joomla visitor
Auditoría
APUNTE
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 289

APUNTE
JORGE GUILLERMO CANO

 

La apuesta en el aire


UNA VEZ MAS, la evidencia está a la vista, no hay resquicio de duda: la clase política mexicana es un fiasco (más en el sentido de fracaso que decepción). Pero ahí está y el problema es que, por lo pronto, no hay opción visible frente a esa realidad lamentable.


cano


NO SE HAN CONSTRUIDO las alternativas y, sin solución de continuidad, la kakistocracia parece ir viento en popa y a toda vela.

Pero hay inconformidad social, también evidente, cada vez más profunda, que puede traducirse en movimientos emergentes.

La desestabilización de un país cuya “estabilidad” se confirma a sí misma con el mantenimiento de la excepción para algunos cuantos privilegiados del sistema, es una probabilidad simplemente lógica.

Que no perciban el riesgo, o que percibiéndolo apuesten a los aparatos de control, es otra cosa. La historia da cuenta de esos crasos errores.

En el país todo priva la útil funcionalidad desde la política degradada, que levanta banderas para incautos y perfila cruzadas aunque cruzados no haya.

Las gestas de hoy por la ganancia terrenal, y liviana, del mañana temprano, carecen de sentido en la amplia mirada del destino nacional.

Rumbos impredecibles

La realidad empuja, sin embargo, y es de esperarse que en el mediano plazo se configuren fuerzas políticas más representativas y confiables que las actuales. Sin los actores de hoy, como la condición insalvable.

La paradoja es que en esa configuración estriba la permanencia del sistema en curso. Hay mucho más que el disenso que legitima.

Si se impide, como pretenden las fuerzas más obtusas de la partidocracia mexicana, de todos colores, la inestabilidad dictará otros rumbos, ciertamente impredecibles.

Y no hablamos, en obvio, de emergencias etiquetadas en la negativa de lo malo por conocido desde los mismos malos y conocidos.

Una política surrealista

Las alianzas, las que hemos visto hasta ahora en la arena política mexicana, no conllevan más propósito que la terrenal búsqueda del poder relativo. Unos más, otros menos, se entiende. Así son los repartos.

Para el pueblo ha quedado, a fin de cuentas, tan sólo el desfiguro de una democracia fallida al servicio de negociantes sin escrúpulos.

Ahora que, a la luz de sus posiciones e intereses materiales, esos partidos que en un lugar se pelean y en otro se arrejuntan, no son agua y aceite: son la misma gata levemente revolcada.

Las alusiones a una “alternancia” de figuraciones, y de alianzas históricas cuya dimensión es vulgarmente manoseada, para justificar el oportunismo rapaz, no van más allá de una reiteración del cinismo recurrente en los “botútiles” y otros enquistados del status.

Y el desenlace conocido hasta ahora (que probablemente no sea el definitivo) no cambia el sentido de los despropósitos a la vista.

Pero cualquier cosa puede pasar en los meses que vienen. La surrealista política mexicana, tanto como mediocre, no conoce límites en sus despropósitos. Ya se verá.

Política ¿informativa?

A otros temas: destacando revistas muy bien vestidas, en fuentes de la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno de Sinaloa se asegura que son alrededor de 200 las publicaciones que en Sinaloa reciben publicidad oficial.

Desde la ortodoxia periodística, una somera revisión de las que tenemos a nuestro alcance (unas 40) evidencia, en la gran mayoría de los casos, muy escaso contenido propiamente periodístico; ausencia de análisis y discutible contribución a la promoción de la diversidad informativa que contribuya al desarrollo democrático.

En cambio, hay cientos de páginas couché dedicadas, foto a todo color de por medio, a ensalzar la figura de gobernantes y políticos.

Aparte, muchas de las secretarías estatales editan sus propias revistas cuyo contenido no es más que la repetición, si acaso, de actividades cubiertas en la cotidianeidad periodística, y promoción de imagen de los respectivos titulares.

Por eso, la mayoría se ubica en el dispendio que se suma al de las coordinaciones de comunicación por diversas vías.

Monólogos acríticos

Naturalmente esos gastos, desmesurados en muchos casos, más los millonarios contratos con la llamada prensa “grande”, implican serias limitaciones que impactan negativamente la diversidad informativa y violentan el espíritu de las leyes de acceso a la información, tanto la federal como la estatal.

En los hechos se promueve el monólogo oficial y la ausencia de crítica, con una alta dosis de megalomanía.

En esas condiciones, la llamada prensa marginal y alternativa, cuya función social, les guste o no, tiene relevancia (quizás mayor) y es necesaria para el desarrollo democrático, es empujada a una situación de sobrevivencia cada vez más difícil.

El hecho es que desde su ignorancia a sabiendas de la función que “coordinan”, los encargados del asunto atentan flagrantemente contra la democracia informativa, por así decirlo.

Hay un trato de privilegio para la prensa “grande” en todas partes, para los grandes consorcios radiofónicos y televisivos.

En contraparte, de lo que se trata es de que haya un trato justo y digno para cualquier espacio que en México se preocupe por propiciar el pensamiento universal, la diversidad de criterios y la crítica sustentada, únicas fuentes que, a lo largo de la historia, han contribuido a la democracia real.

De ricos a ricos

Según David Robillard, presidente de Kroll, empresa privada de seguridad e inteligencia contada entre las más importantes del mundo, los narcotraficantes que operan en nuestro país ganan hasta 40 mil millones de dólares al año.

La cifra contrasta con los alrededor de 300 mil millones de dólares anuales que, de acuerdo con analistas estadounidenses, genera el narcotráfico en aquel país. De esa manera se ubicaría la parte del león.

Como sea, en este México que ves, unos pocos multimillonarios en dólares, entre los que se cuenta Carlos Slim, el de Telcel, acumulan más lana que todos los narcos juntos. Eso sí, de manera legal, totalmente legal ¿o no?

Con ese congresito

Diputados del congresito de Sinaloa, donde se aprueban cuentas públicas plagadas de anomalías, irregularidades y notorias violaciones el recto ejercicio de los recursos públicos, firmaron un “acuerdo de reserva” para ocultar, durante ocho años, la información del Poder Legislativo y de la Auditoría Superior del Estado.

El “acuerdo” fue signado por legisladores del PAN y del PRI, por el auditor estatal, por funcionarios de “acceso a la información” y del propio congresito.

La “reserva” incluye “toda información y documentación sobre estudios y proyectos hasta en tanto no forme parte de una decisión o resolución tomada por el Pleno de la Cámara de Diputados” y sobre las cuentas públicas hasta que “se hayan fincado sanciones administrativas” a quienes resulten responsables de “alguna falta”.

Desde luego, también se ocultará “todo registro, archivo, documento o cualquier dato que se recopile, mantenga, procese o que se encuentre en poder del Congreso del Estado, derivado de las deliberaciones que se realicen en sesiones secretas del pleno” (sic).

La plena transparencia con el “cambiazo” de la alternancia esa, pues.

Tamborazos

-Se cumplió un año ya del artero asesinato del periodista Humberto Millán, en el Sinaloa del “cambiazo”, y de justicia nada. Declaraciones vacías, palabrería hueca. Nada más.

-El premio aquel de “mejor alcalde del mundo”, o algo así, que le dieron no hace mucho a Marcelo Ebrard, tiene credibilidad semejante al Nobel de la Paz que recibió Obama.

-Caminata del mercado de Sonora a Bellas Artes, en el DF, ilustra el desgarriate de una macrociudad que se pierde entre la fantasmagoría de la simulación oficial y la terca realidad. Forma y fondo.

-Sin solución a la vista (todos se hacen de la vista gorda) continúa la violación a la Constitución por parte del gobierno en los llamados “retenes”, mismos que propician la criminalidad en lugar de combatirla efectivamente.

-Abusos, humillaciones a la ciudadanía, transgresión sistemática de los derechos, es la constante. En Sinaloa, una “comisión de derechos humanos” con vocación de ornamento. A ver hasta cuándo. ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ).



More articles by this author

APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadorasAPUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras
APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras Jorge Guillermo Cano Y están...
APUNTE Tiempos de GomorraAPUNTE Tiempos de Gomorra
  APUNTE Tiempos de Gomorra Jorge Guillermo Cano Ni caso en reseñar las múltiples...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 375 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner