joomla visitor
AuditorŪa
PAPELES AL VIENTO
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 281

PAPELES AL VIENTO
ABRAHAM GARC
√ćA IBARRA
(Exclusivo para
Voces del Periodista)


Los falsos profetas
del Banco Mundial


COMO TESTIGOS PRESENCIALES , nos consta que la conversi√≥n de los rurales gomeros o mariguaneros sinaloenses, de¬† agentes individuales del narcotr√°fico a hombres de negocios, seg√ļn el caso representativo de Joaqu√≠n¬† El Chapo Guzm√°n¬† Loera, calificado por Forbes entre los m√°s ricos del mundo, pas√≥ por las tesorer√≠as de los bancos privados y las cajas del comercio tradicional, ahora digitalizado.


Papeles1

 

A ESTAS INSTANCIAS acudían campesinos empoderados económicamente con sus morrales llenos de dólares que ponían a  manos libres de gerentes y ejecutivos de cuenta que asumían manga ancha para le gestión de esos recursos.

La imagen de los sonrientes gerentes bancarios se volvió típica: Su acolchonado sillón en despachos con aire acondicionado, presidiendo un escritorio que invariablemente tenía anexa una gaveta abierta en la que los usuarios de los servicios, una vez cerrada una operación formal, como no queriendo la cosa depositaban el diezmo correspondiente. En efectivo verde, por supuesto.

Pepeles2

Había narcos, a fin de cuentas analfabetos, cuya baja o nula escolaridad aritmética les impedía sumar más allá del millón de dólares. A partir de esta cifra, el abundante resto les resultaba un enigma. Era el momento en que sus pilas de dólares acumulados en bóvedas caseras eran trasladadas a las sucursales bancarias.

El nuevo exceso de ins√≥lita y creciente liquidez en divisas -que superaba con creces los presupuestos totales de los gobiernos estatales- animaba, anima, a los administradores de los excedentes del narco a buscarles destinos rentables en los que se pudiera blanquear dichos recursos: Las empresas automotrices, que ten√≠an como clientes principales a funcionarios de gobierno, vieron disparada la demanda de sus nuevos modelos, al grado de que la oferta del a√Īo venidero estaba acaparada y¬† pagada meses antes por los nuevos ricos privados. Se impulsaron vertiginosamente inversiones en el sector inmobiliario para el desarrollo de proyectos residenciales-tur√≠sticos. Apareci√≥ la llamada banca paralela para trasegar d√≥lares en nuevas comercializadoras, casas de cambio y en inversiones en papeles en el merado burs√°til.

La abundante disponibilidad de fondos l√≠quidos requiri√≥ entonces un manejo experimentado y sofisticado m√°s complejo que dio origen a la cartelizaci√≥n mediante la ingenier√≠a financiera. El proceso se transform√≥ en una actividad en tinieblas, fuera del alcance de la auditor√≠a fiscal. El lavado se elev√≥ a categor√≠a industrial y se constituy√≥ en sustento de las balanzas de pagos nacionales. No pocos directivos de la Asociaci√≥n de Banqueros de M√©xico y de las confederaciones Patronal de la Rep√ļblica (Coparmex) y de C√°maras de Comercio (Concanaco) aparecieron implicados en el s√≥rdido negocio de las drogas quienes, precisamente por su privilegiada condici√≥n de interlocutores del gobierno, pasaron alegremente por los filtros de la impunidad.

Esa, es una historia absolutamente comprobable que no consta en la biograf√≠a, por ejemplo, de los procuradores de la Rep√ļblica, de funcionarios de la Secretar√≠a de Hacienda o del Banco de M√©xico, por razones obvias, conectados con el sector empresarial privado.

 

Papeles3

 

Por todo lo anterior, llama la atenci√≥n que hasta ahora el Banco Mundial (BM), un organismo creado por la Organizaci√≥n de las Naciones Unidas para la asistencia financiera a los pa√≠ses en desarrollo, que al menos desde la d√©cada de los setenta del siglo pasado ha expresado su preocupaci√≥n por los problemas generados por la producci√≥n y el tr√°fico de estupefacientes, diga que la iniciativa privada debe involucrarse en la lucha contra el crimen organizado que ostenta el control del negocio de las drogas, seg√ļn lo ha dicho recientemente el presidente del BM, Robert B. Zoellick.

Para ser realistas, ¬Ņc√≥mo puede un segmento empresarial que est√° metido hasta los codos en esa rentable empresa en calidad agente activo, ser comprometido en su combate, que atentar√≠a contra sus propios intereses, haci√©ndose el hara kiri?

No son m√°s que ganas de manifestar una falsa inquietud sobre un tema que el propio BM tiene abundantemente documentado, particularmente en lo que respecta al blanqueo de los excedentes del narcotr√°fico, que mueve un bill√≥n y medio de d√≥lares, y que son soporte de los balances de bancos de los Estados Unidos, que de esa manera han sorteado la crisis de los √ļltimos cuatro a√Īos. Que el se√Īor Zoellick, en retirada del cargo, no se la jale.



More articles by this author

Urge restaurar el Estado constitucionalUrge restaurar el Estado constitucional
  Urge restaurar el Estado constitucional Abraham Garc√≠a Ibarra SI LE QUITAMOS algunas...
Friedman sigue hospedado en Palacio NacionalFriedman sigue hospedado en Palacio Nacional
  Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional Abraham Garc√≠a Ibarra   CONSTA, en los...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 246 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner