joomla visitor
AuditorŪa
¬ŅSe agot√≥ el savor-fire de Gordillo?
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 300

EL ELOGIO DE LA TRAICI√ďN

¬ŅSe agot√≥ el

savor-fire de Gordillo?

 

EL DEPRESIVO UNIFORME DE RECLUSA que le obligaron a vestir en el reclusorio de Santa Martha Acatitla del Distrito Federal, incita a preguntar si el savor-fire que identific√≥ a Elba Esther Gordillo Morales, lleg√≥ de s√ļbito a su agotamiento. Todo tiene su l√≠mite.


Gordillo3
Nunca se lo imaginó

Puede ser. Pero su hasta entonces exitosa audacia, imprime al √ļltimo medio siglo de la pol√≠tica ¬†una identidad siamesa del establishment, que capitalizaron los que de ella hicieron mujer de uso para la consecuci√≥n de sus fines, y que ella, a su vez, factura en mano, us√≥ para capitalizar finanzas personales que la hacen personaje irrepetible en la nueva picaresca mexicana.

Vivi√≥ con sibilino instinto el apogeo y la decadencia del viejo ‚Äúpartido casi √ļnico‚ÄĚ -del que bebi√≥ hasta su √ļltimo aliento- y, leyendo los signos de los tiempos, aplic√≥ su disciplinado aprendizaje a una rentable¬† readaptaci√≥n a lo que le mandataron los nuevos amos de M√©xico.

 

Gordillo1

Su hoja de vida consigna desde el homicidio hasta fraude electoral -causas que no pesan en la actual acusaci√≥n judicial-, pero por lo que tampoco ser√° juzgada jurisdiccionalmente, es por el asesinato del alma: El perpetrado contra la infancia, en complicidad con quienes extinguieron la m√≠stica magisterial para transformar el oficio docente en productor de parias, cuyo santo y se√Īa de nuestros d√≠as es el de ninis: Los millones de j√≥venes que ni estudian ni trabajan, muchos de los cuales acaban en la prisi√≥n o en la tumba.

El elogio de la traici√≥n es un libro franc√©s que se import√≥ a M√©xico en la d√©cada de los ochenta. Ella acapar√≥ un buen n√ļmero de ejemplares que reparti√≥ entre sus protectores, amigos y chalanes. Obviamente, su biograf√≠a no oficial no tiene aquel t√≠tulo. Pero vale recordar que su nombre empez√≥ a mencionarse cuando su mentor, Carlos Jonguitud Barrios, l√≠der de Vanguardia Revolucionaria del Magisterio, asest√≥ en 1972 golpe de mano a los dirigentes del Sindicato Nacional de Trabadores de la Educaci√≥n (SNTE), Jes√ļs Robles Mart√≠nez y Manuel S√°nchez Vite para apoderarse del liderazgo.

 

Murillo Karam
Murillo Karam

Forjada en el método, en 1989 acudió al llamado presidencial y aplicó la misma sumaria receta a su padrino e hizo del prolongado cacicazgo sindical un juego de humillaciones y recompensas a sus chalanes.

En el partido que la hizo tres veces diputada y una senadora, conspir√≥ en la derrota de su candidato presidencial Francisco Labastida Ochoa en 2000. Sin abandonar la trinchera tricolor en la que se erigi√≥ en factotum -como controladora del sector popular-, recibi√≥ en pago de su traici√≥n descomunales prebendas, incomparables respecto de las que le hab√≠a brindado su partido de origen. A compartir la dirigencia nacional del PRI lleg√≥ de la mano de Roberto Madrazo Pintado.¬† Lo de 2006 fue el climax de la traici√≥n, en la que la acompa√Īaron al menos seis gobernadores priistas en activo.

De felina agilidad -so√Ī√≥ en treparse a Los Pinos- aun antes de ser expulsada del PRI ya ten√≠a vigente su propia franquicia: La del Partido Nueva Alianza, patente de negociaci√≥n para pactar incluso con la propia formaci√≥n que la defenestr√≥ (todav√≠a para los procesos electorales de 2014), y con otros partidos duchos en el piso de remates electoral, pero carentes de eficacia en los resultados en las urnas.

Gordillo4

Hacia 2012, ya se sab√≠a que en los √ļltimos tres a√Īos del sexenio pasado el SNTE fue habilitado por la Secretar√≠a de Educaci√≥n P√ļblica con m√°s de 17 mil millones de pesos adicionales a los acuerdos econ√≥micos y sociales en la revisi√≥n de las condiciones generales de trabajo.

Qui√©n sabe m√°s adelante, pero ese √ļltimo registro no consta en las acusaciones que le ha fincado recientemente la PGR, que le imput√≥, en principio, lavado de dinero ‚Äúde procedencia il√≠cita‚ÄĚ y, en un giro de √ļltima hora, de delincuencia organizada. Quien acusa se obliga a la carga de la prueba. Esto lo sabr√° el juez de la causa.

Cuando estamos en el cierre de esta edición, sus abogados han solicitado la extensión del plazo legal para la presentación de alegatos en su defensa, antes de que el juzgador resuelva su situación jurídica. Su médico personal, en vía de mientras, pide que la implicada responda desde un hospital a las diligencias del caso.

Estamos frente a una bifurcación: Justicia selectiva o todos coludos o todos rabones. Reto primero a la anunciada cruzada nacional contra la corrupción.



More articles by this author

La canasta electoral La canasta electoral
La canasta electoral Votación 2006 Total                                        41,557,430                                              Válidos                                    40,657,057 Nulos                            ...
16 millones de mexicanos deudores,  en grave crisis de liquidez y morosidad16 millones de mexicanos deudores, en grave crisis de liquidez y morosidad
16 millones de mexicanos deudores, en grave crisis de liquidez...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 427 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner