joomla visitor
AuditorŪa
VOCES DEL DIRECTOR Los se√Īor@s de horca y cuchillo
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 332

 

VocesDirector

Voces

 

Carmen AristeguiSaludamos con inquebrantable solidaridad a la colega Carmen Aristegui contra quien, a pesar de encauzar su litigio contractual por las estrictas vías jurídicas, en las que está haciendo valer su legítima defensa, acaso por ello sigue siendo objeto de un linchamiento tumultuario que en recientes días se manifestó con ataques cibernéticos que interrumpieron su sitio digital en el que sostiene su lucha periodística.


Si bien paradigmático, el caso de Aristegui no es un acontecimiento aislado en este México que está siendo sometido a la ley de la selva, en que la fuerza de la razón es suplantada por la sinrazón de la fuerza.

La función periodística, una vez espejo del proceso de barbarie antidemocrática que se ha enervado en el país, ha devenido protagonista involuntario -no aceptamos el papel de víctima- de las mismas acciones que denuncia y contra las que exige freno y rectificación a fin de restituir una atmósfera civilizatoria a la que aspira toda sociedad democrática.

 

Celeste Saénz de Miera

 

En menos de cuatro décadas, el México de la gran Reforma Política concebida e instrumentada para orientar e institucionalizar la lucha de los contrarios y atemperar los excesos de le ley del hierro de la oligarquía, ha sido retrotraído a épocas en que la política se ejerció como oficio de horca y cuchillo.


Juego cruel, describió el clásico Roberto Michels esa suerte de las democracias en desarrollo, en las que sus actores experimentan una transformación gradual y adoptan el espíritu aristocrático y en muchos casos las formas aristocráticas, contra las cuales habían luchado con tanta fiereza.

Michels, por supuesto, aplica su análisis a las democracias europeas. De haber escrito en México, acaso escribiría que los actores políticos que escalan el poder adoptan el espíritu y las formas de los cerriles cacicazgos que, su viejo apogeo, aplastaron todo soplo de libertad.

Graco RamirezNo es para menos. Las oportunidades que el régimen electoral ha pavimentado a los partidos de oposición han sido malversadas por el verticalismo autoritario centralista que se proyecta y se reproduce en los estados, donde no pocos gobernadores, al amparo de ciertos medios de comunicación metropolitanos, han implantado sus grotescas ínsulas baratarias.

Las revelaciones más dantescas se han dado en Michoacán y Guerrero, pero lo mismo puede hablarse de Chihuahua y Sonora; Puebla, Veracruz o Tamaulipas; Morelos, Jalisco o Estado de México, muestreo territorial y político que comprueba que la prepotencia es una patología incurable que no respeta grado cultural ni pertenencia a partidos o credos religiosos de los detentadores del poder.

Apenas el lunes 20 de abril, candidatos a la alcaldía de Cuernavaca, Morelos, de cinco partidos políticos de oposición: Maricela Velázquez (PRI, PVEM y Panal), Luis Ramírez (PAN) y Alejandro Moreno (Movimiento Ciudadano) elevaron una queja ante la autoridad electoral contra el gobernador Graco Ramírez, quien porfía tercamente en imponer como alcalde a su ex secretario general de Gobierno, Jorge Messenger. Apenas un votó de muestra.

Diez d√≠as antes, el gobernador Ram√≠rez, a quien acompa√Īaba el secretario federal de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, fue obligado a salir huyendo de Ayala, Morelos, donde pretend√≠an presidir la ceremonia luctuosa del 96 aniversario del asesinato de Emiliano Zapata. Los expulsaron grupos campesinos inconformes con obras que perjudicar√°n su patrimonio.

En el crispado entorno descrito, por su firme militancia en las causas de la Libertad de Expresión, la hostilidad del poder político no es ajena al Club de Periodistas de México, que ha enfrentado y enfrenta intimidaciones descaradas o embozadas.

Roberto Michels2La reciente subida de tono en determinados actos hostiles, ha obligado a nuestra institución a suspender o trasladar la sede de eventos culturales o de formación profesional, porque no se puede exponer a becarios y ponentes a un ambiente de falta de garantías, cuya responsabilidad constitucional recae en la autoridad gubernamental.

Por su situaci√≥n geogr√°fica y destino accesible desde diversas regiones de la Rep√ļblica, la programaci√≥n de la agenda de formaci√≥n y divulgaci√≥n period√≠sticas del Club dio preferencia al estado de Morelos. Se han perdido las condiciones de seguridad que requieren ese tipo de actividades de naturaleza comunitaria.

Estamos conscientes de que los riesgos humanos son lacerante realidad cotidiana en todo el pa√≠s, pero, en cuanto al Club de Periodistas de M√©xico corresponde, no podemos aceptar que la insidia oficial u oficiosa act√ļe en sentido contrario al derecho de gentes, aqu√≠ donde sabemos que la forma es fondo. ¬°Que quede claro!



More articles by this author

Libertad de Expresión ¡Ahora!Libertad de Expresión ¡Ahora!
  En medio del hondo drama que vive la sociedad mexicana,...
En el mismo lugar y con las mismas gentesEn el mismo lugar y con las mismas gentes
¬°Es la impunidad, se√Īores, es la impunidad! Resulta desesperanzador y,...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 709 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner