joomla visitor
AuditorŪa
Chicago 1968
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
377
Banner
376
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 377

 37721

A fines de 1987, el gobierno de los EE.UU. mandó silenciosamente un equipo especial que inició una investigación en la ciudad de Chicago, con la ayuda de Inteligencia Militar, el Servicio Secreto, y otras agencias.

Chicago 1968

Juan Ramón Jiménez De León

El objetivo era investigar si el primer alcalde negro de la ciudad Harold Washington hab√≠a sido envenenado, si es as√≠, ¬Ņqui√©n lo hizo y por qu√©?

EN SU MOMENTO, la prensa había dicho que Harold le gustaba la comida basura, y que el sobrepeso le originó un ataque al corazón.

Sin embargo, subsistían rumores de que el médico forense ocultaba información importante.

EL CUESTIONARIO estaba centrado en una taza de café; que se le cayó al suelo después de beber. Dos llamados "técnicos" más adelante hicieron un corte un pedazo de alfombra su oficina, donde se había derramado un poco de café.

El equipo secreto determin√≥ que la "seguridad nacional" fue invocada por los medios de comunicaci√≥n de masas para impedir cualquier pregunta real sobre la muerte del popular l√≠der apoyado por la comunidad negra, la latina y las izquierdas. La pol√≠tica de medios fue elaborada por este equipo de ‚Äút√©cnicos‚ÄĚ para evitar disturbios raciales que se hab√≠an producido despu√©s del asesinato del Dr. King. El equipo descubri√≥ que s√≥lo dos peque√Īas estaciones de radio de la comunidad afroamericana hab√≠an violado esta pol√≠tica. Otros periodistas fueron advertidos que pod√≠an perder su licencia de emisi√≥n si segu√≠an divulgando informaci√≥n de Harold Washington.

Sucia relación

El grupo ‚Äút√©cnico‚ÄĚ [fue] vinculado a la familia del Teniente Coronel OliverNorth (posteriormente encargado de la Operaci√≥n Ir√°n-Contras y actualmente encargado de la nefasta NRA o la Asociaci√≥n Nacional del Rifle) y su operaci√≥n ‚ÄĒde alto nivel militar. El equipo tuvo los detalles de su asesinato.

De hecho, los generales fueron varias veces a la ciudad, antes de la muerte... eran llamados el ‚ÄúComit√© de Planificaci√≥n". El motivo fue el mismo que el del asesinato de Kennedy, Malcolm X, el Dr. Martin Luther King y otros: el asunto era grave tema de riesgo de la "seguridad nacional".

Por ejemplo, en julio de1960, durante las elecciones presidenciales, Nixon envi√≥ una carta escrita a mano a Ronald Reagan. En su c√≠rculo, explicaba que John F. Kennedy fue eliminado porque se le consideraba un marxista, En otras palabras, JFK hab√≠a de ser asesinado por los llamados "buenos" del pa√≠s. Lo mismo pas√≥ a√Īos antes con la gigantesca ola estudiantil que hab√≠a prendido en todos los campus universitarios de Estados Unidos y que se les hab√≠an unido minor√≠as √©tnicas, liberales, izquierdistas, actores de Hollywood, miembros del ala radical del Partido Dem√≥crata que luchaban por detener la conscripci√≥n obligada en colegios y universidades para la guerra de Vietnam la cual, se hab√≠a acelerado en 1968 con el ‚Äúincidente del Golfo de Tonkin‚ÄĚ.

La Guerra de Vietnam inici√≥ con el presidente ‚ÄúIke‚ÄĚ Eisenhower y su vicepresidente Richard Nixon, luego continu√≥ con muchas reticencias con Kennedy, aument√≥ de nuevo con Johnson. Llegaba 1968 y el lema era "Votar temprano y voto menudo", fue la m√°quina mantra de Richard J Daley, alcalde de Chicago sucesor de Harold Washington. Sus partidarios consiguieron empleos municipales y favores pol√≠ticos. Los trenes funcionaron a tiempo.

Daley reprimi√≥ duramente a los manifestantes contra la guerra durante 1968 en la Convenci√≥n Dem√≥crata en Chicago. Famoso por sus malas palabras, Daley declar√≥: "Vamos a conseguir la cosa recta, se√Īores. La polic√≠a no est√° ah√≠ para crear desorden. La polic√≠a est√° all√≠ para preservar el orden." Daley estaba horrorizado de que decenas de miles de manifestantes calculados en 20,000, perturbaran a la Ciudad de los Vientos.

Disparar a matar

Para eso pidió el envió de 6,000 soldados de la Guardia Nacional; los policías aumentaron rápidamente a 4,000 elementos y llegaron unos 1,000 refuerzos del FBI, la CIA, y de la Inteligencia Militar, el pavor era que ahí estallara la revolución en la cuna de los Mártires Obreros.

En un momento Daley emiti√≥ una orden de "disparar a matar" para ser llevada a cabo contra los manifestantes. Se les neg√≥ dormir en los parques p√ļblicos pero la muchedumbre se adue√Ī√≥ del parque Lincoln y luego del Grant y la gran manifestaci√≥n se dio frente al Hotel Hilton del centro en la famosa Avenida Michigan donde se dieron grandes batallas callejeras que se extendieron por toda la ciudad. Daley fue ampliamente denunciado por sus t√°cticas fascistas por los l√≠deres detenidos en las manifestaciones como los famosos ocho de Chicago. Abbie Hoffman, Jerry Rubin, David Dellinger, Tom Hayden ‚ÄĒentonces pareja de Jane Fonda‚ÄĒ, Rennie Davis, John Froines, Lee Weiner, y Bobby Seale (de las Panteras Negras del Partido Comunista).

La decisi√≥n fue particularmente dif√≠cil para los Dem√≥cratas ese a√Īo, debido a la divisi√≥n del partido por la Guerra de Vietnam, y por el asesinato del popular candidato Robert Kennedy. Por una parte, el candidato de las izquierdas dem√≥cratas Eugene McCarthy propuso una decidida campa√Īa anti guerra de Vietnam, llamando a la retirada inmediata de la regi√≥n.

Por la otra, el ala conservadora encabezada por Hubert H. Humphrey hizo un llamado para una pol√≠tica m√°s cercana a la l√≠nea del presidente Lyndon Johnson, que se centraba en hacer cualquier reducci√≥n de la fuerza contingente en las concesiones extra√≠das en las Charlas de Paz de Par√≠s. Para aumentar m√°s la presi√≥n de la izquierda George Mc Govern entraba a la campa√Īa siendo todav√≠a m√°s radical, proponiendo un cese al fuego inmediato de los terribles bombardeos a Vietnam del Norte, reducci√≥n de las 500,000 tropas a solo 100,000 para permitir la transici√≥n de reunificaci√≥n de Vietnam y juzgar por genocidio al General Westmoreland y a Dimitri Negroponte encargado de la CIA por exterminar 2,000 vietnamitas por semana y exhibir sus cuerpos en plazas p√ļblicas, Negroponte ser√≠a llamado el Chacal de Vietnam y luego de Honduras, la famosa BBC de Londres escrib√≠a entonces "He will be a key figure in US counter-terror operations." ‚ÄĒ Negroponte es una figura central en las operaciones contra el terrorismo-BBC News, Feb. 17, 2005, iniciando su cadena de sangre con el ‚ÄúProyecto F√©nix‚ÄĚ de la CIA, donde se le atribuye la matanza de 40,000 vietnamitas ‚Äúsubversivos‚ÄĚ. De 1971 a 1973 fue el oficial de m√°s alto rango de la NSC (National Security Council) el antecedente de la NSA y su nefasto programa de espionaje PRISMA; en la guerra de Vietnam, recib√≠a √≥rdenes directas de Henry Kissinger.

Negroponte era el experto en ‚ÄúRelaciones Internacionales‚ÄĚ (CIA) asignado a la plaza de Saig√≥n desde 1964. Entonces compart√≠a su cuarto con Richard Holbrooke, uno de los hombres de Clinton, ambos son parte del ‚Äústaff‚ÄĚ del Council on Foreign Relations (CFR), o Consejo de Relaciones Exteriores financiado por Rockefeller. La siguiente funci√≥n de Negroponte fue como ‚Äúasesor econ√≥mico‚ÄĚ en la Embajada de Ecuador desde donde dirigi√≥ las operaciones para desestabilizar a los pa√≠ses latinoamericanos que se estaban yendo por la izquierda, se le llam√≥ Plan C√≥ndor. Empezando con Salvador Allende de Chile derrocado por la mancuerna Kissinger- Negroponte, luego siguieron con H√©ctor Campora de la Argentina, Alan Garc√≠a del Per√ļ, Carlos Andr√©s P√©rez de Venezuela y Omar Torrijos de Panam√°. En 1981 y hasta 1985, el vicepresidente Bush lo apoy√≥ para ser nombrado Embajador en Honduras, donde de nuevo dejar√≠a una cauda de asesinatos extrajudiciales y ser√≠a la buj√≠a de la Operaci√≥n Ir√°n-Contras de Ronald Reagan.

En un espacio de 500 km2 organiz√≥ en Honduras la guerra contra los sandinistas de Nicaragua. Con su buen amigo Gen. Gustavo √Ālvarez Mart√≠nez, instalaron en la regi√≥n centroamericana un reino de terror, cuando este escribidor tuvo la oportunidad de impartir c√°tedra en la UNITEC de Honduras, con auspicio de la UNAM, los estudiantes me mostraron el bunker sangriento que ten√≠a Negroponte en Tegucigalpa, y los sitios de terror, y el crecimiento de la narco-guerrilla de los Maras, como arma de choque de lo que se ha definido como narco-terrorismo que en M√©xico les ha salido a la perfecci√≥n con los zetas, aliados de los maras y los kaibiles, pasar√≠a de ah√≠ a ser Embajador en M√©xico para controlar al EZLN, su cauda de muertes se extender√≠a a la Guerra de Irak donde su primer objetivo era acabar con todos los profesionistas con nivel de doctorado, ser√≠a nombrado luego Jefe de jefes de la inteligencia de Estados Unidos, la NSA en la presidencia de George W Bush y actualmente con Trump est√° a cargo de la poderosa Comisi√≥n de Relaciones Exteriores de la Fundaci√≥n Rockefeller.

Droga barata

EN SU sanguinario currículo se encuentra como el autor de haber desarrollado la ruta de la droga del triángulo de Camboya, Tailandia y Laos hacia los Estados Unidos (Air América), comandado por el Gral William LeBlonde, yerno de George Bush Padre (CIA), el objetivo era adormilar la juventud rebelde de Estados Unidos llenándolos de droga barata (San Francisco, Chicago y Nueva York), sexo (impulsando la guerra biológica como el SIDA) y futbol, esto lo descubrió el periodista Gary Web del San José Mercury News, por ese trabajo llamado DARK ALLIANCE se le otorgó la máxima distinción periodística de Estados Unidos, el premio Pulitzer, por la persecución de la CIA se vino a vivir a Yucatán donde formó el grupo de investigación periodística NARCO NEWS, posteriormente sería asesinado http://www.narconews.com/darkalliance/.

Regresando a 1968 y Chicago, los dem√≥cratas finalmente se quedaron con Hubert H. Humphrey, que perder√≠a las elecciones en favor de Richard M. Nixon (quien revivi√≥ los trucos electorales de Kennedy). Un n√ļmero significativo de dem√≥cratas estaban tan enfurecidos por la Guerra de Vietnam que no ve√≠an ninguna diferencia entre Humphrey y Nixon.

La confusi√≥n de la convenci√≥n, y la tristeza de muchos liberales con el resultado, indujo que los dem√≥cratas empezaran reformas en su proceso de nominaci√≥n, incrementado el rol de las primarias y rebajando el poder de los delegados del partido en el proceso de selecci√≥n. Con los a√Īos, el alcalde Daley eludi√≥ consistentemente las acusaciones de corrupci√≥n en el gobierno. "Mira a nuestros disc√≠pulos son Lords", dijo una vez: "Uno lo neg√≥, uno dudado de √©l, uno lo traicion√≥.

Si nuestro Se√Īor no pod√≠a tener la perfecci√≥n, ¬Ņc√≥mo va a tenerlo en el gobierno de la ciudad?" Pero pronto la m√°quina Daley comenz√≥ a desmoronarse con tres regidores poderosos y asociados a Daley, fueron condenados en una serie de cargos de fraude, conspiraci√≥n y soborno. El Fiscal Federal describi√≥ como a 1968 como un "punto de inflexi√≥n" en la lucha contra la corrupci√≥n en Chicago.

Una publicaci√≥n local escribi√≥, "la pol√≠tica de Chicago nunca ser√° igual otra vez." A ra√≠z de los disturbios, un gran jurado se reuni√≥ para determinar qui√©n fue el responsable, y el jurado se traslad√≥ a acusar a los Ocho de Chicago. Los ocho hombres que participaron fueron Abbie Hoffman, Jerry Rubin, Tom Hayden, David Dellinger, Lee Weiner, John Froines, Rennie Davis, y Bobbie Seale. El juicio de los Ocho de Chicago fue acompa√Īado con masivas protestas fuera de la sala del tribunal, lo que llev√≥ a solicitar de nuevo a la Guardia Nacional-militarizar- para la ciudad de Chicago.

En la sala del tribunal, los indiciados mostraban un gran desprecio por el juicio, burl√°ndose de la juez y el jurado, en cuanto a Bobbie Seale l√≠der del Partido Comunista Negro fue tan despectivo que el juez orden√≥ ponerle una mordaza, le separ√≥ del juicio, lo conden√≥ a cinco a√Īos de prisi√≥n por desacato al tribunal. Al concluir el juicio en 1970, dos de los hombres, John Froines y Lee Weiner, fueron absueltos por completo. Los otros cinco fueron absueltos de conspiraci√≥n, pero condenados por cruzar las fronteras estatales para incitar a un mot√≠n, y condenados a prisi√≥n.

En 1972, el S√©ptimo Tribunal de Apelaciones de Circuito de los Estados Unidos revoc√≥ las condenas. De los ocho polic√≠as, los cargos contra uno de los agentes se retiraron, y los otros siete fueron absueltos. La disparidad en el tratamiento de los civiles y oficiales de polic√≠a fue a menudo criticado, con manifestantes que sugirieron que los oficiales debieron haber sido condenados y sometidos a un castigo por su participaci√≥n en los disturbios. El Pa√≠s de Espa√Īa publicaba el 2 de junio del 2004, lo siguiente:David Dellinger, el pacifista radical estadounidense y principal acusado del juicio de conspiraci√≥n pol√≠tica de los Siete de Chicago, quienes se movilizaban contra la guerra de Vietnam en los a√Īos sesenta, falleci√≥ en una residencia de ancianos en Montpelier, Vermont, ten√≠a 88 a√Īos.

Figura paternal

DELLINGER, FIGURA paternal entre los inconformes m√°s j√≥venes y estridentes, emergi√≥ en los a√Īos sesenta como l√≠der organizador de las inmensas manifestaciones contra la guerra, incluyendo el cerco del Pent√°gono que fue inmortalizado en el relato del escritor Norman Mailer Armies of the night. A la vez, mediante el uso de sus estrechos contactos con los norvietnamitas, logr√≥ organizar la liberaci√≥n de varios aviadores retenidos como prisioneros y escoltarlos de vuelta desde Han√≥i.

No perteneci√≥ a ning√ļn partido, e insisti√≥ en que el capitalismo estadounidense hab√≠a provocado el racismo, las aventuras y las guerras imperialistas, y por lo tanto hab√≠a que ejercer resistencia activa en su contra. Desde sus d√≠as en la Universidad de Yale, hab√≠a aprendido y practicado estrategias de desobediencia civil en diversas causas.

En 1969, Dellinger destacaba entre los otros acusados por su edad, su experiencia, su peso intelectual y solidez pacifista, cuando el juez Julius J. Hoffman presidi√≥ el juicio de los que se opon√≠an a la guerra de Vietnam, acusados de conspiraci√≥n criminal e incitaci√≥n al levantamiento en la Convenci√≥n Nacional Dem√≥crata un a√Īo antes, Dellinger era considerado el m√°s peligroso.

La siguiente demandada por orden de edad, fue dirigida hacia Abbie Hoffman, quien ten√≠a 20 a√Īos menos. Hoffman y Jerry Rubin eran de los yippies [el movimiento hippy era considerado en como anarquista-revolucionario]. Tom Hayden, Rennie Davis, John R. Froines y Lee Weiner hab√≠an dirigido movimientos estudiantiles; Dellinger, no. Entre este ramillete de representantes radicales de lo que se denominaba la Nueva Izquierda, Dellinger destacaba como enlace con una veta pacifista nacional enraizada en la Vieja Izquierda. Paul Berman, que escribi√≥ sobre los radicales y revolucionarios que adquirieron prominencia en torno a 1968 en Tale of Two Utopias, afirm√≥ que Dellinger "alcanz√≥ la mayor√≠a de edad en una de las corrientes min√ļsculas de la izquierda estadounidense, el movimiento del reverendo A. J. Muste por el pacifismo de la Segunda Guerra Mundial, basado en valores cristianos radicales e instintos anarquistas. (...) En las dos o tres d√©cadas siguientes, Dellinger y sus aliados pacifistas transformaron √°reas enteras de la vida estadounidense. Aunque los otros demandados de Chicago captaron la mayor parte de la atenci√≥n de los medios de comunicaci√≥n, en opini√≥n del juez Hoffman, Dellinger hab√≠a sido el m√°s culpable de todos. El jurado hab√≠a absuelto a los siete de los cargos de conspiraci√≥n, pero conden√≥ a todos menos a Weiner y Froines por incitaci√≥n al levantamiento y la revuelta popular. De los condenados, Dellinger recibi√≥ el castigo m√°s duro del juez Hoffman: cinco a√Īos de c√°rcel y una multa de 5.000 d√≥lares. Tambi√©n fue condenado a dos a√Īos y cinco meses por 32 cargos de desacato por los comentarios que hizo durante los cinco meses del juicio que concluy√≥ en febrero de 1970.- El 2 de marzo de 1970, la revista Time inform√≥ sobre el veredicto: ‚ÄúEl juicio no fue solamente un s√≠ntoma de la divisi√≥n de Norteam√©rica; tambi√©n la profundiz√≥.‚ÄĚ

Herbert Ehrmann, consejero de Nicola Sacco en el juicio Sacco y Vanzetti, dijo a Time que ‚Äúla conducta del juez y las acciones de los acusados fueron una verg√ľenza. El episodio completo fue una desgracia para la justicia norteamericana.‚ÄĚ El Partido de los Panteras Negras, los Estudiantes por una Sociedad Democr√°tica, la Organizaci√≥n Weather Underground y el Partido Juvenil internacional, o ‚ÄúYippies,‚ÄĚ fueron cuatro grupos ‚Äúfrustrados por la falta de progreso en temas pol√≠ticos y sociales‚ÄĚ durante esos tumultuosos a√Īos, seg√ļn indican perfiles de la Biblioteca de la Universidad de Virginia. El famoso cineasta Steven Spielberg produjo la pel√≠cula ‚ÄúEl Juicio de los Siete de Chicago.‚ÄĚ

@chakoka



More articles by this author

Frederick Katz y su amor por MéxicoFrederick Katz y su amor por México
   ¬ŅQui√©n es el Dr. Frederick Katz? Katz fue un acucioso...
Vietnam 1968
  Vietnam 1968 Juan Ram√≥n Jim√©nez De Le√≥n Como resultado de las Guerras...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 155 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner