joomla visitor
AuditorŪa
Una izquierda pervertida
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
405
Banner
404
Banner
403
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 330

PRD

La noci√≥n de una izquierda en un pa√≠s como el nuestro suele ser bastante relativa, muy poco clara para el com√ļn denominador de los electores. Peor todav√≠a, con la argamasa de intereses que se han venido formando en los √ļltimos a√Īos, en aras de la obtenci√≥n de recursos financieros de los organismos electorales, sobre todo para que estos fluyan hacia las agrupaciones pol√≠ticas que se dicen de izquierda o simplemente progresistas.

 

Cuauht√©moc C√°rdenasCabe recordar la coyuntura en la que surgi√≥ la que, hasta hace algunos a√Īos, fue la agrupaci√≥n m√°s exitosa de la llamada izquierda mexicana, el Partido de la Revoluci√≥n Democr√°tica. Tras la m√≠tica ca√≠da del sistema de aqu√©l mi√©rcoles 6 de julio de 1988, en la que se present√≥ la derrota de la coalici√≥n encabezada por Cuauht√©moc C√°rdenas Sol√≥rzano, surgir√≠a en la primavera siguiente una promisoria opci√≥n pol√≠tica.

Muchos recordamos ese 5 de mayo de 1989, hace ya cinco lustros de ello, la fecha en la que esta agrupaci√≥n sal√≠a a la luz p√ļblica, marcando un hito en la configuraci√≥n del maltrecho panorama de las contiendas pol√≠tico partidistas en M√©xico.

Compartir la Internacional Socialista


Porfirio Mu√Īoz LedoCabe recordar que, poco tiempo despu√©s, esta agrupaci√≥n fruto de un variopinto espectro ideol√≥gico se afiliar√≠a a la Internacional Socialista. Parad√≥jicamente esta √ļltima circunstancia la comparte con su m√°s ac√©rrimo rival; el partido surgido en 1929 a instancias del general Calles; el Revolucionario Institucional.

En ese marco de 1989 es inevitable aludir a las figuras de muchos personajes del espectro ideol√≥gico que fungieron como los padres fundadores de esta agrupaci√≥n. Buena parte de ellos ya no militan en el llamado Sol Azteca, vienen a cuento figuras de la talla de Cuauht√©moc C√°rdenas, Porfirio Mu√Īoz Ledo, C√©sar Buenrostro, Ifigenia Mart√≠nez; √ļnica que a la fecha sigue militando en el partido; entre muchos otros personajes m√°s que conformaron en su momento un refrescante partido.

Alejandro EncinasEn sus primeros a√Īos, el PRD parec√≠a ser una aut√©ntica opci√≥n de tipo progresista para los electores que no estaban satisfechos con el bipartidismo que privaba en este pa√≠s. Durante varias d√©cadas, M√©xico fue testigo de la hegemon√≠a del tricolor, que ten√≠a frente a s√≠ a la leal oposici√≥n del blanquiazul, una oposici√≥n que; las m√°s de las veces; fue simplemente una postura testimonial de los triunfos, o de los escamoteos electorales de los herederos de Calles.

Por tal motivo el llamado Sol Azteca tuvo una época promisoria para los electores, sobre todo para los afincados en el Distrito Federal. Fue aquí que, en 1997 el PRD, tuvo su primer gran triunfo al llegar a la naciente jefatura de gobierno el llamado líder moral Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Baluarte perredista


Mar√≠a RojoYa en pleno siglo XXI esta agrupaci√≥n tuvo notabil√≠simos avances entre los electores del pa√≠s. El m√°s destacado de ellos fue que sigui√≥ gobernando en la capital de la Rep√ļblica, asimismo obtuvo mayor√≠a parlamentaria en esta entidad y, a la par de lo anterior, pudo obtener el triunfo en varias gubernaturas.

A reserva de lo anterior, entre los principales sectores de la opini√≥n p√ļblica del pa√≠s siempre existi√≥ la percepci√≥n de que los militantes del Sol Azteca estaban permanentemente divididos, enfrascados en una confrontaci√≥n que incluso adquiri√≥ un cariz nominativo, las tribus del PRD.

Cabe resaltar que esa percepción fue constantemente alimentada por los principales medios de comunicación, así como por la mayoría de los líderes de opinión filogobiernistas, que veían en sus juicios una manera de golpetear al partido que parecía amenazador a los intereses del prianato.

A pesar de que en las elecciones presidenciales del 2006, y tambi√©n en los comicios del 2012, el PRD acarici√≥ la posibilidad de que su abanderado a Los Pinos; el tabasque√Īo Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador pudiera obtener el triunfo; las formas de convivencia no se pudieron recomponer. La descomposici√≥n fruto de las permanentes luchas intestinas fue viento en popa, todo ello para regocijo de los detractores de esta agrupaci√≥n que, a la fecha a pesar de sus yerros, se dice de izquierda.

Vicios a√Īejos


Al paso del tiempo, el PRD reprodujo las peores prácticas clientelares de sus antecesores del PRI. Las corruptelas y las ofensivas canonjías entre quienes encabezaban los diversos comités estatales e incluso el nacional, fueron el pan de cada día entre los perredistas.

Jos√© Luis AbarcaLa descarada venta de candidaturas de todo tipo, se volvi√≥ una pol√≠tica recurrente desde hace mucho tiempo, el moche entre sus legisladores, los fraudes en los procesos internos se volvieron la norma. Peor a√ļn, la postulaci√≥n de criminales que, por el simple hecho de tener dinero para sufragar sus campa√Īas, eran los que el partido postulaba a cargos de elecci√≥n popular, caso representativo de esta podredumbre fue el defenestrado mun√≠cipe de Iguala Jos√© Luis Abarca.

Esas y muchas otras pr√°cticas de corrupci√≥n, fueron las detonantes de la peor de las crisis que ha vivido esta agrupaci√≥n en sus escasos 25 a√Īos de existencia. Por ello, y dadas las penosas circunstancias que atraviesa, m√°s de uno de sus ex militantes exige la plena refundaci√≥n de ese partido que, desde hace mucho tiempo, tir√≥ al cieno de la pol√≠tica su proyecto original.

El acabose de esas pr√°cticas acomodaticias y serviles al poder en turno, una circunstancia que ha sido como una especie de tiro de gracia para el PRD, fue la firma por parte de sus dirigentes del llamado Pacto por M√©xico, hecho que se dio a comienzos del sexenio del presidente Pe√Īa Nieto.

Usurpadores


Esta pol√©mica medida fue fundamentalmente impulsada y avalada por una fracci√≥n que se apropi√≥ del partido desde hace varios a√Īos, √©sta es conocida como la Nueva Izquierda, aunque al exterior del mismo se le suele nombrar popularmente como Los Chuchos. Cabe recordar que la desbandada en oposici√≥n a lo que la dirigencia transaba con el r√©gimen pe√Īista, comenz√≥ desde el ya lejano 2012, cuando el pol√©mico y carism√°tico L√≥pez Obrador sali√≥ del PRD para fundar su propia agrupaci√≥n, el Movimiento de Regeneraci√≥n Nacional, MORENA.

Ifigenia MartínezCon AMLO, como fue evidente, salieron muchos militantes que simpatizaban con su movimiento, hoy día son ya una fuerza política que puede desplazar en muchos distritos del país a la agrupación de la que emigraron.

Sin embargo, ello no frenó las salidas del Sol Azteca. En las postrimerías del 2014 una renuncia causó revuelo a nivel nacional, y fue la del llamado líder moral del partido, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Cárdenas abiertamente expresó su frustración por el sesgo que había tomado el partido que él había ayudado a fundar cinco lustros atrás. Un partido que se había sometido al poder, que se había corrompido; y que poco había hecho por evitar el visible deterioro en la vida de este país; en síntesis el PRD había sido un manifiesto corresponsable en la brutal regresión que se vive entre millones de mexicanos.

El siguiente éxodo


Tras el michoacano, ex líder moral de la agrupación de la Revolución Democrática, se inició otra desbandada del partido que dice encabezar todavía Carlos Navarrete, quien como sabemos pertenece a la corriente de la Nueva Izquierda chuchista. En lo que va de este 2015 han abandonado esta agrupación, entre otros personajes de la talla de Alejandro Encinas y María Rojo.

Todo lo anterior no es sino un fiel reflejo de la brutal descomposici√≥n del PRD, una agrupaci√≥n que termin√≥ por pervertirse, por volverse en el peor de los casos una cortesana del espectro pol√≠tico. Que, en buena medida, solo subsiste por los multimillonarios recursos que en este a√Īo electoral recibir√° del INE, y no necesariamente porque sea una opci√≥n real para los votantes de perfil progresista que busquen transformar a nuestro pa√≠s a trav√©s del proceso de sufragar en las urnas.



More articles by this author

Veinte razones, veinteVeinte razones, veinte
Sin duda alguna; usted como ciudadano comprometido con la marcha...
Lo que usted diga se√Īor presidenteLo que usted diga se√Īor presidente
  La alguna vez conocida como La Ciudad de los Palacios,...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 495 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
401
Banner
402
Banner
400
Banner
399
Banner
398
Banner
397
Banner
396
Banner