joomla visitor
AuditorŪa
De Adicto a ADICTO 23 a√Īos libre de drogas, GaD
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 431

 43116

 

De Adicto a ADICTO

23 a√Īos libre de drogas, GaD

Ernesto Salayandía García

Mi enfermedad

es perra, maldita perversa del alma

Vivo de milagro, yo no pod√≠a parar, mi compulsi√≥n no ten√≠a llene, ten√≠a que caer borracho o totalmente drogado, para que por cansancio, quedarme dormido, llegue a pesar menos de 50 kilos, hundido en depresi√≥n, en un mar de resentimientos y una tormenta de pretextos para autodestruirme, no me quer√≠a, me tiraba a matar, me tomaba una botella diaria de vodka, consum√≠a de diez a quince pases de coca√≠na, me inyectaba, ma√Īana tarde y noche morfina sint√©tica, me convert√≠ en un farmacodependientes, atasc√°ndome de antidepresivos todo el tiempo, me volv√≠ loco, secuestrado por mis pensamientos psic√≥ticos, obsesivos y patol√≥gicos, victima de mis delirios de persecuci√≥n, auditivos y visuales, la droga me robo el sano juicio, me volv√≠ loco, estaba muerto en vida, atrapado sin salida, a ciencia cierta, yo no sab√≠a porque era un alto consumidor de sustancias, cuando me quedaba sin alcohol y sin coca√≠na, saqueaba el botiqu√≠n de la casa, hacia polvo pastillas, las que fueran e inhalaba el polvo, me inyectaba el ag√ľita de medicamentos, me hice adicto al piquete. Como buen enfermo emocional, no solo no busque ayuda, sino que la rechace, fui tan soberbio, que cuando tres compa√Īeros de AA fueron a mi casa adarme en mensaje, me burle de ellos y les serv√≠ tres vasos de vodkas tony

La bola

de cristal

Uno de ellos, dibujo entre sus manos una bola de cristal y me dijo.- Ernesto, aqu√≠ est√° tu presente y tu futuro, si tu no dejas de consumir, te vas a quedar solo, enfermo, sin dinero, tu esposa te va a dejar, no habr√° dinero que te alcance, te van a correr de tu trabajo, tendr√°s perdidas de amistades, negocios y bienes, cada d√≠a, te habr√°s de hundir m√°s y m√°s, es mejor que elijas parar.- Me re√≠ de el .- Con el tiempo, por desgracia todo lo que me dijo que me iba a pasar, me sucedi√≥ y con creces, mis adicciones, me cobraron las facturas, perd√≠, por supuesto a mi mujer, entre en crisis econ√≥mica, me corrieron de mi trabajo, me quede solo y me volv√≠ loco, de noche dorm√≠a con cuchillos, generando que el supuesto amante de mi esposa me iba a matar tuve un paro respiratorio, mor√≠ por un instante a consecuencia de la sobredosis de coca√≠na, mi desgaste f√≠sico, mental y espiritual fue muy palpable y mis da√Īos irreversibles, tal vez, uno de mis fondos m√°s agudos y profundos fue la soledad vivir con ese enorme hueco espiritual de sentirme muy mal en todos los sentidos, estuve, muerto en vida, atrapado sin salida

060,

llamado de emergencia

Me encontr√© un buen amigo, colega, periodista y servidor p√ļblico a quien conozco de hace muchos a√Īos y me dio mucho gusto verlo. Juntos empezamos a recordar cuando √©l se desempe√Īaba como titular de comunicaci√≥n social de Seguridad P√ļblica Municipal. Recordamos las veces que √©l fue a mi casa y yo le dec√≠a en mis loqueras, en mi paranoia, por d√≥nde se hab√≠an ido los supuestos atacantes que hab√≠an entrado a m√≠ casa, √©l sorprendido de mis juicios, permanec√≠a callado, mientras le mostraba el talco abundante que yo desparramaba en la alfombra para comprobar que alguien entraba y dejaba sus huellas.- Me quieren asesinar, Deliraba.- Fueron noches interminables, infernales, de mucho dolor, la loquera en todo su apogeo. Por las noches, atascado de coca√≠na, obsesionado por mi celotipia, posesionado de mis miedos, le daba rienda suelta a la imaginaci√≥n, echaba a andar la pel√≠cula ante el m√°s m√≠nimo detalle, como el hecho de haberme encontrado algunos casetes grabados con m√ļsica rara, con voces feas y un tanto sat√°nicas, o los mensajes que dejaban en m√≠ m√°quina de escribir, s√© que hubo mano negra, s√© que esa mano que mec√≠a la cuna, le echaba m√°s gasolina a mi paranoia, s√© qui√©n lo hac√≠a y bastaba entonces el m√°s m√≠nimo indicador y yo marcaba de inmediato el 060, las patrullas llegaban rapid√≠simo, entraban a mi casa, yo vuelto loco, enojado les se√Īalaba las huellas que dejaban, las marcas en la pared por donde se trepaban, les dec√≠a, por ah√≠ se fueron, por la parte de arriba de las rec√°maras, y por las puertas por d√≥nde se tira la ropa sucia al cuarto de lavado, les se√Īalaba las pisadas, las marcas de los tacones, de igual manera, c√≥mo embarraban excremento en la pared. Mensajes con tinta sangre que se escurr√≠an frente a m√≠ y que nadie m√°s ve√≠a esos diab√≥licos textos. Loco por completo. ¬°P√ļdrete cabr√≥n, vas a morir!

Un marihuano muere

antes de cumplir 25 a√Īos

La primera muerte, es con su formaci√≥n acad√©mica, mata su presente y su futuro, claudica a la escuela, es la primera manifestaci√≥n, una mala decisi√≥n, dejar los estudios, nace la mediocridad y cae en el abismo del alto consumo, se hace inmune a la sustancias y entre ms fuma, m√°s quiere, muere su amor propio y respeto por s√≠ mismo, se torna, inestable, ingobernable, neur√≥tico, agresivo, muere en su convivencia y su relaci√≥n familiar, es un tipo aislado, abandona la pulcritud e higiene personal, se abandona a s√≠ mismo, su lenguaje corporal releja pereza, abandono, se enjoroba, camina como en c√°mara lenta, muere en su autoestima, el marihuano, pierde la esencia de la vida, su sentido del humor, la comunicaci√≥n y la convivencia, es el llanero solitario, muere, social y familiarmente, esta droga lo mata de muchas maneras, muere su sano juicio y es esclavo de sus trastornos mentales, despu√©s de la compulsi√≥n a la maldita hierba, ya nada es el igual, firma su sentencia de muerte, se convierte en un don nadie, nacido para perder, lleno de soberbia y criterios contarios al buen vivir y a la sana convivencia, es un tipo, por dem√°s toxico, que no acepta que la marihuana le robo la vida y lo empino a vivir en sus miserias espirituales.-Es mediocre en toda la extensi√≥n de la palabra.- La Suprema Corte de Justicia y las C√°maras de Diputados y Senadores, cometieron la estupidez de patear el panal de abejas, la marihuana es una droga mortal, pudieron haber hecho una encuesta con cien madres de marihuanos y as√≠ haber tomado conciencia y responsabilidad social, en M√©xico, no estamos preparados para la libertad en el consumo de esta sustancia del Diablo.- Que el tiempo lo confirme.- En estados unidos han muerto en lo va del a√Īo, 107 mil adictos de sobredosis del Fentanillo, el adicto antes de llegar a este alto consumo, ha usado marihuana en cantidades industriales, la hierba mala, es el escal√≥n de la muerte.

De adicto

a ADICTO

Comenc√© a escribir cada semana mi columna en un espacio generoso que me otorgo su director de aquel entonces, Dr. Javier Contreras Orozco, luego toque las puerta de infinidad de peri√≥dicos, impresos y digitales de todo el continente Americano y as√≠, tuve presencia en muchas ciudades, en 23 a√Īos de quehacer period√≠stico, el oficio me ha ense√Īado toda una gama de temas de mi enfermedad que yo no sab√≠a y comenc√© a trabajar en ello, en mis defectos de car√°cter, en esas caracter√≠sticas de mi enfermedad que yo no sab√≠a, tengo un cumulo de defectos de car√°cter, viejos moldes que con el tiempo he ido bajando de intensidad, erradique conductas toxicas, egos, celos, miedos, neurosis, resentimientos y un mundo de conceptos, soy mecha corta, hipersensible, viv√≠ la intensidad de una prolongada borrachera seca, deje de fumar, mi relaci√≥n de pareja cambio radicalmente, ahora, vamos a cumplir 30 a√Īos de casados, la columna, me ha dado enormes satisfacciones, hablando de m√≠ y ayudando a otros, me he estado especializando en los temas, como adicto y como reportero. He aprendido a vivir mi vida con amor y libertad, estoy motivado a dar lo mejor de m√≠ a quien lo necesite, pude terminar y publicar mis libros, como La Saliva del Diablo, Ayer y Hoy, Tiempos de Luz, Secuestrada por un neur√≥tico, Crisis Creces, Celotipia Obsesi√≥n que mata, Un drogadicto en casa, Parejas disparejas, Buzos Caperuzos y terminados, no publicados, Camale√≥n, La Saliva del Diablo, De adicto a ADICTO, Armon√≠a, el arte de hablar en p√ļblico, Rompe con tus viejos moldes y Lo mejor de la vida, es vivirla en plenitud, en 23 a√Īos, he publicado m√°s de mil art√≠culos diferentes sobre mi enfermedad, con ese experiencia, he producido programas de televisi√≥n y en internet, doy un servicio informativo y de concientizaci√≥n.

De cada 10 internos,

9 recaen

Convivo en centros de rehabilitaci√≥n, donde me permite compartir y dar un servicio con mis terapias, en otros no, me niegan el acceso, convivo con enfermos emocionales, con sus familiares y con los directivos de cl√≠nicas y anexos, he aprendido y confinado, que le enfermedad del alcoholismo y las emociones toxicas es gen√©tica, se ha vendo trasmitiendo de una generaci√≥n a otra y la mayor√≠a de los ni√Īos, hijos de alcoh√≥licos y neur√≥ticos, nacen predispuesto a caer en las garras de esta perra enfermedad, la que yo llamo, La Saliva del Diablo, misma que se moldea a la perfecci√≥n en un hogar disfuncional donde el ni√Īo recibe toda una carga de energ√≠a negativa que lesionan su formaci√≥n y crecimiento por lo que puede afirmar, que el adicto nace y se hace en su casa, la enfermedad es progresiva, contagiosa, burlona y de por vida, la familia a vece est√° m√°s enferma que el adicto y la recuperaci√≥n, no existe. Salvo sus honrosas excepciones, la terapia de los anexos y las cl√≠nicas es obsoleta, un fracaso, el adicto, es capaz de vivir m√°s de 30 internamientos de tres meses cada uno y no trasciende, la familia igual se la viven de junta y junta y al final, no juntan nada, en muchos casos, en algunos grupos de autoayuda, viven el auto enga√Īo y se la creen. Tu no lo causaste, t√ļ no puedes curarlo, no es tu culpa. ¬ŅNo?

Nula cultura

de prevención

Muchos matrimonios j√≥venes unen sus vidas, ambos con antecedentes gen√©ticos de la enfermedad, convierten su casas en un verdadero costal de perros y gatos, la enfermedad a todo lo que da, el destila alcohol hasta por los poros y cada noche, cada d√≠a, el desgaste emocional es tan grande que rompe el hilo delgado de esas uni√≥n, por desgracia, con el tiempo, ese matrimonio trajo al mundo a seres inocentes, candidatos a alcoholizo y adictos, a lud√≥patas, corruptos, machos t√≠pico mexicanos y gente mal hecha, luego me preguntan.. ¬ŅErnesto, porque mi hijo se volvi√≥ marihuano, si ni mi esposo ni yo fumamos marihuana? Explicar lo que es la genetrica y la contaminaci√≥n de los hogares disfuncionales, no es opci√≥n, las personas no aceptan esa parte, atribuyen la drogadicci√≥n a los programas de la televisi√≥n, a las malas compa√Ī√≠as, a tantas cosas, menos a reconocer la verdad, el drogadicto al cien por ciento, es hecho en casa y cuando sale de un proceso de tres meses, no logra la recuperaci√≥n, por los campos minados de su casa y su barrio, otro error garrafal que hace mucho da√Īo son los divorcios y todo lo que hay detr√°s de ello. La familia no se capacita al respecto, es al√©rgica a leer art√≠culos y libros relacionados con la enfermedad, no son capaces de recibir o pedir ayuda, lo hacen, cuando tienen el agua hasta el cuello, andan buscando ayuda, rog√°ndole a Dios no encontrarla.

Las fuerzas destructivas

en las escuelas

Salvo sus honrosas excepciones, la gran mayor√≠a de las escuelas a todos los niveles, existe el refugio de las emociones, en algunas escuelas, se vive, se palpa la tempestad de las emociones toxica, en el ambiente, circula esa energ√≠a negativa que contamina y hace mucho da√Īo, como son la ola de chismes, los levanta falsos, las cr√≠ticas, los comentarios negativos en contra de personas y de todo, en esa nube, est√°n los calificativos y descalificativos, los comentarios negativos contra personas y la instituci√≥n, muchos maestros, tienen la enfermedad en sus venas, son hijos de padres enfermos, muy enfermos, ellos, son ni√Īos da√Īado, de adultos con una vida emocional complicada, sin olvidare, que en secreto son consumidores de alcohol, f√°rmacos, adictos a la pornograf√≠a y a conductas toxicas, por m√°s que se quiera, no son ellos los indicados para capacitar a los ni√Īos respecto a la enfermedad, este no es un problema de alcohol y drogas, es sumamente complejo.- Un ciego no puede guiar a otro ciego.- Los maestros, muchos de ellos est√°n aburridos, tristes, en depresi√≥n y con infinidad de conflictos emocionales, por desgracia, esta nube de fuerzas destructivas, la endosan a los alumnos y en esta sociedad enferma, nadie hace nada por cambiar, lo es y lo he palpado, el que est√© libre de culpa, que arroje la primera piedra.-

Un compromiso

firme

Si Dios me lo permite, abre de publicar los manuscritos que tengo terminados, abriere mas espacios como radio internet y las redes sociales, continuare investigando y escribiendo sobre mi enfermedad, no dejare de ir a las escuelas, aunque sufra la indiferencia y la pol√≠tica de puertas cerradas, hare m√°s cosas por la capacitaci√≥n emocional y por la prevenci√≥n, luchare con todo por evitar que los ni√Īos sufran lo que yo sufr√≠, evitar que entren a este infierno, le pido a Dios salud, fortaleza y sabidur√≠a. ( Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ).

 

 



More articles by this author

DE ADICTO A ADICTO Familia atrapada en un pantano DE ADICTO A ADICTO Familia atrapada en un pantano
    DE ADICTO A ADICTO Familia atrapada en un pantano Ernesto Salayand√≠a...
De Adicto a ADICTO La maldición generacional,  mal de épocaDe Adicto a ADICTO La maldición generacional, mal de época
    De Adicto a ADICTO La maldici√≥n generacional, mal de...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 369 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner