joomla visitor
AuditorŪa
EL DIF√ćCIL OFICIO DE LA MARGINALIDAD
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
403
Banner
402
Banner
401
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 213

 
¬ŅParticipar√°n estos j√≥venes en el certamen?

Anal√≠a Garc√≠a, subdirectora general de Bienestar y Servicios Juveniles del Instituto Mexicano de la Juventud, ofrece el Premio Nacional a la Juventud Ind√≠gena 2009 -desde 1992- incentiva a j√≥venes ind√≠genas de entre 12 y 29 a√Īos para que trabajen en favor de su comunidad "porque uno de nuestros programas prioritarios dentro Programa Nacional de Juventud ‚Äďdice- es la juventud ind√≠gena".
Se reconoce a jóvenes indígenas que de manera individual o colectiva realicen o hayan realizado acciones, obras y proyectos relevantes para el fortalecimiento de su cultura y el desarrollo económico de su comunidad.
Hay dos categor√≠as: A, de 12 a 18 a√Īos, y B, de 19 a 29 a√Īos, en cada una se otorgar√° un premio de 70 mil pesos al ganador. Las categor√≠as son desarrollo comunitario y sustentable; educaci√≥n, preservaci√≥n y desarrollo cultural; conservaci√≥n y aprovechamiento de recursos naturales; medicina tradicional y promoci√≥n as√≠ como defensa de los derechos ind√≠genas.
 

                México, sin definir en los hechos política indígena

Durante la inauguraci√≥n del ‚ÄúForo sobre los Derechos Ind√≠genas‚ÄĚ que organiz√≥ la ONU a mediados de mayo, con la asistencia de m√°s de dos mil representantes de pueblos ind√≠genas de todo el mundo, se afirm√≥ que los derechos ind√≠genas han avanzado en el mundo desde que se aprob√≥ el a√Īo pasado la Declaraci√≥n sobre los Derechos de los Pueblos Ind√≠genas, asimismo se destacaron avances notables como el apoyo de Australia a la Declaraci√≥n sobre Derechos Ind√≠genas luego de que se hubiera negado a firmarla; Bolivia adopt√≥ una nueva Constituci√≥n que le da mayor poder a la poblaci√≥n ind√≠gena; la disculpa ofrecida por Canad√° a los aproximadamente 80 mil ex estudiantes (ind√≠genas) que separ√≥ por la fuerza de sus hogares para acomodarlos en internados; Jap√≥n reconoci√≥ formalmente al pueblo Ainu el derecho a tener un idioma, una religi√≥n y una cultura distinta. Todo est√° perfecto, pero ¬Ņ¬°y M√©xico!?
 

¬ŅExisten?

Son m√ļsicos, pero no est√°n catalogados en la M√ļsica Tradicional, M√ļsica Folkl√≥rica, M√ļsica T√≠pica, ni M√ļsica Mestiza. Tampoco forman parte de la cultura, entendi√©ndose √©sta como el conjunto de todas las formas y expresiones de una sociedad determinada y que como tal incluye costumbres, pr√°cticas, c√≥digos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religi√≥n, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias.
No aparecen sus interpretaciones en la Fonoteca Nacional; tampoco est√°n anotados en el padr√≥n de la Comisi√≥n Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Ind√≠genas que sustituy√≥ al Instituto Nacional Indigenista; ni en la m√ļsica que tiene registrada el Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia como derecho hist√≥rico de los pueblos; menos a√ļn como m√ļsicos ambulantes en el GDF.
De acuerdo al libro de Federico Navarrete Linares (‚ÄúLos pueblos ind√≠genas de M√©xico‚ÄĚ, M√©xico, 2008, 141 p; mapas, tabs., fots., ISBN 978-970-753-157-4) que le edit√≥ la Comisi√≥n Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Ind√≠genas, dice a la letra: En primer lugar, concebimos a los ind√≠genas como una ‚Äúminor√≠a‚ÄĚ que se distingue con claridad de los mestizos, quienes supuestamente constituyen la ‚Äúmayor√≠a‚ÄĚ de los mexicanos. Lo cual de entrada ya cuestiona la existencia de estos entes que aparecen en la fotograf√≠a y que forman parte de varios millones.
De tal manera que estos ‚Äúm√ļsicos‚ÄĚ que estamos viendo en la foto ni siquiera arraigo tienen porque andan deambulando en el bosque de concreto y duermen donde los agarra la noche y siempre est√°n en el lado oscuro de los registros gubernamentales, sin que nadie los oiga ni los vea.





 
 
 
 
 
 


More articles by this author

EL DIF√ćCIL OFICIO DE LA MARGINALIDAD
EL DIF√ćCIL OFICIO DE LA MARGINALIDAD RUB√ČN ESA√öD OCAMPO...
EL DIFICIL OFICIO DE LA MARGINALIDADEL DIFICIL OFICIO DE LA MARGINALIDAD
EL DIF√ćCIL OFICIO DE LA MARGINALIDAD RUB√ČN ESA√öD OCAMPO ¬°¬ŅEstallido social?! NADA...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 475 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
398
Banner
400
Banner
399
Banner
397
Banner
396
Banner
395
Banner
394
Banner
393
Banner