joomla visitor
Auditoría
En 2010 ¿nacerá el Presidente narco?
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
400
Banner
399
Banner
398
Banner
397
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 218

En 2010 ¿nacerá el Presidente narco?

El calendario electoral del año próximo, todo un océano de posibilidades


En política, todo lo que parece es
.
Máxima incontrovertible

En oferta, jarritos para la baba

abraham1 Vamos a procurar cuadrarla de esta manera: El presidente designado Felipe Calderón Hinojosa, como es su inveterada costumbre, en su vistoso, viscoso y muy apantallante  show en Palacio Nacional del 2 de septiembre, después de su fallido madruguete a la naciente LXI Legislatura federal -show de cuyo libreto ciertos participantes en aquelarre televisivo de media noche calificaron el mismo miércoles de valiente, genuino, auténtico, autocrítico, propositivo, etcétera. Dejó el balón en la cancha de los bellacos integrantes del Congreso, dijo tercamente uno de los vociferantes-, asestó a los indefensos compatriotas una enésima tabla mosaica de “salvación nacional”, después de otras tantas frustradas.

Muy al último colocó, casi como de contrabando “legalizado”, lo que algunos medios impresos cabecearon como “política electoral”. Según esto, el declamador diría que la más reciente reforma  dejó algunas prácticas indebidas. Quiere, según el catálogo de buenas intenciones (que invariablemente pavimentan el camino al infierno), que se revisen las reglas electorales para que la política sea sinónimo de ciudadanía, lo mismo que el sistema político mexicano, para que no sea instrumento de conflicto y parálisis, sino de rendición de cuentas y generación de acuerdos. Hasta el momento de procesar esta entrega, no se conocía una iniciativa concreta del Poder Ejecutivo, “casualmente” emanado de aquellas “prácticas indebidas” en esa materia.

Primera consideración: Alguna vez, Calderón Hinojosa fue jefe nacional de su partido, el de “Acción” Nacional. Cuando el inolvidable presidente suplente Ernesto Zedillo Ponce de León promovió la sexenal reforma político-electoral, ese jefe nacional del PAN pretendió chantajear al “demócrata” proponente, exigiéndole se concediera a un candidato azul a la alcaldía del importante municipio de Huejotzingo, Puebla -cuya mayor aportación a la cultura etílica nacional es la sidra-, el triunfo electoral. La reforma light, que había pasado ya por el filtro constitucional como pírrica victoria de malogrado mexiquense, llegó a código secundario, a pesar de un remolón y esquivo PAN.

Abraham2Segunda consideración: De mayor alcance fue la iniciativa de Reforma del Estado en el sexenio pasado, para la que el extraviado vidente Vicente Fox autorizó la creación de una comisión específica. Si bien el boicoteo de los trabajos de esa comisión se atribuyó al secretario de Gobernación del gabinetazo, Santiago Creel Miranda, que ya se sentía sucesor natural del loco de San Cristóbal, lo cierto es que el PAN la hizo de francotirador y reventador del promisorio proyecto, en el que participó más de medio centenar de prestigiados académicos, con dominio acreditado en las materias agendadas.

Tercera consideración: La frustrada Reforma del Estado -que, dicho sea de paso, no tuvo como quid una urgente reforma del gobierno-, fue retomada, ya en el espuriato, por el muchas veces glorioso Senado de la República. Eminentes inteligencias convocadas a participar en ese proceso aportaron sus valiosas proposiciones, muchas de las cuales se quedaron en eso: en meras proposiciones, y no por culpa de sus gestores. El Poder Ejecutivo federal calderoniano se propuso estar ausente en ese debate, porque es más cómodo y rentable sacar rendimientos mezquinos y patrimonialistas de la añosa y perversa  estructura jurídica en la que se sustenta el ejercicio de un poder sin autoridad, construida por el priismo para su eventual y casi segura resurrección pinolera. Los patriotas  senadores se resignaron, en tiempos de crisis del erario público y de miseria popular, a seguir construyendo su costoso Palacio en los caros lotes de la avenida de la Reforma y la calle de París. Ay, los mecanismos compensatorios a la frustración de la buena y solidaria voluntad reformadora. ¡Salud! su señoría, príncipe don Giuseppe Tomasi de Lampedusa y su ejemplar e instructivo Gatopardo. ¡Que todo cambie, para que todo siga peor!

Debo aceptar -perdón por usar como pocas veces la primera persona- que he perdido espacio en inanes anécdotas sobre Felipe El brevísimo -Alfredo Jalife-Rahme dixit-, pero uno sucumbe ante el poder de convencimiento tan eficaz de los sovietizados medios electrónicos que, arrancando el mes de la Patria, nos avasallaron con el poster, y el audio calderoniano que nos hace olvidar, para siempre, el vital y seductor acento de don Manuel Bernal, del que el vate Ricardo López Méndez, ante su nicho en la rotonda mexiquense de los hombres ilustres, dijo: Campesino de estrellas/ hiciste del barbecho/ semillero de cantos/ para la eternidad. Esto es cursilería de almas párvulas: Poesía -lo que es poesía-, se la debemos al declamador del Canal de las Estrellas, Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, que acapara casi 48 por ciento del tiempo-aire reservado por ley al Poder Ejecutivo federal. No se diga más, dato confirmado el anochecer  del 6 de septiembre en el que el susodicho superó la jornada matinal del gran Chabelo.

No hubo bono democrático pero la trácala se devaluó

Y, ahora, ensayemos algo más frívolo. Como ustedes saben, después de 2006, en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación designó Presidente a Felipe Calderón Hinojosa con precarias fracciones (¿facciones?) porcentuales del total de  la votación, resulta que el PAN, que ha echado todos los huevos a la canasta con la maltrecha imagen presidencial, entre aquella aciaga fecha y 2009, vio derrumbado su registro electoral: De sospechosos 13.7 millones de votos hace tres años, en  julio pasado sólo obtuvo 9.5 millones. ¿Quién pierde, en tan corto tiempo, cuatro millones 200 mil sufragios populares? Quien no es capaz, de manera tangible, de demostrar que hace  buen gobierno.

De esa suerte, no habiendo iniciativas concretas para la nueva reforma del régimen electoral, el enunciado del 2 de septiembre suena y resuena como mero golpe mediático con miras a procurar ganancias en el calendario comicial para 2010, en el que están programados cambios Abraham3de diez gobernadores, 451 diputados locales y mil 481 gobiernos municipales. Suculento banquete para la rapaz e insaciable partidocracia.  La historia de la premodernidad priista nos informa que el cuarto año del sexenio presidencial, una vez constituida la Legislatura federal, era estratégico para que el jefe del Poder Ejecutivo en turno consolidara su dominio político a fin de planchar sin contratiempos una sucesión que le garantizara el retiro impune en el cambio de guardia en Palacio Nacional o en Los Pinos.

Son 13 las entidades en las que habrá elecciones el año próximo, entre ellas la de diez virreyes estatales. Por orden alfabético: Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. El PAN iría, al menos, por conservar Aguascalientes y Tlaxcala. El PRI por revalidar su permanencia en siete estados y el PRD por retener Zacatecas.

El PAN, un bizcochito a paladear en 2010

Partido nominalmente en  el poder presidencial, el PAN es el bizcochito a  saborear. En 2009 perdió las gobernaciones de Querétaro y San Luis Potosí,  63 diputaciones federales (bajó de 206, mayoría relativa, a 143) y algunos municipios estratégicos desde el punto de vista demográfico y económico.

En Aguascalientes (Kramer contra Kramer) se enfrenta el PAN al cacicazgo de cuello azul de Luis Armando Reynoso Femat, quien, para empezar, está en la mira de la Comisión Nacional de Derechos Humanos por denuncias de acoso y hostigamiento a periodistas, un hándicap vulnerable en tiempos electorales. Eso sería lo de menos, según la soberbia arraigada en los palacios de gobierno. Pero en el interior del panismo está en colisión con el ex gobernador y actual senador Felipe González Gonzáles y con el nuevamente diputado Alfredo El Mosco Reyes Velázquez, éste en disputa por segunda ocasión por la candidatura a la sucesión. No contenta a los panistas aguascalentenses que Reynoso Femat haya hecho alarde de nepotismo, colocando a una hermana en una diputación federal.

Pero Aguascalientes, si desde los tiempos de Rodolfo El Güero Landeros en la gubernatura fue inscrito en el mapa de los intereses del narco, en 2001 se prestó como santuario al fugitivo Joaquín El Chapo Guzmán Loera, si bien, desde antes de su sospechosa evasión del penal de Puente Grande, en la capital ya se percibía la presencia del cártel de los Arellano Félix. Es previsible, pues, que las elecciones del año próximo no escapen de la influencia de ese poder fáctico.

Nadie es profetiza en su tierra: Tlaxcala

En Tlaxcala, el PAN tiene en la gobernación a un priista prestado: Héctor Israel Ortiz Ortiz. A más de que el panismo carece en ese estado de figuras relevantes, está la amenaza esférica y monumental de la dirigente del PRI y flamante diputada federal Beatriz Paredes Rangel, embalada por la trepidante recuperación regional y nacional del tricolor durante su gestión, a costa, principalmente, del PAN. Si, como se especula, la tlaxcalteca pretende ser la primera mujer en la Presidencia de México (segunda, si se otorga mérito a Marta Sahagún Jiménez), flacas expectativas tendría para 2012 si no logra rescatar su estado natal.

Abraham4 El PRD, que “controla” Zacatecas, se verá impactado por el pleito entre las familias García Medina y Monreal Ávila. El ex gobernador y actual senador Ricardo Monreal está ahora en el PT, pero puja por restaurar fueros en su estado. El dilema de la gobernadora Amalia García Medina está entre ser buena madre o buena competidora de Paredes Rangel en la abrupta pero ansiada ruta de género hacia Los Pinos. Buena madre, decimos, porque es del dominio público que su hija, la senadora Claudia Sorichi García, está que se le queman las habas por suceder a la autora de sus días.

En la prospectiva 2010-2012, apartado especial amerita el PRI. Este partido está actualmente en posesión de las gobernaciones de Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz. No se agrega nada nuevo si se dice que por lo menos en tres de esas entidades están los enclaves más poderosos del sindicato del crimen vinculado al narcotráfico. Dos de ellos han sido señalados por Washington como territorios fuera de control del Estado fallido. ¡Ojo! Si se acepta al menos  como verosímil la eventualidad de que un narco pudiera llegar a la Presidencia de México, según las esclarecedoras revelaciones en el extranjero del abstemio y lúcido secretario de Economía. Gerardo Ruiz Mateos, ese prospecto podría surgir de uno de dichos estados. (De hecho, por lo menos como tentativa, Tamaulipas pretendió cumplir en 2000 esa macabra posibilidad). De ser,  así, como así puede ser, 2010 es probablemente  el número clave de ese emocionante acertijo.

Cuando “la maestra” enrocó a sus pupilos

Antes de hacer algunas anotaciones a ese respecto, vale plantear dos que tres observaciones. De varios de aquellos estados ahora en tesitura de relevos, según testimonio aleatorio del ex jefe nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, los gobernadores priistas se confabularon en 2006  con la cacique “magisterial” Elba Esther Gordillo para forzar el voto “duro” a favor del candidato del PAN a la Presidencia de la República, un tal Felipe Calderón (¿O no, Eugenio Hernández Flores). En otras y nuevas circunstancias, en los comicios del pasado julio varios de esos gobernadores dejaron zapato al PAN. Si en el proyecto de 2012 se juegan destinos personales, no es lo mismo Juan Domínguez que… no me chingues.

Y de eso se trata: viendo que en el potrero priista la caballada está muy flaca (exceptuando algún cubil de la caballeriza de Insurgente Norte, donde de plano “se pasan”), los gobernadores priistas salientes están cotizando su indispensabilidad a muy alto costo. El valor agregado para 2012 lo significa el rodamiento de la aplanadora para que en 2010 ninguna duda llegue al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, esa insospechable dignidad sujeta a los ciclos lunares, en los que tan acertadamente lee El loco de San Cristóbal, quien acaba de diplomar a su primer grupo de despistados.

Abraham5 Ahora bien: Los que leen los sinos a pechuga  abierta de ciertas aves marinas (pueden ser pelícanos, zarapicos o gaviotas), ya vaticinan para 2012 sucesor de Adolfo El joven López Mateos, después de que el 82 constitucional privó a México del encanto del maese Carlos Hank González, y de la ternura del hermano que nunca tuve Alfredo del Mazo. Es lamentable que las bocas de ganso del duopolio televisivo y de la Gaceta Renana (re-enana) de la calle de Morelos no logren convencer a Juanito de que no posponga su postulación a la Presidencia de México hasta 2018. Es preciso que “la busque” en 2012. Con ese sólo gesto de Juanito se exorcizaría la ingobernabilidad y puede que hasta las elecciones resulten innecesarias. Televisa haría el más grande servicio a la Patria.

(Permítasenos un breve reposo en este agreste camino para anunciar una noticia que nadie ha dado: En menos de 60 días, el presidente designado sufrió otra afrentosa derrota después de la del primer domingo de julio pasado. El  preciso condenó al difuntito Maikel Jackson por pacheco, y les dijo a los jóvenes mexicanos necesitados de un  guía espiritual que aquello les pasa a los que no creen en Dios y se refugian en las droga (para olvidar la droga pública externa e interna). Es el caso que, 48 horas antes de su informe, un fenómeno psicosocial nubló la propaganda calderoniana en las pantallas televisas del trascendente documento que envió a San Lázaro, en que diría que se conservaron 500 mil empleos en 2009: Movido por perversos conspiradores internacionales el lumpen defeño dedicó sábado y domingo finales de agosto a rendir tributo al negrito bailarín que en esas horas cumpliría 51 años. Tan multitudinario y abrumador fue el éxito que los conductores de televisión se arrodillaron ante ese histórico espectáculo, se olvidaron de los huracanes, y reclamaron a Guinness el reconocimiento -y dólares acompañantes- a los heroicos batos que pusieron sus esqueletos en riesgo de dislocaciones y fracturas. Niños héroes, pues, que no merecieron la presencia de un verificador de Guinness, que luego anda premiando la rosca más grande del mundo.)

Dicho lo cual, continuamos:

¿Todos somos Marcos o todos somos narcos?

Declaró, en París, el preclaro secretario de Economía Ruiz Mateos que podría haber un narco en el futuro de Los Pinos, seguramente consternado porque ya hay uno en la lista Forbes. ¿Ya está a la expectativa en los directorios de las cúpulas oligárquicas actuales o emanará de los procesos electorales de 2010? No conocemos a los precandidatos a las gobernaciones, por ejemplo, de Tamaulipas o Chihuahua. Podríamos, sin embargo, intentar un contacto del tercer tipo maussaneano en Sinaloa. Dícese que el PRI tiene en su agenda la postulación de un afamado alcalde a la sucesión de Jesús Aguilar Padilla. Por voluntad y millones de dólares no vamos a parar. Pero no adelantemos vísperas: No cuesta nada esperar a entre febrero o marzo próximos.

Lo que sí resulta juicioso advertir desde ya, para bien de la Patria y de los encandilados priistas que revolotean con alas marinas entre los calientes para 2012, es que hay un célebre grupo denominado chilorio’ power que francamente tiene mal fario. Descarrilaron a Alfredo del Mazo, atestiguaron las muertes de Luis Donaldo Colosio Murrieta y de José Francisco Ruiz Massieu. Acompañaron en su campaña a Francisco Labastida Ochoa. Ahora andan por las cercanías del sistema Cutzamala, tratando de humedecer su esperanza de reinsertarse en el presupuesto público, expuesto a tremenda y prolongada sequía por el cambio climático panista. Mejor la dejamos de este tamaño. Que la paz de los sepulcros está con ustedes, queridos hermanos.

 


Los “amigos” de Fox y Calderón revientan la alianza

270 MIL MILLONES DE DÓLARES DILAPIDADOS

Una vez que los hombres de negocios tomaron conciencia del fracaso de Vicente Fox como administrador, le retiraron su confianza. Lo vimos cuando, a cada inicio de año, anunciaron una y otra vez cuantiosas inversiones productivas y al final lo dejaron colgado de la brocha. Ahí está como prueba el precario crecimiento de la economía durante el sexenio pasado.

Con el presidente designado Felipe Calderón, las relaciones no han sido mejores: Desde que los primeros programas de infraestructura y “anticíclicos” se quedaron atorados en la maraña burocrática, empezaron a escucharse las primeras voces de protesta. Pero el domingo 6 de septiembre, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) se lanzó “por la libre” proponiendo la reforma económica: Desde IVA generalizado a alimentos y medicinas y  cancelación de exenciones fiscales y regímenes especiales, hasta la desaparición de las secretarías de la Función Pública, de Reforma Agraria y Turismo, largo es el catálogo de demandas que exigen la reorientación del manejo de las finanzas públicas.

A lo que no ha se le ha dado tanta resonancia es que, al hablar del paquete económico propuesto por el CEESP, su director, Luis Toncerrada Pascal, rompió el silencio de las cúpulas empresariales para denunciar que, durante los nueve años recientes (los de gobiernos del PAN) se dilapidaron 270 mil millones de dólares de la renta petrolera. Lo dijo claro: “de la renta petrolera”; esto es, el superávit generado por las ventas de Petróleos Mexicanos, descontados los costos asumidos en los ingresos ordinarios, de ahí que otras fuentes hablen hasta de 600 mil millones de dólares, sólo en la gestión de Fox. Eso ya calienta hasta a los plutócratas. (Abraham García Ibarra.)

 


La “democracia”  en el Estado fallido

Los signos más alarmantes de los resultados electorales de julio de 2009, fueron el alto ausentismo en la urnas y el crecimiento de la anulación del voto. Que eso ocurra cuando se han cumplido las primeras tres décadas de la más importante Reforma Política en México, no parece quitar el sueño a los conductores del Estado mexicano, menos a una acerdada partidocracia.

En abril de este año, la Secretaría de Gobernación dio a conocer la cuarta Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas (ENCUP) correspondiente a 2008. En plenas campañas electorales federal y en algunos estados, ¿alguien se preocupó por darle seguimiento y respuesta a las expresiones de desconfianza de los ciudadanos encuestados? Por el caudal de transgresiones procesadas por los tribunales electorales del Poder Judicial de la Federación y de los estados, todo indica que no.

Antes de rescatar datos específicos de dicha encuesta sobre el tema política-democracia-voto, subrayemos dos elemento ilustrativos de los resultados de la ENCUP:  La gran mayoría de los consultados basó su orgullo de ser mexicanos en 1) su cultura; 2) su herencia histórica, y 3)  su lenguaje. Ninguno dijo sentirse orgulloso por su política y sólo 1.3 se refirió al cumplimiento de las leyes. Desde otro enfoque, 77 por ciento de los consultados reprobó la omisión del gobierno en la solución de los problemas de la sociedad. Si aquellas son las opiniones multitudinarias sobre el Estado de derecho y sobre la falta de solidaridad social o de eficacia del gobierno, ¿alguien puede dudar que el mexicano sea un Estado fallido?

Veamos lo central: Apenas nueve por ciento expresó interés en la política y sólo 25 por ciento consideró tener participación política con la simple emisión del voto. No es casual que 66 por ciento sospeche que las elecciones no son limpias, mientras que 52 por ciento se declara insatisfecho con la democracia mexicana.  No podía ser de otra manera. Los decrecientes índices de confianza en las instituciones se condensan en esta estadística: 42 por ciento tiene confianza en “la” Iglesia (dado el uso del singular en el texto de resultados, se infiere que en la católica); 38 por ciento en el Ejército (en franca declinación); 31 por ciento en el Instituto Federal Electoral (también en el tobogán); ocho por ciento en la Cámara de Diputados; siete por ciento en el Senado y un minúsculo cuatro por ciento en los partidos políticos. El concentrado consultado prefirió omitir al Poder Ejecutivo y a la Presidencia de la República. Eso explica porqué ese escabroso tema no tuvo resonancias en los sovietizados medios de comunicación: Los partidos optaron por el “no hagan olas”. (Abraham García Ibarra.)

 


“México: Una democracia vulnerada”

Bajo ese título, promovido por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores de Antropología Social y editado por Miguel Ángel Porrúa, el politólogo Alberto Aziz Nassif y el antropólogo Jorge Alonso ofrecen una electrizante radiografía del México de inicios del Siglo XXI. El primero, en declaraciones recogidas después de la presentación de la obra, sostuvo que existe desencanto entre los mexicanos al ver derrotadas sus expectativas de bienestar e insatisfechos sus derechos y necesidades. Para remontar la deprimente situación de la población, el autor considera imperativo restituir las capacidades del Estado para que pueda hacer frente a la tensión  que la globalización y los conglomerados financieros han ejercido sobre la democracia y pueda, además, regular a los poderes fácticos. (Abraham García Ibarra.)

 


El PAN va sobre las reservas del IMSS

Después de largos meses de festín por “el éxito” de la reforma a la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social, que se cebó en el Régimen de Jubilaciones y Pensiones del personal sindicalizado del propio instituto (al que diez años antes Ernesto Zedillo le arrebató, privatizándola, la gestión de los fondos pensionarios), el presidente designado Felipe Calderón (luego de que el PAN le diera una diputación federal al dirigente sindical Valdemar Gutiérrez) decidió hincar la garra sobre las reservas técnicas del IMSS, “capándole a la cochi”, por lo pronto, 18 mil millones de pesos de los 147 mil millones “disponibles”. Como se ve, al gobierno no le ha bastado el despojo a los trabajadores del ISSSTE, ya durante la actual administración. Y lo dicho: La burocracia federal no tiene llena. (Abraham García Ibarra.)



More articles by this author

Urge restaurar el Estado constitucionalUrge restaurar el Estado constitucional
  Urge restaurar el Estado constitucional Abraham García Ibarra SI LE QUITAMOS algunas...
Friedman sigue hospedado en Palacio NacionalFriedman sigue hospedado en Palacio Nacional
  Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional Abraham García Ibarra   CONSTA, en los...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 409 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
396
Banner
395
Banner
394
Banner
393
Banner
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner
387
Banner