joomla visitor
Auditoría
El mundo está muerto de miedo... ¿por qué?
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 270

{vozmestart}

El mundo está muerto

de miedo... ¿por qué?

 

Yuri Serbolov

¿Acaso porque la economía de EU se está colapsando y el Imperio Americano está a punto de dejar de ser the number one? ¿Acaso por la emergencia del Imperio Chino y su violación de principios? ¿Acaso por la crisis europea? ¿Acaso por el movimiento de los indignados a nivel mundial? ¿Acaso porque el mundo llegó ya al pico de petróleo (oil peak) en 2010? ¿Acaso por el cambio climático? ¿Acaso porque los criminales y las mafias de narcos le están ganando la partida al Estado de derecho? ¿Acaso porque los gobiernos que tenemos están llenos de corruptos, de cínicos y de gente que sólo piensa en su bienestar personal y no en el del pueblo? ¿Acaso...?

¿Por qué hay tanto miedo en el mundo? y ¿para qué hay tanto miedo en el mundo? y ¿por quién hay tanto miedo en el mundo?

Si ya no existe el Imperio del Mal como bautizó EU a la Unión Soviética. Si la ciencia y la tecnología han progresado tanto. Si tenemos tanta información a nuestro alcance a través del Internet. Si la democracia y las instituciones vigilantes y protectoras de los derechos humanos han avanzado tanto, ¿por qué, entonces, hoy hay más sufrimiento que nunca sobre este planeta? ¿Qué estamos haciendo mal? ¿En qué nos equivocamos?

 

2

René Descartes.

Quizá la respuesta es que escogimos mal el tipo de pensamiento crítico, el tipo de modernidad y el tipo de humanismo. Esto significa que estamos ante el colapso de la civilización occidental tal como la conocemos en los últimos 400 años, desde que René Descartes en 1637 planteara “pienso, luego existo” (cogito ergo sum) en su famoso Discurso del método. Porque no es el pensamiento lo más elevado del ser humano.

El concluyó que de lo único seguro que estaba es de que dudaba y si dudaba es que pensaba y si pensaba es porque existía. Pero se olvidó ver que atrás de la duda, del pensamiento y de su existencia está su conciencia. Que era su conciencia la que se daba cuenta de la duda, del pensamiento y de la existencia. Ese pequeño error de pensamiento llevó a un pensamiento crítico que hizo a un lado la conciencia y la espiritualidad, nos llevó a un mundo materialista, egoísta, egocentrista, cínico, valemadrista, que no sólo ha destruido al planeta, sino que está autodestruyendo al ser humano. Requerimos, por tanto, un nuevo pensamiento crítico que no tire a la basura la espiritualidad, porque el anterior “tiró al excusado el agua sucia junto con el bebe”. Como dijo Einstein, el tercer milenio será espiritual o no será. No podemos seguir financiando una ciencia y una tecnología ayuna de espiritualidad, una ciencia muerta, fría, insensible, sin ética, sin valores.

3

Pierre Teilhard de Chardin.

Esa modernidad que nos deslumbra con descubrimientos y gadgets sólo ha llevado a los grandes desastres, como las explosiones atómicas o los accidentes nucleares; a fabricar armas químicas y biológicas más sofisticadas para la guerra. Necesitamos de una nueva humanidad donde el centro sea el ser humano no material, sino espiritual. Donde comprendamos que el único fin es disminuir el sufrimiento y aprovechar nuestra preciada vida humana para cultivar y desarrollar nuestra espiritualidad, pues como dijo Pierre Teilhard de Chardin: “No somos una criatura humana en una aventura espiritual, sino una criatura espiritual en una aventura humana”.

Todo se acelera, todo cambia, el mundo parece que va al despeñadero. Esto puede producirnos una sensación de angustia, de desasosiego, de desesperanza, de que todo está perdido, de que esto ya no tiene remedio, de que ya no vale la pena hacer ningún esfuerzo... ¡Nada más equivocado!

Como dice Ayya Khema, no hay nada equivocado o erróneo allá afuera, en el mundo. El único problema que tenemos está en nuestra mente, dentro de nosotros. No sé cual sea tu fe o tus creencias, pero éste no es el único sitio en el universo donde hay vida y esta no es la única vida que has tenido y tendrás. Incluso si el planeta Tierra estallara en mil pedazos, producto de nuestra soberbia, de nuestras ambiciones y de nuestra ignorancia, hay otros sitios donde renacería nuestra vida y donde podríamos seguir cultivando nuestra espiritualidad. Hay otros planos de existencia. Pensar que somos la única forma de vida inteligente es pensar igual que aquéllos que antes que Copérnico pensaban que la tierra era el centro del universo o que pensaban antes que Galileo Galilei que la tierra era plana o que el Sol era el que da vueltas alrededor de la Tierra.

Hay problemas, es cierto, y son problemas enormes, desafiantes, es cierto… pero como dijo Einstein, los problemas son complejos, pero las soluciones son simples. “Hay que cuestionar el conocimiento convencional, hay que retar lo hasta hoy establecido”, porque, explicó: “Un problema no se puede solucionar con la misma base de pensamiento con el cual se creo”. Requerimos cambiar nuestra forma de pensar y de interpretar y decodificar la realidad.

1

Indignados en Wall Street.

Pero eso no implica que debamos hacer modelos ultracomplejos e inentendibles para el sentido común. Las soluciones son simples, son muy sencillas. Como dijo el recientemente fallecido Steve Jobs: “Lo simple puede ser más difícil que lo complicado. Tienes que trabajar fuerte para que se limpie tu mente y hacer las cosas de forma simple. Pero vale la pena, porque cuando llegas a ese punto puedes mover montañas”.

 

¿Hay que hacer cambios?


Vamos a tener que cambiar la forma en que vivimos y la forma en que movemos al mundo, la forma en que sobrevivimos o nos sustentamos e incluso la forma en que producimos y consumimos energía. Pero no vamos a poder cambiar nuestra forma de vivir, si no modificamos nuestros actos, nuestros pensamientos, nuestras intenciones y, sobre todo, nuestras creencias. Éste es el quíntuple sendero que tenemos que aprender a seguir: 1.- Creencias correctas, 2.- intenciones correctas, 3.- palabras correctas, 4.- acciones correctas y, 5.- forma de vida correcta.

Pero lo más difícil de cambiarle a un ser humano son sus creencias, las cuales son como piedras difíciles de mover o cambiar.

Por ejemplo, ya no vamos a poder seguir consumiendo petróleo como lo hemos hecho en los últimos 100 años.

“El crecimiento económico y la prosperidad que vive el primer mundo desde la revolución industrial son debidas, en gran parte, al uso de los combustibles fósiles”.

La población ha tenido un crecimiento sin precedente en los últimos 50 años. No se presentó una catástrofe gracias a que la agricultura incrementó enormemente su productividad desde la década de los 40 (revolución verde) gracias al uso de pesticidas y abonos químicos, así como a la mecanización de los procesos de cultivo y recolección.


Crisis del Petróleo en México y en el Mundo


La teoría del pico petrolero (oil peak) fue postulada por King Hubbert en 1956, quien planteó que la producción mundial del petróleo llegará a su cenit y después declinará tan rápido como creció, resaltando el hecho de que el factor limitador de la extracción de petróleo es la energía requerida y no su coste económico. De acuerdo a Wikipedia (http://es.wikipedia. org/wiki/Teor%C3%ADa_del_pico_de_Hubbert)

Explica que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) hizo público en noviembre de 2010 que la producción de petróleo crudo llegó a su pico máximo en 2006. Basándose en los datos actuales de producción, la Asociación para el Estudio del Pico del Petróleo y el Gas (ASPO en inglés), considera que el pico del petróleo ocurrió en 2010, en tanto el del gas natural se dará algunos años posterior.

La llegada de ese pico de extracción hace pensar en un sombrío futuro en el que la humanidad tendrá que sobrevivir sin la principal fuente de energía que la ha hecho crecer y prosperar durante todo el siglo XX.

“Muchos piensan que estamos ante el inicio de la crisis definitiva del petróleo. Definitiva porque será la última y la que obligará a efectuar los mayores ajustes y recortes en su consumo como nunca antes se ha hecho”.

- Los yacimientos mexicanos caen a un 14 por ciento anual y dan síntomas de no poder producir más. Se estima que México pase a ser un país importador neto en 2012.

Rusia, a su vez, parece haber llegado a su segundo y último cenit de extracción al afirmar por primera vez que no va a poder seguir incrementando más su producción. Arabia Saudita, donde las reservas son secreto de Estado, no parece responder a las súplicas que desde occidente se hacen para que aumente su producción. Muchos especialistas afirman que detrás de las declaraciones de que “el mercado ya está suficientemente abastecido” se esconde la realidad de que ni tan sólo los yacimientos gigantes como Ghawar o Burgan pueden ya evitar por más tiempo el inevitable desplome de la producción. Por lo que respecta a las reservas estadounidenses y las del Mar del Norte, éstas siguen en caída libre a pesar de la entrada en el mercado del petróleo de Alaska.

En total, en los últimos cinco años, el precio parece haberse desestabilizado y ha acumulado ya una subida de un 400 por ciento. Este ascenso descontrolado no parece tener fin a la vista a pesar de las reducciones de consumo en occidente ya que China e India incrementan año a año su demanda y los propios países exportadores al incrementar su desarrollo ponen cada vez menos petróleo en el mercado.

La alternativa de explotar nuevas fuentes de energía que compensen los efectos del agotamiento del crudo es limitada debido a que usar combustibles fósiles como el carbón o el metano tiene efectos graves sobre el cambio climático. “Los efectos sobre el clima según algunos podrían hacerse notar antes que el agotamiento del crudo”. “Esto es lo mismo que ocurre con el plutonio, otra fuente de energía nuclear. El problema en su caso no se refiere a cómo encontrarlo o fabricarlo sino que se relaciona con cómo usarlo de forma segura”, lo cual está en entredicho después del accidente de la planta de Chernobyl, en la URSS y de Fukushima, en Japón.

Esta forma de vida, esta civilización, esta forma de economía no sustentable parece estar llegando a su fin. Es tiempo de que dejemos de buscar las respuestas fuera de nosotros, en la materia o en la energía y empecemos a buscar las soluciones dentro de nosotros, en el entrenamiento de nuestra mente y en nuestro desarrollo espiritual, porque incluso aún cuando se acabara el planeta, podríamos renacer en otro donde haya menos soberbia, menos egoísmo, menos odio, menos violencia y menos sufrimiento que en éste...

Aunque claro, eso requiere cultivar algo de fe, algo que parece se agotó en este planeta hace mucho tiempo con ese pensamiento cartesiano.

 

{vozmeend}



More articles by this author

La corrupción del PríncipeLa corrupción del Príncipe
GANÓ EL DINERO ORGANIZADO: PERDIERON FELIPE CALDERÓN. EL PAN Y...
¿Sabes qué es la Operación Carrusel?¿Sabes qué es la Operación Carrusel?
¿QUIERES HACERLE UN FAVOR A LA DEMOCRACIA MEXICANA? Aquí...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 817 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner