joomla visitor
Auditoría
El mundo en alerta roja, la “Conferencia de Partes de la ONU” sobre cambio climático
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 421

 4219

El mundo en alerta roja,

la “Conferencia de Partes de la ONU”

sobre cambio climático

Hugo Sergio Gómez S.

La tierra se calienta peligrosamente, y el cambio climático amenaza ya con derretir los polos transformando la tierra en un lugar oscuro, plagado de vicisitudes para la sobrevivencia del ser humano.

LAS PREDICCIONES de los climatólogos dejan cortas las visiones del Apocalípticas de San Juan. La tendencia a la formación de poderosos huracanes debida al choque de corrientes marinas, es signo de que ya está en marcha una fuerte alteración ambiental. Las torrenciales lluvias dejan en la miseria a los desposeídos en solo pocas horas.

Simplemente ya no existe la división romántica de “las cuatro estaciones” del año que inspiró a Vivaldi: las lluvias se incrementan en invierno, el calor nos agobia en primavera, las sequías cada vez más prolongadas y el desierto avanza como un monstruo devorando los otrora verdes paisajes. Hemos pasado del asombro a la compasión para con aquellos afectados por las intensas lluvias que en solo pocas horas siembran una devastación desoladora en negocios y casas habitación, propiedad de aquellos que por necesidad habitan en las laderas de los cerros.

¿O es que usted no se conmueve al ver el rescate de cadáveres de los niños que brotan entre el lodo como si fueron bienes desechables? Sin duda es también culpa de los gobiernos insensibles que, pese a que en su mapa local está plagado de zonas de riesgo, con tal de que se le permita hincarle el diente al presupuesto claman por el voto en tiempo de elecciones.

Ahora si mudamos de escenario y vamos a la costa, de ese mismo mar que usted contempla cálido y amistoso mar, apacible la mayor tiempo se gestará sin duda la fuerza transformadora que cambiará la geografía de los cinco continentes, pues se predice que de no cambiar nuestro modo de vida, al derretirse paulatinamente los polos, se elevará tanto el nivel que muchas islas y zonas costeras desaparecerán, mientras los marinos del mundo se preparan para la aparición repentina en el océano de olas de 20 metros de altura que los llevarán a vivir momentos de horror propios de la literatura de Julio Verne.

Hay mensajes ya de alerta mundial como el que lanzó recientemente el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas que es muy claro: Hay una Alerta Roja para la humanidad que de no cambiar su mudo de vida en un futuro veremos crecer la descomposición social con millones de migrantes de países pobres como Haití que ya ensombrecen con su desoladora presencia las ciudades fronterizas.

La ONU clama: el mundo al borde de precipicio

El cambio climático es como un fantasma que nadie ve: pero se perciben ya sus efectos. De ahí que recientemente en Panamá Antonio Guterres, titular de la ONU, haya lanzado una dramática sentencia que pavimenta el camino hacia la cumbre 26 de la Conferencia de Partes de la ONU que se llevará a cabo durante el próximo mes de noviembre en Glasgow Escocia: Y es que el último informe de los científicos que integran el Panel de Expertos de sobre el cambio climático (IPCC, por sus siglas en inglés) no deja lugar a dudas.

Le doy los datos:

•La temperatura media mundial fue 1.09 °C más alta entre 2011-2020 que entre 1850-1900.

•Los últimos cinco años fueron los más calurosos registrados desde 1850.

•La tasa reciente de aumento del nivel del mar casi se ha triplicado en comparación con 1901-1971.

•La influencia humana es “muy probablemente” (90 por ciento) el principal impulsor del retroceso global de los glaciares desde la década de 1990 y la disminución del hielo marino del Ártico.

•Es “prácticamente seguro” que las temperaturas extremas, incluidas las olas de calor, se han vuelto más frecuentes e intensas desde la década de 1950, mientras que los eventos fríos se han vuelto menos frecuentes y menos severos.

Y las proclamas sobre Glasgow que vierten los líderes del mundo, señalan que de ahí tal vez broten medida o amenazas hacia los países que están negando los catastróficos efectos; para aquellos que ven en el cambio climático una gran conspiración mundial que solo busca empoderar a los países llamados avanzados, de ahí las proclamas de estos líderes que cifran sus esperanzas en que de esta cumbre salten algunas medidas de mayor impacto: “sellemos un acuerdo que esté a la altura de la urgencia”, dijo el líder Emmanuel Macron, presidente de Francia y afirmó en un tuit: “el informe del panel de expertos (IPCC) es inapelable. El tiempo de la indignación ha quedado atrás...”. Mientras el primer ministro de Inglaterra Boris Johnson afirmó: una llamada de atención para que el mundo actúe ahora. Por su parte Joe Biden señaló que no se puede esperar para afrontar la crisis “La señales son inequívocas. La ciencia es innegable y el costo de la inacción sigue aumentando”. Y es que si gusta analizar algunos datos más allá de los pronunciamientos de estos mandatarios le doy algunos datos fríos.

 

El resumen de un mundo consumista, paradoja de los países avanzados

Pero mire, vamos a la realidad: ¿Cómo queremos componer el mundo si las proclamas vienen precisamente de los que lo han descompuesto? La pugna por los bienes de la tierra cada día será mayor. De ahí que se han acuñado expresiones paralelas a gobernabilidad por otro término orientado al control privado de los recursos: gobernanza, una receta del Banco Mundial nacida en 1992, que si bien es cierto, aplicada correctamente permite cierto control de los bienes naturales, también en cierto que corrompida por algunas organizaciones no gubernamentales oficiosas, crea sus propias condiciones que les permitan seguir viviendo en la opulencia.

Mucho influyen los cambios en la educación, la cual ya no forma seres humanos sino seres competentes para el trabajo. Es decir, se educa para producir no para pensar. De ahí que en pasados gobiernos desaparecieran la enseñanza de humanidades en las carreras profesionales. La muerte de la cátedra del civismo, la filosofía y la historia. Las condiciones del futuro son impredecibles como lo señala el mismo Zygmunt Bauman en su libro Vida Líquida en el que afirma la volubilidad de los tiempos y la dinámica de los cambios, tan veloces que los individuos aún no se adaptan a las condiciones presentes cuando surgen nuevas condiciones.

En ese mismo texto también afirma que las vacas europeas viven mejor que la mitad de la población mundial pues los países de occidente gastan 350 000 millones de dólares en subvencionar su agricultura. Y da un dato estremecedor: Londres ocupa una superficie de mil 500 kilómetros cuadrados, pero según cálculos del International Institute for environment and Development (Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo) debe utilizar más de la mitad del terreno de la Gran Bretaña para abastecer sus ostentosas necesidades consumistas de sus habitantes y almacenar los residuos que producen.

Es decir, requiere 120 veces más territorio que el que ocupa para solventar su modo de vida. Pero también Australia demanda 7 hectáreas por persona y cada ciudadano emite una tasa de 28 ton. de CO2 al año; pero quienes más demandan recursos de la tierra con aquellos con enorme poder adquisitivo y gran capacidad contaminante: los altamente productores de petróleo. Emiratos Árabes, Kuwait y demás del mundo árabe donde nadan en petróleo, cada ciudadano demanda 22 veces más de lo que el país puede producir. Ahora que la punta de la pirámide la tiene Qatar, un país donde los servicios son gratis, luz y agua. Pero el agua que consume viene del mar y pasa por unas máquinas desaladoras gigantes. Su consumo de energía se incrementa 7 por ciento cada año. En este marco de consumidores hay un dato estremecedor. Pero veamos la paradoja muchos Sobre los alimentos, algunos informes de la ONU asegura que un tercio de la comida es desperdiciada en los países desarrollados. “La reducción del consumo de carne y el desperdicio”, rebajaría la necesidad de producción de alimentos un 50 por ciento. O sea que sobre produce para ofertar lo que quizá un día se va a tirar.

Ahora si vamos al “urbanita”, llámese así a ese habitante de grandes urbes como Nueva York, Washington y Los Ángeles, necesitan 4.7 hectáreas para su sustento mientras la India solo 0.4. Su consumo energético es 16 veces superior. Vancouver, clasificada como la ciudad con el mejor estilo de vida no podría solventarlo sino ocupara un espacio de producción 180 veces mayor que ella. El economista John Reader señala que, si todos los habitantes de la tierra adoptásemos el mismo estilo de los norteamericanos, necesitaríamos tres planetas como la tierra, así que los países opulentos buscan en otras naciones menos desarrollados tierra para producir y desechar los productos de su consumo.

Le dejo una interrogante, esperando no contrariarle si es simpatizante del consumo exagerado ¿No sería el TPP otro intento de los grandes núcleos económicos una estrategia para expandir su modo de vida buscando más tierra en otras naciones? ¿Se busca en estas zonas económicas especiales habitadas por los desechos de la globalización los sitios ideales de mano de obra de su maquinaria productiva?

 

El incumplimiento de los fondos de apoyo a los más necesitados: Marcelo Ebrard

Uno de los grandes acuerdos incumplidos sobre el combate al cambio climático es que, tratándose de proclamas ante los medios de comunicación, los mandatarios son muy elocuentes y generosos. Pero algo que ha quedado ausente en este combate son los fondos para apoyar a los países más necesitados pues se habló de que se constituiría una bolsa por cien mil millones de dólares ¿Dónde está? Y ese fue un pronunciamiento fuerte del secretario de relaciones exteriores de México Marcelo Ebrard en la reciente cumbre de la Celac, frente a los 32 países visitantes.

Simplemente en materia marítima y portuaria se prometió que habría un centro de transferencia de tecnología en Panamá que tendría un respaldo de diez millones de euros ¿dónde está? Ve usted que tratándose de prometer nadie escatima palabras, pero en las acciones nadie saca nada de su bolsa. Y es que también muchas de las grandes acciones han quedado en suspenso debido a la terrible pandemia que enfrenta el mundo. Pero si bien en Glasgow se hablará de medidas para contener el cataclismo, esta es una muy buena oportunidad de crear estos fondos y sus reglas de operación.

Pero México ¿qué puede aportar a esa cumbre, cuando nuestro país abraza como una de sus prioridades, seguir en la senda del consumo de petróleo como base de la economía?, ¿cuándo se estigmatiza y se persigue a los investigadores que trabajan sobre estos temas y se quita el 52 por ciento del presupuesto a la ciencia para llevarlo a obras que precisamente son cuestionadas por su daño al ambiente? Sin duda en este evento, México será uno de los países más cuestionados por su inacción. Si no, al tiempo.

 



More articles by this author

Sindemia global, tres fatales epidemias emergentes del cambio climático. Sindemia global, tres fatales epidemias emergentes del cambio climático.
  Sindemia global, tres fatales epidemias emergentes del cambio climático Por Hugo...
PELIGROSO GIGANTISMO DE LOS BUQUES La tercera crisis  del canal de SuezPELIGROSO GIGANTISMO DE LOS BUQUES La tercera crisis del canal de Suez
  PELIGROSO GIGANTISMO DE LOS BUQUES La tercera crisis del canal de Suez Hugo...
¿Quién está en línea?
Tenemos 773 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner