joomla visitor
Auditoría
EN LA ERA DEL T-MEC, ¡FIEEERRO VIEJO QUE VENDAAAN!
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
407
Banner
406
Banner
405
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 407

 4077

EN LA ERA DEL T-MEC, ¡FIEEERRO VIEJO QUE VENDAAAN!

Feliciano Hernández*

En la nueva era del acuerdo de libre comercio trilateral, rebautizado T-MEC (México, Estados Unidos y Canadá), relanzado el 1 de julio del presente, la nueva economía mexicana post Covid-19 dará un salto hacia atrás de al menos 9.0% del producto interno bruto (PIB), conforme a los cálculos más OPTIMISTAS que emitieron agencias econométricas e inversionistas nacionales y extranjeros.

ESTO ES RESULTADO de la RECESION MUNDIAL desatada por la pandemia, pero también por la incompetencia del gobierno, por su ausencia de ideas y programas de inversiones y por su falta de arrojo para enfrentar la grave CRISIS. En algunos países lanzaron esfuerzos AUDACES para impulsar los planes de recuperación, con inversiones MULTIMILLONARIAS, pero en México el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sigue atado a su disfuncional hoja de ruta y a sus prejuicios contra el financiamiento privado por parte de los organismos multilaterales (el FMI, el Banco Mundial u otros) y contra los inversionistas nacionales y trasnacionales.

Cd. de México.- Todavía NO se ve en México la luz al final del túnel por la INVASION del Coronavirus, pero ya el DESEMPLEO arroja números récord. Las principales avenidas, plazas y jardines del país están sobrepoblándose con la gigante PLAGA de vendedores AMBULANTES, que antes de la crisis viral llegó a representar cerca del 60% de la Población Económicamente Activa (PEA), caso único entre los países de mediano desarrollo y como ninguno entre los integrantes de la OCDE.

Según datos del IMSS son más de un millón de EMPLEOS formales perdidos de marzo a junio del presente --769 mil 323 plazas permanentes; y 344 mil 354 eventuales- para dejar en un total 19 millones 499 mil 859 el número de personal ocupado. Es una caída de 4.5% respecto de los puestos registrados por el Instituto en ese periodo en 2019.

Habrá pues que acostumbrarse al nuevo panorama en las mayores urbes y cabeceras municipales del país. Ya era una tradición en la mayoría de barrios populares de las ciudades la existencia de las redes de ambulantaje, pero ahora y quizás durante muchos años más los veremos MULTIPLICADOS y escucharemos a todas horas y en todas partes a los nuevos y viejos comerciantes callejeros ofertar sus productos, compitiendo a voz en cuello: “Tamales oaxaqueños…pida sus ricos tamales oaxaqueños… Fieeerro viejo que vendan”, y otras voces típicas de la empírica mercadotecnia popular; voces desgañitándose para llamar la atención de los potenciales compradores, presionadas por la angustia de que un día más se consume con los últimos rayos de sol y todavía observan parte de sus mercaderías tendidas a ras de suelo. La hora de regresar al hogar con la mitad de la carga a cuestas no será motivo para la satisfacción familiar.

Ante la reducción en la pérdida de empleos, en junio y julio, AMLO afirmó que la crisis laboral llegaba a su fin y exhortó a la población a darle paso a la esperanza de que la recuperación estaba a la vuelta de la esquina: “Es una crisis pasajera”, dicho con ese optimismo infundado que la realidad no ha logrado reducirle.

De los sectores más afectados, una de las tres fuentes de divisas más importantes para México, el turismo, ha sido el más castigado; solo en abril cuando se generalizaron los cierres de fronteras, se perdieron 900 mil empleos del sector turístico, formales e informales, de un total de 4.1 millones, y entre enero y abril, los ingresos de divisas por visitante cayeron 32.7%, casi 3,000 millones de dólares, de acuerdo con datos del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).

Antes de paralizarse casi por completo en los siguientes meses de mayo y junio, el número de visitantes se redujo en abril 38%, apenas 11 millones de visitantes extranjeros, de un total de 18.9 millones registrados en ese periodo de 2019. La llegada de turistas nacionales a los principales destinos, en ese mes de abril, descendió 33.9%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) advirtió que -en el contexto de la pandemia y por la falta de apoyos gubernamentales- unas 500 mil empresas podrían cerrar, dejando a millones de mexicanos en la calle. De ese total en riesgo, la mayoría son microempresas. La titular de ese organismo de la ONU, Alicia Bárcena, recomendó al gobierno apoyarlas con créditos, suspensión del pago de servicios como luz, menos impuestos y devolución anticipada de los mismos, “para conservar la capacidad productiva”.

Ante la falta de inversiones privadas y la ausencia de ideas DETONANTES del crecimiento económico en México, todo agravado por la CRISIS viral, se sobrepuso el escepticismo sobre la prometida recuperación.

El arranque del T-MEC

AMLO tuvo desde el principio de la crisis viral toda su confianza puesta en el T-MEC, señalando que el movimiento económico generado llevaría al país hacia la pronta recuperación, y no solo el simple acuerdo sino la ayuda que pudiera obtener del presidente Donald Trump, a quien le expresó agradecimiento público, y contra viento y marea decidió visitarlo en la Casa Blanca -el lunes 8 de julio- para reiterarle su beneplácito.

En la declaración conjunta que firmaron los mandatarios quedó patente el interés mutuo por fortalecer la relación “para enfrentar los desafíos económicos y de seguridad del siglo XXI para la región”. Los firmantes subrayaron que el acuerdo de libre comercio fortalecerá la competitividad de la región globalmente y “promoverá el empleo, el crecimiento económico y la prosperidad para los pueblos mexicano y estadounidense”.

En la declaración conjunta los presidentes establecieron que la relación comercial México-Estados Unidos involucra el cruce comercial por valor de un mil seiscientos millones de dólares (1.6 mmdd) todos los días, y que México se convirtió temporalmente en el primer socio comercial del vecino del norte en 2019 –en parte por la guerra comercial de Trump contra China, ndlr-. “El T-MEC – sostuvieron los declarantes- es el instrumento idóneo para proporcionar certeza económica y mayor confianza a nuestros países, lo que será fundamental para la recuperación, que ya ha comenzado en nuestras dos naciones”.

Sin embargo, difícilmente los empresarios mexicanos podrán ser competitivos ante sus socios de Norteamérica en el nuevo acuerdo comercial corregido y aumentado que relanzaron oficialmente los presidentes Donald Trump, de Estados Unidos; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; y el mexicano López Obrador.

No solo las debilidades de la planta productiva nacional dificultarán la esperada recuperación, sino también las propias reglas del nuevo T-MEC pondrán en aprietos al país y al gobierno mexicano, según expertos; entre estas, la cláusula de supervisión laboral sobre sueldos y libertad sindical que impusieron las contrapartes, para asegurarse de impedir que los proveedores mexicanos y las propias matrices extranjeras establecidas en territorio mexicano quisieran sacar ventajas –ahora más que nunca- de la mano de obra barata.

Hay que recordar que, por ejemplo, en el sector automotriz los negociadores acordaron que las empresas mexicanas y las establecidas en México, tendrían que aumentar los sueldos mínimo un 30% y hasta tres veces para no sacar ventaja de mano de obra barata, peeero ya los industriales del sector ven difícil poder cumplir con ese requerimiento del T-MEC. Como para calmar las inquietudes, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, aseguró que México podrá cumplir las cláusulas del acuerdo trilateral.

Las mismas dudas sobre cumplimiento persisten en los nuevos agregados en materia de propiedad intelectual, y en seguridad para las inversiones en energías limpias, entre otros puntos.

La válvula de escape

Aunque el T-MEC tendrá un impacto positivo en empleo para sectores de la economía mexicana, el ambulantaje pondrá la mayor parte en cuanto al nivel de ocupación informal, pero es dudoso que haya buenos resultados para la recuperación en el corto plazo por la debilidad del poder adquisitivo de los mexicanos. Más ambulantaje no equivale a más ventas ni más ingresos; pasa únicamente que el reducido pastel se reparte entre un mayor número de convidados.

La presión económica llevó a López Obrador y a millones de familias a retomar las actividades productivas antes de tiempo y por la falta de apoyos gubernamentales. Por todos lados se hizo incontenible el mayor movimiento de vendedores informales. A los mismos de siempre se fueron sumando muchos más, incluso casa por casa o se les vio instalarse en las esquinas con sus canastos de pan o tortillas o abriendo las cajuelas de sus coches ofreciendo sus productos, incluso en los portales de sus domicilios.

La competencia entre vendedores de algo está registrando su mayor intensidad y no se sabe hasta dónde podría llegar. Lo cierto es que mayor competencia no implica mejor economía. Solo es un reflejo de los ERRORES y la falta de PREVISION del gabinete presidencial frente al desplome de las actividades productivas y ante el desempleo de millones que está dejando la pandemia, todo –subrayado- por los errores o franca incompetencia del gobierno que encabeza AMLO, quien a sus pocas propuestas e ideas suma la pequeñez intelectual de miembros de su gabinete.

A casi dos años de que AMLO designara a sus colaboradores pocos conocían a la titular de Economía o a la secretaria del Trabajo. En la misma situación estaban los titulares del Medio Ambiente, de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. Si no hubiera sido por las negociaciones del T-MEC, la titular de Economía habría permanecido en el anonimato en demérito de esa estratégica Secretaría y más en el contexto de la gran crisis que atraviesa el país.

Resulta pues que ante la emergencia y sus graves consecuencias, los mexicanos desempleados están ABANDONADOS a su suerte. En el mejor de los casos, los que califiquen estarán recibiendo modestas ayudas de los programas sociales, que NO están dando los frutos esperados sino apenas sirviendo de aliciente. En esa cobertura están los adultos mayores y discapacitados; también los que fueron aceptados en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y los de Sembrando Vida –para cultivadores de árboles maderables o frutales-.

Esta es la realidad económica mexicana ante la nueva era de la alianza trilateral comercial con su T-MEC recargado: millones de mexicanos en plena edad productiva están DESEMPLEADOS, fuera de todo programa de ayuda o capacitación y ante la disyuntiva de engrosar las filas del ambulantaje como tamaleros, recicladores de algo, pedigüeños o como alfiles de las redes criminales.

Mientras las alertas se prendieron desde todos los ángulos, el mandatario mexicano aprovechó toda ocasión para descalificar a quienquiera que le hiciera planteamientos fuera del guion que él se trazó para su sexenio; y permanecía optimista con sus “otros datos” luego de cuatro meses de confinamiento, repitiendo en sus encuentros mañaneros. “Dejen sus temores a un lado, hay que salir, hay que mantener la esperanza… es una crisis pasajera”.

* Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



More articles by this author

LA REFORMA AL SAR Y LAS AFORE, PURO CUENTO. AMLO SE QUEDA CORTO.
  La reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR)...
La mente de AMLO, ¿qué secretos guarda?La mente de AMLO, ¿qué secretos guarda?
  La renuencia del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a...
¿Quién está en línea?
Tenemos 550 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner