joomla visitor
AuditorŪa
Mares peligrosos, la navegación marítima en tiempos del calentamiento global
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 327

Hugo

 

La tierra se calienta peligrosamente y el cambio clim√°tico amenaza ya con derretir los polos transformando  la tierra en un lugar oscuro; plagado de vicisitudes para la sobrevivencia del ser humano.

 

Las predicciones de los climatólogos dejan cortas las visiones apocalípticas de San Juan.

La tendencia a la formaci√≥n de poderosos huracanes debida al choque de corrientes marinas es signo de que ya est√° en marcha una fuerte alteraci√≥n ambiental. Simplemente ya no existe la divisi√≥n rom√°ntica de las cuatro estaciones del a√Īo que inspir√≥ a Vivaldi: las lluvias se incrementan en invierno, el calor nos agobia en primavera, las sequ√≠as cada vez m√°s prolongadas y el desierto avanza como un  monstruo, devorando los otrora verdes paisajes. De ah√≠ el asombro de  la reciente tragedia de Los Cabos que ten√≠a casi 60 a√Īos de no sufrir el arribo de una de estos meteoros.

Hay datos relevantes que brotan de este estremecedor impacto. Son un √≠ndice del porvenir: vientos de m√°s de 270 kil√≥metros provocaron en pocas horas una devastaci√≥n desoladora de negocios, hoteles y casas habitaci√≥n. La oscuridad y los saqueos en las fantasmales calles nos remontan a Hait√≠ en 2010. Poco qued√≥ del paradisiaco lugar enclavado en la Baja California, guarida de los yates del plut√≥crata, Carlos Slim que son arropados en sus c√°lidas e iridiscentes aguas llamadas el Acuario del Mundo por su un√°nime fauna marina √ļnica en la biodiversidad. De ese mismo c√°lido y amistoso mar,  apacible la mayor tiempo se gestar√° sin duda la fuerza transformadora que cambiar√° la geograf√≠a de los cinco continentes, pues se  predice que de no cambiar nuestro modo de vida, al derretirse paulatinamente los polos, se elevar√° tanto el nivel del mar que muchas islas y zonas costeras desaparecer√°n, mientras los marinos del mundo se preparan para la aparici√≥n repentina en el oc√©ano de olas de 20 metros de altura que los llevar√°n a vivir momentos de horror propios de la literatura de Julio Verne.

Ocupar Wall Street

Los polos se derritenEl tema viene a este espacio a raz√≥n de la reciente cumbre celebrada en Nueva York, en la sede de las Naciones Unidas en pro de prevenir el cataclismo global. Entre los viejos edificios de corte g√≥tico estall√≥ el clamor de una multitud que march√≥ presurosa hacia Wall Street, donde est√° el coraz√≥n de las finanzas de un mundo que ha llevado al ambiente al borde del caos. Resaltaban la leyenda "Occupy Wall Street", La procesi√≥n recorri√≥ euf√≥rica  esa ancha calle inquita por la estatua de un toro que embiste, evocando al Becerro de Oro con el que los hebreos traicionaron a Mois√©s. Esa imagen sin sus altas torres gemelas representa en la modernidad el mito de la vieja Babilonia, la ciudad m√°s cosmopolita de la antig√ľedad. La metr√≥polis que vio caer la torre que elevaba en busca del cielo, herida por la flecha de la soberbia igual que la moderna y poblada Isla de Manhattan. Las calles de la llamada Urbe de Hierro se vieron invadidas por miles de manifestantes que ante la reuni√≥n de la ONU claman un nuevo culto a la tierra. A Gea o Gaia, la diosa que seg√ļn la mitolog√≠a griega proclamada por Hes√≠odo, emergi√≥ entre el caos como morada perenne y segura de los seres vivientes. Mientras en otras urbes del mundo como Sao Paulo, Par√≠s, Madrid se replicaba el clamor que pide industrias limpias.

Depredación asesina del ambiente

En la Ciudad de M√©xico para honrar estas manifestaciones, se vivi√≥ un d√≠a sin autom√≥vil  mientras en otras ciudades del mismo corte, el fen√≥meno se replicaba bajo diversas formas: con playeras  grabadas con un coraz√≥n verde en Brasil, con pancartas alusivas de protesta a la tala indiscriminada. Sepa usted que en 2015, en Par√≠s se proclamar√° una nueva pol√≠tica global para salvar al planeta. Para limitar la quema de combustibles de un voraz mundo que consume a nivel global 87 millones de barriles diarios de petr√≥leo o bien 31,755 millones al a√Īo que lanzan cada d√≠a al ambiente cientos de miles de toneladas de residuos contaminantes que forman en la atmosfera  una capa refractaria a la dispersi√≥n del calor el cual rebota hacia la tierra calentando los mares y derritiendo los polos.

 

Calentamiento-global 0

 

Un fenómeno que han llamado efecto de invernadero. Desde los cielos de Estados Unidos y China se dispersa al mundo la mayor parte de la basura ambiental. Estos países queman 25% de este petróleo, una gran parte en su maquinaria bélica. Se niegan a adoptar el protocolo de Kyoto pues para su archivo le doy datos:

El consumo per capita de energ√≠a de cada estadounidense es de 334.6 unidades t√©rmicas brit√°nicas (BTU) Los chinos 56.2 mientras que los Hind√ļes 15.9‚Ķ  El clamor es de que cese la emisi√≥n de gases al ambiente: de que se implementen las soluciones ya descubiertas y probadas para desarrollar las energ√≠as renovables. Aprovechar el Sol. La energ√≠a de las olas y la ca√≠da del agua. Los vientos en parques e√≥licos donde se concentra la fuerza de la naturaleza.

Los buques del futuro,  ante los embates de la naturaleza

Ante la destrucci√≥n de la naturaleza, el panorama de los armadores del mundo en este siglo XXI es cr√≠tico; la enorme contaminaci√≥n que genera la propulsi√≥n de los buques los obligar√° a cambiar el patr√≥n motriz de las naves mercantes en aras de abatir  las emisiones a la atm√≥sfera que vienen de los combustibles f√≥siles.

 

Porta contenedores

 

         Muchos de buques deber√°n ser sacados de la navegaci√≥n y convertidos en acero reciclado. De ah√≠ que gran parte de los buques mexicanos deber√°n revisarse en el marco del anexo VI de Marpol pues muchos no cumplen las previsiones ambientales. Aun abunda la chatarra en los puertos nacionales. Sepa usted que el combustible que mueve a los buques est√° hecho a base de residuos de petr√≥leo y es el m√°s sucio de todos. Se le conoce como bunker, nombre difundido en el argot mar√≠timo desde la era del carb√≥n en los lejanos finales del siglo XIX. ¬ŅSe imagina hoy en d√≠a la cantidad de emisiones con m√°s de 110 mil buques mercantes navegando por los siete mares. Cada uno consumiendo seg√ļn  un c√°lculo moderado entre 25 y 40 toneladas diarias de hidrocarburos? Le doy unos datos que proporciona la red sueca de transporte para que reflexione. Las unidades en que est√° calculadas las emisiones son gramos de CO2 en relaci√≥n con una tonelada de carga por km transportado. Seg√ļn este prestigiado instituto un cami√≥n emite 50 gramos, un barco que oscila entre 2000 y 8000 toneladas de peso muerto 21 gramos, un buque de m√°s de 8000 TN, 18 gramos. Mientras que el rey es el transporte a√©reo con cantidades que van de los  400 a 747 gramos de CO2 por cada 1200 km de vuelo en relaci√≥n con la tonelada de carga.

         Para hacer su reflexi√≥n nada m√°s considere los asuntos unitarios, dado que un buque transporta, si es petrolero, hasta 250,000 toneladas de carga y recorre si es que viene de Oriente a Estados Unidos hasta 21,000 millas. A la vez que uno de carga general puede llevar hasta 12,000 contenedores, cuyo peso var√≠a seg√ļn la carga contenedor. El paliativo propuesto por los armadores, mientras transita a energ√≠as renovables, ha sido el Slow Steamer que tambi√©n se conoce como navegaci√≥n de baja velocidad. Las l√≠neas navieras pretenden ordenar barcos de hasta 18,000 Teus (unidad c√ļbica de un contenedor de 20 pies) ser√° una modalidad de buques de velocidad moderada. La pretensi√≥n ser√° navegar a no m√°s de 12 nudos (una milla n√°utica-hora). Lo que hoy en d√≠a se hace a 20 a 22 nudos. Por ende las emisiones se aminorar√°n: pero despu√©s habr√° de buscarse una soluci√≥n definitiva: la mente humana deber√° aplicar todo su potencial para capitalizar la fuerza de la naturaleza y optimizar la energ√≠a de las olas aplicadas al buque; la fuerza de los vientos en alta mar y la energ√≠a solar. Ser√°n tiempos de analizar la energ√≠a at√≥mica aplicada a la navegaci√≥n comercial como se hace con la producci√≥n de energ√≠a el√©ctrica.  Hay sin duda un gran reto para los ingenieros mec√°nicos navales que deber√°n reforzar sus conocimientos con una gama de nuevos asuntos.

Una nueva era

DSC 0361Durante el a√Īo 2013, visit√© en mi √ļltima gesti√≥n como coordinador de un posgrado en puertos, las instalaciones del canal de experiencias hidrodin√°micas del Pardo en Madrid, una traves√≠a que nos llev√≥ a recorrer las cercan√≠as donde habita el abdicado Rey Juan Carlos. En este lugar se prueban los cascos de los poderosos Triple E, enormes buques portacontenedores que habr√°n de ser los nuevos amos del comercio mundial capaces de llevar 18,000 contenedores a bordo. Aqu√≠ tambi√©n se ajustan  las propelas de algunos buques mercantes. Aqu√≠ se dise√Īaron los embarcaciones con las que Espa√Īa particip√≥ en la regatas de las olimpiadas, algunos buques r√°pidos de la Armada de M√©xico han desarrollado aqu√≠ sus h√©lices. Me  dec√≠a el Almirante Luis Palao Lechuga, militar de las fuerzas armadas espa√Īoles y Director del Centro.

         El cambio clim√°tico es una realidad. Las l√≠neas navieras nos han pedido que se refuercen las estructuras de sus embarcaciones. Temen a la pared y las poderosas olas que de repente parecen surgir del fondo del mar. Las energ√≠as renovables a√ļn se ven lejanas. Es m√≠nimo lo que se ha sacado de las olas.

México firmará el anexo VI de Marpol: Coordinación de Puertos

En fecha reciente, un anunció estremeció a los armadores nacionales: México firmará en anexo VI del Marpol. Uno de los acuerdos más temidos pues éste compromiso que deriva del Convenio para prevenir la contaminación de los mares impone alta calidad en los combustibles y exhaustivos controles de las emisiones al ambiente.

         calentamiento-global18

 

Su anexo VI, el cual entr√≥ en vigor desde 2012 as√≠ lo se√Īala y consiste en crear una zona marina de 200 millas entorno al pa√≠s o sea en nuestra zona econ√≥mica exclusiva en la cual se controlen las emisiones al ambiente. SEMARNAT ha estado pugnando desde hace tiempo por entrar a este Anexo.  √Čsta funciona desde  2011 en Estados Unidos y Canad√°  y se exige desde esa fecha. M√©xico la crear√≠a de concretarse su ratificaci√≥n tal vez a partir de 2015 pero ya salieron al paso los defensores de la Chatarra con proclamas temerarias: ¬°Los fletes se encarecer√≠an un 30%! anunciaron recientemente los principales interesados en seguir haciendo negocio con el diesel basura que procesa Pemex. Y sin duda en los pr√≥ximos d√≠as se trate de crear una barrera de animadversi√≥n hacia el tema: primero los negocios que la calidad de vida. ¬°Faltaba m√°s!

         El mundo sin duda habr√° de transformarse o de seguir en la despiadada ruta de depredaci√≥n ambiental sucumbiremos. En este nuevo orden no tendr√°n cabida las medidas proteccionistas: hay que desterrar las viejas pr√°cticas con medidas revolucionarias que alienten, aunque cuesten. Estamos cerrados a la innovaci√≥n. Parece que solo se prepara el campo para los nuevos negocios, mientras vemos como se derrumba la educaci√≥n y para muestra la UNAM este a√Īo se desplom√≥ cuatro lugares en el top de las universidades mundiales. Ya se fue del 164 al 168, Chile y Brasil nos dejan atr√°s, mientras los puertos colombianos son m√°s  competitivos que los nacionales.

         Y todav√≠a hay algunos ignorantes que se preguntan ¬Ņpor qu√©?



More articles by this author

Amazonia en llamas, vivir al borde del precipicioAmazonia en llamas, vivir al borde del precipicio
    Amazonia en llamas, vivir al borde del precipicio Hugo Sergio G√≥mez S. Mientras...
Los trabajadores del mar, entre los límites de la condición humana y el deber cumplidoLos trabajadores del mar, entre los límites de la condición humana y el deber cumplido
  La muerte de cualquiera ser humano es por dem√°s lamentable;...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 446 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner