joomla visitor
AuditorŪa
¬ŅY qui√©n dijo que los muertos no hablan?
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
376
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 313

¬ŅY qui√©n dijo que los muertos¬†

no hablan?

CELESTE SALLOUM Y S√ĀENZ DE MIERA



SHHHHH… SE TRATA DE QUE ESCUCHES EL SILENCIO.. SHHHHH.


Para a hablar sobre¬†Mitos y Leyendas,¬†debemos sumergirnos en el tiempo y volar para sentir los olores, el calor, el fr√≠o, sabores y hasta el silbido del viento... All√°, cuando la luz era s√≥lo la del Sol y la Luna salpicada con chispas de las estrellas, en el momento en que iniciaron a tejerse los miedos y esperanzas para cubrirse de la sinraz√≥n‚Ķ y el fuego era recibido como un regalo m√°gico del cielo, que atrapaba m√°s emociones cuando despertaba la noche y junto a ella los sue√Īos, esperanzas pero tambi√©n los temores‚Ķ



La autora Celeste Salloum


DURMIENDO SOBRE LA HIERBA y a expensas de las sombras que danzan al ritmo de la brisa, fueron floreciendo historias que esculpían a la vida con la muerte y a la muerte con la vida.

Desde ah√≠, nos alcanzan para consolarnos del misterio de la vida ida‚Ķ del viaje ¬Ņsin retorno?, o de las razones que a√ļn nos atrapan‚Ķ

Conmemorar a nuestros muertos es mantenerlos vivos, escuchar sus voces, repitiendo una y otra vez las memorias de sus palabras cuando fueron dibujando en nuestros o√≠dos, las tradiciones que al repetirse de tiempo en tiempo, sin duda los hacen hablar‚Ķ Shhhhh, ¬Ņverdad que los escuchas?



Calaveritas de az√ļcar, la muerte dulce.


La experiencia nos conlleva a decir que, la palabra, es nada m√°s ni nada menos, que nuestra √ļnica fuente inagotable de magia de la que somos due√Īos y podemos inventar luces, tempestades, y hasta crear una nueva ecuaci√≥n de tiempo y espacio.

Los Mitos y Leyendas se componen con todas esas tradiciones que se vuelven m√°s ricas de matices mientras m√°s generaciones participan pero queda en nuestras manos preservarlas y sazonarlas para las futuras generaciones.

Algunos de los Mitos y Leyendas son como fotografías y, como tales, permanecen intactos en el tiempo; sin embargo, hay algunas que son fantásticas y viven eternamente inacabadas y esperando el nuevo sabor que nuestro corazón y asombro les regale.

El hilo conductor de los Mitos y Leyendas son las tradiciones. En el caso de México y como ejemplo viviente, tenemos el Día de Todos los Santos y el Día de Muertos, ejemplo de la pluriculturalidad de nuestro país, mismas que nos dan, junto con la Historia, nuestra identidad nacional.

¬ŅAlguien ha imaginado los gritos desgarradores de La Llorona, de quien se dice a√ļn deambula por los callejones en busca de sus hijos?...



La Llorona como fantasma asesino.


Como lo cuenta una de las tantas versiones de esa leyenda: ‚ÄúVest√≠a la mujer de blanco, y un velo cubr√≠a su rostro. Recorr√≠a muchas calles de la ciudad dormida, a la Plaza Mayor, daba el √ļltimo angustioso lamento; al llegar a orillas del lago, que en ese tiempo penetraba dentro de algunos barrios, como una sombra se desvanec√≠a. Es como relatos fantasiosos que parecen cuentos de hadas‚Ķ‚ÄĚ (Vargas, 1999)

Historiadores y cronistas, se refieren a ella como una Leyenda Virreinal, tal y como consta en escritos de José María Marroquí y Luis González Obregón.

‚ÄúComo bien sabemos, la leyenda de La Llorona tiene much√≠simas variantes, sin embargo, raras veces se menciona qui√©n es o qui√©n fue.‚ÄĚ (Adame, 2003)

Un claro ejemplo es como la realidad puede verse involucrada con la fantas√≠a, es la creencia de que ‚Äúse carga el muerto‚ÄĚ, aunque ahora la ciencia ya lo explica y se le denomina par√°lisis del sue√Īo, ha dado lugar y sigue siendo origen a diversas leyendas.



Huesos reales.


Otro ejemplo lo podemos observar, al preguntarnos el por qué del nombre de algunas calles y avenidas, tal es el caso de Barranca del Muerto y que corresponden a las leyendas de la época colonial.

“En la época prehispánica se sabe que en la Sierra del Ajusco, el volcán llamado Xitle provocó movimientos terrestres y ocasionaron una barranca.

La posesi√≥n de Mixcoac era ambicionada por los Zapatistas, y en ocasiones hab√≠a enfrentamientos, y los muertos eran arrojados a la barranca y con ello abundaron las leyendas en donde las almas de los muertos aterraban a los vecinos y de ah√≠ surgi√≥ el nombre de La Barranca del Muerto.‚ÄĚ (La Mente, 2007)

El fuego vivo que mantiene a la vista estos relatos, nos lo dan en buena parte, la luz de las veladoras de Pátzcuaro, las de Mixquic y las de los millones de altares que se encienden en las casas y corazones de mexicanos que abrazan a sus muertos tan fuerte, como a sus tradiciones… les cantamos, alimentamos, veneramos y recordamos…

Adornamos los recuerdos con calaveritas de az√ļcar, cempas√ļchitl, mole, chocolate, papel picado, sal, agua, biznagas y mucho, mucho amor, no le tememos a la muerte, nos burlamos de ella, nos la comemos‚Ķ Esto nos conlleva a decir que, los Mitos y Leyendas de la Muerte Mexicanos, nos ayudan a preservar nuestras ra√≠ces culturales, las cuales han ido sembrando a nuestra identidad nacional como un gran campo f√©rtil que nos identifica como pa√≠s, como naci√≥n, como mexicanos orgullosos y plet√≥ricos de matices que nos distinguen de otras culturas‚Ķ

¬ŅY qui√©n dijo, que los muertos no hablan? Shhhhh‚Ķ¬†



*Ensayo premiado en el certamen 
a nivel Distrito Federal con el primer lugar del 
1ro. de secundaria otorgado al colegio Villa Educativa High.



More articles by this author

La vida que llegó y nunca se fue: Aurorita Gómez Maranto y su luz sempiterna"La vida que llegó y nunca se fue: Aurorita Gómez Maranto y su luz sempiterna"
  "La vida que lleg√≥ y nunca se fue: Aurorita G√≥mez Maranto...
Se cura con cultura: Jane AustenSe cura con cultura: Jane Austen
SE CURA CON CULTURA Jane Austen En su lengua, la ley...
Comentarios (1)Add Comment
0
KITTY RUBALCAVA
agosto 08, 2016
189.245.77.230
Votos: +0
Y QUIEN DIJO QUE LOS MUERTOS NO HABLAN ?

ME ENCANT√ď TU ENSAYO CELESTITA Y PENSAR QUE LO ESCRIBISTE A LA EDAD EN QUE APENAS COMIENZA LA ADOLESCENCIA . . . DE VERDAD TE FELICITO CHIQUITA LINDA, CON LA GRACIA DE DIOS, VAS A LLEGAR MUY LEJOS.

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 708 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner