joomla visitor
AuditorŪa
PAPELES AL VIENTO
Voces Diario
Banner
Noticias
Cert√°men XLVII
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 294

PAPELES AL VIENTO
ABRAHAM GARC√ćA IBARRA


ANIVERSARIO DE UN PACTO DE BELLACOS

Rep√ļblica desvertebrada


DE ACUERDO CON EL HILO conductor tejido por algunas corrientes filos√≥ficas europeas -para proponer el ciclo de formaci√≥n del ser humano-, cada quince a√Īos una nueva generaci√≥n se asimila o remplaza a la anterior.


papeles

 

DON JOS√Č ORTEGA Y GASSET, quien aplica esa periodicidad a la circulaci√≥n del pensamiento nuevo al que deben estar atentos los centros de educaci√≥n superior, sostiene que aquellas sociedades nacionales que no generan un macizo ideol√≥gico con base en su propio desarrollo ¬†cultural, marchan a la saga, copiando y tratando de aclimatar, con un retraso de quince a veinte a√Īos, los productos de vanguardia de¬† creaci√≥n ajena. Cuando llegan a lograrlo, desde el exterior ya se reportaban nuevos e iluminantes hallazgos. Por eso recomendaba don Jos√©: En el extranjero debe buscarse informaci√≥n, no modelo. Era su advertencia contra la subordinaci√≥n acr√≠tica a propuestas extral√≥gicas.

Cuando los arrogantes tecn√≥cratas mexicanos -moldeados rob√≥ticamente en universidades for√°neas, de preferencia estadunidenses- tomaron por asalto el poder pol√≠tico, lo hicieron¬† indigestados con la rueda de molino del fin de las ideolog√≠as y, a√ļn m√°s, del fin de la historia.

Esos tecnócratas, con pretensiones de infalibilidad, tomaron para sí el título de generación del cambio. Burocracia cargada de conocimiento especializado, pero huérfana de sabiduría, no entendió el tiempo cultural mexicano. Por eso, trató de extirpar a rajatabla principios y valores de la cultura nacional, satanizándolos como mitos y dogmas.

La ‚Äúiniciativa‚ÄĚ importada por esos tecnobur√≥cratas ansiosos de inmortalidad, es la del neoliberalismo. Del mismo modo que el viejo r√©gimen se engolf√≥ con el capitalismo tard√≠o, la autodenominada generaci√≥n del cambio se fascin√≥ con el neoliberalismo, cuando sus impulsores de origen -usufructuarios muchos de las supersticiones fundamentalistas-¬† met√≠an el modelo a un proceso de revisi√≥n y, de ser posible, de reorientaci√≥n.

Los reyezuelos negros

En su crítica a la dictadura porfiriana y a los primeros gobiernos de régimen revolucionario, el que fuera al tiempo fundador del Partido Acción Nacional (PAN), don Manuel Gómez Morín, llamó reyezuelos negros a quienes, particularmente en el periodo del despotismo, practicaban un internacionalismo de pastiche, tratando de halagar a los amos extranjeros obsequiándoles los sectores fundamentales de la economía mexicana.

Gómez Morín quiso denominar al partido de su creación, de Acción Nacional. Con don Efraín González Luna, el hombre de Batopilas, Chihuahua, inscrito en la nómina de los siete sabios mexicanos, compartió la tarea de elaborar un cuerpo doctrinario inspirado en el humanismo político, basado en un nacionalismo de nuevo tipo, pero enraizado en nuestro propio desarrollo histórico. En la línea de pensamiento de González Luna, antiimperialista, derivada esta concepción de deslindes de orden religioso respecto de la cultura anglosajona.

Sobrevivientes algunos de los padres fundadores, el panismo practicó al menos durante cuatro décadas una oposición leal contra el orden político establecido. Partido de cuadros, más que de bases sociales, sin embargo, los relevos generacionales quedaron reducidos a una burocracia pragmática y oportunista que transitó vertiginosamente del panismo histórico al neopanismo, para quedar finalmente bajo control de los bárbaros del norte, categoría bastarda en la que se mezclaron intereses clericales y empresariales, tutelados por emisarios imperiales.

La Alianza estratégica

Fue el momento en que el PAN -concebido en sus inicios como la alternativa cat√≥lica a la Revoluci√≥n mexicana- se encontr√≥ con la generaci√≥n pseudo priista, postulante del neoliberalismo. No pudo ser m√°s emponzo√Īada la hora de la cita: La hora de la usurpaci√≥n del poder presidencial en 1988. Se est√° cumpliendo el primer cuarto de siglo de que un PAN, degradado doctrinariamente, pact√≥ con Carlos Salinas de Gortari la llamada alianza estrat√©gica, urdida con base en un desvergonzado toma y daca: Te doy legitimidad de gesti√≥n; me das concertacesiones electorales.

Pacto cupular innoble -de bellacos, si los hay-, el resultado fue un PAN sin panismo, y un PRI sin priismo, entendidos sociológicamente ambos ismos como militancia popular arraigada en un modo de ver la construcción social y política de México.

Emparedada entre esos pactantes en diciembre 1988, la izquierda, o lo que parec√≠a serlo, atestigu√≥ la traici√≥n que los tecnobur√≥cratas asestaron al priismo hist√≥rico, y la de los panistas a su abanderado presidencial, el magnate sinaloense Manuel de Jes√ļs El Maqu√≠o Clouthier del Rinc√≥n, el que¬† preguntaba a sus interlocutores: ¬ŅCu√°ndo has visto que la marrana suelte la mazorca que trae en el hocico?

El agreste camino de la izquierda

La izquierda -o lo que parec√≠a serlo- ven√≠a de su propia debacle. Desde sus or√≠genes en la d√©cada de los veinte del siglo pasado con la fundaci√≥n del Partido Comunista Mexicano, la cohesi√≥n nunca la result√≥ una tarea accesible y productiva. Entre los a√Īos 30 y 40, primero con la imperativa y extravagante unidad a toda costa, y luego con la proposici√≥n de la v√≠a mexicana al socialismo, esa vertiente fue identificada con un ofensivo, pero cierto, santo y se√Īa: Hay m√°s comunistas fuera del partido, que en su padr√≥n.

La crisis política del 68 devino ajuste de cuenta del PCM con su pasado estalinista. Poco dado el partido a la educación y formación de cuadros de recambio, sus nuevas y raquíticas generaciones, encasilladas en algunas universidades, fueron dejadas al garete, seducidas por la opción armada que tenia como profetas a Fidel Castro y el Che Guevara. Eventualmente a Mao. Impotente ante este fenómeno, el fósil comité central se ancló en la ley del menor esfuerzo y creyó una solución liquidar su sección Juventud Comunista.

Lo dicho: En un generalizado proceso revisionista de temporada, el PCM quedó atrapado en la pinza formada entre sedicentes renovadores (los reno) y los dinosaurios (los dino). Ambas corrientes, que se encendieron transitoriamente con el martirologio de Salvador Allende, terminaron enamoradas de otra opción foránea: El eurocomunismo. Nuevos guías: Francois Mitterrand, Felipe González, Mario Soárez y, para algunos despistados, hasta Lech Walesa.

El terremoto político del 88

La paradoja para la izquierda hist√≥rica mexicana -cuyo leitmotiv fue durante a√Īos el combate a ‚Äúla dictadura‚ÄĚ priista- se origin√≥ a mediados de los 80, precisamente en el interior del PRI, cuando, al calor de la sucesi√≥n presidencial 1988, la corriente anti tecnocracia provoc√≥ una sensible ruptura, en cuya gestaci√≥n se alz√≥ la figura de Cuauht√©moc C√°rdenas Sol√≥rzano.

Renegado del priismo, pero cercano a una de sus formaciones satelitales, C√°rdenas Sol√≥rzano emergi√≥ como candidato presidencial del Partido Aut√©ntico de la Revoluci√≥n Mexicana (PARM). Fracturado el PRI, las diversas tendencias izquierdistas creyeron llegada su hora de poder y constituyeron el Frente Democr√°tico Nacional (FDN). √Čste fue el epicentro del terremoto pol√≠tico, seg√ļn lo describi√≥ Miguel de la Madrid al referirse a la ‚Äúca√≠da del sistema‚ÄĚ el 6 de julio de 1988.

Hubo una mala lectura de ese movimiento: C√°rdenas era el signo clave, de ah√≠ el supuesto del advenimiento de un neocardenismo. √Čste se deform√≥ en cuauhtemismo. Pero lo mismo dio: A C√°rdenas Sol√≥rzano, como catalizador electoral, le faltaron tama√Īos para defender su victoria. Peor a√ļn: Ante la iniciativa de mantener consolidado el frentismo exitoso, prefiri√≥ constituir su propio partido: El de la Revoluci√≥n Democr√°tica (PRD).

Los comunistas Pronasol

El poder de corrupción del salinismo derivó en la degeneración de la vieja y vulnerable izquierda, de la que algunos de sus desprendimientos terminaron marbetados como comunistas Pronasol. Con alienaciones ideológicas como esta, no es casual que pupilos del líder moral del perredismo se hayan desviado hacia el neoliberalismo tripartita, enfangados en un mercantilismo electoral agazapado en la coartada de la izquierda políticamente correcta.

A unos d√≠as de que sus firmantes celebren el XXV aniversario de la Alianza estrat√©gica CSG-PAN, a la que se ha sumado el PRD, el neoliberalismo depredador ha dejado a M√©xico convertido de un p√°ramo socioecon√≥mico. A la desolaci√≥n y la desesperanza incubadas en 25 a√Īos de saqueo de la riqueza nacional, hoy se a√Īade el luto y el dolor de la viudez y la orfandad, productos de una guerra civil sin tregua ni gloria, cuyos usufructuarios son los poderes f√°cticos que medran sobre los escombros de un Estado fallido, que agoniza tambi√©n en la macabra paz de las narcofosas.

20 de Noviembre. ¬ŅCelebraci√≥n del 102 aniversario de la Revoluci√≥n mexicana? No. Celebraci√≥n de un cuarto de siglo del pacto de bellacos que ha remitido a dos generaciones de mexicanos a un insondable abismo sin retorno. Ayer, confabulados para desmexicanizar la banca y para la contrarreforma agraria: hoy confabulados para seguir desnacionalizando el petr√≥leo y para la contrarreforma del trabajo.

Ay reata, no te revientes, que es el √ļltimo jal√≥n.

 



More articles by this author

ITINERARIO 2018 / Patológica lucha entre paralíticos y epilépticosITINERARIO 2018 / Patológica lucha entre paralíticos y epilépticos
En tratándose del tema de la sucesión presidencial México-2018, no...
ITINERARIO 2018 / Sucesión presidencial, fertilizada con sangreITINERARIO 2018 / Sucesión presidencial, fertilizada con sangre
Del manual para aprendices de cínico: No traicionar es perecer: Es...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 298 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner