joomla visitor
AuditorŪa
A FUEGO LENTO
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 286

A FUEGO LENTO
ENRIQUE PASTOR CRUZ CARRANZA

Telepartidocracia perfecta

 

AL ESCRIBIR ESTA COLABORACI√ďN nos encontramos en la etapa crucial para ver y confirmar los tama√Īos de la √©tica, la moralidad y la verticalidad del Trife ante las evidencias documentadas -principalmente en las redes sociales- de un proceso electoral ¬†que se coloca en la c√ļspide del cinismo y desgarra toda m√°scara de dignidad integral entre partidos, Instituciones, poderes f√°cticos y un amplio sector social desprotegido, fruto del modelo econ√≥mico ¬†normado¬† por Consenso de Washington, y obedecido por nuestros gobernantes que, seg√ļn datos conservadores, estar√≠a con 60 millones de mexicanos en la pobreza, sensibles a la inducci√≥n, seducci√≥n o cooptados a cambio de d√°divas, como despensas, cemento o dinero a canje del sufragio efectivamente prostituido y una elecci√≥n que podr√°n vestir de probidad electoral, pero insuficiente para esconder ¬†degeneraciones en la pr√°ctica que abochorna.

Pastor1

El espect√°culo dantesco, ha llamado la atenci√≥n a todo el entorno y comunidad global, por sus caracter√≠sticas singulares. Un PRI(AN) que, mediante sus aliados f√°cticos de la televisi√≥n (Televisa-TV Azteca y sat√©lites), determin√≥ construir a su¬† presidente Enrique Pe√Īa Nieto bajo¬† esquemas de manique√≠smo y como garant√≠a para prevalecer en su poder y arrasador control nacional de las conciencias atrapadas en sus trasmisiones y ap√≥stoles de la ‚Äúsuprema verdad‚ÄĚ.

El control supremo de la naci√≥n est√° en marcha. No se escatiman recursos, actores, pretextos, infamias, vilezas y mezquindades. La elecci√≥n exhibe el¬† libreto de toda la costosa simulaci√≥n; de un tongo que se desmorona ante el reclamo de una sociedad mejor informada, j√≥venes no resignados a escribir su nombre como ‚Äúgeneraci√≥n perdida‚ÄĚ o claudicante y el liderazgo de las redes que rompen las murallas de acotamiento informativo y convierten a todos sus integrantes, en indomables¬† cibern√©ticos heraldos de los datos duros y los videos devastadores de manique√≠smo oficialista.

Estamos -todo M√©xico- bajo la observaci√≥n¬† mundial y los intereses globalizados apuestan a un nuevo cap√≠tulo del ‚Äúhaiga sido, como haiga sido‚ÄĚ para mantener vivo el coloniaje de nuestro territorio, intenci√≥n que se expresa en la codicia sobre nuestros recursos naturales, renovables, no renovables: Miner√≠a entregada sin rubor a Canad√°, el reciente Pacto de Exploraci√≥n Petrolera en las aguas profundas del Golfo de M√©xico, que se endos√≥ en Los Cabos a espaldas de todos y complicidad del Poder Legislativo y gobernadores de la CONAGO a favor de las petroleras norteamericanas, mientras se contin√ļa privatizando costas, islas y loteando el territorio nacional a empresas gaseras y petroleras.

Esta elección, no la jugamos entre los mexicanos

Es el montaje ocurrente e insolente¬† que intentaron- Los hijos de Richard Lansing -para justificar su vitalicia y hereditaria permanencia de par√°sitos, buscando la ‚Äúlegitimidad del sufragio adquirido en efectivo o con vales¬† canjeables de Soriana‚ÄĚ de un pueblo que, entre la hipocres√≠a convenenciera internacional, justificara la proclividad al masoquismo de la gran mayor√≠a de los mexicanos para encadenarnos al¬† Destino Manifiesto.¬† De seguir las cosas como vemos que se encaminan, no esperemos mucho de la simuladora ‚Äútremenda corte‚ÄĚ del TRIFE.

Todo esta fr√≠amente calculado. Las piezas de colecci√≥n en sus respectivas mullidas curules de las C√°maras de diputados y senadores. Los Carlos Romero Deschamps.¬† Arely G√≥mez, Alejandro Puente y Ninfa Salinas satirizados como¬† los tele-legisladores.¬† Manuel Camacho y Alejandro Encinas. Los encantadores hijos de Martita Sahag√ļn, Ernestito Cordero Arrollo, Alonso Lujambio, Salvador Casillas, Laydita Sansores, Jorge Luis Lavalle (recordar esc√°ndalo Megamedia-Lotenal-Mouri√Īo-Pan), quien juega al ‚ÄúJuanito‚ÄĚ para que la aspirante a gobernadora (de los deleznables copr√≥fagos de¬† Campeche)¬† Mar√≠a de los √Āngeles Terrazo de Mouri√Īo se vista de fuero. El orgullo nepotista del paternal ecologista del PANAL Luciano¬† Quadri; la indispensable maldici√≥n de seguir manteniendo a los familiares de la maestra Elba Esther Gordillo, con M√≥nica Arriola Gordillo (hija de la citada l√≠der), el nietecito Ren√© Fujiwara¬† y, como joya de la corona, el hijastro de Vicente Fox, el joven ejemplo de la impunidad Fernando Bribiesca.

Dentro del PRI el infaltable Jes√ļs Murillo Kar√°m, Manuelito A√Īorve¬† Ba√Īos. El siempre exquisito¬† y¬† travieso sobrino del¬† yucateco ‚ÄúT√≠o Gamboin‚Ä̬†¬†¬† Emilio¬† Gamboa Patr√≥n.¬† Dentro del PAN tambi√©n el men√ļ es colosal y llenos de impudicia. Destaca Luisa Mar√≠a Calder√≥n, Salvador Vega Casillas, Luis Felipe Bravo, Roberto Gil, H√©ctor Larios, Alonso Lujambio en fin. ¬°Los nacidos para ganar!

No hay opci√≥n para un proyecto de izquierda. Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador y los j√≥venes¬† ‚Äú# soy 132‚ÄĚ, quienes pierden, luchan¬† y sufren de grotesco atraco electoral. Somos todos los que reprobamos el examen simple de nuestra nonata¬† democracia. Hoy¬† estamos viviendo la lucha jur√≠dica y decorosa para adecentar el evento c√≠vico del pasado domingo primero de julio.

Estamos ante los ajustes de cuentas, presiones del Cártel político- empresarial-delictivo  de Felipe Calderón Hinojosa, quien exige inmunidad para evadir su responsabilidad de crímenes de lesa humanidad por más de 70 mil víctimas de su sesgada y mitómana guerra contra el narcotráfico; corrupción sin precedentes en su espuria administración y alta traición a la patria .

La partidocracia del PRI, PAN, Verde Ecologista,PRD (plastilina) consolida su vigencia, los mini-partidos PANAL, PT, MOCI , conservan sus registros ,  prerrogativas  y dirigencias vitalicias.  El modelo económico, político, estructural judicial y legislativo  se mantiene intocable

Estamos ante el corte de caja sexenal, para etiquetar y consolidar privilegios, pagos de compromisos a financiamientos y protección contra toda acción judicial que se tenga ganada a pulso.

Hoy, en esta elecci√≥n tan costosa, publicitada, encuestada y ninguneada, ganan los de siempre, aunque al parecer el libreto lo ten√≠a considerado el final feliz de telenovela trazado por los teorizantes de la estupidez fr√≠vola, ‚Äúel iniciado libretista‚ÄĚ Juan¬† Osorio.

Los indignados est√°n en pie de lucha y no es buena la intolerancia ni la represi√≥n. Recordemos la historia de Yugoslavia: no les hagamos necesario¬† el trabajo de balcanizar nuestra Suave Patria. La se√Īal que env√≠a desde Los Pinos Calder√≥n, es la confirmaci√≥n de su personalidad que describi√≥¬† Don¬† Carlos Castillo Peraza. La demoledora conclusi√≥n no tiene desperdicio y vigencia en nuestros d√≠as y reproduzco por ser necesario.

 

México, D.F., 8 de mayo de 1996

Querido Felipe:

Para mí es mucho más sencillo expresarme por escrito. Por eso lo haré así, poco antes de ausentarme por unos 22 días, lo que nos dará al uno y al otro tiempo para pensar en lo escrito y en lo -espero- leído.

Me preocup√≥ sobremanera un par de expresiones utilizadas por ti durante nuestra m√°s reciente conversaci√≥n en tu oficina provisional. La primera fue: ‚ÄúSi no me meto, no me hacen caso‚ÄĚ; la segunda: ‚ÄúNo he encontrado mi¬†alter ego‚ÄĚ.

Creo que las realidades que expresan esas dos frases tuyas están emparentadas. Trataré de explicarme, comenzando por la segunda.

¬ŅPor qu√© no encuentra un jefe a ese¬†alter ego? Creo que porque para que haya un ‚Äúotro yo‚ÄĚ, varios ‚Äúotro yo‚ÄĚ el jefe debe hacerle saber y sentir a sus subalternos que, en efecto, son ‚Äúyo‚ÄĚ, es decir, darles toda su confianza. El subalterno debe saber que el jefe depende totalmente de √©l porque lo considera capaz de hacer las cosas bien, tal como el jefe mismo las har√≠a. Debe saber que el jefe pone en sus manos su nombre, su fama, su prestigio, su capacidad e incluso su liderazgo. Debe sentir que lo que √©l hace lo est√° haciendo el jefe, y que el jefe responder√° por √©l si se equivoca. Debe sentir que en lo que su jefe le encomienda el jefe es √©l, esto es, el¬†alter¬†de ese¬†ego.¬†Pero esto implica que el jefe deje su¬†ego¬†en ese¬†alter.¬†Y que lo deje en serio: en lo que se le encarga, el¬†alter tiene que estar seguro de que √©l es ‚Äúel perro de adelante‚ÄĚ; y que el jefe no se pondr√° ni antes ni al lado de √©l, sino detr√°s; que el jefe lo seguir√° en lo que le puso en las manos; que leer√° lo que le encomend√≥ escribirle; que se sentar√° donde decida el¬†alter¬†al que le encomend√≥ dise√Īar el¬†presidium; que s√≥lo cuando el subalterno le diga que ‚Äúesto debe resolverlo usted‚ÄĚ, debe tomar el asunto en sus manos de jefe, etc.

Nadie se sentir√° tu ‚Äúotro yo‚ÄĚ si le revisas todo, si le sospechas todo, si le desconf√≠as, si acabas haciendo las cosas t√ļ. As√≠ nunca encontrar√°s todos los¬†alter ego¬†que hoy necesita un presidente del PAN. Y te ahogar√° el trabajo. Y sabr√°s todo, pero no presidir√°s. Y tendr√°s a tu gente en el temor, en la disciplina pero no en el entusiasmo ni en la creatividad. Y... tendr√°s que meterte en todo para que te hagan caso, porque t√ļ no les haces caso a tus subalternos, y ellos saben que no cuentan, que tienen que esperar a que t√ļ decidas, que les vas a cambiar las √≥rdenes sobre la marcha, que no los consideras responsables.

Tu naturaleza, tu temperamento es ser desconfiado hasta de tu sombra. Si te dejas llevar por √©se, entonces no te asustes de no contar ni con tu sombra: ella misma se dar√° cuenta que es sombra, pero que no es tuya; ser√° sombra para s√≠, no contigo, no tuya. Dile al perro de adelante de cada uno de los trineos de tu flotilla que √©l es el √ļnico que ve un horizonte distinto. T√ļ tendr√°s as√≠ la mirada de todos los horizontes; no tendr√°s que verle las patas a todos, ni las correas a todos: ser√°s el Can Mayor, vig√≠a de todos los horizontes y patr√≥n de todos los trineos. Presidir√°s: estar√°s sentado arriba. Desde all√≠, vigila y exige con suavidad; carga sobre ti los errores de ellos. Acertar√°s con ellos. El riesgo es que todas las fallas se te carguen a ti. La oportunidad es que los aciertos ser√°n todos tuyos. Pero con este proceder, lograr√°s que tus subalternos ser√°n tuyos contigo: no envidiar√°n tus medallas porque las sabr√°n de ellos; no te cargar√°n sus tropiezos porque los sabr√°n suyos. Ser√°n uno. Crecer√° el partido con el crecimiento de sus dirigentes. Ser√°s su l√≠der, la cabeza del cuerpo que sabr√°n y sentir√°n suyo; te sabr√°n su cabeza. Y esto es importante porque nadie te niega que eres cabeza y que tienes cabeza. Yo menos que nadie.

Diles qu√© quieres y para cu√°ndo. No les digas ni te metas en el c√≥mo y conf√≠a; corre el riesgo de confiar. Puedes hacerlo, porque en torno de ti no hay gente de mala voluntad y tampoco retrasados mentales. S√≥lo personas que tienen derecho a la oportunidad de ser ellas, de pensar por s√≠ mismas, de correr el riesgo de equivocarse, de agradecer la oportunidad de acertar. Estoy seguro de que acertar√°n m√°s veces de lo que imaginas. ‚ÄúA los hijos dice un refr√°n japon√©s hay que darles s√≥lo dos cosas: ra√≠ces y alas‚ÄĚ. Gibr√°n a√Īade: ‚ÄúNuestros hijos son flechas, nosotros somos arqueros. Nuestra responsabilidad es darles la tensi√≥n de la buena madera y la buena cuerda y el buen m√ļsculo, no hacerles el vuelo‚ÄĚ.

Perdona la intromisi√≥n. Un abrazo. Me voy con mi hijo mayor a Alemania. Voy a darle la √ļltima entrega de ra√≠ces, antes de que parta a volar con sus alas en octubre, cuando cumplir√° dieciocho a√Īos. Espero tensar bien la cuerda por vez postrera, antes de soltarla para que parta esa amada flecha, ya sola en pos de su propia trayectoria y en busca de su propio blanco.

Hasta pronto, Jefe

Carlos Castillo Peraza

Cabe recordar que Felipe encontr√≥ en Campeche al¬† alter ego en su inolvidable¬† espa√Īol Juan Camilo Mouri√Īo, del que solamente quedan aquellos recuerdos de ‚ÄúVilla Gely‚ÄĚ y un busto barato¬† en el¬† degradado Paseo de Los H√©roes. No dio tiempo de suscribir ninguna misiva posterior de reproche. Ese proyecto de continuismo se frustr√≥, dejando secuelas que no podemos dimensionar. Ni Josefina V√°zquez Mota, del PAN; Andr√©s Manuel, de la Coalici√≥n de la izquierda; Gabriel Quadri de la Torre del PANAL; menos Enrique Pe√Īa Nieto del PRI-PVEM pueden sustituir aquel sue√Īo de su cabalgante e inmortal¬† Cid Campeador Juan Camilo.

La culminaci√≥n de esa carta nos clarifica lo que a√ļn espera a este proceso y despu√©s de m√°s de 70 mil muertos, los l√≠mites pueden ser insospechadamente apocal√≠pticos, cuando la demencia nubla la raz√≥n y la obscuridad del alma convierte al hombre en bestia.



More articles by this author

A FUEGO LENTO / La mafia petrolera huachicoleraA FUEGO LENTO / La mafia petrolera huachicolera
Si alguna instancia dentro del gobierno federal ha sido una...
A FUEGO LENTO / No se mata la verdad matando periodistasA FUEGO LENTO / No se mata la verdad matando periodistas
“La libertad Sancho, es uno de los más preciosos dones...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 1557 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner