joomla visitor
Auditoría
El Tren Maya, una vía con distintos destinos (TERCERA PARTE)
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 402

 4022

El Tren Maya, una vía con distintos destinos

(TERCERA PARTE)

Juan Bautista

  • EZLN-AMLO: Escenarios posibles
  • El Tren Maya ¿arrasará con el EZLN?
  • El EZLN, está coludido con la CIA y la DEA: Daniel Estulin
  • ¿El EZLN activará la alerta roja como en 1994, para enfrentar al gobierno federal?
  • ¿Quién gana y quién pierde en esta confrontación?

4022a

1. Frentes en acción

LA PRIMERA SEMANA de enero de este 2020, fue testigo de la fijación de las dos posturas de cada frente ideológico, de abierta confrontación, de la disputa de una parte de la nación en el sureste mexicano, donde la Cuarta Transformación intenta imponer su megaproyecto del Tren Maya, y la irreductible posición del ya histórico Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

La voz de los sin voz, esta vez, congregados en las montañas de los altos de Chiapas, lanzaron un ultimátum al presidente Andrés Manuel López Obrador. Dijeron en voz del comandante Moisés, y cinco mil mujeres con vestimenta militar:

“Hace 26 años, en una tarde como ésta, bajamos de nuestras montañas a las grandes ciudades para desafiar al poderoso. Y no teníamos más que la muerte…El mandón que entonces enfrentamos era el mismo que hoy nos desprecia, tenía otro nombre y otra cara, pero era y es el mismo de ahora…El mandón hizo trampa, hizo maña, mintió y siguió su plan para destruirnos, al igual que hace el mandón de ahora…

“Ahora con el Megaproyecto, quiere destruir todo un territorio: el aire, el agua, la tierra, las personas. Con el megaproyecto la Bestia se zampa de un bocado pueblos enteros, montañas y valles, ríos y lagunas, hombres y mujeres…la bestia dice que es por el progreso.

“El Ejército Zapatista de Liberación Nacional, está dispuesto a todo para defender la tierra. Sí, estamos dispuestos a desaparecer, a ser destruidos como organización, a ser aniquilados como pueblos originarios de raíz maya, Sí estamos dispuestos a morir como guardianes y guardianas de la tierra.”

El mensaje de los encapuchados, con tolete en mano, y de uniforme militar, fue directo. Seis días después, el inquilino de Palacio Nacional, acusaba de recibido.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respondió así:

“Yo les diría que no tienen toda la información, no se va a afectar a las comunidades indígenas en nada, al contrario, se está beneficiando a los pueblos indígenas como nunca se ha hecho, antes se respetaba, se admiraba al indígena muerto, incluso hasta se les utilizaba en lo político, en lo ideológico y no se hacía nada por el indígena vivo que padece pobreza y marginación.

“Estaba leyendo que si se meten con nuestras tierras estamos dispuestos a dar hasta nuestras vidas. No es real eso, no se apega a la realidad, nosotros no vamos a afectar a nadie, menos a las comunidades indígenas. Ahí, en Chiapas están trabajando como sembradores 80 mil indígenas y campesinos, ¿cuándo se había hecho algo así?”.

Y el día seis de enero AMLO remataba:

“[…] Están un poco desquiciados, los veo muy nerviosos y a veces asumen actitudes de los conservadores. Es lo que se dice a veces, que los extremos se tocan, es decir, la extrema derecha y la extrema izquierda’, indicó durante un evento en Texcoco, Estado de México”.

2. Una vía, distintos destinos

LA PROPUESTA del Tren Maya aparece como un rompehielos en la historia del México actual. Evoca una faraónica construcción en medio de una selva virgen, donde los ancestrales indígenas sólo se trasladaban a pie, regidos por los astros, o en balsas para llegar por ríos a las desembocaduras en el mar. De tierra adentro hacia la costa de una enorme península, a la costa, para fundirse con la inmensidad. Pero también desde esos bordes, se vieron llegar a los primeros conquistadores para plantarse por más de quinientos años.

Hoy el megaproyecto del Tren Maya, insertado como un legado de la Cuarta Transformación, se empodera para conquistar por segunda ocasión, lo que la primera conquista y después en tiempos postrevolucionarios, en segundo lance, no lograron: dominar en toda su dimensión el vasto territorio del sureste mexicano.

Pero esa reconquista hoy se presenta como una extensión de un proyecto que nació en las filas del neoliberalismo, del mismo corazón de la idea de la industrialización, que ahora, bajo el cobijo de las grandes empresas financieras y bursátiles, se ubican en la esfera de la globalización para la explotación de los recursos naturales que posee toda esa región.

4022b

Este maya motorizado, en su moderna aventura, intenta romper el cerco de la pobreza, de la marginación, del arrinconamiento, del aislamiento productivo y social en que, aseguran, se encuentra ancestralmente el Sureste Mexicano. Dar vida, conectividad en más de un sentido. 1,500 km. de vía y estaciones comerciales y de abasto.

Pero este viejo anhelo post porfirista y después desarrollista, de los años cincuenta, encuentra como ayer, reticencia, distancia, recelo por parte de los herederos y ejidatarios de esas enormes riquezas naturales, comunidades indígenas oriundas y allegadas, y más, los politizados, encapuchados, los agrupados en las filas del EZLN, que al amanecer de este primero de enero de 2020, dijeron No, al Tren Maya.

4022c

Emulando su guerra mediática, que les dio buenos dividendos aquel primero de enero del 94, cuando los zapatistas irrumpieron en la escena de la política nacional con en una imagen que les daría oxígeno para llegar a las alturas de las montañas del olimpo de los movimientos sociales e insertarse como una nueva corriente armada, político, social, en busca de la paz, que No anhelaba el poder, pero sí, la defensa de la soberanía y reivindicación indígena.

Hoy esos discursos, esas posiciones entre el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que impulsa su mega legado, de la construcción del tren maya y transístmico, se confronta con el discurso del EZLN. Son dos cursos polarizados, dos visiones distintas. Son dos caras en un mismo espejo que miran que dicen mirar a la izquierda.

Esta concepción ideológica del desarrollo y conectividad, de horizontalidad y consultas a las bases, está escalando el debate de la confrontación, está polarizando, primero a las comunidades locales, después a la opinión pública, y puede tocar a los grupos financieros, y éstos últimos, condicionar su apoyo a la inversión.

El choque de trenes, de discursos, de posiciones ideológicas, puede encontrar varios escenarios, los cuales pueden ir, desde un avance por etapas y en paz, hasta la toma de tierras y bloqueos con amparos, que impidan su cristalización en los cuatro años planeados.

Entre los escenarios que se alcanzan a vislumbrar, en disputa por una parte del desarrollo nacional, podemos mencionar por lo menos tres escenarios, con base a la información de la que disponemos, bajo el método de análisis prospectivo, el cual recupera los antecedentes históricos, desarrollo y posicionamiento político de los grupos, en un contexto de nuevos escenarios y, la disección de los discursos de los dos dirigentes históricos de movimientos, ahora en franca disputa por la legitimidad de cada proyecto ideológico.

Primer escenario: El Estado mexicano, llega a una negociación con los actores sociales incrustados históricamente en la selva lacandona y puntos conflictivos de los ejidos por donde pasa la traza del Tren Maya, e los involucra en los procesos de construcción y como beneficiarios de un porcentaje en los dividendos futuros del megaproyecto. Se desisten de amparos, verifican las normas mundiales de protección al medio ambiente y respetan los derechos de los pueblos originarios como se encuentran en estos momentos. El plan se realiza conforme lo planeado, en cuatro años y sin contratiempos. Cada parte, cumple con los acuerdos contraídos, incluidos la inversión de capital nacional con respaldo internacional, garantizando el Gobierno Mexicano, el desarrollo en paz y cumpliendo los tiempos establecidos por la parte gubernamental.

Segundo escenario: Se multiplican amparos por los grupos de ejidatarios a lo largo de la península. El EZLN, inicia bloqueos al inicio de las obras, y lanza la alerta roja a todos sus caracoles y llama a estar a atentos, por si es “necesario tomar de nuevo las armas” para impedir “nos arrebates la tierra conquistada hace 26 años”, con el respaldo de la Organizaciones No Gubernamentales y la comunidad internacional. El capital internacional que participa de la construcción de las obras, detiene el flujo de inversión, hasta que haya nuevas condiciones. La obra se retrasa, un año, y corre el riesgo de colapsar por falta de inversión y seguridad en los proyectos, como lo demanda la empresa Ingenieros Civiles Asociados desde un principio.

Tercer escenario: Hay bloqueos y amparos en contra del proceso de la obra, en su primera fase. Se movilizan las fuerzas del EZLN, calculadas con apoyo de otras regiones del país, en diez mil, sumada ya su base político-militar y se asientan en los principales puntos por donde serán las estaciones del Tren Maya. El gobierno aun cuando realiza llamados al diálogo y a encontrar soluciones pacíficas, se ve obligado a sentarse en mesas de negociación para destrabar en principio cada uno de los puntos demandantes, ya no solo por el EZLN, también por el resto de las comunidades. El EZLN solicita la intervención de observadores extranjeros primero para frenar la violencia militarizada y segundo, para certificar se cumplan los compromisos contraídos en las nuevas mesas de diálogo. Los representantes de AMLO, envía una iniciativa de ley, para ampliar el campo de acción de los indígenas, otorgar “autonomías relativas sobre el entorno de las comunidades indígenas de la región” y para respetar la no invasión y expropiación de los territorios zapatistas, al tiempo de mantener los usos y costumbres en la elección de sus representantes populares, sin que se apliquen las leyes federales en esos territorios.

Una vez cumplido estos acuerdos, que se procesaron en meses, en jutas, asambleas y reuniones ejecutivas, se retoma el curso del proceso de construcción del Tren Maya, sobre acuerdos políticos con el EZLN y las comunidades indígenas.

4022d

3. ¿Es sólo una disputa ideológica…? O, ¿hay algo más?

A MANERA DE un recuadro, sólo por ilustrar la disputa ideológica de esta batalla por la legitimidad de gobernar, de interceder por “los demás”, por buscar su “bienestar” y citaremos en forma breve, dos textos, (escritos y publicados con una distancia de 23 años, que a mi parecer, ilustran el campo de batalla por las ideas), sobre los conceptos que mueven a cada grupo a mantener posiciones sobre un tema transversal que atraviesa por instituciones sociales, políticas y culturales, que marca tiempos, zonas, territorios, conceptos legales, jurídicos, de posesión de la tierra, de movilidad social, de responsabilidad legislativa y de jurisdicción municipal, estatal y federal. Y todo ello, desde luego que incluye a la salud, a la educación, a la impartición de justicia, de representación, legal, legítima e histórica. Y desde luego, al último concepto de la cadena de poder y mando: la autonomía.

4022e

Llama poderosamente la atención, que hoy, en el 2020, la confrontación no es con un grupo de derecha, por la insurrección ante un gobierno neoliberal emanado de los fraudes sexenales, del gobierno federal, de corte nacionalista que luchó por ostentar el poder más allá de los setenta años de la dictadura perfectible. No. La lucha que del campo ideológico ya pasó a la realidad, a las montañas, a la lucha por la representación formal en las urnas, centra su debate en la disputa en el mismo territorio ideológico: la izquierda.

Hoy asistimos a la batalla en el mismo campo, de un sólo lado de la cancha. Estamos ante dos proyectos de Nación, con visiones desde el mismo lado, pero desde distinto ángulo: la centro izquierda, o izquierda moderada, que representa AMLO ante una distancia más lejana, de una izquierda radical, militarizada, autónoma, con independencia de los poderes tradicionales y con una base social radicalizada.

Algunos actores del actual gobierno federal, llaman a sus adversarios “negacionistas” del Tren Maya, y el mismo presidente de la República, los denomina “reformistas”.

En su más reciente colaboración a un diario, el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor M. Toledo, escribe:

“Estructurados en su fase inicial bajo los principales dogmas de la ideología neoliberal (como creer que las inversiones de capital trasnacional traerán automáticamente beneficio social), los trenes han recibido una catarata de críticas desde la academia, el periodismo, las organizaciones sociales de las regiones y, de manera velada, en el gabinete. Ello aunado a otros factores, han hecho que ambos proyectos, 15 meses después, no hayan avanzado y que hayan sufrido transformaciones. Ni el Tren Maya ni el Transístmico serán por sí mismos emprendimientos social y ambientalmente positivos si no forman parte de proyectos emancipadores de escala regional en la península de Yucatán y en el Istmo.

El futuro de los trenes es parte de un proceso que parece imperceptible y silencioso, pero en realidad concentra una tremenda y sórdida batalla de ideas y de posiciones, dentro y fuera del aparato estatal. Se trata, como he señalado, de un choque entre la modernidad y la tradición, la que hoy se expresa en una resistencia biocultural y donde los pueblos indígenas, sus naturalezas, cosmovisiones y memorias van estableciendo alianzas con la 4T. Para sorpresa de los negacionistas, hoy esa alianza avanza: dos grandes reuniones con las organizaciones de apicultores mayas, 80 investigadores organizados por Conacyt para analizar el tren, un encuentro con las tres principales organizaciones de turismo alternativo, diálogos con las comunidades de conservación voluntaria, los chicleros y ejidos forestales, 20 mil familias sembradoras de vida de 367 comunidades, y sobre todo 15 consultas con cinco mil 266 participantes, incluyendo 80 por ciento de los presidentes municipales y 85 por ciento de las autoridades ejidales. Primer resultado: los ordenamientos ecológicos participativos que serán realizados en cada uno de los 78 municipios donde pasará el tren. ¿Y en el Istmo? Encuentros con diversas organizaciones conservacionistas, ambientalistas y de productores, con las asociaciones ganaderas, y una próxima consulta en los municipios indígenas”. (La Jornada, 25 de febrero de 2020).

En uno de los despachos del entonces autodenominado Subcomandante Marcos, lanzado desde las montañas al mundo de las nuevas ideas de ese entonces, y titulado Sietepiezas sueltas del rompecabezas mundial (el neoliberalismo como rompecabezas: la inútil unidad mundial que fragmenta y destruye naciones), escribió:

“El Estado, en el neoliberalismo, tiende a contraerse al “mínimo indispensable”. El llamado Estado Benefactor, no sólo convierte en obsoleto…En lugar de que la inversión pública la orientan al gasto social, los Estados Nacionales prefieren mejorar su equipo, armamento y preparación para cumplir con eficiencia la labor que la política dejó de cumplir hace años: el control de la sociedad.

Pensamos que se trata de una contracción inherente al proceso de la globalización, una de las esencias del modelo neoliberal. La eliminación de fronteras comerciales, la universalidad de las telecomunicaciones, las superautopistas de la informática, la omnipresencia de los centros financieros, los acuerdos internacionales de unidad económica.

El tratar de imponer su modelo económico, político, social y cultural, el neoliberalismo pretende subyugar a millones de seres, y deshacerse de todos aquellos que no tienen lugar en su nuevo reparto del mundo.

En México, por poner un ejemplo, el llamado Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec, pretende construir un moderno centro internacional de distribución y ensamble de mercancías. La zona de desarrollo abarca un complejo industrial en el que se refina la tercera parte del crudo mexicano y se elabora el 88% de los productos petroquímicos. Las vías de tránsito interoceánico consistirán en carreteras, una ruta fluvial aprovechando el tendido natural de la zona (río Coatzacoalcos) y, como eje articulador, la línea del ferrocarril Transístmico (a cargo de cinco empresas, cuatro de EU y una de Canadá). El proyecto sería la zona ensambladora bajo el régimen de maquiladoras. Dos millones de pobladores del lugar, pasarían a ser estibadores, controladores de paso o maquiladores”. (Ana Esther Ceceña. “El Istmo de Tehuantepec: frontera de la soberanía nacional”. La Jornada del Campo, 28 de mayo de 1997).

También en el sureste mexicano, en la selva lacandona, se echa andar el Programa de Desarrollo Regional Sustentable para la Selva Lacandona. Su objetivo real es poner a disposición del capital las tierras indígenas que, además de ricas en dignidad e historia, también lo son en petróleo y uranio”.

Y la rúbrica: Desde las montañas del sureste mexicano, Subcomandante Insurgente Marcos. Ejército Zapatista de Liberación Nacional, México, junio de 1997.

4022f

4. Datos sobre el tren maya

LA OBRA DE infraestructura en comunicación y desarrollo del turismo será mil 460 kilómetros de vía a partir de 18 estaciones con 12 paraderos y pasará por 112 municipios de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

La extensión del recorrido está planeada a través de 1,460 kilómetros de vía de tren, la cual se proyectan construir en cuatro años, para iniciar la primera fase de construcción en este 2020 y estar en plenas funciones en el 2024.

La mayoría de las estaciones y desarrollos colaterales se llevarían a cabo a partir de contratos de inversión mixta. Es decir, empresas privadas diseñarán, financiarán, construirán y mantendrán las vías férreas, el material rodante y los sistemas de comunicación.

La velocidad máxima de 160 kilómetros por hora cuando transporte pasajeros en el día y en la noche su velocidad será de 120 kilómetros por hora cuando transporte mercancías.

Fonatur, la institución responsable de la planeación, gestión y operación de la obra informó que hasta el momento participan en los procesos de las licitaciones 42 empresas nacionales con respaldo de empresas internacionales.

Según un estudio encargado a la firma consultora PwC, el proyecto tendrá una inversión de 139, 000 millones de pesos. Se considera que por lo menos el 75 por ciento de la inversión sea financiada con recursos públicos.

En un análisis de rendimiento y de beneficios, se prevé que éstos alcancen los 356,600 millones de pesos, de los cuales, el 46 por ciento será derivado del transporte y la rama turística.

Según estudios de Fonatur, los caminos para construir las vías, se requiere que los caminos e infraestructura cuenten con 40 metros de ancho, por ello, estima, faltan 1,316 hectáreas, de éstas 934 son propiedad ejidal y afecta principalmente a los ejidos de Yucatán, Quintana Roo y Campeche.

Contará con 30 locomotoras y 180 carros de pasajeros.

En estos días, Fonatur informó que sólo un amparo se ha interpuesto en la construcción del megaproyecto, y sólo en el tramo Palenque-Escárcega, el cual ya se atiende. Ello, dice, no impide con el proceso de licitaciones y respuestas a los proyectos, que en una primera etapa recibieron más de mil doscientas preguntas, sean respondidas y se continúe con el proceso de las convocatorias, además del diálogo con las comunidades.

5. El EZLN, ya no tiene credibilidad. Sirve a intereses extranjeros: Estulin

EN UN VIDEO-CONFERENCIA transmitido a través del portal el Ángel Metropolitana, a principios de este 2020, el analista global, afirma que el movimiento zapatista está coludido con la CIA y la DEA.

Daniel Estulin, comentó:

“Un caudillo cibernético que promovió un movimiento en contra del caduco de sistema de partidos. Fue éxito entonces, hoy nadie le cree a Marcos.”

A los 26 años de ese levantamiento, el comandante Moisés alerta sobre su postura ante la construcción del Tren Maya, ante lo cual dijo, defenderán sus tierras hasta con su vida.

Daniel Estulin, afirma que el EZLN está dominado por intereses extranjeros que buscan desmembrar México y destruir su constitución y hacerse de los recursos naturales en nombre de los saqueadores extranjeros mundiales

Los zapatistas son parte integral de una parte fascista de todo el continente latinoamericano caracterizada por su componente más fuerte, las fuerzas armadas de Colombia una insurgencia FARC que manejan las drogas con el beneplácito de la CIA y la DEA, respaldados por intereses internacionales.

4022g

La demanda de los zapatistas y sus patrocinadores extranjeros, tienen dos características claves: que las zonas donde habitan, se rijan por usos y costumbres y se les otorgue los derechos de los recursos naturales.

Una cantidad de recursos naturales están ahí en Chiapas: Petróleo, hidroeléctrica y nuclear. También se trata del saqueo internacional.

Los zapatistas, estuvieron asesorados por el entonces obispo de San Cristóbal de las casas, Samuel Ruiz García, quien tuvo una relación con los coordinadores de la organización ambiental para el fondo mundial…

Hoy el principal objetivo de esos procesos es destruir el estado nación y tener el control de los territorios protegidos. Prueba de ello, son las reservas ecológicas que han caído en manos de la guerra de narcos, al norte de Venezuela y Guatemala.

En las condiciones actuales, la oligarquía americana esta lista para apoderarse de los territorios y fronteras. El objetivo es que los bancos e intereses mundiales, se apoderes de los recursos naturales de las naciones.

La farsa de los zapatistas no tiene nada que ver con las verdaderas causas de la extrema miseria y del genocidio.

Los zapatistas se han desenmascarados, Marcos hoy, auto renombrado Galeano, mueve al EZLN en la línea PRIPAN-Antorcha Campesina y los gobernantes saboteadores del gobierno de México. Así se entiende porque Marcos salía en televisión a criticar a López Obrador en sus procesos electorales del año 2006, 2018 y desde luego por Televisa y sus periodistas de Montaje, Carlos Loret de Mola.

Marcos llama a transformar el sur de México, así son, separatistas.

Detrás de cualquier militancia antiglobalista, hay jugadores que son más poderosos, en medio de una guerra hibrida…

Hoy Calderón, Fox, exclaman: “Todos somos Marcos”.

6. Hay comunidades independientes que reclaman también la cancelación.

EN SU RECIENTE manifiesto señalan:

Queremos seguir produciendo la milpa maya y EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN de los monocultivos que envenenan nuestra tierra.

Queremos generar y distribuir nuestra propia energía eléctrica y EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN de los megaproyectos privados de energías que nos despojan de nuestro territorio.

Queremos criar nuestros propios animales y EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN de las megas granjas de cerdos que contaminan nuestra agua.

Queremos mantener y enriquecer nuestra cultura y EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN del proyecto colonizador de un tren que nos desplaza y nos aplasta.

Queremos fortalecer la convivencia y la amistad con todos los pueblos del mundo, y EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN del modelo de turismo depredador que banaliza y mercantiliza nuestra dignidad indígena.

Queremos seguridad para nuestros pueblos y EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN de las fuerzas oficiales del Estado y otras fuerzas delictivas en nuestros territorios.

Queremos conservar la unidad hacia el interior de las comunidades, ejercer plenamente nuestra autonomía y libre determinación, y EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN de la intervención externa que divide y lastima el tejido comunitario.

La tierra es comunitaria, ni la vendemos ni la rentamos

No a la división que generan en nuestros pueblos los partidos políticos y las religiones

Sí a la cultura y a la lengua maya

Sí a la defensa de nuestro derecho a la libre determinación.

FIRMAN EL PRONUNCIAMIENTO:

ASAMBLEA de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal; Apicultores mayas de Dzonot Carretero afectados por las fumigaciones, Tizimin, Yucatán; Centro Comunitario U kúuchil k ch’i’ibalo’on, Felipe Carrillo Puerto, Q. Roo; Colectiva Ajal Yaakun, José María Morelos, Q. Roo; Colectivo de Atención Comunitaria “U yutzil Kaj”; Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, Hopelchén, Campeche; Colectivo de Semillas Much’ Kanan I’inaj, Bacalar, Q. Roo; Colectivo K-luumil x’ko’olelo’ob, Bacalar, Q. Roo; Colectivo Xok K’iin, Yucatán; Concejo Indigena U yóol lu’um, José Ma. Morelos, Q. Roo; Consejo Maya del Poniente de Yucatán Chikín-há; Ejido Dziuche, José Ma. Morelos, Q. Roo; Guardianes de las Semillas Kanan Inajoob, Sur de Yucatán; Ka Kuxtal Much Meyaj, Hopelchén, Campeche; Red Mayense de Guardianes de Semillas; U Lool Che Sociedad Cooperativa, José Ma. Morelos, Q. Roo; USAEC Apicultores Sociedad Cooperativa, Calakmul, Campeche; U Yich Lu’um, Sanahcat, Yucatán.



More articles by this author

REBSAMEN, TRES AÑOS DE PRECARIA JUSTICIAREBSAMEN, TRES AÑOS DE PRECARIA JUSTICIA
  Dos tornillos están mal puestos en la investigación y proceso...
DECLARAR PATRIMONIO AL Conjunto SCOP y Reconvertirlo en Ciudad de la Salud y la CulturaDECLARAR PATRIMONIO AL Conjunto SCOP y Reconvertirlo en Ciudad de la Salud y la Cultura
DECLARAR PATRIMONIO AL Conjunto SCOP y Reconvertirlo en Ciudad de la...
¿Quién está en línea?
Tenemos 617 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner