joomla visitor
AuditorŪa
Combate a la corrupción, imperativo impostergable
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
400
Banner
399
Banner
398
Banner
397
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 313


Combate a la corrupción,

imperativo impostergable

 

Como resultado autom√°tico de la existencia de un Poder dividido -el Ejecutivo federal frente a un Legislativo con oposici√≥n dominante, y la mayor√≠a de las gobernaciones estatales en manos del PRI-, la transici√≥n democr√°tica, oteada desde 1997, se frustr√≥ en su placenta, y se redujo s√≥lo a alternancia en Los Pinos, acompa√Īada por ex priistas a quienes se confi√≥ posiciones determinantes, como fue la cabeza de sector del gabinete econ√≥mico, la Secretar√≠a de Hacienda, encargada a Francisco Gil D√≠az.¬†



El dizque bueno, la mala y la fea.


Lo que aparentemente se prefiguraría como gobierno de coalición, se fracturó con la declaración inaugural de Vicente Fox, quien definiría el suyo como un gobierno de empresarios, por empresarios y para empresarios que, por carecer de una base popular solidaria, desgastó el bono democrático endosado por los votantes al guanajuatense en 2000. 

Aunque Fox lograría en su oportunidad atraer a las dirigencias nacionales de los partidos opositores a la firma de un Acuerdo Político para el Desarrollo Nacional, la falta de pericia para la operación política dejó ese acuerdo en mero texto testimonial. 

El problema b√°sico del primer Presidente de oposici√≥n en 70 a√Īos, se detect√≥ en la propia Oficina de la residencia presidencial: La impotencia de la Direcci√≥n de Imagen y Opini√≥n P√ļblica para sustanciar en aceptaci√≥n del gobierno los altos √≠ndices de popularidad personal del titular del Ejecutivo. El excesivo protagonismo medi√°tico de La pareja presidencial¬†dio al traste con las expectativas de cambio.¬†

No menos importante, fue la falta de voluntad política para acometer el cumplimiento del compromiso que atrajo la simpatía del electorado: El de entrar a fondo al combate a la corrupción. 

Por el contrario, los expedientes m√°s escandalosos de esa peste heredada del priismo populista, parecieron ser un manual pr√°ctico para los funcionarios de nuevo cu√Īo, que se engolfaron con prebendas il√≠citas, al grado de que -tras doce a√Īos de alternancia partidista-, el m√°s reciente √ćndice de Percepci√≥n de la Corrupci√≥n, elaborado para M√©xico por Transparencia Internacional, cay√≥ m√°s de 30 puntos, para situar al pa√≠s en el sitio 106.¬†

Ahora -con el PRI de nuevo en Los Pinos- resultar√≠a prematuro aventurar oficiosamente calificaciones a un gobierno que s√≥lo tiene un a√Īo en ejercicio, si no fuera porque el tiempo apremia y un sexenio se agota antes de que el titular del Ejecutivo lo desear√≠a. Una agencia encuestadora, generalmente reconocida como confiable (GEA-ISA), revel√≥ en agosto que Enrique Pe√Īa Nieto perdi√≥ en menos de cuatro meses diez puntos en popularidad personal.¬†

En abono a Pe√Īa Nieto, puede acredit√°rsele la concreci√≥n del Pacto por M√©xico como instrumento catalizador y funcional de coincidencias pol√≠ticas y program√°ticas de las tres fuerzas partidistas dominantes, con la adhesi√≥n de una cuarta que juega el papel de sat√©lite oportunista. Pero una golondrina no hace verano, como lo estamos viendo a la luz del retiro del PRD de dicho pacto.¬†



Francisco Gil Díaz. 


Frente al razonable éxito de ese mecanismo de negociación -en particular en el campo legislativo-, de nuevo se presenta en los haberes y debes del gobierno federal el espectro de la corrupción. Es así, porque uno de los compromisos asumidos e incumplidos por el mexiquense, fue el combate a ese degradante fenómeno que agravia a la sociedad toda. 

Es indudable que uno de los factores de presi√≥n contra el imperativo de limpiar la administraci√≥n p√ļblica, radica en la resistencia de los poderes f√°cticos, usufructuarios de lo que los soci√≥logos codifican como econom√≠a criminal.¬†

Pero si Pe√Īa Nieto ha probado su acerada inflexibilidad en el debate y la oposici√≥n a algunas de sus iniciativas -como son las reformas educativa, financiera, hacendaria y fiscal, y la energ√©tica-, ser√≠a de esperarse que en el tema de la corrupci√≥n el Presidente diera pasos firmes y adelante.¬†

A los tres meses de conocida su baja en los √≠ndices de popularidad, Pe√Īa Nieto declar√≥ en octubre, con voluntad de estadista, que no gobierna para estar bien en las encuestas, sino para la transformaci√≥n de M√©xico en nombre y beneficio de las nuevas generaciones.¬†

Si las nuevas generaciones desertan de la pol√≠tica -la organizaci√≥n chilena Latinobar√≥metro ha informado recientemente que un alarmante porcentaje de¬† mexicanos cree que M√©xico marchar√≠a mejor sin partidos pol√≠ticos-, esa deserci√≥n responde justamente al desencanto de la democracia, pre√Īada de corrupci√≥n.¬†

Resulta pertinente e impostergable que, para la salud de la Rep√ļblica y la restauraci√≥n de la confianza en la pol√≠tica, en la agenda 2014 el Ejecutivo ponga a caballo esa asignatura, porqu√©, como lo advirtiera en su momento Jos√© L√≥pez Portillo, hemos convertido a M√©xico en un pa√≠s de corruptos. La deliberada tolerancia a la impunidad, es madrastra de la decadencia de cualquier sistema pol√≠tico.¬†

Sólo la eficaz reparación de ese criminal entuerto que afrenta a la comunidad nacional, permitirá sacar a México de la categoría de Estado fallido. Si leemos bien los signos de los tiempos, podemos establecer que hay imperativos improrrogables: Contra la corrupción, es uno de ellos. 

El viejo PRI cayó del poder presidencial por ese putrefacto déficit; el nuevo, debe validar en los hechos su condición partido transformador. La sensibilidad popular es implacable. No hay opción: O cabestreas o te ahorcas.  



More articles by this author

2014: A√Īo de la eficacia2014: A√Īo de la eficacia
¬† 2014: A√Īo de la eficacia ¬† Hasta antes del asalto de la tecnoburocracia...
Cuando el Pacto por México sea cadáverCuando el Pacto por México sea cadáver
  Cuando el Pacto por México sea cadáverEl Pacto no estaba enterado de...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 405 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
396
Banner
395
Banner
394
Banner
393
Banner
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner
387
Banner