joomla visitor
AuditorŪa
ITINERARIO 2012
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 279

ITINERARIO 2012
ABRAHAM GARC√ćA IBARRA
(Exclusivo para Voces del Periodista)

Itinerario1

NO LOGRA BENEDICTO XVI NI UNA TREGUA SIMULADA

Corrupción y esquizofrenia moral,
pestes que laceran a los mexicanos

EN SUS DIVERSOS PRONUNCIAMIENTOS durante su estancia en Guanajuato, Benedicto XVI¬† -aparte de lubricar el sentimiento popular aferrado a Cristo rey-¬† ensambl√≥ la alusi√≥n a dos lacerantes fen√≥menos mexicanos del momento azul: Corrupci√≥n y esquizofrenia entre la moral individual y la moral p√ļblica. Las cr√≥nicas electr√≥nicas prefirieron poner el acento en el corrido de Guanajuato, los sombreros charros, los mariachis y el selectivo gesto amoroso del papa dedicado a dos que tres ni√Īos previamente esterilizados. Un Presidente alelado, frente a aquellos dos estrujantes se√Īalamientos pontificios, apenas acert√≥ a responder obsequi√°ndole a su hu√©sped una camiseta de la selecci√≥n mexicana de f√ļtbol, como sugiri√©ndole: Suda la verde.

Para ponernos a tono con la ret√≥rica que prim√≥ el inicio de la primavera mexicana en que -en una agenda gubernamental rigurosamente premeditada- se pretendi√≥ diluir la memoria de Ju√°rez,¬†¬† nos tomamos la licencia de recordar una sentencia b√≠blica: La verdad os har√° libres. ¬ŅDe qu√© lado qued√≥ la verdad verdadera en d√≠as de fervor pontificio, al que se sumaron electoreramente desde el jefe del Ejecutivo del Estado laico y miembros de su gabinete, hasta los candidatos presidenciales: Azules, rojos, amarillos y de otras tonalidades?

Vamos a ponerlo de este tama√Īo. Verbigracia: El devoto jefe del Estado laico, Felipe del Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs Calder√≥n Hinojosa, quien se peg√≥ como lapa a la imagen de Benedicto XVI, a quien, empleando el plural de la primera persona, salud√≥ en nombre de (‚Äúsomos‚ÄĚ) 93 millones de cat√≥licos -sepa Dios por qu√© eludi√≥ la noble y abarcadora denominaci√≥n cristianos o por qu√© discrimin√≥ al resto de los compatriotas- y le inform√≥ al conspicuo visitante que M√©xico avanza hacia la consolidaci√≥n de la democracia con pleno respeto a la libertad de culto y a la pluralidad pol√≠tica, religiosa e ideol√≥gica.

Si tal condici√≥n del r√©gimen pol√≠tico mexicano -herencia sin duda de los reformadores del siglo XIX y de los revolucionarios del siglo XX-, es comprobable, ¬Ņpor qu√© entonces los m√°s contumaces militantes del clero pol√≠tico, detractores del Estado laico, y su fauna de acompa√Īamiento contin√ļan expectorando odio contra las instituciones nacionales, garantes del pleno respeto a la libertad de culto y a la pluralidad pol√≠tica, religiosa e ideol√≥gica, decantadas y consagradas en un aciago, largo,¬† y permanente proceso constituyente?

Verbigracia: 24 horas antes de que el michoacano se plantara como poster al lado de Benedicto XVI, el dirigente nacional del partido mayoritario, Pedro Joaqu√≠n Coldwell sostuvo que, cuando el pr√≥ximo titular del Poder Ejecutivo asuma el poder 1 de diciembre, M√©xico estar√° al borde del colapso social, porque hoy la sociedad mexicana es mucho m√°s pobre que cuando el actual Presidente empez√≥ a gobernar. El papa habl√≥ de manera reiterativa de la dignidad de la persona humana, creada por Dios, que ning√ļn poder tiene derecho a olvidar o despreciar. El sedicente ‚Äúperegrino de la fe, de la esperanza y de la caridad‚ÄĚ, ¬Ņhace extensivo el don de la dignidad a los millones de mexicanos que vegetan en la miseria?

Verbigracia: Benedicto XVI convocó a los mexicanos a contribuir a una convivencia respetuosa y pacífica. En el momento de las salutaciones de recepción, el presidente de la Cámara de Diputados -que hace apenas unas semanas otorgó su fíat a la reforma del artículo 24 de la Constitución-, Guadalupe Acosta Naranjo, quien estrechó cálidamente la diestra del pontífice romano, quiso hacer ostensible su desdén a un eufórico Calderón Hinojosa, dándole la espalda, y dejándolo con la mano tendida en una patética escena trasmitida en directo, en vivo y a todo color que registró el rictus del desconcierto presidencial.

En fin: La verdad os har√° libres. Y la verdad es que -de 93 millones de cat√≥licos mexicanos que cuenta el Presidente-, los organizadores de la visita papal esperaban que al menos un mill√≥n y medio rindieran veneraci√≥n al distinguido hu√©sped y, seg√ļn los reportes del aparato de seguridad comandado por el Estado Mayor Presidencial, s√≥lo particip√≥ en la bienvenida y en el itinerario algo m√°s de medio mill√≥n, entre quienes, entre los ecos del himno Caminos de Guanajuato, reivindicatorio de la memoria de Jos√© Alfredo Jim√©nez, se escucharon consignas: ¬°Ya dejen descansar a Benito Ju√°rez! Y el revire: ¬°Lesbianas, prostitutas: ¬°Ah√≥rquense!. ¬°Tolerancia!, era el clamor. ¬°S√°quenlos!, era la enfurecida respuesta de los otros. La verdad os har√° libres.

El papa march√≥ a Cuba, y leve qued√≥ en el imaginario popular la oraci√≥n de despedida: Que la paz de Cristo quede con ustedes, queridos hermanos. ¬ŅPaz con justicia y dignidad, como la piden los que denuncian la barbarie que ha cobrado la vida de m√°s de 60 mil compatriotas y demandan que se conozca la suerte de miles m√°s desaparecidos y la identificaci√≥n de otros miles encontrados en las llamadas narcofosas, exigencias a las que el gobierno no obsequia respuesta alguna.

Sentimos hondamente que nuestro catolicismo ha sido afectado por el manifiesto pecado estructural de una iglesia desaprensiva como lo hemos observado desde a√Īos recientes; en cambio, la conciencia de nuestros derechos y obligaciones de cristianos y ciudadanos, parad√≥jicamente, ha sido reforzada por el impacto de los mismos da√Īos recibidos. Por eso hemos hablado y escrito. Quiera Dios, escrutador inenga√Īable de las almas, iluminar desde el coraz√≥n, nuestras intenciones y delegar tambi√©n, en el tiempo humano, a la historia, una revisi√≥n conjuntamente generosa y valiente de la verdad que los ex legionarios (de Cristo) revelamos sobre tanto da√Īo causado a la Iglesia y a la sociedad por sus fingidos y falsos amigos. Solamente √Čl sabe si para este fin hemos sido instrumentos suyos. En cualquier caso, por Vuestras manos pas√≥ la oportunidad de aceptar esa verdad y de aceptarnos a nosotros. Manifiesto p√ļblico ante Benedicto XVI (‚ÄúFallecieron ya. como nuestras esperanzas de verdad y justicia en la Iglesia, varios ex legionarios de Cristo‚Ķ), suscrito por el doctor Jos√© Barba, v√≠ctima del padre Marcial Maciel. La verdad os har√° libre.


En Momento de Destino

EN MOMENTO DE DESTINO, como los que viven en estos d√≠as 115 millones de compatriotas -m√°s de la mitad en pobreza de alimento y esperanzas-, es bueno recordar que ‚Äúel √©xito de los pronosticadores de los √ļltimos treinta o cuarenta a√Īos, con independencia de sus aptitudes profesionales como profetas, han sido tan espectacularmente bajo que s√≥lo los gobiernos y los institutos de investigaci√≥n econ√≥mica siguen confiando en ellos, o aparentan hacerlo. Es probable que su √≠ndice de fracasos haya aumentado desde la segunda guerra mundial‚ÄĚ. Sustenta la conclusi√≥n anterior Eric Hobsbawm, testigo militante de los acontecimientos estelares para la humanidad toda en los pasados cien a√Īos, cuyo testimonio vital est√° impreso en Historia del Siglo XX.

Benedicto y Calderón
Le pidieron que orara por la salvación de sus almas

Para el caso mexicano, huelga decir que los profetas del fundamentalismo neoliberal, que se adhirieron a la disparatada tesis del fin de la historia, han fallado de pe a pa desde que empezaron a anunciar la ‚Äúpostmodernidad‚ÄĚ y la incorporaci√≥n de M√©xico al Primer Mundo -a las ligas mayores, lleg√≥ a decir un tecnobur√≥crata rampl√≥n-, terminaron dejando una fangosa estela de miseria, sangre y luto colectivos. Como afirma el historiador citado, quien observ√≥ el ascenso de Adolfo Hitler y la muerte de Jos√© Stalin, para citar dos tr√°gicos periodos marcados por la vesania individual, todo ciclo llega a su fin. M√©xico est√° potencialmente en esa tesitura. No basta, sin embargo, el solo voluntarismo personal para cambiar la historia. Los mexicanos, a contrapelo de la insolencia tir√°nica de las castas dominantes -que han llevado la gobernabilidad al caos- tienen la oportunidad para acometer esa haza√Īa el 1 de julio de 2012.

No obstante, la cuesti√≥n no depende de un plazo fatal. La gran cuesti√≥n, es s√≠ esa oportunidad se cumple pac√≠ficamente, o si los plut√≥cratas clept√≥manos obligar√°n a su servidumbre burocr√°tica enquistada en los poderes constitucionales y en los llamados √≥rganos aut√≥nomos responsables de la gesti√≥n electoral, a provocar que el cambio se d√© por la v√≠a violenta. Para esos enloquecidos espec√≠menes, est√° latente la vieja sentencia: Todas las horas duelen: la √ļltima es la que mata.

Marzo termin√≥ con los m√°s conspicuos agentes del stablishment empapados. Vino, estuvo ¬Ņy venci√≥? Benedicto XVI. La Secretar√≠a de Relaciones Exteriores hab√≠a establecido previamente que el papa viajar√≠a a M√©xico, respondiendo a invitaci√≥n que el presidente de la Rep√ļblica, Felipe Calder√≥n Hinojosa, le hizo en el primer encuentro que sostuvieron ambos en 2007 en El Vaticano. Pero, un d√≠a antes del arribo del pont√≠fice, el arzobispo de Le√≥n, Guanajuato, Jos√© Guadalupe Mart√≠n R√°bago precis√≥ que fue la Conferencia del Episcopado Mexicano la que curs√≥ la invitaci√≥n expresa al jefe de la Iglesia cat√≥lica, a la que se sum√≥ la presidencia. No se confundan, seamos m√°s humildes para entender que nadie va a movilizar a un papa para venir a apoyar a un partido pol√≠tico, recomend√≥ el prelado.

No es, ese detalle, asunto balad√≠, pues la fecha de la visita papal se hizo coincidir con la semana de celebraci√≥n juarista y el registro ante el Instituto Federal Electoral (IFE) de los candidatos presidenciales que, una semana despu√©s, se lanzar√≠an legalmente al reclamo del voto popular. La lectura p√ļblica m√°s recurrente del suceso, fue en el sentido de que se tratar√≠a de que la presencia y el mensaje del visitante incidieran en la orientaci√≥n de la opini√≥n electoral de los mexicanos. La precisi√≥n que hizo Mart√≠n R√°bago, por mera contraposici√≥n, abona la suspicacia, lejos de desvanecerla, habida cuenta que se sabe que, en pol√≠tica, no existen las casualidades.

¬ŅA qui√©n fue dirigida la conminaci√≥n del arzobispo: No se confundan‚Ķ? ¬ŅAl Presidente mismo, quien quiso hacer ostentaci√≥n de su presencia en el acto de recepci√≥n? ¬ŅAl partido que blasona de representar electoralmente al catolicismo mexicano?¬ŅA la propia jerarqu√≠a episcopal, que desde febrero puso a caballo su agenda electoral, a pesar de asegurar machaconamente que el viaje de Benedicto XVI ser√≠a eminentemente pastoral?

Como sea, el entorno de ese acontecimiento supuestamente pastoral, se politizó. Que mujeres mexicanas aparecieran en León, blandiendo cartulinas con la exigencia: Saquen de nuestros ovarios los rosarios, o que activistas de la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales de Sacerdotes, para los que el papa no tuvo tiempo de atención, expresaran su malestar por la discriminación, no son meros episodios anecdóticos, notas de color.

En el fastoso escenario estuvo subyacente la presi√≥n incesante que sobre el Congreso de la Uni√≥n y las legislaturas de los estados se ha ejercido para la reforma del art√≠culo 24 de la Constituci√≥n, que regula la materia eclesial y religiosa popular; lo mismo que la protesta que algunos segmentos de la sociedad han levantado contra el llamado de la jerarqu√≠a cat√≥lica a votar el 1 de julio por opciones partidistas que promuevan la integraci√≥n familiar y el respeto ‚Äúal derecho a la vida desde su concepci√≥n hasta su fin natural‚ÄĚ (una forma impl√≠cita de condenar el aborto). Seg√ļn expertos, ese llamado de prominentes miembros del Episcopado -aupados por la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n y el Instituto Federal Electoral- viola en toda la l√≠nea los art√≠culos 24 y 130 constitucionales, el art√≠culo 353 del C√≥digo Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, y el 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto P√ļblico.

En un cuidadoso ejercicio hermen√©utico, los cr√≠ticos de esa conducta episcopal han se√Īalado que el pronunciamiento del clero pol√≠tico no se hizo al calor de una homil√≠a dictada desde el p√ļlpito. Se trata de un documento bien preparado y pensado para tener una amplia difusi√≥n entre los seguidores de una determinada religi√≥n. En ese sentido, puede preverse que existe toda la intencionalidad de inducir a no votar por determinado partido pol√≠tico.

En ese tenor, la presidenta del Observatorio Electoral, Gabriela Ju√°rez ha sostenido que si la ‚ÄúIglesia oficial‚ÄĚ est√° en su derecho de promover ciertos valores, no puede obviarlo en periodos electorales. S√≠, hay una manipulaci√≥n partidista y no todos los cat√≥licos estamos de acuerdo con esa postura; muchos estamos en favor del derecho del derecho de la mujer a decidir y a la libertad sexual.

En el recorrido pontificio se distribuyeron copias de un texto suscrito por la Plataforma de Profesionistas y Técnicos que, en el marco del XCV aniversario de la Constitución de 1917 planteó los siguientes cuestionamientos:

¬ŅQueremos una Constituci√≥n que respete la separaci√≥n del Estado y las iglesias, o una que desmantele el Estado laico?

¬ŅDeseamos una Constituci√≥n que garantice la educaci√≥n laica, o una que posibilite la educaci√≥n confesional?

¬ŅNos conviene una Constituci√≥n que proteja a los ciudadanos por igual, o una que discrimine a las minor√≠as?

¬ŅQueremos una Constituci√≥n que satisfaga las necesidades nacionales, o una que cumpla las exigencias de la jerarqu√≠a cat√≥lica?

¬ŅDeseamos una Constituci√≥n que promueva la unidad de los mexicanos, o una que polarice a la sociedad?

Otro texto divulgado en esas horas, reproduce demandas a los legisladores mexicanos de un grupo de acad√©micos, escritores y militantes pol√≠ticos, as√≠ como diversas asociaciones civiles, a saber: Actuar con congruencia con los principios de laicidad, que han demostrado ser la √ļnica garant√≠a de la convivencia arm√≥nica y de las libertades y derechos fundamentales en una sociedad cada vez m√°s diversa y plural; aprobar reformas al art√≠culo 40 constitucional que incluye la laicidad como caracter√≠stica esencial de la Rep√ļblica mexicana, condici√≥n que garantiza el ejercicio de libertades y derechos para todas y todos; rechazar la reforma al art√≠culo 24 constitucional pues como est√° redactada puede constituirse en punta de lanza para modificar otros art√≠culos de la Constituci√≥n que son pilares del Estado laico; abrir espacios de debate plural, en los que participemos personas de la academia y de las organizaciones civiles con experiencia en el tema para que, basados en razones hist√≥ricas y democr√°ticas, preservemos el orden constitucional que hemos construido mexicanas y mexicanos‚Ķ

En la edici√≥n 278 de Voces del Periodista hicimos un breve compendio de citas de los mensajes que en enero de 1979 Juan Pablo II dirigi√≥ a jerarqu√≠a, religiosas y religiosos, y grey en general, en los que, en no m√°s de 40 l√≠neas de texto reproducidas, el pont√≠fice hace insistentes invocaciones a la paz, la justicia y la dignidad, incluso a la prosperidad, como imperativos de los que autoridad eclesial y gobernantes deben dotar a las comunidades humanas para su sano y cristiano desarrollo. Como reminiscencia de aquellos mensajes, y frente a la barbarie que actualmente asuela a la sociedad mexicana en los √ļltimos meses ha estado activo en M√©xico el movimiento denominado por la Paz con justicia y dignidad que habla por las v√≠ctimas y los familiares de las v√≠ctimas de la galopante violencia. Sin referirse expresamente a ese movimiento, el obispo de Saltillo, don Ra√ļl Vera declar√≥ que Benedicto XVI encontrar√≠a en M√©xico un ambiente de fracturaci√≥n y desesperaci√≥n social, de ausencia de protecci√≥n a los ciudadanos y de empobrecimiento creciente.

¬ŅRespondi√≥ el papa Benedicto XVI a esa dolorosa situaci√≥n de M√©xico, m√°s de tres d√©cadas despu√©s del primer viaje de su antecesor polaco? Record√≥ que Juan Pablo II hizo aquella primera visita a nuestro pa√≠s en una situaci√≥n pol√≠tica confusa (¬Ņ?). Expres√≥ su compromiso, e invit√≥ al 80 por ciento de los mexicanos que profesan el credo cat√≥lico a compartirlo, a favor del bien y de lucha contra el mal. Ponder√≥ las bellezas del pa√≠s,¬† se√Īal√≥ la violencia provocada por el narcotr√°fico e insisti√≥ en su llamado a hacer lo posible contra ese mal destructivo para la humanidad y la juventud.


Silabario del buen Cristiano


Corrupción: En el ser humano, pudrición del cuerpo que se extiende fatalmente a el alma.

Esquizofrenia: Desorden en la cabeza atribuible, a veces, a herencia gen√©tica; en otros casos, efecto de las adicciones a sustancias prohibidas o escasa resistencia al estr√©s depresivo. Amerita control siqui√°trico. El primero y √©ste t√©rmino fueron empleados por Benedicto XVI en su reciente viaje a Guanajuato: Esquizofrenia entre la moral individual y la moral p√ļblica.

CRISTO: ‚ÄúEl ungido‚ÄĚ. T√≠tulo dado a Jesucristo, fundador del cristianismo para indicar que era El Mes√≠as o El¬† Ungido del Se√Īor, anunciado por los profetas hebreos.

Cruz

JESUCRISTO: El Salvador, venerado por todos los cristianos. Siempre citado, poco imitado.

¬ŅQuo Vadis?: ¬ŅA d√≥nde vas? Pregunta que a su antiguo maestro hizo¬† Pedro (roca) cuando, acobardado por el vandalismo de Ner√≥n (el disc√≠pulo) hu√≠a de Roma y top√≥ en el camino con Jes√ļs reaparecido. El antiguo maestro de Pedro le respondi√≥: A Roma, a ser crucificado de nuevo. Ante tal temeraria contestaci√≥n, el fugitivo recapacit√≥. Ya hab√≠a traicionado a Jes√ļs antes de que el gallo cantara tres veces, cuando El Ungido se enfrentaba a su inminente crucifixi√≥n.

Atila: El b√°rbaro que cabalg√≥ desde Germania (Alemania) sobre Roma en su incesante misi√≥n destructiva. La plebe romana lo reconoci√≥ como El azote de Dios, enviado para castigar ‚Äúa un pueblo pecador‚ÄĚ y a sus corrompidos gu√≠as. Le√≥n, el ocupante del solio cat√≥lico, no huy√≥ de Atila como Pedro de Ner√≥n. Los cat√≥licos romanos¬† vieron a Adolfo Hitler como la reencarnaci√≥n de Atila. Su gu√≠a espiritual no.

Girolamo Savonarola: Reformador cat√≥lico. Se hizo monje dominico en Florencia. Acusador de los id√≥latras del becerro de oro, convoc√≥ a sus seguidores a una misa de quema de vanidades consistente en la destrucci√≥n de joyas, trajes, libros pornogr√°ficos y cuadros profanos. Por sus actos ‚Äúde subversi√≥n‚ÄĚ fue acusado de herej√≠a y de negarse a comparecer ante Roma. El papa Alejandro VI lo excomulg√≥ y fue preso, torturado y estrangulado en compa√Ī√≠a de sus fieles. Todo por ser congruente con El Eclesiast√©s.

Simonía: Compra o venta de cosas espirituales (como sacramentos y sacramentales) o temporales inseparablemente unidas a las primeras (como las prebendas y beneficios eclesiásticos). La palabra proviene del ofrecimiento hecho a San Pedro por Simón El mago, a cambio del don de conferir el Espíritu Santo. Ese tráfico innoble es uno de los comercios más rentables de nuestra época.

Profeta: Hombre que proclama e interpreta la voluntad de Dios. Ordinariamente con la expresión los profetas se alude a la sucesión de hombres de gran espíritu religioso que florecieron entre el pueblo judío. Los profetas mayores son Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel. Los menores: Baruc, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías. En el primer Evangelio (el hoy San), Mateo advierte contra los fasos profetas; luego lo haría Pedro. Dentro de las iglesias institucionales como las piratas abundan esos falsos profetas y unos se anuncian como el nuevo Mesías, mientras que otros aterrorizan con sus anuncios del fin del mundo. Los más se hacen de fabulosas fortunas crematísticas a costa de la ignorancia y la depresión del actual mundo deshumanizado.

Eucarist√≠a: El acto m√°s elevado del culto cristiano y el Sacramento principal, instituido por Jes√ļs mismo despu√©s de la cena pascual que comparti√≥ con los ap√≥stoles en un Cen√°culo de Jerusal√©n, la noche en que fue traicionado. San Pablo le llam√≥ Santa Comuni√≥n (con ‚Äúel cuerpo de Cristo‚ÄĚ o ‚ÄúSanta cena). Los cu√°queros no la imparten. (Los cu√°queros, originalmente se denominaron Sociedad de Amigos de Fox, por George, su fundador, un irland√©s, aprendiz de zapatero, que escuch√≥ de Dios la conminaci√≥n de ‚Äúabandonarlo todo‚ÄĚ para servir a su causa. En M√©xico, los Fox, en vez de abandonarlo todo, se alzaron con el santo y la limosna.¬† La excomuni√≥n es la Espada de Damocles que los sacerdotes cat√≥licos blanden contra los r√©probos,¬† y aun contra ortodoxos pero insumisos. El d√≠a en que, en Guanajuato, Benedicto XVI imparti√≥ la sagrada hostia, el primero en extender la lengua fue Felipe del Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs‚Ķ

Ciudad de Dios: Viendo el triste espectáculo de decadencia imperial, San Agustín la propuso a los hombres para elevarla sobre las ruinas del antiguo orden de cosas. Era postulante del hombre nuevo y de la nueva sociedad.

Apóstata: Traidor a los principios y valores de la religión. Juliano El apóstata fue formado en el cristianismo pero renegó de esta doctrina y volvió al paganismo. En la Edad Media, la apostasía era un crimen que se pagaba con la vida. En México los apóstatas son legión, pero tienen al corriente sus diezmos; hasta con creces.

Religiosidad: Práctica de la piedad conforme el código de normas de una religión. En México, los medios televisivos han pervertido la religiosidad popular, sobre todo en su expresión guadalupana. También algunas órdenes protegidas por la Santa Sede. Como Los legionarios de Cristo. Conocidos también como los mercenarios de Cristo. Otra cosa son los mercedarios, pertenecientes a la orden de la Merced. Merced: beneficio, dádiva o gracia. No confundir la expresión qué le pasa a sus Mercedes, cuando se dirige a un ricacho. Es la marca del lujoso automóvil que rueda el aludido. Algunos obispos son muy aficionados a esa joya automotriz, aunque bien pueden conformarse con un BMW.

Esoterismo: Doctrina de los antiguos misterios que, en la cultura griega,¬† s√≥lo se explicaban a los iniciados. Con la secularizaci√≥n de la Iglesia cat√≥lica y el decaimiento espiritual y moral de los mexicanos a causa de la crisis social y econ√≥mica, han aparecido legiones de impostores que invocan el t√©rmino para desarrollar una gran industria de la charlataner√≠a, que en algunos casos ha auspiciado la aparici√≥n y las pr√°cticas de sectas llamadas sat√°nicas. Para efectos pol√≠tico-electorales, en M√©xico act√ļan facciones del catolicismo que practican el secretismo ritual, aupado por algunos gu√≠as espirituales ‚Äúoficiales‚ÄĚ, aunque los sacerdotes de buena fe reprueban ese tipo de conducta que desnaturalizan las sagradas escrituras.

Misterio de la fe: Expresión aplicada a una verdad que no puede ser conocida ni comprendida por la fe. Es decir, una verdad que el hombre no ha podido descubrir por si mismo, sino que le ha sido revelada.

Fe: Confianza. Asentamiento firme de la voluntad a una verdad basada sola y √ļnicamente en la revelaci√≥n divina. Tambi√©n se llama as√≠ al conjunto de ciencias religiosas. La Fe, con may√ļscula, es la ‚Äúverdadera religi√≥n‚ÄĚ. Una de las virtudes teologales. Juan Pablo II llam√≥ a¬† M√©xico siempre fiel, pero tambi√©n dijo que ser fiel es no traicionar en las tinieblas lo que se acept√≥ en p√ļblico. Otra forma de infidelidad es burlar con los actos lo que se jur√≥ de palabra. En M√©xico, los poderosos traicionan en lo oscurito lo que expectoran a todas horas en la televisi√≥n.

Esperanza: Confianza en alguna recompensa. Una de las virtudes teologales.

Caridad: El amor de Dios y del prójimo. Proverbio: La caridad empieza por uno mismo. Una de las virtudes teologales que algunos plutócratas cumplen al pie de la letra, acumulando para sí lo que le saquean al prójimo.

Hipoteca: Juan Pablo II dijo aquí que sobre toda propiedad privada grava una hipoteca social. Después de tres décadas de su mensaje, los neoliberales tricolores y azules han invertido la oración: Sobre todo patrimonio social grava una hipoteca privada. Es que ni priistas ni panistas aprendieron latín.

Concupiscencia: Deseo desenfrenado de bienes terrenos y goces sensuales. Uno de los prototipos teatrales del concupiscente, es Tartufo (falso santurr√≥n, hip√≥crita), quien se val√≠a de su cultura religiosa, y de su condici√≥n de abogado, para enga√Īar, seducir y despojar a hermanas de la veladora perpetua, y que ha sido aclimatado en M√©xico por prominentes hombres del gobierno que cuentan con la protecci√≥n o complicidad de altos ministros religiosos.

Moral: Conjunto de facultades del esp√≠ritu. Ciencia que ense√Īa las reglas que deben seguirse para hacer el bien y evitar el mal. En M√©xico, los pol√≠ticos de cualquier ralea han aceptado la definici√≥n divulgada por Gonzalo El alaz√°n tostado N. Santos: Moral es el √°rbol que de moras. Y punto.


En el affaire Cassez, nuevo pretexto
de ataques a jueces y ministros

Cassez

EN EL AFFAIRE CASSEZ -detonador de un conflicto diplom√°tico con el gobierno de Francia- lo que est√° urgiendo es llamar las cosas por su¬†¬† nombre: Ahora se sabe que el ex comisionado de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica, Genaro Garc√≠a Luna, no hizo su propia producci√≥n televisiva del arresto en diciembre de 2005 de Florence Cassez. Como se nota, suele olvidarse que el protagonista principal del secuestro ‚Äúresuelto‚ÄĚ es Israel Vallarta, de quien la francesa era novia, y del secuestrado rescatado ni el nombre se menciona. Lo que se sabe ahora, es que Garc√≠a Luna mont√≥ el set para que las televisoras se ahorraran costos y compartieran una exclusiva ma√Īanera. Si econom√≠as en la producci√≥n de noticiarios, en trat√°ndose de empresas privadas, pueden pasar por leg√≠timas, lo que est√° en el centro de gravedad del debate, es si son legales desde el punto de vista del llamado impacto procesal de la producci√≥n de marras en el juicio respectivo.

Se sabe tambi√©n, por infidencias de un ex directivo editorial de Televisa, expresamente de la barra Primero Noticias, difundidas hace dos semanas en entrevista radiof√≥nica, que todo el montaje matinal sobre el caso, organizado por una dependencia de la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica, respondi√≥ al apremio de la entonces pareja presidencial, particularmente de la se√Īora Marta, de distraer los reflectores de los chiquillos Bribiesca Sahag√ļn que, en plenos preparativos de la sucesi√≥n presidencial de 2006, estaban siendo nombrados en indagatorias de actos de corrupci√≥n.

Ministro Silva Meza
Ministro Silva Meza

Lo que no se sabe a ciencia cierta, es si de esa manera una de las pinzas del duopolio televisivo estaba siendo requerida en pago de los favores otorgados por el gobierno de Vicente Fox, entre ellos el afamado decretazo por el que dos a√Īos antes se despoj√≥ al Estado de los tiempos-aire con los que las empresas televisivas retribu√≠an una porci√≥n de sus obligaciones fiscales. Para entonces, pasada por unanimidad en la C√°mara de Diputados, ya estaba en el Senado la c√©lebre Ley Televisa, que refrendar√≠a el control monop√≥lico de los medios electr√≥nicos. En √ļltima instancia, el orden de los factores no altera el resultado y sus consecuencias.

¬ŅA qu√© dimensi√≥n nos remite ese modelo de relaci√≥n Estado-medios? A una doble dimensi√≥n: La de la moral privada, que queda en entredicho respecto del Derecho a la Informaci√≥n y de la Libre Expresi√≥n. La dimensi√≥n de la √©tica republicana, cuya transgresi√≥n ha desembocado a la larga en una situaci√≥n de conflicto entre dos poderes de la Uni√≥n, exacerbado por la pretensi√≥n del titular del jefe del Ejecutivo de dictar conductas al Poder Judicial de la Federaci√≥n.

En efecto, el presidente designado Felipe Calder√≥n Hinojosa, en plena tormenta que envuelve a su secretario de Seguridad P√ļblica, el mencionado Garc√≠a Luna, se ha dedicado a placearlo para hacer patente p√ļblicamente su espaldarazo al funcionario. Con √©l a sus flancos, en visita a Papantla, Veracruz, para supervisar un centro penitenciario, se puso a dictarles ‚Äúreglas de operaci√≥n‚ÄĚ a jueces, magistrados y ministros.

Para decirlo en t√©rminos ex profeso, olvidando que ‚Äúel buen juez por su casa empieza‚ÄĚ, el egregio abogado por la Escuela Libre de Derecho mand√≥ un mensaje a los miembros del Poder Judicial, habl√°ndoles del problema de la impunidad y record√°ndoles con escasa originalidad, pero con acierto, que las v√≠ctimas del delito tienen hambre y sed de justicia.

En pleno v√©rtigo exclamatorio, el debutante volador de Papantla insisti√≥ en el tema de la impunidad, sin advertir que esa peste no s√≥lo infesta el √°mbito judicial, sino que se√Īorea sobre el vasto, profundo y putrefacto universo administrativo, donde hasta el m√°s tullido es diestro alambrista a la hora de echarle el guante al erario p√ļblico. Nunca, dijo el michoacano, la interpretaci√≥n de la ley, sea rendija por donde escapa la impunidad, resultado de que la ley no cumple con los fines del derecho. Justicia, expres√≥ vehementemente el licenciado, es dar a cada quien lo que le corresponde de acuerdo con su propio derecho. En fin, tenemos ‚Äúuna sociedad agraviada y humillada‚ÄĚ por los criminales. Esto es, por supuesto, los criminales son ‚Äúlos otros‚ÄĚ.

El 21 de marzo, conmemorativo del natalicio de Benito Juárez -el humilde zapoteco que postulaba la honrada medianía como modo de vida del servidor publico-, tocó el turno al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza puso la respuesta en Palacio Nacional, sin necesidad de mandar nadie por ella a Roma: Amparo y derechos humanos exigen que el nuestro sea un país en el que impere la justicia y la legalidad. No la arbitrariedad.

Invit√≥ el ministro Silva Meza a apegarse a la ley, como f√≥rmula de paz y certidumbre. Necesitamos que funcionen con normalidad las instituciones de la Rep√ļblica. Nada justifica incumplir la Constituci√≥n y los derechos humanos. Respetemos las formas y la legalidad. Respetemos la esencia de la Rep√ļblica, que es la legalidad. Estamos conscientes de que el valor social de largo plazo es la justicia basada siempre en la Constituci√≥n y las leyes. Lo civilizado y lo correcto, es construir un Estado √©tico, limpio, justo, que no viole los derechos humanos de nadie.

Justicia, pues, basada en instituciones y procesos que hagan justicia de verdad, puntualizó el orador, mientras que sus escuchas acaso recordaran al Benemérito que dictó el apotegma: El respecto al derecho ajeno es la paz, que vale lo mismo para individuos, naciones y, por supuesto, para el orden republicano de México, basado en la división de poderes. Tres días después, el Instituto Federal Electoral concedió una nueva exoneración al jefe del Ejecutivo por su enésima irrupción en el proceso de sucesión presidencial, tratando de posicionar a la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota. Justicia electoral que debiera ser pareja para iguales, pero, recordando al clásico, para el IFE existen unos más iguales que otros.

Aunque la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica -como si hubiera cortado oreja y rabo- festin√≥ el que la primera sala de la Corte dejara en suspenso el affaire Cassez, y amag√≥ con mantener su vigilancia sobre los ministros, lo cierto es que el resultado de la sesi√≥n correspondiente fue el acuerdo para la reposici√≥n de la ponencia sobre el asunto, si bien queda latente el hecho de que la mayor√≠a de los ministros no descart√≥ el amparo a la sentenciada, objetando sin embargo la recomendaci√≥n de liberaci√≥n.

En la enrarecida atm√≥sfera que respira la Rep√ļblica, la gran duda que queda flotando es, ¬Ņqu√© fines √ļltimos, no confesados, se persiguen enervando las relaciones entre los poderes de la Uni√≥n, cuando la Naci√≥n espera, con crispada ansiedad, que el proceso de nueva formaci√≥n de los poderes p√ļblicos el 1 de julio tenga un desenlace pac√≠fico? S√≥lo el tiempo dar√° la respuesta.


ARRANCA CUENTA REGRESIVA

Desenfrenada, la delincuencia electoral

IFE
IFE en huelga de leyes caídas

EL PASADO 26 DE MARZO, frente a los participantes en el llamado tianguis tur√≠stico realizado en Puerto Vallarta, el presidente designado Felipe Calder√≥n Hinojosa, exhibiendo una sonrisa boba, anunci√≥ que consult√≥ a su consejer√≠a jur√≠dica sobre como seguir burlando el C√≥digo Electoral federal para promover la acci√≥n del ‚Äúgobierno del Presidente de la Rep√ļblica‚ÄĚ; en este caso para la promoci√≥n del turismo. Ocho d√≠as antes, el Instituto Federal Electoral lo hab√≠a exonerado por andar divulgando encuestas electorales para colocar a la candidata presidencial del PAN, Josefina V√°zquez Mota en segundo lugar de la tabla, pero el d√≠a citado decidi√≥ -s√≥lo- tomar medidas cautelares para que el gobierno no siga distribuyendo cartas personales¬† dirigidas por el michoacano a millones de contribuyentes para agradecerles su cumplimiento fiscal que le permiten seguir impulsando obras p√ļblicas con recursos recolectados por el Sistema de Administraci√≥n Tributaria. Sigue, pues, la feria de la transgresi√≥n.

Pinche Alejandra Sota

Con aqu√©l adjetivo de pulquer√≠a, la presidenciable del PAN, V√°zquez Mota calific√≥ a la vocera del Gabinete de Vazquez MotaSeguridad, Alejandra Sota, a la que acus√≥ de difundir grabaciones que de llamadas telef√≥nicas de los panista hace el Secretario de Seguridad P√ļblica, el intocable Genaro Garc√≠a Luna. El registro de las imputaciones se conoci√≥ al trav√©s de la Internet, al divulgarse una conversaci√≥n de la candidata con su coordinador de Redes Sociales, Agust√≠n Torres, a quien le dir√≠a que Garc√≠a Luna nos anda grabando a nosotros, ‚Äúen lugar de grabar a El Chapo‚ÄĚ. Representantes de la aspirante azul acudieron a la Procuradur√≠a de la Rep√ļblica a exigir el inicio de una investigaci√≥n. El vocero del PAN, Javier Lozano Alarc√≥n, candidato al Senado, al referirse a ese tema acus√≥ a los ‚Äúde la casa de enfrente‚ÄĚ, los del PRI, de lo que √©l mismo tipific√≥ como un delito. El detestable ex secretario de Trabajo de Calder√≥n Hinojosa se hico el occiso frente al hecho de que fueron los propios panistas los que acusaron expresamente a dos cercanos colaboradores del hu√©sped de Los Pinos, en cuyo caso estamos hablando de fuego amigo.

Concluida una veda medi√°tica por nadie respetada, cumplida ‚Äúen tiempo y forma‚ÄĚ la gesti√≥n de registro oficial, pasados por agua bendita en la Expo Bicentenario, de Guanajuato, y acreditados ante el comit√© t√©cnico del Instituto Federal Electoral (IFE) sus representantes para la organizaci√≥n de los debates, los candidatos presidenciales Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, Enrique Pe√Īa Nieto, Josefina V√°zquez Mota y Gabriel Quadri empiezan tendidos la b√ļsqueda legal del voto ciudadano para el l de julio. Falta saber c√≥mo y a qu√© hora emprender√° el galope el independiente Manuel Maqu√≠o II Clouthier Carrillo. Lleg√≥ la hora de ¬°S√°lvese quien pueda!

AMLORendidos por igual ante el cetro pontificio, si bien unos con acotaciones documentales y exclamatorias, y otros con la ingestión de la galleta sagrada, los candidatos y sus partidos postulantes, sin embargo, no se dieron reposo en la pugna por la nación, sin compadecerse del lodazal que desparramaron dedos, tribus, sectas y corrientes en el interior de cada partido en la digitalización o elección de los candidatos al Congreso de la Unión.

En la zona de silencio quedaron acalladas las plataformas de legislación y gobierno, que también fueron sujetas a la ley mordaza  por el IFE, medida innecesaria, pues casi la totalidad de los medios no les presta la mínima atención, ya que no venden tanto como el chacoteo entre los beligerantes y las caras y onerosas encuestas al mejor postor.

Durante el lapso, en paquetes electr√≥nicos interminables, la audiencia fue atosigada y aturdida con la compulsi√≥n espotera de los √≥rganos electorales, s√≥lo interrumpidos por la irrupci√≥n de los slongans del ‚Äúgobierno del Presidente de la Rep√ļblica‚ÄĚ, sembrador de semillas para todo milagro, que se estuvo despachando con la cuchara grande, aupado por la inmunidad que le han venido ofreciendo los consejeros electorales. ‚ÄúLo que hace grande a un pa√≠s, es la participaci√≥n de su gente‚ÄĚ, ha estado machacando el IFE, para convencer a quien quiera dejarse de la excelencia de la democracia. Pero, precisamente uno de los √≥rganos electorales, le seba la chinampina d√°ndole a sus mensajes el formato de un cuento de hadas en el que todos terminando siendo felices.

En lo sucesivo, veremos el espect√°culo de los aspirantes ofreciendo el oro y el moro a los potenciales electores Pe√Īa(m√°s de 77 millones, seg√ļn se dice) y sabremos de cierto qu√© expectativas reales pueden cultivar los que se ofrecen para salvar a M√©xico. En la agenda de primavera, est√° por resolverse cu√°ntas veces y c√≥mo debatir√°n ‚Äúlegalmente‚ÄĚ, efecto para el cual la negociaci√≥n estar√° a cargo de Rogelio Carvajal (Josefina), Jaime C√°rdenas y Ricardo Monreal (Andr√©s Manuel), Jorge Carlos Ram√≠rez Mar√≠n (Pe√Īa Nieto) y Luis Antonio Gonz√°lez (Quadri.)

Por lo actuado hasta ahora, es difícil adivinar qué arma secreta tienen los órganos electorales para evitar una noche de los cuchillos largos, que los beligerantes han venido afilando tiempo ha. Será por eso que, antes de salir de México, Benedicto XVI confió en el auxilio de la Virgen de Guadalupe para que libre a los mexicanos de la ola de violencia que desgarra sus hogares. Una cosa queda clara: Un mundo vigilará el galopar de los abanderados. El mundo de las verdes tanquetas y otros artefactos que vomitan plomo.


CON EL DEDO EN EL MISIL

Jefes de Fuerzas Armadas mexicanas
con los comandantes de EU y Canad√°

DESDE SANTIAGO DE CHILE nos llegan vientos bélicos que han recurvado desde Washington hacia el sur del río Bravo y ponen en alerta a expertos en inteligencia militar del subcontinente.

Seg√ļn esos remitidos, el jefe del Comando Sur de El Pent√°gono, general Douglas Fraser, ha dejado claro ante El Capitolio de los Estados Unidos que la corporaci√≥n a su cargo monitorea ‚Äúturbulencias pol√≠ticas‚ÄĚ frente a las cuales se toman providencias en la medida en que pueden impactar sobre ciudadanos estadunidenses y sobre las propias fuerzas militares de su pa√≠s.

Fraser
General Fraser

A los analistas del Cono Sur no les pasa por alto que Fraser dirija su √≠ndice hacia Venezuela, Cuba, Bolivia y Hait√≠, los tres primeros con gobiernos de izquierda y cr√≠ticos de la pol√≠tica exterior del imperio, y en cambio haga el rodeo a ‚Äúgobiernos aliados‚ÄĚ como los de M√©xico, Colombia y Centroam√©rica, cuyas circunstancias pol√≠ticas est√°n m√°s enervadas por la incesante acci√≥n de los c√°rteles de la droga.

MacKey
Peter Mackey

Las previsiones de esos analistas circularon en M√©xico cuando aqu√≠ anunciaba una eventual visita del secretario de la Defensa de los Estados Unidos, Le√≥n E. Panetta, el que paga la gaita y marca el comp√°s en El Pent√°gono.¬† En realidad, se trataba de la reuni√≥n con el comandante yanqui que se realiz√≥ entre el 25 y 27 de marzo, en la que particip√≥ el ministro canadiense Peter Mackey, y a la que fueron convocados el general Guillermo Galv√°n y el almirante Francisco Saynez, por M√©xico ¬ŅEl objeto del encuentro? Tratar los temas de seguridad y defensa de Am√©rica del Norte y¬† cooperaci√≥n para la defensa hemisf√©rica que tanto preocupan, obviamente, a Washington.

 

 

 

 

 

 

 



More articles by this author

Urge restaurar el Estado constitucionalUrge restaurar el Estado constitucional
  Urge restaurar el Estado constitucional Abraham Garc√≠a Ibarra SI LE QUITAMOS algunas...
Friedman sigue hospedado en Palacio NacionalFriedman sigue hospedado en Palacio Nacional
  Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional Abraham Garc√≠a Ibarra   CONSTA, en los...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 553 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner