joomla visitor
Auditoría
VOCES DEL DIRECTOR
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 289

VOCES DEL DIRECTOR
MOURIS SALLOUM GEORGE


Contra
“la est
ética del terror”


ANTES DE INCURSIONAR en la actividad parlamentaria inglesa (1766), el escritor irlandés  Edmund Burke acuñó la expresión estética del terror, relacionándola con el ejercicio del poder absolutista. Ya en la tribuna, dirigiéndose al sitio reservado a la prensa, declaró categórico: ¡He ahí el cuarto poder!

Julian Assange

Los historiadores del periodismo en los Estados Unidos -pujante cuando aún se creía a la Unión Americana madre de la democracia-, suelen emplear aquella referencia en voz de Burke -“cuarto poder”- para subrayar la Libertad de Expresión como valor seminal de todo sistema democrático.

Dominada la vida pública de los Estados Unidos por los intereses creados -los económicos por encima de todos-, el neoconservadurismo que tiene bajo control el Salón Oval de la Casa Blanca ha impuesto mordaza-mortaja a los medios de comunicación, sobre todo a partir del S11, que sirvió como coartada a George W. Bush para desencadenar la enésima y atroz guerra en el Oriente Próximo, en cuyo marco El renacido dictó ley patriota, restrictiva y represiva de la Libertad de Expresión.

Dios los hace y ellos se juntan: El Primer Ministro inglés David Cameron -embarrado hasta las orejas en el escándalo Murdoch de espionaje periodístico- y el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, han conspirado para silenciar el ejercicio periodístico -para el caso que nos ocupa- como el practicado al través de la Internet por Julian Assange, fundador de la agencia Wikileaks.

No es casual, ni gratuito. Assange se apoderó de un arsenal de información secreta que puso a descampado la inteligencia militar USA y, para efectos en México, de cables diplomáticos cursados entre la Embajada de los Estados Unidos en nuestro país y el Departamento de Estado, sobre la forma en que actúa la burocracia mexicana.

Indiciado en ausencia por presunto delito sexual por el gobierno de Suecia, Assange, residente en Londres, ha sido objeto de persecución por el gobierno del Reino Unido. Se refugió en la embajada de Ecuador en la capital londinense. El gobierno de Rafael Correa, en medio de amenazas de la administración de Cameron -sonsacado por Obama-, de espaldas al más elemental Derecho de gentes, declaró hace unos días que no respetará el asilo concedido a Assange y lo entregará a Suecia.

Algún escritor español -avisado por las denuncias de los excesos del Santo Oficio en la América española- lanzó un descarado ensayo para animar al gobierno colonial a no intimidarse por las acusaciones de los familiares y amigos de las víctimas de la Inquisición. Los pueblos crueles, se titula el libro y la primera experiencia que relata es la acometida ferozmente por el gobierno británico contra los que entonces -y por lo visto hasta la fecha- considera réprobos por desafiar las normas represivas del sistema.

Burke, quien consideraba a la prensa como cuarto poder de hecho, en función de vigilante y contenedor de los abusos de los poderes constitucionales establecidos, es reputado como un conservador, y sin embargo liberal. Resulta una paradoja que el neoliberalismo, que exalta en primera persona el individualismo, tenga como leitmotiv el pensamiento único. Esto es, el estrangulamiento de la Liberad de Expresión como recurso de supervivencia y expansión, con y por el silenciamiento de la sociedad ante las vocaciones tiránicas. Despóticas, para decirlo con más precisión.

El neoliberalismo tecnocrático “a la mexicana” -de adopción extralógica, precisamente cuando aquí todavía se habla ilusoriamente de transición democrática o, con más propiedad, de alternancia en Los Pinos- tiende a radicalizarse para acallar a quienes no tienen más tribuna que la de las calles y las plazas públicas, porque las concesiones del Estado en materia de medios electrónicos han devenido arrogante monopolio inconstitucional, y en algunos rasgos, anticonstitucional, en cuyas exclusivas cabinas o sets sólo tienen derecho de admisión aquellos que asistan a decir o a defender lo que al establishment mejor conviene.

Por suerte, frente a gobiernos lacayos, hay segmentos de la comunidad que se resisten a asumir el papel de dóciles súbditos, de convidados de piedra en el banquete pantagruélico de la plutocracia-kakistokracia-cleptocracia. Voces de la otra alternancia, la civil, que puede expresarse y operar con eficacia los medios alternativos al través de las redes sociales, están en promisorio despertar.

Los tiranos de uniforme o toga, de bella estampa televisiva otros, pueden sentir una inane tranquilidad física bajo custodia militar o policial, pero no podrán dormir más con paz en las conciencias. Esa es la noticia de nuestros días. Pronto, la costumbre de disentir, por la fuerza de los hechos, será ley.



More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR México requiere más y mejor política social, con ordenVOCES DEL DIRECTOR México requiere más y mejor política social, con orden
  VOCES DEL DIRECTOR México requiere más y mejor política social, con...
Libertad de Expresión ¡Ahora!Libertad de Expresión ¡Ahora!
  En medio del hondo drama que vive la sociedad mexicana,...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 1303 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner