joomla visitor
Auditoría
VOCES DEL DIRECTOR
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 280

VOCES DIRECTOR
MOURIS SALLOUM GEORGE

 

Spot mata compromiso

 

AUNQUE NO SE SABE a ciencia cierta cuál de las once mil las posee, los candidatos presidenciales andan por las calles de Dios ofreciendo las perlas de la virgen a un electorado que, en virtud del silencio cómplice de la mayoría de los medios de comunicación, acudirá a las cita del 1 de julio próximo más desinformado que nunca.

Voces del Periodista

En abono de algunos de esos medios, aquí donde escasea la investigación periodística de campo, hay que reconocer que no les falta buena fe: Lo que ocurre es que, en tratándose de información gubernamental, tenemos un acusado déficit en materia de transparencia y rendición de cuentas.

Los propios aspirantes a la presidencia de México, flotando a lomo de spots sin contexto ni sentido, que aluden vagamente más a tópicos que a ideas fundamentales, no atinan -no se atreven- a contestar las interrogantes sobre temas que configuran el estrangulamiento del desarrollo nacional, que una vez se presentó como sostenido, y otra vez se ofreció compartido.

No es posible agotar en unas cuantas líneas, el vasto catálogo de los grandes problemas nacionales, pero podríamos proponer, para empezar, la cuestión de la deuda pública y, como se trate de la pugna por la jefatura del Poder Ejecutivo federal, situamos el caso del débito en esta escala.

Según el seguimiento estadístico, al entregar Vicente Fox el mandato presidencial a Felipe Calderón, el monto de la deuda interna del sector central y de los organismos paraestatales, era de un billón 767 mil millones de pesos. Al corte de diciembre de 2011, el monto se elevó a cuatro billones 24 mil 72 millones de pesos. Esto es, la de por sí descomunal cifra se ha elevado 2.27 veces, pasando, en términos relativos, de 7.8 por ciento del Producto Interno Bruto a 23 por ciento. De la nueva deuda adquirida, dos de cada tres pesos se han destinado a pagar deuda histórica, no a inversión productiva. No se incluye el endeudamiento en lo que va de 2012. En columna aparte está el monto de la deuda externa en el mismo periodo, que pasó de 39 mil millones de dólares a más de 60 mil millones de dólares.

Antes de continuar, conviene hacer dos acotaciones: 1) El Banco de México hace alarde del record en sus reservas en divisas extranjeras, en el orden de unos 150 mil millones de dólares, pero hay versiones de que dichas reservas se han incrementado echando mano a la llamada línea de crédito flexible puesta a disposición del gobierno por el Fondo Monetario Internacional; no proviene, pues, parte de ese incremento, de nuevas inversiones extranjeras o de remesas enviadas por los mexicanos transterrados. Significa más deuda, y 2)  Al concluir 2008, el saldo de papeles colocados en el mercado financiero mexicano por el gobierno federal en manos de inversionistas extranjeros, era de 20 mil 360  millones de dólares; en adelante, ese saldo llegó a un total, al 16 de marzo de 2012, de 89 mil 300 millones de dólares. Por si es necesario subrayarlo: Es deuda técnicamente interna, aunque de facto externa, lo que implica el riesgo de una estampida conforme el clima que observe el inversionista extranjero poseedor de esos bonos, cuando no conspira, generalmente timorato.

Aun antes de que el neoliberalismo mexicano alcanzara su apogeo, la plutocracia privada nacional y extranjera clamaba por la extinción de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otras empresas paraestatales, calificándolas de monopolios corruptos e ineficientes que asfixiaban la libre competencia requerida para favorecer a los consumidores. Recientemente, el consorcio financiero Citigroup, del que es filial Banamex, describió el sistema bancario mexicano como un oligopolio, al través del cual sólo seis bancos -la casi totalidad de propiedad extranjera, salvo Banorte- controlan entre 75 y 85 por ciento de los volúmenes dinerarios operados en la captación de depósitos, créditos y ganancias. Esa información salió a relucir al analizarse la negativa de esos bancos a cotizar sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores, lo que acarrearía una supervisión y regulación más eficaz de parte de las autoridades competentes de México, reto al que, al parecer, sólo Santander estaría dispuesto a enfrentar

Según la tesis más socorrida, inversión para el empleo, el ingreso y el consumo, es la fórmula más eficaz para desarrollar el mercado interno en una economía que sólo crece hacia afuera. Contra esa necesidad, una de las más nocivas consecuencias del galopante fenómeno violencia-inseguridad que priva en el país provocó el cierre de 160 mil negocios sólo en 2011, de acuerdo con reciente declaración del presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Alberto Espinosa. De ser comprobable el dato, son 18 unidades productivas que dejaron de operar cada hora el año pasado. Poco más de una cada tres minutos.

Si están enterados de esos tres asuntos capitales, cuya atención es impostergable para remontar el estado de miedo y postración por el que pasa la sociedad mexicana, ¿por qué los candidatos presidenciales permanecen como el avestruz, con la cabeza clavada en el lodo? Se sospecha que porque les importa un bledo la sociedad mexicana.



More articles by this author

Libertad de Expresión ¡Ahora!Libertad de Expresión ¡Ahora!
  En medio del hondo drama que vive la sociedad mexicana,...
En el mismo lugar y con las mismas gentesEn el mismo lugar y con las mismas gentes
¡Es la impunidad, señores, es la impunidad! Resulta desesperanzador y,...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 515 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner