Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 382

 38223

BUHEDERA

Guillermo Fárber

MIJO, USTED QUE estudió Ciencias de la Comunicación ¿Cuándo va  a dejar de avergonzarnos por lo que estudió? / Mijo, tú que estudiaste Licenciatura en Informática, prende la máquina 3 para el joven y cobra las impresiones. / Mija, ya que estudiaste Biología Marina, tráete del mercado unas mojarritas para la comida. / Mijo, usted que es Biólogo Marino, vaya a la tienda y cómpreme unos pingüinos Marinela.

“TERRORISTAS”

EL ESPELUZNANTE periodo de diez meses en 1793-94 en que el Comité de Salvación Pública comandado por Robespierre “El Incorruptible” mandó a la guillotina a unos 30 mil franceses “subversivos” (entre los que iban algunos enemigos políticos suyos y muchas personas completamente inocentes) se conoció como El Terror. El último guillotinado fue, obviamente, el mismo Robespierre. Ya se sabe: La Revolución Devora a sus Hijos (menos a los jijos como los… y similares, jajaja). 

Ahí se acuñó el término “terrorista”. 

Pero los merecedores al noble galardón de "terroristas" no eran los “Enemigos del Pueblo”, o los contrarrevolucionarios, o los agentes extranjeros descubiertos, o miembros rejegos de la aristocracia o de la jerarquía católica. A quienes se les puso el honroso título de “terroristas” fue a los funcionarios del gobierno a cargo de articular, organizar y practicar las patrióticas labores del Comité, “necesarias para preservar la seguridad de los ciudadanos”. 

O sea, los “terroristas” eran precisamente los represores oficiales, no los quebrantadores del “orden”. En fin, la vieja regla dice: “Los gobiernos tienen la peligrosa tendencia a nunca desperdiciar una buena crisis.” 

Eso es justo lo que varios dirigentes hacen, como antes lo hiciera Clinton con el bombazo en Oklahoma, Hitler con el incendio del Reichstag, y tantos otros gobernantes antes de ellos.

GENIOS

ME DICE el Marcos: 

“Les faltó en la lista muchos personajes con mayor inteligencia que los listados. Por ejemplo Federico Nietzsche, el filósofo más inteligente; David Hilbert, el matemático que creó el concepto de multidimensiones, la nueva geometría, el concepto del espacio tiempo etc.; Kepler, Newton, Erwin Schrödinger (el genio de la cuántica y sus aplicaciones); y el más grande físico de todos los tiempos James Clerk Maxwell, que presentó sus primeros trabajos a la Real Academia a los 14 años, generó las ecuaciones que rigen las ondas electromagnéticas, antes de que se descubrieran, y cien otros descubrimientos técnicos excelsos.” 

Otros añadirían a Niels Bohr, Aristóteles, Voltaire, Stephen Hawking, Mozart, Sócrates, Pitágoras, Platón, Arquímedes, Pasteur, Thomas Young, Gauss, Marie Curie; y los asombrosos contemporáneos Kim Ung-Yong, Christopher Hirata, Terence Tao y la persona más inteligente hoy viva: Marilyn Vos Savant (IQ de 228). 

Y no olvidemos a quien según algunos ha sido la persona más inteligente de la historia, William James Sidis (gringo, 1842-1910), con un IQ estimado de 300. A los ocho años Sidis hablaba ocho lenguas además del inglés. Cursó siete carreras, dominó 40 idiomas, publicó 15 libros… y no dejó un legado intelectual relevante. O sea, Sidis no fue más que un tonto muy listo. Y es que no basta con tener la capacidad cerebral; hay que querer usarla.

SIDIS

ALGUNAS FRASES suyas: No hay mayor mentira que la verdad mal entendida. / Cuando debemos hacer una elección y no la hacemos, esto ya es una elección. / El hábito es el enorme volante de inercia que mueve a la sociedad, su más valioso agente de conservación. / El pesimismo conduce a la debilidad; el optimismo al poder. / El arte de ser sabio consiste en saber a qué se le puede hacer la vista gorda. / El principio más profundo del carácter humano es el anhelo de ser apreciado. / La prueba de toda verdad reside, sencillamente, en su eficacia. ¿Te impresionaron estas frases? A mí tampoco.

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

ES UN EJEMPLO clarísimo de la frase de Sidi sobre el aprecio ajeno. El autor de Cien Años de Soledad solía decir: “Escribo para que me quieran.” Y bueno, como escritor concita admiración; pero de ahí a “querer” a la persona, hay cierto trecho, ¿no?

OOOOOOMMMMMM

Recuerda meditar cuanto puedas, cuando puedas.

Tus comentarios:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla                                                 
Mis comentarios: 
www.telefarber.com.mx/web



More articles by this author

BUHEDERABUHEDERA
  BUHEDERA Guillermo Fárber  ¿TIENE SENTIDO defender un mundo que ya está perdido? /...
BUHEDERABUHEDERA
  BUHEDERA Guillermo Fárber La mejor venganza es sonreír. No es hipocresía,...