue compartida por sus paisanos de La Piedad que, desde mucho antes de presentarse la pandemia, demandaban del gobierno federal -infructuosamente-, apoyos para equilibrar el balance de su industria, que absorbe costos de 85 por ciento sólo  por la compra de granos e insumos importados para sostener su actividad.

Los diversos y graves impactos económicos y sociales de la alerta sanitaria decretada por el gobierno, autorizan a preguntar si a los consejeros del mandatario, o a éste mismo, les faltó serenidad y ecuanimidad a la hora recibir y procesar la información sobre el fenómeno comentado; o si, a sabiendas de las consecuencias que apenas se empiezan a ponderar, resolvieron una medida propia de los regímenes totalitarios, que se compadecen poco de la opinión de la comunidad científica y de la sociedad en su conjunto.

Si vale el antecedente, cuando los aciagos sucesos de octubre de 1968, de julio de 1971 y de septiembre de 1985, el PAN desde la oposici√≥n fue uno de los m√°s cr√≠ticos acusadores del gobierno por el ocultamiento o la manipulaci√≥n de los datos sobre el n√ļmero de v√≠ctimas mortales (sus escritores llegaron a editar libros con sus versiones sobre m√≥viles, causas y saldos) o el alcance real de los costos econ√≥micos de aquellas tragedias. Incluso, despu√©s de los sismos del 85, el PAN denunci√≥ la utilizaci√≥n del drama popular para gestionar y obtener apoyos financieros de agencias multinacionales que, seg√ļn su juicio, habr√≠an¬† sido destinados a financiar campa√Īas electorales del PRI.

Por mera coincidencia (doble si hablamos de temporada electoral), la alarma sanitaria emitida por el gobierno federal se lanz√≥, pre-ci-sa-men-te cuando visitaba Washington el ex empleado del Fondo Monetario Internacional (FMI) y encargado de la Hacienda del calderonismo, Agust√≠n Carstens, para formalizar con ese organismo un pr√©stamo de m√°s de 47 mil millones de d√≥lares, sin que, al menos p√ļblicamente, se sepa de la autorizaci√≥n expresa del Congreso de la Uni√≥n para contratar ese empr√©stito, y menos los t√©rminos en que se ha pactado, sean cuales fueren lo cierto es que ponen a M√©xico de nuevo en las fauces de esa fiera prestamista.

Si -como afirman los cl√°sicos-, en pol√≠tica no hay casualidades, es el caso que la econom√≠a mexicana ven√≠a cojeando desde 2008. Los pron√≥sticos especializados, desde finales del a√Īo pasado, contra el triunfalismo del jefe de Hacienda indicaban que el comportamiento de la econom√≠a ser√≠a regresivo. Combinados los efectos de la crisis global y las perturbaciones porcinas, los expertos anuncian una ca√≠da del PIB mexicano de por lo menos siete puntos porcentuales en 2009. A rega√Īadientes, Carstens ha terminado por admitir que M√©xico ‚Äúya‚ÄĚ est√° en recesi√≥n.

Esa es la brutal realidad que existe detrás la deliberada provocación de la crisis emocional de todos los mexicanos. Si la manipulación mediática está resultando políticamente incorrecta y fallida, moralmente es una Operación bellaca que en nada abona al imperativo del buen gobierno, aquél que prometía el PAN desde su fundación con la oferta de una Patria ordenada y generosa. Lo que nos recuerda que, en las crisis de Estado, los conspiradores son siempre los usufructuarios del río revuelto ¡Que le vamos a hacer!



Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 421 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
398
Banner
400
Banner
399
Banner
397
Banner
396
Banner
395
Banner
394
Banner
393
Banner